Al encabezar la Reunión Nacional de Protección Civil para la temporada de lluvias y ciclones tropicales 2015, el Presidente Enrique Peña Nieto ratificó el compromiso del Gobierno de la República de “sumar esfuerzos con todas las autoridades y sectores de nuestra sociedad, para salvaguardar la vida y el patrimonio de los mexicanos”.

Ante la temporada de lluvias y ciclones tropicales que se avecina, añadió: “sigamos trabajando de forma corresponsable en un mismo frente, con prevención y unidad, y de esa manera podremos superar cualquier desafío”.

El Primer Mandatario resaltó que, consciente de que la prevención es la mejor forma de reducir riesgos y evitar daños, “el Gobierno de la República ha adoptado un enfoque proactivo ante los eventuales desastres naturales, y en ese modelo se inscribe esta Reunión Nacional de Protección Civil”.

Precisó que en este encuentro de trabajo autoridades de los tres órdenes de Gobierno, especialmente de las áreas de Protección Civil de las entidades federativas, “hemos sido informados de los probables alcances que tendrá esta temporada. A partir de este conocimiento, cada institución debe asumir su responsabilidad y tomar las medidas pertinentes para reducir las amenazas a la población, a las viviendas y a la infraestructura urbana y de servicios”.

El Titular del Ejecutivo Federal destacó que “es evidente que el cambio climático genera eventos meteorológicos cada vez más extremos y peligrosos. En los océanos contiguos a México, se ha incrementado la frecuencia e intensidad de los ciclones tropicales. Tan sólo en la temporada 2014 se produjeron 30, nueve en el Atlántico y 21 en el Pacífico”.

Indicó que para este año se prevén al menos 26 ciclones tropicales, de los cuales se estima que 14 alcanzarán la categoría de huracán. Además, dijo, “en 2015 nuevamente está presente en México el fenómeno de El Niño, caracterizado por un aumento de la temperatura en el Océano Pacífico. Esta condición altera el patrón de las lluvias, es decir, provoca precipitaciones más intensas en algunas regiones, y sequías en otras”.

Agregó que nuestro país también está siendo afectado por el fenómeno conocido como Mar de Fondo, que genera patrones atípicos de oleajes en diferentes puntos de la costa del Pacífico.

Aseguró que para hacer frente a esta serie de fenómenos naturales, ha dado las siguientes indicaciones a las dependencias federales que son parte del Sistema Nacional de Protección Civil:

<strong>PRIMERA:</strong> Asegurar la operación adecuada de los mecanismos de monitoreo y de alertamiento oportuno.

<strong>SEGUNDA:</strong> Tener al día sus protocolos de respuesta institucional ante los posibles escenarios de contingencia en esta temporada.

<strong>TERCERA:</strong> Asegurar que su personal conozca cuál sería su participación dentro del plan de respuesta conjunta del Gobierno de la República.

<strong>CUARTA:</strong> Realizar simulacros al interior de sus instituciones, a fin de evaluar y mejorar su capacidad de respuesta.

<strong>QUINTA:</strong> Mantener canales de información y comunicación con las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado, con las que hemos hecho sinergia, o esfuerzo conjunto frente a las contingencias.

Entre ellas, mencionó a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo; así como la Cámara Nacional de Aerotransportes.

El Primer Mandatario hizo un llamado a la población, especialmente a quienes viven en laderas o cerca de ríos, lagos o costas, “para que estén informados y atiendan las indicaciones y acciones preventivas que la autoridad determine convenientes”.

Indicó que, adicionalmente, para que los municipios afectados por fenómenos naturales cuenten oportunamente con mecanismos de auxilio y asistencia a la población, se continuará agilizando la operación del FONDEN, que es un fondo para la atención de emergencias. Puntualizó que en este objetivo se ha acelerado la entrega de recursos, reduciendo el tiempo de espera de tres meses a menos de 12 días en promedio.

Igualmente, dijo, “seguiremos fortaleciendo al Servicio Meteorológico Nacional para que la población cuente con información útil sobre la posible ocurrencia de fenómenos naturales, especialmente en esta temporada de lluvias y ciclones”.

El Presidente de la República expresó su reconocimiento “a los integrantes de la Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de la Policía Federal, por su permanente disposición y entrega al servicio de los mexicanos, especialmente en los momentos de mayor dificultad. Este reconocimiento lo quiero hacer extensivo a los grupos de voluntarios y rescatistas que de manera anónima y comprometida ayudan a sus semejantes”.

También manifestó su gratitud “a la sociedad mexicana por la solidaridad y generosidad que ha mostrado en favor de quienes se han visto afectados por contingencias naturales”. Invariablemente, continuó, “la sociedad mexicana se ha manifestado y ha expresado su amplia solidaridad para con sus semejantes”.

La fuerza de la naturaleza, añadió, “podrá ser enorme, pero nunca superará la unidad de los mexicanos”.

<strong>MAÑANA DA INICIO LA TEMPORADA DE CICLONES ANTE LO CUAL EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA HA TOMADO MEDIDAS: CONAGUA</strong>

Al informar que mañana inicia la temporada de ciclones tropicales, en la que se pronostican, 19 en el Océano Pacífico, 40 por ciento arriba del promedio histórico; y siete en el Atlántico, el Director General de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Roberto Ramírez de la Parra, destacó que el Instituto Federal de Telecomunicaciones autorizó que en los sitios donde se vaya a presentar alguna emergencia hidrometeorológica, se envíen avisos a la población mediante mensajes de texto sin ningún costo.

Ello, explicó, con el fin de que la población reciba las alertas y medidas que emita el Sistema Nacional de Protección Civil. Además, destacó que se tienen tres nuevos centros hidrometeorológicos: en Veracruz, para vigilar los frentes fríos; en Yucatán, para monitorear el Atlántico; y en Chiapas, para el Pacífico.

También se instaló un nuevo radar meteorológico en el Puerto de Acapulco, Guerrero, y se pusieron en marcha los convenios con la Secretaría de la Defensa Nacional y Aeroméxico para obtener mayor información meteorológica y mejorar la toma de decisiones. Se trabaja asimismo, con la Comisión Intersecretarial de Atención de Sequías e Inundaciones, donde participan la Secretaría de Gobernación y la Comisión Federal de Electricidad, entre otras dependencias, informó.

Aseguró que el Gobierno de la República, a través de la CONAGUA, “continuará siendo un órgano técnico rector cuya prioridad es seguir fortaleciendo los lineamientos que nos han instruido para transitar de una cultura reactiva hacia una de prevención y mitigación de los riesgos”.

<strong>LOS TRES ÓRDENES DE GOBIERNO TIENEN LA VOLUNTAD Y DISPOSICIÓN DE CONSOLIDAR UN FRENTE COMÚN COORDINADO FRENTE A LOS PRÓXIMOS FENÓMENOS NATURALES: LUIS FELIPE PUENTE</strong>

El Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, aseveró que “los tres órdenes de Gobierno expresan aquí, la voluntad y disposición de mantener y consolidar un frente común coordinado frente a los próximos fenómenos naturales que garanticen, principalmente, el cuidado de la vida y del patrimonio de todos los mexicanos”.

Subrayó que en respuesta a la instrucción presidencial, se encuentran instalados y funcionando todos los Consejos Estatales de Protección Civil y del Distrito Federal. “Estamos trabajando de manera coordinada con todas las entidades federativas para lograr homologar la Ley General de Protección Civil con las propias de cada estado, lo que nos permitirá una mejor y más dinámica colaboración en materia de prevención y reducción de riesgos”, agregó.

Tras expresar que la participación en el ámbito internacional fomenta la unidad entre países, dijo que gracias a la coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores y con la Organización de las Naciones Unidas, México brinda apoyo, a través de misiones internacionales, a Chile, Paraguay y Nepal, afectados por severos eventos naturales.

<strong>GOBERNADORES TRABAJAN DE LA MANO CON EL PRESIDENTE EPN PARA PROMOVER LA CULTURA DE LA PREVENCIÓN: ROBERTO BORGE</strong>

Roberto Borge Angulo, Gobernador de Quintana Roo, afirmó que todos los gobernadores han trabajado de la mano con el Presidente de la República para promover una cultura de la prevención ante desastres naturales. Expresó su reconocimiento a las Fuerzas Armadas, quienes en todo momento están pendientes de los mexicanos.

Dijo que tras las experiencias de los fenómenos meteorológicos “Gilberto” y “Vilma”, en Quintana Roo “hemos aprendido el valor de la prevención para poder consolidarnos como un destino turístico seguro, que cuenta con las políticas y las estrategias necesarias para responder ante estas eventualidades”.

Informó que se aplica un plan coordinador de emergencias, el cual específica las acciones a tomar en situaciones de riesgo, como son las rutas de evacuación, las medidas de comunicación alternativas, entre otros.

Asimismo, agregó, se ha avanzado en materia de prevención, seguimiento y acción en los casos de desastres naturales. Esto, indicó, no sería posible sin la coordinación que prevalece entre el Gobierno de la República, encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, la coordinación con el Gobierno del Estado y de instituciones como la Secretaría de Gobernación, el Sistema Nacional de Protección Civil, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina Armada de México.

Dio a conocer que, como parte de lo anterior, la población más vulnerable cuenta con 905 refugios anticiclónicos distribuidos estratégicamente en diferentes puntos de la entidad, los cuales tienen una capacidad de albergar hasta a 200 mil personas. “Estos refugios están debidamente habilitados y certificados. De esta forma, garantizamos a las familias y visitantes salvaguardar su integridad física”, señaló.

<strong>EL SISTEMA NACIONAL DE PROTECCIÓN CIVIL, ESENCIAL PARA ENFRENTAR LOS FENÓMENOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO: ARTURO NÚÑEZ</strong>

Arturo Núñez Jiménez, Gobernador de Tabasco, destacó que el Presidente Enrique Peña Nieto le otorga la más alta prioridad a la política en materia de protección civil. “México lo necesita. Los mexicanos lo apreciamos”, dijo.

Consideró que el Sistema Nacional de Protección Civil es un instrumento esencial para todos los fenómenos que ahora se enfrentan, con la novedad del cambio climático, que ya es una realidad.

Explicó que a partir de la “terrible experiencia” de los sismos de septiembre de 1985 se inició todo un proceso que ha llevado hasta ahora a estructurar un Sistema Nacional de Protección Civil, del cual esta Reunión Nacional es un componente importante, “porque demuestra que el problema es de competencia concurrente: de la Federación, de las entidades federativas, de los municipios”.

Dijo que se distribuyen competencias, pero al final de cuentas los tres órdenes de Gobierno sirven a la misma población, en el mismo territorio. “Y si es en condiciones de emergencia, tenemos que hacerlo de la manera más eficaz posible”, expresó.

Mencionó que en el caso de Tabasco, en 1999 y en 2007 se han registrado inundaciones. Sin embargo, afirmó, “hemos trabajado conjuntamente los tres órdenes de Gobierno para mitigar los riesgos”.