El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y su esposa, la señora Angélica Rivera de Peña, ofrecieron en el Palacio Nacional una cena en honor de los Reyes de España, Felipe VI y Letizia, con motivo de la Visita de Estado que realizan a nuestro país. El Mandatario mexicano expresó que “los vínculos bilaterales entre España y México nos llenan de orgullo porque han superado distancias, trascendido periodos de Gobierno y prevalecido frente a cualquier coyuntura”.

“Ante los grandes desafíos y posibilidades que se presentan, España y México han emprendido, con visión y determinación, reformas que comienzan a reflejarse en el bienestar de nuestras poblaciones”, refirió.

El Presidente Peña Nieto aseguró que México es y será siempre un amigo y un aliado estratégico de España: “somos sociedades hermanas que se han apoyado y fortalecido mutuamente. Sin duda, la España peregrina engrandeció a México con la llegada de genios del arte, la música y el pensamiento universal, así como de hombres con arraigado espíritu emprendedor”.

A partir de estos vínculos indisolubles, afirmó, “seguiremos trabajando en unidad para aprovechar las oportunidades y construir el futuro que merecen españoles y mexicanos”. Añadió que “España y México comparten una historia que se entrelaza, una identidad común, inquebrantables lazos fraternos y una renovada visión de futuro sustentada en nuestra alianza estratégica”.

Señaló que este año las dos naciones vivieron importantes procesos electorales que dan cuenta de la vitalidad y pluralidad de ambas democracias, y reconoció el compromiso de la Corona Española de seguir tendiendo puentes trasatlánticos a partir de la Cumbre Iberoamericana.

El Titular del Ejecutivo Federal destacó el especial afecto por México que le ha externado el Rey Felipe VI en cada uno de sus encuentros, sentimiento que enfatizó, es recíproco: “el pueblo de México lo respeta y lo quiere desde aquellas Visitas Oficiales que como heredero de la Corona realizó a nuestro país entre 1991 y 2012”.

“Estoy seguro de que su reinado y liderazgo consolidarán a España como una potencia política, social, cultural y económica; como una Nación que influye positivamente en Europa, Iberoamérica y el mundo. Con especial agrado reconozco su convicción de fortalecer aún más la excelente relación de nuestras naciones”, le expresó.

El Primer Mandatario mencionó el honor que le representó entregarle a Sus Majestades la Condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca en grado de collar, así como el privilegio de recibir, junto con su esposa, la Condecoración de la Real y Distinguida Orden Española Carlos III, una de las más antiguas del mundo. “Agradecemos sinceramente esta deferencia”, reiteró.

Al hacer un brindis por el pueblo hermano de España y por la fraternidad y la amistad entre ambas naciones, pidió a los monarcas transmitir al pueblo de España el profundo cariño y afecto de la Nación mexicana, y deseó que el trabajo conjunto y esta alianza estratégica, “nos permita generar condiciones de mayor bienestar para nuestras sociedades, para la de España y para la de México”.

ESPAÑA Y MÉXICO “SOMOS SOCIOS Y AMIGOS, COMPAÑEROS Y ALIADOS EN LA SENDA DEL PROGRESO”: FELIPE VI, REY DE ESPAÑA

El Rey Felipe VI afirmó ante el Presidente Enrique Peña Nieto que desde España se sigue con especial interés el proceso de transformación que experimenta México, gracias a las reformas puestas en marcha, y “cuyo ejemplo de madurez política sienta las bases de un crecimiento sostenido para los próximos años”.

“España”, agregó, “quiere acompañar a México en este proceso que busca la mayor prosperidad del pueblo mexicano”.

Destacó que España y México “somos socios y amigos, compañeros y aliados en la senda del progreso”. Aseveró que “en España se respeta a México, se conoce a México, se piensa a México, y se siente a México con la fuerza de la verdadera amistad”.

Expuso que las relaciones económicas y comerciales bilaterales reflejan de manera fidedigna la intensidad y riqueza de los intercambios de toda índole entre ambos países, y previó que, mañana, durante la inauguración de un importante encuentro empresarial, “tendremos la oportunidad de comprobar que las empresas españolas y mexicanas resultan ser un excelente binomio en términos de trabajo y resultados”.

Explicó que las relaciones bilaterales se caracterizan por su vitalidad y dinamismo, y cuentan con políticas ágiles que hacen posible una colaboración estrecha y eficaz.

Felipe VI aseveró que “México es un actor de primera magnitud en la escena internacional, con un peso y una proyección global que lo ubican en el centro de una gran arquitectura de acuerdos de libre comercio que se están configurando y fraguando entre Europa, el Continente Americano y la región de Asia-Pacífico”.

Subrayó que “México es además socio estratégico de España en su relación con la Unión Europea”, por lo que reiteró al Presidente Enrique Peña Nieto su compromiso activo y su acompañamiento en el trascendente proceso de modernización y diversificación de las relaciones entre México y la Unión Europea.