México, DF, 15 de febrero de 2013.

El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó hoy que “atender pobreza del país no es una opción, es una obligación ética y moral que tiene el Gobierno de la República, que todos estamos obligados y comprometidos a atender de manera puntual”.

Al encabezar la reunión de instalación de la Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, que involucra a 16 Secretarías y tres organismos descentralizados, el Primer Mandatario convocó a los titulares de las Secretarías y dependencias del Gobierno Federal que participan, a “un involucramiento directo” y a que lleven a cabo las tareas para atender este tema “con gran mística de servicio, con un enorme compromiso por esta causa”.

“Este Gobierno estará en la prueba de actuar con mayor eficacia para revertir el escenario lacerante, lastimoso e inaceptable en el que viven millones de mexicanos”, enfatizó. Aseguró que de acuerdo a cifras públicas, sólo en 2011 en México murieron 11 mil personas por desnutrición.

No es un tema para dejarse en manos de funcionarios de menor orden, indicó el Titular del Ejecutivo Federal, tras expresar que la Cruzada Nacional contra el Hambre estará sujeta a una permanente evaluación.

Resaltó que para este Gobierno resulta prioritario alinear los esfuerzos de toda la Administración Pública a atender el objetivo central: el del México incluyente, que significa revertir la condición de pobreza y carencia alimentaria de millones de mexicanos.

Señaló que la Cruzada Nacional contra el Hambre trata de “atender una de las dimensiones de la pobreza más extrema y lacerante que lamentablemente vive nuestro país, que es el hambre”. Luego de indicar que es necesario reconocer que en México hay al menos 7.4 millones de mexicanos que enfrentan dos condiciones verdaderamente inaceptables: pobreza extrema y carencia alimentaria, recordó que al lanzar este Programa señaló que “habríamos de enfocar nuestra atención, en un primer orden, a 400 municipios que, de acuerdo a cifras públicas del Coneval y del INEGI, dejaron conocer, en esas áreas y esos municipios, las condiciones de mayor pobreza y de carencia alimentaria”.

Precisó que la Cruzada Nacional contra el Hambre “no es una convocatoria a la sociedad en general a que aporten alimentos, víveres, para atender a esta población. No. Se trata de alinear y hacer converger las acciones, proyectos y tareas que todas las dependencias del Gobierno de la República tienen para que focalicemos nuestra atención a los municipios y a las zonas de mayor pobreza y carencia alimentaria”.

Este Gobierno, agregó, “quiere actuar con gran eficacia y hace una convocatoria a la sociedad en general para que aporte tiempo, recursos, que se alineen a este esfuerzo de cambiar los entornos sociales, de abrir mayores oportunidades de desarrollo, de crecimiento individual para los mexicanos en las zonas de mayor marginación”.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que entre las grandes metas nacionales, una que ocupa un lugar de mayor prioridad es la del México incluyente. “Combatir el hambre, la pobreza en nuestro país es de la mayor prioridad, y hacia allá tenemos que dedicar y orientar el gasto público de las dependencias, para revertir el escenario que hoy ocupa a la Cruzada Nacional contra el Hambre”.

Aseveró que los programas sociales deberán dejar de ser sólo de carácter asistencialista, y esto “nos debe llevar a revisar las reglas de operación” que hagan posible que quienes son beneficiarios “puedan realmente incorporarse a una actividad mucho más productiva, y no sólo ser sujetos de un beneficio que llegue por parte del Estado”.

Detalló que a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público le dio la instrucción de “asegurar que el gasto público de las dependencias se ajuste y cumpla a cabalidad con los lineamientos que hemos definido en esta Cruzada Nacional contra el Hambre.

"NO ES UN MARATÓN DE ENTREGA DE DESPENSAS, SE TRATA DE UNA ESTRATEGIA
INTEGRAL QUE BUSCA TRANSFORMAR EL ENTORNO SOCIAL Y ECONÓMICO
PARA FORTALECER LA SEGURIDAD ALIMENTARIA”: ROSARIO ROBLES

La Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, presentó el modelo de trabajo en campo con la guía de acciones que se desarrollarán para iniciar la instrumentación de la que, indicó, es una estrategia integral que contempla los cinco objetivos: cero hambre a partir de una nutrición adecuada; eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de crecimiento de niños y niñas; aumentar la producción y el ingreso de los campesinos y productores agrícolas; minimizar las pérdidas poscosecha y de alimentos; y promover la participación comunitaria y la movilización popular.

“No es un maratón de entrega de despensas, se trata de una estrategia integral que busca transformar el entorno social y económico para fortalecer la seguridad alimentaria”, subrayó.

Puntualizó que no es una estrategia estrictamente social, sino que implica una política económica que garantice crecimiento, empleo, mejor distribución del ingreso que permita democratizar la productividad, así como impulsar la competencia económica como uno de los principales instrumentos para garantizar la operación eficiente del mercado agroalimentario, y evitar incrementos sustanciales en los precios de los alimentos.

Definió que en los municipios de Mártir de Cuilapan y Acapulco, en Guerrero, iniciarán de manera inmediata y concreta las acciones intersecretariales, con la meta de mostrar a la sociedad, en abril próximo, los avances de la Cruzada Nacional contra el Hambre. Los 400 municipios tienen distintos ejes de actuación con líneas específicas para los rurales y para los urbanos, detalló.

LA SEDENA Y LA MARINA SE SUMAN A ESTA POLÍTICA CON
SOLDADOS DE TIERRA, MAR Y AIRE: GENERAL CIENFUEGOS

Por su parte, el General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional manifestó que con el objetivo de lograr un México incluyente, la Defensa y la Marina se suman a esta política social con soldados de tierra, mar y aire, transportes terrestres y marítimos, maquinarias y materiales para el apoyo de comunidades.

También con acopio, transporte y distribución de víveres, cocinas comunitarias y capacitación de personas, así como el despliegue de brigadas médicas y de auxilio, además de trabajos de infraestructura, urbana y rural. “2013 es una gran oportunidad para unir esfuerzos, y como usted lo ha señalado, para mover a México”, puntualizó, y abundó que “son tiempos de contribuir con quienes más lo necesitan”.

“Los mexicanos tienen a su disposición los recursos humanos y materiales de su Ejército, de su Armada, de su Fuerza Aérea, para dar cabal cumplimiento a este inédito proyecto de desarrollo”, enfatizó.

LA CRUZADA CONTRA EL HAMBRE ES TAMBIÉN UN ELEMENTO
DEL EJE DE RESPONSABILIDAD GLOBAL DE MÉXICO: JOSÉ ANTONIO MEADE

En su intervención, José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Relaciones Exteriores, puntualizó que la Cruzada Nacional contra el Hambre está perfectamente alineada con las principales agendas internacionales de desarrollo, como son la de Desarrollo del Milenio y el programa de Hambre Cero de la Organización de las Naciones Unidas.

“La Cruzada contra el Hambre es también un elemento del eje de responsabilidad global de México”, indicó, al tiempo que informó que se está emprendiendo una estrategia integral de coordinación, con programas, fondos, organismos e instituciones internacionales.

Además, mencionó la concertación de acuerdos con la FAO y con el G-20 para que la agenda de este grupo refuerce los objetivos de la Cruzada, y señaló que la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional se coordinará con otras instancias internacionales para buscar el apoyo a sus objetivos.

SE REDIRECCIONAN LOS PROGRAMAS Y APOYOS PARA TRANSITAR
DEL ASISTENCIALISMO A LA PRODUCTIVIDAD: MARTÍNEZ Y MARTÍNEZ

Enrique Martínez y Martínez, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), informó que se están redireccionando los programas y apoyos de esta dependencia bajo un nuevo enfoque que permita transitar del asistencialismo a los incentivos a la productividad en municipios rurales de alta marginación.

Martínez y Martínez indicó que la Secretaría a su cargo destinará 7 mil 410 millones de pesos este año en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, en beneficio de 1 millón 200 mil productores a través de 7 programas. Asimismo, al programa PESA se invertirán mil 500 millones para promover proyectos productivos de autoconsumo con excedentes, en beneficio de 90 mil familias de 3 mil 700 localidades de 300 municipios incluidos en la Cruzada.

Detalló los fondos que se redireccionarán y canalizarán para distintos sectores de la pesca, la agricultura y la ganadería; “el campo requiere del desarrollo de programas y proyectos viables con alto impacto social, que despierten y estimulen las capacidades productivas y creativas de los hombres y mujeres del campo”.

DE POCO SERVIRÍA UN EFICIENTE SISTEMA NACIONAL DE EVALUACIÓN SI NUESTROS NIÑOS Y JÓVENES NO APROVECHAN AL MÁXIMO SU FORMACIÓN EDUCATIVA POR NO HABER PODIDO CONTAR CON LA ENERGÍA Y LA DISPOSICIÓN FÍSICA PARA ELLO: CHUAYFFET

Emilio Chuayffet Chemor, Secretario de Educación Pública, enunció que en la Reforma Educativa se incluyó un apartado que obliga a los legisladores y a las autoridades competentes a crear escuelas de tiempo completo en las que, conforme a los índices de pobreza, marginación y condición alimentaria, se impulsarán esquemas para el suministro de alimentos nutritivos, y agregó que la reforma contempla la prohibición de alimentos que no favorezcan la salud de los educandos en todas las escuelas del país.

Añadió que en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre la Secretaría a su cargo ejecutará 9 acciones: ubicar las escuelas de tiempo completo en zonas de pobreza extrema para garantizar alimentación a niños y niñas; emprender una vasta campaña de alfabetización; elaborar una cartilla educativa para mejorar hábitos alimenticios y nutricionales; sistema de otorgamiento de becas para promover la inclusión; en colaboración con la Secretaría de Salud, realizar al inicio del año escolar, una evaluación médica de los niños y niñas de planteles en municipios prioritarios; capacitar para la producción y la orientación alimenticia a través del Conafe; impulsar a la comunidad académica y de investigación a la campaña; incorporar a los comités de padres de familia en los esquemas de participación social de la Cruzada; y crear caravanas de la cultura para difundir y capacitar sobre hábitos de higiene y orientación nutricional.

“De poco serviría un eficiente sistema nacional de evaluación si nuestros niños y jóvenes no aprovechan al máximo su formación educativa, por no haber podido contar con la energía y la disposición física para ello”, concluyó.

LA SHCP SE ASEGURARÁ DE QUE LAS DEPENDENCIAS CANALICEN DE MANERA OPORTUNA LOS RECURSOS A LOS PROGRAMAS PRIORITARIOS DEFINIDOS EN LA CRUZADA: LUIS VIDEGARAY

Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP) manifestó que el sector hacendario participa en la Cruzada en cuatro vertientes, entre los que sobresale la Banca de Desarrollo que contará con programas orientados a incidir en los indicadores marcados como objetivos de la Cruzada.

En materia de Ingresos, añadió que la SHCP trabaja con Sedesol para simplificar las reglas de los Bancos de Alimentos a fin de permitir que las donaciones del sector privado sean más ágiles y más sencillas, así como para aumentar el volumen de donación “parte esencial del éxito de la Cruzada Nacional contra el Hambre”, indicó.

En materia tributaria dijo que se contemplarán en la preparación de la reforma hacendaria, propuestas para fomentar la participación del sector privado en los objetivos de la Cruzada Nacional.

En conjunto con Sagarpa y Sedesol, afirmó, se desarrollarán instrumentos para la estabilidad en los precios de los alimentos, a través de diversos organismos y con la participación del Banco de México, ya que los cambios abruptos provocan efectos negativos diversos, señaló.

Expresó que la SHCP participará como autoridad normativa y de control presupuestal en la alineación de presupuestos para la Cruzada Nacional contra el Hambre, y mencionó que se tienen identificados ya 70 programas en diversas dependencias que en conjunto ascienden a 294 mil 655 millones de pesos, susceptibles de alinearse a los objetivos directos de la Cruzada.

Videgaray Caso afirmó que a estas vertientes se habrán de adecuar las reglas de operación en el sentido propuesto por la Sedesol, de manera que la instrumentación de los programas considere como parte de sus objetivos esenciales, cumplir con la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Añadió que se sumarán los indicadores estratégicos y de gestión de la Cruzada, a los indicadores de evaluación del presupuesto, para que la planeación, ejecución y rendición de cuentas incorporen los objetivos de la misma; una tarea que dijo, ya se lleva a cabo con Sedesol, Coneval y las demás dependencias involucradas.

Subrayó por último, que la dependencia a su cargo hará pleno uso de sus facultades en materia de control presupuestal, para asegurar que las dependencias están canalizando de manera oportuna los recursos a los programas prioritarios definidos en la Cruzada.