Al entregar Cartas de Naturalización a 150 nuevos mexicanos, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “tener un México más moderno, próspero, justo e incluyente es una responsabilidad compartida”.

“Este es el México de la transformación, en el que ustedes van a poder desplegar todas sus habilidades, toda su creatividad, talento y pasión”. Aunque nacimos en distintos territorios, dijo, “hoy nos hermana el objetivo común de hacer de México un país de oportunidades y de prosperidad compartida”.

Apuntó que México es un país que está haciendo frente a sus desafíos, que se ha atrevido a cambiar para construir un mejor futuro para todos. “Las reformas estructurales, las políticas públicas innovadoras y el desarrollo de infraestructura son el sustento del proyecto de nación que entre todos estamos impulsando”, añadió.

Señaló que cada una de las reformas estructurales “implica un cambio de fondo en ámbitos fundamentales de nuestra vida social y económica, y su propósito es romper las ataduras que han limitado el desarrollo del país, y con ello, elevar la calidad de vida de las familias mexicanas”.

El Primer Mandatario refirió que el proyecto de nación retoma lo mejor de nuestra historia y de nuestro presente, para construir un mejor mañana. “Estamos trabajando para que todos los niños y jóvenes tengan acceso a la educación y que ésta sea de mayor calidad, con tecnologías de la información que enriquezcan su aprendizaje. Estamos fomentando la competencia económica en todos los sectores, incluyendo aquellos mercados donde había monopolios estatales, para impulsar la creación de empleos, para que los consumidores reciban más y mejores productos y servicios, y sobre todo a menores precios”, agregó.

Indicó que también “estamos creando las condiciones para que haya más crédito, para que más mujeres y hombres, especialmente jóvenes, puedan emprender un nuevo negocio y hacerlo crecer con su capacidad, su creatividad y su talento”.

El Presidente Peña Nieto dijo que “México también está invirtiendo fuerte en ciencia y tecnología, así como en grandes obras de infraestructura que habrán de comunicar mejor al país y darle mayor competitividad internacional”.

Exhortó a los nuevos mexicanos a honrar “su pasado individual construyendo un gran futuro colectivo para el país que hoy los recibe: México”. Tengo la certeza, continuó, “de que seguirán fortaleciendo nuestra Patria con su esfuerzo personal y su experiencia de vida”.

“Los entiendo perfectamente cuando dicen que México los enamoró; yo también soy un enamorado de este gran país. La nuestra es una nación noble, generosa y solidaria, que nos inspira a dar lo mejor de nosotros para contribuir a su grandeza”, mencionó.

MÉXICO SIEMPRE HA TENIDO UNA MANO ABIERTA A QUIENES HAN NECESITADO ABRIGO Y PROTECCIÓN EN MOMENTOS EXTRAORDINARIOS: JOSÉ ANTONIO MEADE

El Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade Kuribreña, enfatizó que México siempre ha tenido una mano abierta a quienes han necesitado abrigo y protección en momentos extraordinarios, y a quienes con méritos han buscado esta nacionalidad.

Señaló que “la nacionalidad mexicana se nutre de un pasado rico y diverso, de un proyecto colectivo que nos une a todos en el presente y de un anhelo por heredar lo mejor de nosotros para el futuro”.

“Cada generación de mexicanos, y así ahora ustedes, se suma al noble empeño de engrandecer a nuestra nación”, dijo a los nuevos mexicanos, quienes “desde hoy disfrutan de las libertades y los derechos que nuestra Constitución establece”, apuntó.

Enfatizó que hoy el Gobierno de la República les expresa su compromiso de brindarles dentro y fuera del país, el apoyo y la protección que corresponden a todo mexicano a través de la red consular en todo el mundo, la que por instrucciones del Presidente Peña Nieto, está lista para brindar auxilio de las instituciones creadas para su beneficio.

LA NATURALIZACIÓN, OPORTUNIDAD DE LIGARSE A UNA NACIÓN CON UN LUGAR DESTACADO EN EL MUNDO: VICENTE MARÍA RODERO

Vicente María Rodero Rodero, de origen español y naturalizado mexicano, afirmó que representa “un timbre de orgullo formar parte de México, de su conglomerado social. Es la oportunidad de ligarse a una nación que se ha venido fraguando un lugar destacado en el mundo con base a sus logros, valores y principios”.

Después de que recibió de manos del Presidente Enrique Peña Nieto la Carta de Naturalización con la que se convierte en mexicano, destacó que “el orgullo que esto representa, me compromete aún más para seguir apoyando el desarrollo de nuestro país”.

Expuso que es “una nación que siempre abre sus brazos a los extranjeros, les brinda magníficas posibilidades de formación y desarrollo, pero sobre todo, un lugar donde el calor de sus habitantes lo dice todo”.

Consideró que recibir la Carta de Naturalización representa la culminación de un anhelo forjado durante largo tiempo y la materialización de una de las decisiones más trascendentes que pueden tomarse en la vida.

Mencionó que, en su caso, ha estado vinculado a México desde hace ya más de 20 años. “Este país, con sus grandezas y sus problemas, nos ha cautivado a los aquí presentes. Estoy convencido que todos, sin excepción, queremos formar parte de él y estoy cierto, también, de que hay eventos irrepetibles en nuestras historias individuales que nos hacen sentir, con orgullo, verdaderamente mexicanos”, expresó.

A LO LARGO DE SU HISTORIA, MÉXICO HA ACOGIDO A MILES DE PERSONAS QUE HAN HALLADO EN ESTE PAÍS SU NUEVA PATRIA: SOFYA DOLUTSKAYA

Al expresar que “a nosotros no nos tocó vivir aquí por nacimiento, sino que nosotros elegimos libremente hacer aquí nuestras vidas”, la investigadora de origen ruso naturalizada mexicana, Sofya Dolutskaya, mencionó que “a lo largo de su historia, México ha acogido a miles de personas que han hallado en este país su nueva patria”.

Refirió que “todos los seres humanos tenemos la necesidad de estar arraigados, vivir en un lugar que pudiéramos llamar nuestro” y afirmó sentir que “entre todos los lugares donde había vivido, éste era el mío; que por fin, después de mucho buscar, he encontrado mi lugar”.

En nombre de quienes hoy recibieron sus cartas de naturalización, ofreció “de la manera más solemne, expresar mi agradecimiento en acciones que se extiendan a lo largo de mi vida; en admirar la grandiosidad de este país; gozar de sus frutos y de su arte; ampararme en sus instituciones y participar de su ciencia, procurando elevarlas y, por encima de todo, incrementar día a día mi amor por su gente; sentir con su gente y trabajar por su gente, que ya es mi gente”.