-MODERADOR: Hace uso de la palabra el maestro Héctor Eduardo Velasco Monroy, Director General de DICONSA.

-MTRO. HÉCTOR EDUARDO VELASCO MONROY: Señor Presidente, con su permiso.

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos:

Para la Distribuidora CONASUPO Sociedad Anónima, es un verdadero honor poderle constatar frente al pueblo de México que, durante su mandato, esta empresa ha crecido.

Ha crecido en lo comercial, señor Presidente, porque hemos mantenido el margen de ahorro promedio en la mercancía que vendemos, un 23 por ciento abajo de lo que la iniciativa privada la distribuye en este país.

Hemos generado un ahorro a la población, de dos mil 500 millones de pesos en la mercancía que vendimos, y hemos abierto en dos años, señor Presidente, dos mil 300 tiendas más, para hacer un total de 27 mil de la red de DICONSA en todo el país.

Nuestras ventas se han incrementado un 35 por ciento más; pasamos de 11 mil millones de pesos a 16 mil millones de pesos de ventas netas de esta empresa.

Con estas responsabilidades, también hemos crecido en su mandato, señor Presidente, comprando socialmente, cosa que DICONSA había dejado de hacer, ya 52 mil toneladas de frijol y 241 mil toneladas de maíz a productores sociales, como los que hoy, usted, aquí tiene enfrente, señor Presidente.

Ayudando, primero, a referenciar el precio de compra al productor, y también el de la venta al consumidor.

El que vamos a empezar a comprar hoy, en este almacén, señor Presidente, lo vamos a emparejar al precio objetivo que la SAGARPA ha definido para este año, para este ciclo agrícola, en 3.30, y nuestras tiendas lo van a vender a cuatro pesos, entendiendo que las amas de casa que compran su maíz en nuestras tiendas, pueden hacer hasta dos kilos de tortilla, con cuatro pesos de un kilo de maíz que compran en nuestras tiendas.

Hemos crecido en su mandato, señor Presidente, firmando 28 convenios de colaboración estratégica. Los principales, con la Universidad Nacional Autónoma de México, así como con la Universidad Autónoma de Chapingo, para verificar la calidad del grano que nosotros distribuimos, teniendo siempre en alto y pensando siempre que el maíz que distribuye DICONSA no tenga raíces genéticamente modificadas, señor Presidente.

Con la PROFECO, firmamos un convenio, señor Presidente, para distribuir limón cuando el precio se disparó en todo el país. Y de la misma manera, lo hicimos con el huevo el año pasado, logrando, con esto, no sólo poner en un precio al alcance social de la gente los dos productos que se estaban encareciendo, sino además, colateralmente, ayudamos a que se redujera esta especulación que se estaba dando.

Dos convenios ejemplares, señor Presidente, con los Institutos Nacionales de Nutrición, Salvador Zubirán y Nacional de Salud Pública, para emparejar la venta de nuestros productos a la campaña Chécate, Mídete y Muévete, combatiendo la obesidad, que usted instruyó.

Hemos, con 153 millones de pesos, señor Presidente, en dos años, rehabilitado 289 almacenes.

Hemos empezado la construcción de nuevos almacenes centrales también, señor Presidente. En el Istmo, en Oaxaca; en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; en Campeche y en Morelia.

Rescatamos el almacén rural del Desierto de Samalayuca, para atender a Ciudad Juárez, y estamos construyendo también el de Tijuana, para atender la zona fronteriza Norte, en donde DICONSA ya ni siquiera existía, señor Presidente.

Hoy, este almacén es el segundo, señor Presidente, granelero que inauguramos en DICONSA, y ya se adquirió el terreno por parte del Gobierno del estado de Hidalgo, para empezar la construcción de aquél, en conjunción de recursos con la CDI.

Y también, estamos iniciando este año la construcción de los almacenes graneleros de Guerrero, que fue un compromiso de la Secretaria para apoyar a los productores de aquella zona; y también el de Veracruz, tierra, por cierto, de nuestra líder sindical y del Diputado Montano, que habrá de ser el almacén granelero más grande del DICONSA en el país.

La inversión de aquí, de Atlacomulco, señor Presidente, es de 53 millones de pesos en este almacén.

Este almacén, la inversión que estamos haciendo, se retornará en siete años; es decir, lo que DICONSA pagaba por servicios de almacenaje, es un dinero con el que estamos construyendo este almacén, y habrá de ser inversión recuperada por nuestra empresa.

Con todo esto, señor Presidente, lo que podamos dar constancia, es que DICONSA, durante su mandato, ha crecido.

Muchas gracias.

A nombre de nuestro sindicato, de nuestros Consejos Comunitarios de Abasto que hoy, de todo el país, han venido aquí, a acompañarnos, y de todo el personal de la empresa que trabajamos; muchas gracias a la Secretaria Rosario Robles, y a usted, por la confianza puesta en esta empresa, que es instrumento del Estado mexicano para crear igualdad.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, invitamos respetuosamente al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a realizar la opresión del botón, acto con el cual pondrá en operación el Almacén Granelero Atlacomulco.

Invitamos, con el mismo agrado, al señor Gobernador del Estado de México, a los integrantes del Gabinete Legal, a los Secretarios de Desarrollo Social y Agropecuario del Estado de México, y al Presidente Municipal de Atlacomulco.

(OPRESIÓN DEL BOTÓN)

-MODERADOR: Toma la palabra el doctor Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México.

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS: Muchas gracias.

Muy buenas tardes.

Éste es un día muy especial.

Es un día muy importante, porque una vez más nos honra con su distinguida presencia el señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, a quien le damos la cordial bienvenida en nombre de los poderes públicos del Estado de México, del Presidente Municipal de Atlacomulco.

Y, particularmente, en nombre de la gente, nos da mucho gusto, señor Presidente, que venga usted a su tierra, a su tierra natal, a Atlacomulco, y al Estado de México.

Y sobre todo, muchas, pero muchas gracias, porque hoy nos entrega usted tres importantes obras.

Primero. Se acaba de inaugurar, el señor Presidente entregó, inauguró esta vía a Acambay, que es una obra muy anhelada, muy esperada, que quedó, por cierto, muy bonita, y que es una inversión millonaria que hace el Gobierno Federal.

Gracias, porque este tipo de obras fortalecen la economía y hacen, y logramos que se incremente la competitividad, con más infraestructura vial.

Segundo. Nos entregó, también, la Universidad Politécnica de Atlacomulco, en donde habrán de estarse formando muchos jóvenes; cientos, miles de jóvenes que habrán de, mañana, ser ingenieros y estarán sirviendo a las empresas seguramente o al propio gobierno en el Estado de México y en esta región, apostándole a la educación.

Y ahorita, con esta importante obra que también entrega al Estado de México, gracias por considerar al Estado de México, a su estado, para poder llevar a cabo esta bodega, este almacén, este granelero que habrá de servir de mucha utilidad para nuestros hermanos productores de maíz, a efecto de que sus precios sean justos, y no sean otros los que hacen su agosto cuando se trata de comprar su producción.

Hoy quiero, señor Presidente, también hacer un paréntesis para agradecerle, sí, a usted, definitivamente, y también a todo su equipo de trabajo.

La Secretaria de Desarrollo Social, la maestra Rosario Robles, siempre ha estado muy al pendiente del Estado de México, viene a giras constantemente. Los Comedores Comunitarios, cientos, miles de personas están comiendo ahí diariamente, señor Presidente, gracias a usted y a que la Secretaria está, también, muy pendiente.

Gracias, también, al señor Secretario de Educación, el maestro Emilio Chuayffet Chemor, con quien tenemos una extraordinaria coordinación para poder impulsar proyectos educativos de nivel básico, medio superior y superior, y son una realidad aquí, en el Estado de México.

Nuestro paisano y amigo, el exgobernador Chuayffet, apoya con mucho entusiasmo y cumple sus instrucciones, señor Presidente, de tener una educación de calidad, incluyente, y que sea para todos.

También, quiero agradecerle al señor Secretario de Comunicaciones y Transportes, a nuestro paisano, el maestro Gerardo Ruiz Esparza, porque con obras como la que hoy se inauguró y otras más que nos entregó, por ejemplo, el viernes, y muchas más que están haciéndose aquí, en el Estado de México, se aprecia la eficacia y la rapidez con la que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes trabaja en todo el país, pero especialmente aquí, en el Estado de México.

Por eso, a ellos y a todo su Gabinete, señor Presidente, a los Delegados Federales, quiero agradecerles ampliamente su colaboración y todo su apoyo.

Y hoy, en forma muy particular, quiero reconocer a Héctor Velasco, mi compañero Diputado. Tuve esa fortuna, cuando fui diputado local, de ser el compañero de nuestro señor, hoy Director de DICONSA, y pude apreciar ahí su sensibilidad, su calidad humana, su organización.

Y qué bueno que hoy, nuestro paisano, Héctor Velasco, está entregando las mejores cuentas a través de esta importante empresa nacional, empresa pública, y el Estado de México se ha visto beneficiado con logros muy concretos.

Por ejemplo, señor Presidente, hoy, la producción de prácticamente todos los productores de maíz, se la compran directamente DICONSA, a las diferentes organizaciones y a nuestros productores y, de esta manera, tienen un precio justo y nuestros hermanos campesinos ganan lo que debe de ser e, insisto, no es que sean coyotes los que se andan llevando las ganancias.

Nos apoya DICONSA, también, para poder entregar paquetes alimenticios como parte del Programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre que estamos haciendo aquí, en el Estado de México, DICONSA también juega un papel muy importante.

Por eso, a su Director General, a quienes trabajan en esta empresa, en nombre de las y los mexiquenses, muchas, pero muchas gracias por su colaboración, también en los Comedores Comunitarios.

Y concluyo, señor Presidente, reiterándole la invitación aquí a ésta su casa.

Tenemos obras Federales, estatales y municipales en infraestructura de salud, por ejemplo, infraestructura vial, más universidades y diferentes acciones que, desde luego, siempre será un gusto recibirlo aquí, en su casa, señor Presidente.

Y una vez más, muchas gracias.

Sabemos que usted sirve a todo el país, y lo hace con pasión, lo hace con amor. Pero, también, vemos que cuando se trata de su querido Estado de México, su corazón le late, y le late muy fuerte, y cuando se trata de su amado Atlacomulco, todavía más.

Siempre me está preguntando e instruyendo el señor Presidente, de las obras, de las acciones: Y hay te encargo mucho a mis paisanos, Eruviel, así es que a trabajarle fuerte.

Señor Presidente:

Espero estarle entregando a usted muy buenas cuentas y, sobre todo, a la gente.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)