Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Baja California.

Señor Almirante Secretario de Marina.

Señor General Secretario de la Defensa Nacional.

Señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Muy distinguidos integrantes de nuestras Fuerzas Armadas.

Saludo al Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de Transporte Marítimo.

Y a los muy distinguidos invitados a este acto, que representan a quienes forman parte de este importante sector de la actividad económica de nuestro país, el sector marítimo nacional.

Y especialmente quiero hoy, desde aquí, expresar mi más amplia felicitación a todos aquellos que hacen de la actividad marítima una que les permita ir construyendo su oportunidad de éxito y de desarrollo.

Hoy, 1 de junio, Día de la Marina, reciban todas y todos, desde aquí, mi más amplia felicitación y reconocimiento.

Agradezco la presencia de las y los legisladores Federales, del Senado de la República, de la Cámara de Diputados y del Congreso local.

Muy distinguidas y distinguidos invitados.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Este día, los mexicanos rendimos homenaje a quienes sirven a México desde sus mares; celebramos a quienes surcan las aguas del país, salvaguardando nuestra soberanía, impulsando la pesca o el turismo, o promoviendo la industria petrolera y el comercio internacional.

Como Presidente de la República es un gran orgullo y un privilegio felicitar a los marinos de México en su día desde el municipio más grande de México, territorialmente, Ensenada, tierra reconocida por su gastronomía, su desarrollo vinícola y su actividad portuaria.

Las mujeres y hombres que tripulan nuestras embarcaciones son fundamentales para una Nación que avanza con determinación hacia buen puerto.

Así es. El progreso de México está íntimamente ligado a nuestros mares y costas.

Desde los años 70 nuestro país ha sido un activo promotor internacional de derecho del mar, y en 1976 estableció en la propia Constitución una Zona Económica Exclusiva de 200 millas náuticas, con plena soberanía sobre los recursos naturales.

Actualmente, nuestra superficie marítima tiene una extensión de prácticamente tres millones 150 mil kilómetros cuadrados. Para dimensionar la magnitud de este gran patrimonio, es 1.6 veces la superficie terrestre de nuestro país.

Nuestros mares no sólo representan una vasta fuente de alimentos y recursos, son también una puerta al mundo, un puente que nos une a los mercados globales.

Por nuestra ubicación geográfica, somos una plataforma logística natural, privilegiada y única para el comercio marítimo.

Esto es una enorme ventaja para el país, si se considera que más del 80 por ciento del volumen y 70 por ciento del valor del comercio mundial, se transporta por barco.

En la actualidad, México se enlaza vía marítima con más de 130 países y 490 destinos en todos los continentes. Conscientes de este potencial logístico y de nuestra riqueza marítima, desde el inicio de la Administración hemos actuado con una visión estratégica.

En estos dos años y medio de Gobierno, que justamente el día de hoy, se cumplen, hemos trabajado en favor de la productividad y competitividad de la marina mercante, petrolera, pesquera y turística del país.

En primer lugar. Estamos fortaleciendo las capacidades y alcances de la marina mercante mexicana. En este sentido, impulsamos con firmeza la profesionalización de sus recursos humanos.

Estamos trabajando para alcanzar un promedio anual de 465 Oficiales egresados de las academias náuticas de Mazatlán, Tampico y Veracruz.

Esto será un cambio cualitativo si se considera que en las últimas dos décadas el promedio de egresados ha sido de apenas 162 oficiales por año.

En favor de la marina mercante, también estamos dando un renovado impulso al cabotaje; es decir, la navegación entre un mismo país con rutas cercanas a la costa.

Por ejemplo, el año pasado se abrió una nueva ruta entre los puertos de Manzanillo, Mazatlán y Guaymas; además, en 2013, se amplió el muelle de cabotaje aquí mismo, en Ensenada.

Estoy convencido de que este tipo de transporte es una alternativa segura, sustentable y competitiva para un país en expansión económica, como es México, que quiere unir de manera eficiente a sus regiones y centros de producción.

Para facilitar la actividad de la Marina Mercante, también hemos agilizado la tramitología aduanal y fiscal en nuestros puertos, incorporando tecnologías de punta.

Se automatizaron los trámites y servicios registrados ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria. Ahora, ya es posible iniciar en línea tres de cada cuatro trámites relacionados con el comercio marítimo.

En segundo lugar. Estamos ampliando y fortaleciendo la infraestructura portuaria del país. No sólo se trata de incrementar la capacidad de cada puerto en lo individual, sino de articularlos como parte integral de la infraestructura logística nacional.

Bajo esta lógica, estamos consolidando dos sistemas portuarios: el del Golfo y el del Pacífico, y que cada uno de ellos, cada uno de los puertos que lo integran sea multipropósito.

Ambos sistemas se complementarán entre sí y estarán conectados a través de tres corredores económicos interoceánicos multimodales.

El de Norte, que va de Mazatlán a Matamoros y a Altamira; el del Centro, que une a Manzanillo y Lázaro Cárdenas con Veracruz y Tuxpan; y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, que va de Salina Cruz a Coatzacoalcos, donde además estamos proyectando, en breve, desarrollar una zona económica especial.

A través de esta interconexión, el crecimiento de cada puerto contribuirá a elevar la competitividad de la economía nacional en su conjunto.

En tercer lugar. Estamos fortaleciendo la flota e infraestructura marítima de nuestra industria energética.

En México el 78 por ciento del petróleo y el 51 por ciento del gas se extraen de mar adentro, lo que nos exige contar con una flota petrolera profesional, actualizada y bien equipada.

Para ello, nos hemos propuesto que al final de esta Administración, PEMEX cuente con 41 nuevas embarcaciones. Ya se han adquirido 16 buques-tanque para su flota mayor; se están construyendo 22 embarcaciones de distinto tipo en los astilleros de la Armada de México, y se tiene proyectado adquirir tres buques más.

Asimismo, se están modernizando diversos puertos e instalaciones marítimas relacionadas con la actividad petrolera y energética del país.

Destacan el desarrollo de infraestructura en Ciudad del Carmen y Seybaplaya, en Campeche, así como de Matamoros y Altamira, en Tamaulipas.

Este último puerto, además de contar con una estación de compresión de gas natural, será el primero de Latinoamérica con la capacidad para ensamblar plataformas petroleras y realizarles pruebas de hermeticidad en aguas profundas.

En cuarto lugar, estamos impulsando la pesca y el aprovechamiento sustentable de nuestros recursos marinos.

La actividad pesquera fue una de las más dinámicas en 2014, al registrar un crecimiento de 9 por ciento.

Esto es un logro del trabajo comprometido de 300 mil pescadores, que generan 1.4 millones de toneladas de alimento al año.

Para mejorar estos resultados y elevar los ingresos de las familias que viven del mar, la CONAPESCA está trabajando en la mejora integral de la flota pesquera. Se ha apoyado a las pequeñas embarcaciones con nuevos motores, y en el caso de las grandes embarcaciones se reporta un avance del 50 por ciento de su modernización.

Es importante señalar que en este rubro se promueve el uso de nuevas artes de pesca, más sustentables y amigables con el medio ambiente.

Y finalmente, en quinto lugar. Estamos impulsando el turismo de crucero, con nueva infraestructura portuaria y una renovada oferta turística de clase mundial.

Hoy, México se consolida como la 10ª potencia turística a nivel internacional.

Y cabe destacar que en 2014 recibimos a más de 5.5 millones de pasajeros en cruceros. Esta cifra es 28 por ciento superior a la que se registró en el año 2013.

Hoy por hoy, en el rubro de cruceros de más de cinco días, Cozumel es el primer destino turístico de Latinoamérica y el tercero a nivel mundial.

Y aquí, del lado del Pacífico, Ensenada es el primer destino de cruceros y será, además, como aquí ya se ha señalado, el primero a nivel nacional en certificarse como Puerto Verde. Esto significa que cumplirá con elevadas normas internacionales para tener una operación portuaria sustentable y amigable con el medio ambiente.

Felicidades, desde ahora, para Ensenada.

Señoras y señores:

Todos estos avances en favor de la Marina Nacional son posibles, gracias a la labor permanente y al respaldo incondicional de la Armada de México.

Como Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas expreso mi más amplio reconocimiento a las mujeres y hombres de la Marina; su invaluable labor es crucial para que la defensa de nuestras costas y mar territorial, sea protegida; de nuestras aguas interiores y ríos navegables, lo mismo que para proteger nuestros recursos naturales e instalaciones estratégicas de orden Federal.

Gracias al esfuerzo que ustedes realizan, el país puede aprovechar sus amplios recursos marítimos y comerciar con el mundo.

Los integrantes de la Armada de México son orgullosamente centinelas de nuestros mares. La Nación les agradece su lealtad y patriotismo, su valentía y profesionalismo.

En este Día de la Marina, el Gobierno de la República refrenda su compromiso con el Sector Marítimo Nacional.

Nuevamente los felicito y les deseo a todos: buen viento y buena mar, hoy y siempre.

Muchas gracias.