Acompañado por su esposa, Angélica Rivera de Peña, el Presidente Enrique Peña Nieto ofreció una cena a los participantes en el Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica 2015, que se lleva a cabo en la Rivera Maya, en la que afirmó que en los últimos años América Latina ha sido una de las regiones que más ha evolucionado en el mundo.

Destacó que “en poco tiempo, nuestras naciones han logrado cambios profundos que parecían imposibles tan sólo hace unos años. En las naciones de la región se están consolidando cada vez más la democracia y el Estado de Derecho, la responsabilidad en el manejo de las finanzas públicas, así como diversos procesos de apertura”.

Manifestó que “los espacios de diálogo e interacción entre autoridades y líderes empresariales, entre académicos y actores sociales, son esenciales para responder con eficiencia a los desafíos del mundo actual”.

Consideró que esa ha sido la aportación del Foro Económico Mundial, que durante más de cuatro décadas ha promovido el intercambio de ideas y el análisis de nuestra realidad.

Explicó que “un hecho sobresaliente, y que para México es motivo de especial satisfacción, es el reciente acercamiento entre dos de nuestros vecinos: Cuba y los Estados Unidos de América. Celebro que en este marco hoy se encuentren con nosotros representantes del gobierno cubano, quienes participan por primera vez en este Foro Latinoamericano”.

Por eso, aseveró, “ésta es la dinámica de cambio acelerado que hoy vive la América Latina y que se ve reflejada aquí mismo, en la visión y liderazgo de cada uno de ustedes”.

Ante el fundador y Presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, y el Presidente de Haití, Michel Martelly, dijo que la agenda de renovación para la región es tan amplia como prometedora, e incluye energía y medio ambiente; infraestructura y productividad; transparencia y rendición de cuentas, así como educación e innovación.

El Primer Mandatario mexicano expuso que América Latina y el Caribe representan un mercado de más de 600 millones de habitantes. En bloque, señaló, sería la tercera economía del mundo y el mayor receptor de inversión extranjera directa.

“Conscientes de este potencial conjunto, México ha sido un activo promotor de la unidad de propósitos entre nuestras naciones", expresó. Lo mismo ha impulsado la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, que el relanzamiento de la Cumbre Iberoamericana, explicó.

Asimismo, indicó que el diálogo político de México con la región ha tenido un enfoque pragmático, orientado a resultados tangibles.

El Presidente Peña Nieto indicó que “con los países hermanos de Centroamérica estamos avanzando en forma inédita en temas clave para el desarrollo regional, como son: migración, infraestructura e integración energética”.

Mientras, agregó, “en el marco de la Alianza del Pacífico, con Chile, Colombia y Perú, estamos demostrando que sí es posible lograr una integración más profunda y fructífera, a partir de la libre movilidad de bienes y servicios, pero también de personas y capitales”.

Recordó que con la Alianza del Pacífico se acordó desgravar el 100 por ciento del universo arancelario; el 92 por ciento de manera inmediata, a la entrada en vigor del acuerdo comercial. Además, se eliminaron las visas entre las naciones que conforman ese mecanismo, y con ello, en sólo dos años, se incrementó en 100 por ciento el número de visitantes colombianos a México y en 50 por ciento el de los peruanos.

También señaló que México se incorporó al Mercado Integrado Latinoamericano, constituyendo un gran mercado, con alrededor de mil millones de dólares de capitalización y 750 instrumentos de inversión. “Estos son ejemplos de cómo se está transformando la realidad latinoamericana de manera positiva y acelerada”, afirmó el Presidente Enrique Peña Nieto.

Hizo un llamado a los participantes en el Foro Económico Mundial sobre Latinoamérica 2015 a que “sigamos trabajando juntos para consolidar esta tierra generosa y de grandes fortalezas, como una región de enormes posibilidades y, sobre todo, de grandes realizaciones”.

Exhortó también a que “con base en lo logrado por las generaciones de ayer, hagamos la parte que hoy nos corresponde, para legar una Latinoamérica más unida, fuerte, competitiva y productiva, una América Latina más próspera y más incluyente”.