Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero agradecer la hospitalidad de los zacatecanos.

Gracias por abrirme las puertas en esta gran oportunidad, primera que tengo, de visitar este gran estado en mi calidad de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, y que al hacerlo quiero desde aquí saludar a todo el pueblo de Zacatecas y expresarle mi reconocimiento, mi agradecimiento por la gran confianza que depositaron en un servidor para asumir esta alta responsabilidad para servir a todos los mexicanos.

Gracias, Zacatecas, por la confianza que me han dado.

Quiero saludar al señor Gobernador del Estado, a quien le agradezco sus palabras de bienvenida, sobre todo, de confianza, al tiempo que me permito decirle que este Gobierno se propone trabajar de manera muy coordinada, muy estrecha con todas las autoridades estatales y municipales, más allá de la razón partidaria u origen que tengan.

Lo importante es que a través de una adecuada y eficiente coordinación de esfuerzos podamos lograr mayores beneficios, acciones, proyectos en beneficio de los mexicanos.

Tenga usted, señor Gobernador, la certeza de que en el Presidente de México, que en este Gobierno habrá todo el respaldo y todo el apoyo para los zacatecanos, porque quiero acreditar en hechos que soy el amigo de todo Zacatecas.

Saludo por igual a los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial del estado, a las distinguidas autoridades que integran el presídium.

Al Comandante de esta Zona Militar con sede en Zacatecas.

A Senadores de la República.

Diputadas y Diputados Federales y locales.

Presidentes municipales.

Particularmente, al señor Presidente Municipal de Fresnillo, que gentilmente hoy nos recibe.

Y que me dan la gran oportunidad de saludar a esta gran representación del Estado de Zacatecas y del Municipio de Fresnillo.

Muchas gracias por la calidez, por las palabras de aliento y de respaldo, pero, sobre todo, de confianza que he escuchado en varios de ustedes. Y que al estar aquí, hoy, quiero decirle a Zacatecas, particularmente, hoy a Fresnillo, que vamos a trabajar de la mano; que vamos a trabajar de manera, de verdad, muy decidida y, sobre todo, buscando una mayor eficacia desde la gestión del Gobierno, para que México pueda aprovechar su enorme potencial.

Lo primero que tenemos que reconocer todos los mexicanos es que somos un país con una gran riqueza. Que esa riqueza no sólo está en nuestra belleza natural, en los recursos naturales que tenemos, sino, sobre todo, lo está en cada uno de los mexicanos que hacemos esta Patria.

Y que eso debe llevarnos a aprovechar esta riqueza, esta fortaleza para que México pueda acelerar su paso hacia un mayor desarrollo y progreso. Que sea ésta y este tiempo que hoy nos distingue, que hoy nos privilegia al permitirnos ser parte de la sociedad de este tiempo actual, que nos permita realmente dar un impulso mayor y acelerado al progreso de México.

Estoy seguro que lo podremos lograr, actuando en un ambiente de cordialidad, de civilidad, de respeto; de respeto a nuestras diferencias, pero poniendo por delante lo que debe convocarnos a la unidad de propósitos: México, aquí, Zacatecas.

Hoy, estoy aquí, precisamente, para hablar de temas que, seguro estoy, están en la sensibilidad y preocupación de los zacatecanos.

En primer lugar. El tema de la sequía.

La sequía que no sólo ha lastimado y ha afectado la producción agrícola de Zacatecas, sino de varias entidades del país, 17 en su conjunto, de esta región de la República Mexicana.

Y que para esto tenemos que tomar acción decidida y pronta, porque si nos proponemos, como ya lo he señalado y, nuevamente, ante ustedes lo reafirmo: Si queremos cambiar el rostro del campo mexicano, el que lamentablemente, por muchos años le ha distinguido, de rezago, de pobreza, de marginación, de ausencia de oportunidades, que ha llevado a que miles de zacatecanos tengan que migrar a otros países, particularmente hacia los Estados Unidos, en búsqueda de alguna oportunidad.

Si realmente queremos cambiar ese rostro, además de las acciones que este Gobierno estará respaldando para lograr una mayor productividad, mayor rentabilidad y mayor justicia para quienes viven y dependen del campo, hoy, debe ocuparnos de manera específica y señalada atender el problema de la sequía. Porque, de lo contrario, si no lo atendemos de manera oportuna puede llevarnos a que tengamos, en lo futuro, mayores pérdidas y mayor rezago en el campo mexicano.

Ante estas condiciones hay que reconocer que en 2011 y 2012 tuvimos las peores sequías que por varias décadas nuestro país hubiese enfrentando y que las consecuencias, lamentablemente, han sido, también, graves.

El pasado ciclo agrícola aquí, en Zacatecas, dejó que grandes extensiones de tierra tuvieran siniestro total y algunas parcial. La ganadería, también, se vio seriamente golpeada, con la consecuente muerte de varias cabezas de ganado.

El almacenamiento en las aguas o de aguas en algunas presas, aún no se recupera, para los niveles óptimos y necesarios, y de demanda que habrá de tener Zacatecas.

Por eso, estas condiciones no sólo afectan la productividad del campo, también, ponen en riesgo la capacidad de abasto alimentario para todos los mexicanos.

Para hacer frente a la sequía y otros fenómenos naturales, vamos a aplicar algunas medidas concretas, que hoy les quiero compartir:

Primero. Vamos a respaldar a todos los productores con seguros catastróficos en el territorio nacional. Este año habremos de asegurar 10 millones de hectáreas y seis millones de cabezas de ganado.

Y, de manera particular, para Zacatecas, vamos a duplicar la superficie asegurada de este estado para las contingencias climatológicas, al que se habrán de destinar más de 120 millones de pesos. Una superficie de 400 mil hectáreas y 220 mil cabezas de ganado serán las que se estén asegurando aquí, en Zacatecas.

Segunda acción. Y aprovechando que está aquí el titular de la SAGARPA, don Enrique Martínez, le quiero instruir para que de inmediato echemos a andar el Fondo de Apoyo Rural por Contingencias Climatológicas que prevé la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, que nos permita tomar acciones de manera oportuna, para hacerle frente a los efectos o a las contingencias por razones climatológicas.

Este Fondo debe echarse a andar de inmediato. Y le instruyo para que, en coordinación con las autoridades locales, preveamos las acciones que nos permitan prevenir, y no lamentar, los efectos climatológicos que habrán de afectar la productividad del campo.

Una tercera medida que quiero anunciar aquí, en Zacatecas, es la creación de un Programa Nacional Contra la Sequía, cuyo principal componente será, primero, el alertamiento, que en un momento más voy a explicar, y segundo, la actuación temprana para prever, prevenir y actuar oportunamente ante eventuales contingencias climatológicas que vayan a afectar a la población y la productividad del campo.

Para este propósito, instruyo al Director de la CONAGUA para que, en coordinación con las otras dependencias del Gobierno de la República se tenga muy claro cuáles son las acciones de carácter preventivo que deberán permitirnos tomar decisiones oportunas, para prevenir y mitigar los efectos de la sequía.

En alcance a esta misma instrucción, le ordeno a la CONAGUA acuerde con las autoridades locales los programas y acciones necesarias para atender condiciones particulares en cada entidad del país.

Y sobre este tema, quiero hacer énfasis de manera señalada en lo que deben ser las acciones de alertamiento.

Esto qué significa.

Significa que ante la previsión que se tenga o el anticipo que se pueda hacer, a través de las mediciones que CONAGUA vaya haciendo sobre las condiciones climatológicas, podamos actuar en alerta a varias zonas del país y tomar decisiones oportunas.

Que puede ser desde el racionamiento de agua, también establecer condiciones o acciones específicas con las autoridades locales para que de darse una sequía, como pueda eventualmente preverse, se tengan medidas, se tengan, sobre todo, la prevención necesaria para hacerle frente a estos efectos.

En la campaña, también, debo decir, que pude escuchar demandas y peticiones sobre distintos problemas que están vinculados a la actividad del campo.

Entre esas acciones, hoy quiero refrendar mi compromiso para que desde la SAGARPA, desde la CONAGUA, en coordinación con el gobierno estatal se pueda revisar la capacidad óptima que deben tener los sistemas de riego y los equipos técnicos para el abasto suficiente de agua, que lamentablemente hoy no se tiene.

Una acción particularmente comprometida para con este estado, para revisar, precisamente, el funcionamiento de sus sistemas de bombeo, de sus redes de agua.

Y por ello, le instruyo al Director de la CONAGUA y al Secretario de la SAGARPA, al titular de la SAGARPA para que de inmediato con el gobierno local revisemos, hagamos una adecuada revisión de todos los sistemas de bombeo que tiene el estado, para que de inmediato en atención al compromiso que hice aquí, en Zacatecas, se inyecten mayores recursos para ampliar la capacidad de operación de los equipos hidráulicos que tiene el Estado de Zacatecas.

De manera muy particular, hay un fondo previsto ya para que se pueda atender en alcance de este compromiso, el restablecimiento de pequeñas obras hidráulicas y proyectos de zonas áridas, a fin de captar agua.

El Paquete Económico aprobado por el Congreso de la Unión prevé para este propósito un presupuesto ya de 231 millones de pesos, que serán dedicados a este propósito.

Y, finalmente, a propósito de encontrarme hoy, aquí, en la Ciudad de Fresnillo, no podría dejar de hacer referencia a un compromiso que hiciera con este municipio. Y que para tal propósito, también, nuevamente instruyo al Director de la CONAGUA para que de inmediato, en coordinación con el gobierno del estado, y el gobierno municipal, se ponga manos a la obra en lo que tiene que ver con el abasto suficiente de agua potable para el Municipio de Fresnillo.

El compromiso particular tiene que ver con la modernización de los sistemas de abasto de agua potable. Eventualmente, la rehabilitación de la red secundaria de agua potable en este municipio, y para la cual hemos previsto ya una inversión del orden de los 100 millones de pesos, que nos permita garantizar abasto de agua potable para el Municipio de Fresnillo.

Amigas y amigos de Zacatecas:

Estamos iniciando esta Administración, sobre todo en un ambiente o queriendo propiciar un ambiente de gran civilidad política, que nos permita lograr acuerdos y consensos sobre las acciones y reformas transformadoras, que permitan acelerar el paso del desarrollo de México. Y creo que se está logrando.

Sin embargo, de ninguna manera debe llevarnos a confiarnos. Por el contrario, sino más bien, a redoblar el paso, más en este momento que estamos iniciando, donde, sin duda, hoy, entre los mexicanos hay un ambiente de esperanza renovada, de confianza mayor en que sí podemos, y seguro estoy que así será, sí podemos, realmente, lograr avanzar de manera sensible en el progreso y desarrollo del país.

Que no podemos resignarnos a las condiciones de rezago y de pobreza que lamentablemente siguen lastimando a nuestro país.

Ustedes recordarán, y ante ustedes, hoy sólo recuerdo los cinco grandes objetivos que esta Administración se ha trazado y en los que vamos a trabajar de manera permanente, invariable y, sobre todo, alineando; es decir, generando una sinergia de todas las dependencias del Gobierno de la República y, también, buscando que con los gobiernos estatales podemos trabajar en esta misma alineación para procurar, primero, tener un México seguro, en paz y tranquilo.

Y que sobre lo propuesto, planteado por el gobernador del estado, yo le quiero decir que habré de instruir a la Secretaría de Gobernación para que de inmediato entre en comunicación con el gobierno estatal y definan acciones específicas para mejorar las condiciones de seguridad aquí, en Zacatecas, que es reto para el estado y para todo el país.

Segundo. Comprometí trabajar por un México incluyente, que nos lleve especialmente a atender dos objetivos centrales: disminuir la pobreza y la desigualdad. Evitar los grandes contrastes que lamentablemente nuestra Nación vive entre quienes más tienen y menos capacidad tienen.

Por eso, será una tarea permanente el alinear distintas acciones de todas las dependencias del Gobierno de la República para combatir la pobreza.

Tercero. Trabajar por una mejor educación para todos los mexicanos. Ya hemos iniciado acciones para este propósito. Se ha impulsado ya una Reforma Educativa, que nos va a permitir, con la participación de maestros, alumnos, padres de familia, lograr una educación de mayor calidad y que esto beneficie al país, a partir de elevar la productividad de todos los mexicanos.

Cuarto. Lo que será una permanente obsesión de este Gobierno, impulsar el crecimiento económico, a partir de lograr mayor productividad de los mexicanos.

Qué significa ello.

Que cada mexicano sea capaz de producir más, que eso le va a permitir tener mejores ingresos, ganar más y, para eso, tenemos que lograr revertir la tendencia que, lamentablemente, hemos tenido en los últimos 20 años de crecimiento a nuestra capacidad productiva.

Vamos a alinear el esfuerzo de todo el Gobierno para elevar la productividad y, con ello, el crecimiento económico de nuestro país.

Y quinto gran objetivo. Que el mundo conozca de las fortalezas, de la belleza y de la riqueza de México. Y que eso será posible en la medida de que aquí, en México, estemos logrando condiciones de mayor desarrollo y progreso.

Éstas son las cinco grandes metas nacionales en las que estaremos trabajando, y que a partir de la suma de varias acciones y proyectos que en cada entidad estarán beneficiando a varios sectores de la población de nuestro país, México estará dando pasos muy significativos hacia un mayor progreso y desarrollo.

A Zacatecas le agradezco su hospitalidad. Le agradezco que hoy le den la oportunidad a su amigo de estar entre ustedes. Y desde aquí, extenderles un abrazo cordial, fraterno y, sobre todo, de amistad para todos los zacatecanos.

Muchísimas gracias.