Muy buenas noches.

Señoras y señores.

Excelentísima señora Laura Chinchilla Miranda, Presidenta de la República hermana de Costa Rica.

Muy distinguido señor don José María Rico Cueto.

Señores miembros de las delegaciones de Costa Rica y de México.

Muy distinguidas Diputadas y Diputados de la Asamblea Nacional de Costa Rica.

Saludo con afecto y con respeto a esta presencia de empresarios distinguidos de Costa Rica y de México que contribuyen al intercambio comercial entre ambas naciones.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Agradezco a la Presidenta Laura Chinchilla por esta solemne y emotiva recepción de Estado. Es un encuentro que valoro significativamente, previo a la Cumbre Extraordinaria del Sistema de Integración Centroamericana que usted preside con liderazgo.

Se trata de una cena fraternal que reafirma la hermandad que une a México con este pacifista, noble y hermoso país.

Estos lazos de amistad nos hacen compartir alegrías y, también, pesares.

México se une al luto de Costa Rica, que en estos momentos guarda duelo por la pérdida, por la partida de don Luis Paulino Mora Mora, quien fuera Presidente de la Corte Suprema de Justicia de esta Nación, servidor público ejemplar y costarricense universal.

Esta Nación es un referente mundial de libertad, democracia, respeto a los derechos humanos y desarrollo sustentable.

A Costa Rica le han dado prestigio internacional sus mujeres inteligentes, trabajadoras y tenaces, como la Presidenta Laura Chinchilla.

También, le han dado reconocimiento global sus hombres talentosos, cuyo prestigio ha rebasado sus fronteras, éste es el caso de Juan Mora Fernández, uno de los padres fundadores y primer Jefe de Estado de Costa Rica. Un patriota que recordamos como promotor de la República Federal de Centroamérica, impulsor del progreso, defensor de la libertad y amante de la paz.

Al recibir, a nombre de México, la Condecoración Orden Nacional Juan Mora Fernández, exaltamos el legado del gran humanista, legislador y estadista.

Es un honor portar la más alta insignia diplomática con la que Costa Rica recuerda a su Benemérito de la Patria. Gracias, Presidenta, por esta gran distinción que hoy se me confiere.

Al igual que Costa Rica, México es una sociedad abierta al mundo, orgullosa de su historia, de su patrimonio cultural y de sus riquezas naturales. También, es un país que ve hacia adelante, comprometido con la educación de calidad y el desarrollo armónico con el medio ambiente.

México es una Nación democrática, plural y diversa, que promueve el derecho internacional y abandera la paz. El Gobierno que encabezo tiene la convicción de que México debe tener mayor presencia en el concierto de las naciones.

Por ello, una de las cinco grandes metas nacionales que nos hemos planteado, es hacer del país un actor con mayor responsabilidad global. Éste es un compromiso que debe empezar cerca de casa, alentando la buena vecindad.

México tiene una identidad compartida con América Latina. Somos una Nación orgullosamente latinoamericana y estrechamente vinculada a Centroamérica.

Con esta región compartimos fronteras, que más que división, deben ser símbolo de unidad y de oportunidades conjuntas. El compromiso de México con Centroamérica es real y tangible.

Nuestro objetivo es muy claro: promover la unidad y la integración de esta región. En este propósito, Costa Rica es un actor fundamental. Este país tiene el afecto de los mexicanos y está en la agenda de prioridades de México.

Nuestro Acuerdo de Asociación Estratégica, vigente desde 2011, es el canal eficaz de intercambios bilaterales y de colaboración multilateral. Vamos a fortalecer el Consejo de Asociación, para dar seguimiento integral a nuestro diálogo político, cooperación, comercio e inversión.

Esta Visita de Estado demuestra, precisamente, que nuestro diálogo político ocurre al más alto nivel. Por su parte, la cooperación para el desarrollo entre nuestros países, hoy en día es amplia y diversificada.

Costa Rica tiene con México el mayor número de proyectos concertados entre las naciones de esta región. Muestra de ello es que en Centroamérica sólo es con Costa Rica con quienes tenemos proyectos hoy en día, de investigación científica conjunta.

Costa Rica y México estamos decididos a suscribir un Convenio de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que articule, bajo un mismo eje, todos nuestros mecanismos de colaboración.

Como lo platicamos esta mañana, Presidenta Chinchilla, México participará en el Fondo de Infraestructura para Países de Mesoamérica y Caribe.

Y con este propósito y al amparo de este acuerdo, o de este fondo, es que habremos la respaldar la construcción de un puente binacional en la frontera entre Costa Rica y Panamá.

La infraestructura de conectividad es estratégica para darle mayor movilidad, favorecer la integración regional, y garantizar la seguridad ciudadana.

En el ámbito económico, costarricenses y mexicanos, mexicanos y costarricenses hemos profundizado las relaciones de comercio e inversión.

Costa Rica es el primer socio comercial de México en Centroamérica, mientras que México es el tercer socio comercial e inversionista en Costa Rica a nivel mundial.

Nuestros flujos comerciales rebasan los cuatro mil 200 millones de dólares al año y, además, con una tendencia creciente, superior cada año al 12 por ciento.

Estos datos muestran las grandes oportunidades para consolidar nuestra relación económica y elevar nuestra competitividad.

El instrumento idóneo para conseguirlo es el Tratado Único de Libre Comercio entre los países de Centroamérica y México. Los alcances de este Tratado, permitirán la modernización, el encadenamiento de procesos productivos y una mayor integración regional.

México está interesado en que muy pronto podamos celebrar la ratificación costarricense del TLC Único, y con ello iniciar una nueva etapa de crecimiento de nuestra relación económica.

Al visitar el día de hoy la Asamblea Nacional de Costa Rica, conocimos del avance que tiene el proceso legislativo para la ratificación de este Tratado de Libre Comercio, que deseamos muy pronto sea ratificado.

Señora Presidenta Chinchilla, distinguidos invitados:

Costa Rica y México están trabajando de la mano, por la prosperidad de nuestra región y en favor de un desarrollo de largo plazo.

Somos sociedades con identidad y valores comunes. El trabajo, la responsabilidad y el desarrollo sustentable, alientan y motivan nuestra relación.

Estoy seguro de que los compromisos que asumimos este día, se traducirán en beneficios reales y concretos para nuestra gente.

Cada meta cumplida, cada proyecto que logremos realizar y materializar, será un escalón hacia mejores estándares de bienestar en Costa Rica y en México.

Que así sea, por el bien de los costarricenses y de todos los mexicanos.

Muchas gracias.

Si me lo permite, Presidenta.

Yo quisiera, con usted y con esta concurrencia, elevar nuestras copas para hacer un brindis por el pueblo hermano de Costa Rica. Es así como México ve a esta Nación hermana.

Y quiero dedicar este brindis y mis parabienes a la grandeza, al desarrollo y progreso de esta noble y gran Nación.

Muchas felicidades.

Felicidades, Presidenta.

Muchas gracias.