-MODERADOR: Hará uso de la palabra el Vocero del Gobierno de la República, licenciado Eduardo Sánchez Hernández.

-LIC. EDUARDO SÁNCHEZ HERNÁNDEZ: Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Con su permiso, señor Presidente.

Virgilio Andrade Martínez, nació en 1967. Es licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, ITAM; maestro en Administración y Políticas Públicas por la Universidad de Columbia, en Nueva York.

Al inicio de esta Administración, fue nombrado titular de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, COFEMER, en la Secretaría de Economía.

Fue Consejero electoral del Instituto Federal Electoral, IFE, de 2003 a 2010. Se desempeñó como Secretario Técnico tanto de BANRURAL, como de la Financiera Rural, en 2002 y 2003. Trabajó en la Secretaría de Hacienda como Director General Adjunto de Análisis de Legislación Financiera en 2001 y 2002.

Fue Coordinador de Asesores del Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, de 1999 al año 2000, y asesor en esa misma Secretaría durante la elaboración de las Reformas Electorales, de 1993 y 1996.

Trabajó en PEMEX, y también en diversos periodos en la Oficina de la Presidencia de la República, así como en las Cámaras de Diputados y de Senadores durante 2011 y 2012. Se desempeñó como auditor interno de la Empresa PROCESAR.

Ha sido, también, profesor en el ITAM y en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Recientemente, fue autor del prólogo del libro: Antología del Pensamiento sobre México en el Siglo XX, escrito por el doctor José Manuel Orozco Garibay.

Es cuanto, señor Presidente.

-MODERADOR: Enseguida, el señor Presidente de la República tomará protesta al maestro Virgilio Andrade Martínez, como Secretario de la Función Pública.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Con fundamento en lo dispuesto por los Artículos 89, Fracción Segunda, y 128 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pregunto al ciudadano Virgilio Andrade Martínez:

Protesta guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Secretario de la Función Pública que le ha sido conferido.

-SECRETARIO VIRGILIO ANDRADE MARTÍNEZ: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hiciera así, que la Nación se lo demande.

Que haya éxito, y muchas felicidades.

-SECRETARIO VIRGILIO ANDRADE MARTÍNEZ: Gracias, Presidente.

-MODERADOR: Escuchemos las palabras del maestro Virgilio Andrade Martínez, Secretario de la Función Pública.

-SECRETARIO VIRGILIO ANDRADE MARTÍNEZ: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto; señores colaboradores del ciudadano Presidente de la República y, particularmente, medios de comunicación:

Asumo con plena determinación, compromiso y responsabilidad, el cargo que me ha confiado para ocupar la Secretaría de la Función Pública.

En estos momentos, estoy consciente de que la sociedad y la ciudadanía demandan de manera intensa, acciones para cerrar espacios a la corrupción, a conflictos de intereses y a prácticas indebidas en el ejercicio administrativo y en el ejercicio público.

Es por esta razón, que reitero que en el conjunto de las primeras acciones que llevaremos a cabo en la Secretaría de la Función Pública, concretaremos las acciones ejecutivas que usted acaba de anunciar y proponer, señor Presidente, vinculadas con la declaración de posibles conflictos de interés, con la elevación de los códigos de ética a reglas de integridad, y, por supuesto, a todos aquellos elementos que fortalezcan la transparencia en las contrataciones públicas, en la proveeduría, en la Ventanilla Única Nacional para la simplificación de trámites y, particularmente, en el inicio de las investigaciones vinculadas con los contratos de dependencias del Ejecutivo Federal con particulares, respecto de los hechos que ya han sido referidos.

Frenar los espacios a la corrupción es, desde luego, una condición indispensable para otorgar confianza que, a su vez, es necesaria para fortalecer las condiciones de inversión, el comercio, y, por ende, favorecer las condiciones de la economía.

Además de estas acciones inmediatas, es importante recordar que la Función Pública tiene por vocación el control y la fiscalización del ejercicio cotidiano del Gobierno y, sobre todo, del desempeño de todos los servidores públicos.

El objetivo de esta situación, es el de propiciar la consolidación de un Gobierno cercano y moderno, que se integra, a su vez, por tres ejes fundamentales:

Un Gobierno eficaz; un Gobierno apegado a la legalidad, y, desde luego; un Gobierno transparente de frente a los ciudadanos.

En estos tres ejes vertebrales habremos, también, en la Secretaría de la Función Pública, de tomar acciones concretas.

Para consolidar el Gobierno eficaz, la Secretaría de la Función Pública privilegiará la orientación a los servidores públicos para que todas sus acciones vayan encaminadas a conseguir los resultados que particularmente han sido señalados en la instrumentación de las reformas y, por supuesto, en los 95 programas que integran el Plan Nacional de Desarrollo y, más aún, en un momento en el que se requiere un especial cuidado presupuestal.

Para consolidar un Gobierno apegado a la legalidad, habremos de fortalecer todo tipo de acciones preventivas, oportunidades de mejora y, en su caso, correcciones que se sustenten en principios y prácticas internacionales en materia de fiscalización y, además, en las experiencias que arrojen los resultados de la cuenta pública de la Auditoría Superior de la Federación y otros convenios y protocolos al respecto.

Por supuesto, en el Gobierno apegado a la legalidad, haremos énfasis en reforzar reglas y condiciones vinculadas con contrataciones públicas, con proveedurías y con procedimientos de queja y de sanción.

Finalmente, el Gobierno y transparente, de cara a los ciudadanos, deberá honrar en primer lugar la condición de liderazgo que México ostenta en materia de gobierno abierto, involucrando a académicos, a expertos, por supuesto, incluso a los críticos para efectos de escuchar sus opiniones a través de comités, consultas públicas y que todo esto nos oriente a tener una mejor gestión e incluso, nuevas condiciones en materia de innovación gubernamental.

Todas estas acciones y ejes vertebrales tienen ya un punto de partida razonable.

La Secretaría de la Función Pública tiene una estructura presente en, prácticamente, los 300 órganos de la Administración Pública Federal.

También cuenta con la experiencia y la trayectoria de cientos de contralores, contadores y expertos en gestión, que tendrán la orientación necesaria para poder honrar los tres ejes vertebrales que acabo de mencionar.

Finalmente, tenemos, también, un marco normativo que si bien aún es perfectible y que cuenta con el trabajo del Congreso de la Unión en estos momentos, ya ha recogido desde hace algún tiempo, prácticas alentadoras para efectos de tener un Gobierno más consolidado en materia de gestión.

Con estas condiciones, hoy ponemos en la mesa valores vinculados con el ejercicio de la Función Pública, la cercanía, la modernidad y, por supuesto, la voluntad para generar en forma permanente la confianza de la sociedad y de todos los actores.

Vayamos adelante, y a trabajar.

Gracias, señor Presidente.

Y cuentan con mi compromiso.