· Asistió a la firma de los acuerdos entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, acto en el que fueron testigos de honor Ban Ki-Moon y Raúl Castro.

· Felicitó a ambas partes por su compromiso y trabajo decidido en favor de la paz.

· Destacó que “en América Latina ya no hay lugar para la violencia ni la intolerancia”.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó hoy aquí que México celebra los acuerdos de paz alcanzados entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), firmados en esta capital ante el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Presidente cubano Raúl Castro.

Acompañado por la Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, y el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán Ortiz, asistió al acto con el que se pone fin al último conflicto armado de la región de América Latina, tras más de 50 años de enfrentamiento, en una sesión en la que estuvieron, como testigos de honor, el Presidente cubano Raúl Castro y el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon.

Al asistir a la ceremonia, que se llevó a cabo en el Salón de Protocolo El Laguito, en La Habana, el Primer Mandatario mexicano felicitó a ambas partes por su compromiso y trabajo decidido en favor de la paz.

Destacó que “en América Latina ya no hay lugar para la violencia ni la intolerancia. Nuestros pueblos demandan condiciones de paz y desarrollo, para poder salir adelante y ser felices”.

Subrayó que “éste es un logro histórico, sobre todo para el pueblo colombiano, que ha optado por el camino de la concordia, luego de más de 50 años de conflicto”.

Asimismo, expresó su reconocimiento al Presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, por su crucial mediación para la resolución de este añejo enfrentamiento.

El Presidente Enrique Peña Nieto extendió también su reconocimiento a Noruega, que junto con Cuba fue garante del proceso de paz, así como a Chile y Venezuela, como acompañantes en el proceso.

Consideró que este día, 23 de junio de 2016, será recordado como un día histórico para América Latina. “Hoy se alcanza un acuerdo de paz definitivo que pone fin a un conflicto que causó miles de muertes entre hermanos colombianos”, expuso.

El Mandatario mexicano saludó la voluntad de las FARC de convertirse en un “movimiento político legal y desarmado” y la voluntad del Gobierno de Colombia de otorgar “plenas garantías por parte del Estado, tanto físicas como jurídicas”.

Por otra parte, el Presidente Enrique Peña Nieto reiteró la voluntad de México de apoyar al pueblo colombiano en la etapa de post-conflicto, e informó que “participaremos en la Misión Política de la ONU en Colombia, autorizada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con 13 integrantes, incluyendo a la primera mujer militar mexicana en una misión de la ONU”.

Igualmente, indicó “formaremos parte de la Iniciativa Global de Desminado para Colombia”.

El Titular del Ejecutivo mexicano señaló: “sabemos que se llega a una meta largamente anhelada”, y manifestó su confianza en que “nuestros hermanos colombianos habrán de lograrlo, y cuentan con México para alcanzar este noble propósito”.

El Primer Mandatario mexicano fue recibido en la sede de la ceremonia por el Presidente Raúl Castro, en el Salón de Protocolo El Laguito.

Antes, a su llegada a La Habana, el Titular del Ejecutivo mexicano dijo que vino a esta nación “a acompañar y reconocer el gran esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Colombia para llegar a un acuerdo de paz con las FARC-EP”.

También, agregó “reconocer el papel tan importante que el Gobierno de Cuba ha jugado en este proceso de lograr la paz”.

Sobre la trascendencia de los acuerdos que fueron firmados por el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el comandante Rodrigo Londoño Echeverri, el Presidente de México consideró que “es un gran paso el lograr una paz en una región que, lamentablemente, por décadas, más de cinco décadas, había vivido asolada por la violencia”.

Por eso, precisó, “creo que es un gran paso para Colombia. Es un gran paso para la pacificación y la armonía que debe privar en América Latina”.

A la ceremonia, acudieron también los presidentes de Chile, Michelle Bachellet; de Venezuela, Nicolás Maduro; de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y de República Dominicana, Danilo Medina, así como Borge Brende, Canciller de Noruega

Después de presenciar la firma de los acuerdos, el Presidente Enrique Peña Nieto tuvo un breve saludo con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y le expresó su felicitación por la conclusión exitosa de las negociaciones con las FARC-EP, y cuyo corolario fue, precisamente, el documento signado hoy.