Con la firma de distintos acuerdos para actualizar y modernizar la cooperación entre ambos países, los Gobiernos de México y Brasil acordaron hoy dar un salto cualitativo y abrir un nuevo capítulo en la relación bilateral que permita impulsar el desarrollo y la prosperidad para las dos naciones.

El Presidente Enrique Peña Nieto y la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, atestiguaron la firma de los acuerdos luego de sostener una reunión bilateral en el marco de la Visita de Estado que la Presidenta brasileña realiza a México.

En el mensaje a medios posterior a la firma de los documentos, el Mandatario mexicano resaltó que hoy los dos países dan un salto cualitativo en la relación bilateral “que sin duda se amplía y abre sus horizontes a partir de los acuerdos signados”.

“Hoy estábamos ante la exigencia de actualizar y modernizar este marco de cooperación”, añadió. Asimismo, resaltó que “estos acuerdos van a permitirnos impulsar desarrollo y prosperidad para nuestras naciones”.

El Titular del Ejecutivo mexicano destacó que México y Brasil establecieron “profundizar el Acuerdo de Complementación Económica: ACE 53. A través de él vamos a ampliar el universo arancelario con preferencias para incluir nuevas mercancías agrícolas e industriales, buscaremos aumentar los niveles de preferencia para las mercancías que este acuerdo ya cubría, y se incluirán nuevos capítulos en materia de servicios, comercio electrónico y propiedad intelectual, entre otros”.

Añadió que este marco normativo permitirá “profundizar la relación comercial entre ambos países, y con ello esperamos poder ampliar y duplicar el nivel de comercio que hacen nuestras naciones a niveles superiores: pasar de los nueve mil 200 millones de dólares que tenemos hoy en comercio, a eventualmente en menos de diez años poder duplicar este nivel de comercio”.

Indicó que en otro de los instrumentos signados se estableció un Acuerdo de Cooperación y Facilitación de las Inversiones, con el que “se genera mayor certidumbre a las inversiones recíprocas que haya de Brasil a México y de México a Brasil.

Expresó su reconocimiento a la Presidenta Rousseff por su voluntad y disposición para signar este acuerdo que es el primero de esta naturaleza que celebra Brasil con un país de toda América.

Explicó que un tercer elemento es “el Acuerdo de Cooperación Aduanera, que nos permitirá agilizar los intercambios comerciales, a través de la pre-certificación de empresas”.

El Presidente Peña Nieto agregó que hoy también se firmó un acuerdo para las bases del reconocimiento del tequila y la cachaza como productos distintivos de México y de Brasil, y hacer reconocimiento a su denominación de origen”.

Dijo a la Presidenta Rousseff: “con estos acuerdos estamos dando un paso más; estamos llevando esta relación a un escalón más, y estoy seguro que con la buena voluntad, con la amistad que usted dispensa a México, vamos a llevar este esfuerzo a generar desarrollo, prosperidad y bienestar para nuestras sociedades, porque ese es el alcance más importante que buscamos a través de estos acuerdos”.

HOY DECIDIMOS DAR INICIO AL CAMBIO MÁS EXPRESIVO Y CUALITATIVO EN NUESTRA RELACIÓN ECONÓMICA DE LA ÚLTIMA DÉCADA: DILMA ROUSSEFF

La Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff, destacó que las relaciones de México y Brasil “presentan un grado de potencialidad y de oportunidad que nosotros tenemos la obligación y el deber de explorar”. Dijo que las reuniones sostenidas con el Primer Mandatario mexicano y su presencia en el país fortalecen dicho objetivo.

Aseveró que hoy “el Presidente Peña Nieto y yo decidimos dar inicio al cambio más expresivo y cualitativo en nuestra relación económica de la última década”. Precisó que a partir de julio próximo comenzarán las negociaciones que ampliarán el acuerdo que desde 2002, reglamenta el comercio bilateral entre las dos naciones, el cual abarca poco más de 800 productos, con vista a ampliarse a más de seis mil, lo que beneficiará de forma recíproca a ambas economías.

Expresó su satisfacción por los instrumentos jurídicos firmados hoy y mencionó que “frente a nosotros tenemos una serie de tareas que surgen y nosotros las cumpliremos”. “Estamos abriendo un capítulo nuevo en nuestra historia, un nuevo camino hacia el futuro”, afirmó.

La Presidenta Rousseff enfatizó que “en el menor plazo posible promoveremos el aumento y el equilibrio del comercio bilateral con la inclusión de nuevos sectores”, con el fin de generar las condiciones para acelerarlo, diversificarlo y ampliarlo. “Tenemos plena conciencia de que podemos ir más allá”, agregó.

Señaló que en materia de inversiones, hoy se dio un paso importante al firmar el Acuerdo de Cooperación y Facilitación de Inversiones entre Brasil y México, el primero en el área de inversiones que Brasil firma en este Continente. Se trata, apuntó, de una iniciativa muy innovadora: “dimos este paso porque creemos que tenemos con México una alianza de las más importantes en términos de inversiones y negocios”.

Explicó que en los últimos años, Brasil se convirtió en el segundo destino de las inversiones mexicanas del mundo con un stock de más de 22 mil millones de dólares, y puntualizó que los sectores privados de ambas naciones están atentos a las oportunidades de crecimiento de las relaciones de los dos países.

Refirió que este crecimiento será aún mayor por las alianzas formalizadas hoy como es la de la institución exportadora del Gobierno brasileño y ProMéxico, así como por los importantes acuerdos signados en materia de turismo, medio ambiente, pesca, agricultura y servicios aéreos.

Al referir las enormes perspectivas en diversas áreas más, detalló la cooperación a nivel multilateral de forma coordinada en áreas como el desarme y la no proliferación nuclear, defensa, combate al tráfico de personas y otras iniciativas que podrán rendir frutos en el futuro.

RECIBE EL PRESIDENTE PEÑA NIETO LA ORDEN NACIONAL DE LA CRUZ DEL SUR, E IMPONE A LA PRESIDENTA DE BRASIL LA ORDEN MEXICANA DEL ÁGUILA AZTECA

Antes, el Presidente Peña Nieto impuso a la mandataria brasileña la Orden Mexicana del Águila Azteca, el máximo galardón y condecoración que el Gobierno de la República otorga a un extranjero, “en reconocimiento a la buena voluntad y amplia disposición de la Presidenta Rousseff para ampliar y estrechar aún más la relación entre Brasil y México”.

A su vez, Dilma Rousseff impuso al Presidente Peña Nieto la Orden Nacional de la Cruz del Sur, la mayor Orden brasileña y uno de los símbolos de ese país.

Posteriormente, el Presidente Peña Nieto ofreció una comida en honor de la Presidenta Rousseff.