-MODERADOR: A continuación, hace uso de la palabra el licenciado Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes.

-SECRETARIO GERARDO RUIZ ESPARZA: Con su permiso señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; con su permiso señora Angélica Rivera; señor Gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello; estimada señora de Zapata Bello; señor Presidente Municipal de Mérida, Renán Barrera Concha; señores representantes de los Poderes estatales; amigas y amigos de Yucatán.

Es una gran satisfacción acompañar al señor Presidente de la República, en esta primera gira, al bello y querido Estado de Yucatán.

El pasado 1 de diciembre, el señor Presidente anunció varias decisiones con las que iniciaba su Gobierno, una de ellas, fue que se impulsaría el Tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo.

Una gran parte de los insumos que se requieren para sostener el flujo turístico en Quintana Roo provienen de Yucatán y se moviliza por medio del autotransporte carretero.

Por su escala de operación, el transporte ferroviario de pasajeros y de bienes resulta siempre más económico, más seguro y de mayor comodidad para los usuarios que el autotransporte por carretera.

En el Proyecto Transpeninsular, la ruta más conveniente por su rentabilidad económica y su rentabilidad social, es la que va de Mérida a Chichen Itzá y, de ahí al Caribe, a la Riviera, al Puerto Punta Venado al que arriban los turistas de cruceros que llegan a Cozumel y que refleja exactamente el compromiso firmado por el señor Presidente durante su campaña aquí, en el Estado de Yucatán.

Son 278 kilómetros que los turistas y pasajeros locales podrán recorrer de Mérida a Punta Venado en alrededor de dos horas 35 minutos y, en cuatro horas y media, para el servicio de carga que estamos considerando como parte del proyecto y que solamente prestará su servicio durante la noche.

Del Puerto de Punta Venado en que se reciben los cruceros de Cozumel a Chichen Itzá, el recorrido tomará una hora con 20 minutos.

El proyecto contempla un tren moderno de última generación con tecnología diesel que transite a velocidades entre 160 y 180 kilómetros por hora. Este proyecto permitirá visitas a nuestros patrimonios arqueológicos adecuadas a los tiempos de las industrias de cruceros. Este tren rápido, será un medio multimodal, conectado al autotransporte y al transporte marítimo.

Entre las mercancías que podrían movilizarse, se encuentran los productos de Petróleos Mexicanos y materiales de construcción, lo que podría incrementar la rentabilidad financiera del proyecto y disminuir los costos de los bienes de las empresas.

Los estudios de factibilidad técnica y financiera, jurídica y ambiental con los que contamos para este proyecto, elaborados por un consorcio de especialistas en la materia, nos indican que este proyecto será un factor central para detonar el gran potencial económico, turístico y social de la región.

Para la elaboración y realización del proyecto final, estableceremos un grupo interinstitucional, pues se requiere la participación y apoyo de distintas dependencias federales.

El proyecto requerirá, también, del interés y apoyo de los gobiernos de Yucatán y Quintana Roo, y de sus sociedades.

Como usted me lo ha instruido, señor Presidente, en el mes de enero próximo, pondré a consideración de los señores gobernadores un convenio de coordinación, en el que se fijen los compromisos de cada orden de gobierno, las agendas de trabajo y las responsabilidades para llevar a buen fin, este trascendente proyecto.

Convocaremos, previamente, la participación y punto de vista de inversionistas privados con experiencia en este tipo de proyectos, a fin de invitarlos, mediante el esquema de concesión o asociación pública-privada, a que participen en la licitación pública, conforme a la normatividad aplicable que, esperamos, de acuerdo a sus indicaciones, pueda ser publicado en el año 2013, entre los meses de septiembre y octubre.

Con transparencia, procederemos a la selección de la estrategia de financiamiento, para conseguir la mezcla de recursos públicos y privados más eficaz, tanto en términos económicos, como en los términos de rentabilidad social.

Con el objetivo de iniciar su construcción en el primer semestre del año 2014, el año entrante, trabajaremos en la actualización de sus estudios, para estar en posibilidades de elaborar el anteproyecto ejecutivo que le de sustento a su estructuración financiera.

Señor Presidente:

A grandes rasgos, éste es el resumen del proyecto del Tren Rápido Transpeninsular, sin duda, una obra de infraestructura de primer orden, con la que se dará un gran impulso al Sur de la República, como es el compromiso por usted establecido.
Muchísimas gracias.

-MODERADOR: Tiene la palabra la ciudadana Marisol Lugo Ayora, Presidenta de CANACINTRA y del Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán.

-C. MARISOL LUGO AYORA: Con su permiso, señor Presidente.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Así, también, saludo a su señora esposa, señora Angélica Rivera; licenciado Rolando Zapata Bello, Gobernador Constitucional del Estado de Yucatán; un saludo a Sarita.

También, saludo al licenciado Renán Barrera Concha, Presidente Municipal del Municipio de Mérida; señores todos del presídium; representantes empresariales; amigos empresarios; damas y caballeros.

Muy buenas tardes.

Es un honor el estar aquí, con ustedes, en representación del sector empresarial del estado y poder presenciar el anuncio del inicio del Proyecto del Tren Transpeninsular Mérida-Punta Venado, un proyecto con grandes beneficios para nuestro estado.

Muchas gracias por esta distinción.

La construcción de un Tren Transpeninsular, es el inicio del programa que traerá a todos un beneficio a corto plazo. Contaremos con una gran derrama económica que echará a andar el engranaje de la economía peninsular, así, como el poder unir dos estados, lograr la movilización de trabajadores y, con eso, acortar los tiempos de transporte, abaratar costos en carga y mejorar las condiciones de vida de los mismos.
Ésta, es una oportunidad para lograr el crecimiento económico de la región, darle este impulso necesario a la infraestructura de Yucatán, y mejorar en los índices de competitividad que ha arrojado nuestro estado, así como el vecino Estado de Quintana Roo.

Señor Gobernador:

Conocemos su voluntad de trabajo en unión con el sector empresarial. Sabemos que usted y su Gobierno serán la piedra angular para poder detonar la prosperidad del nuevo tiempo que en nuestro Calendario Maya, hoy inicia. Reiteramos la confianza y la voluntad del sector productivo del Estado de Yucatán, para trabajar en conjunto con su Gobierno.

Señor Presidente:

Acertadamente, le está apostando a la construcción de una red ferroviaria nacional. Para los yucatecos, es muy significativo el hecho de que anunciara la construcción, este 2013, del Tren Transpeninsular. Sin embargo, es sólo el primer paso. A nuestro estado, le hace falta la conectividad con el Centro del país y reinsertarse en la escena nacional.

Comulgamos con el tan necesario Plan de Conexión Nacional que plantea. Al renovar las vías y cerrar las brechas entre las distintas regiones del país, ya que el crecimiento industrial no llega a las ciudades si no hay carreteras, ferrocarriles, ni suficiente infraestructura.

El tema del cabotaje y la desproporción en los impuestos cobrados a banderas mexicanas y no a las extranjeras, los deslaves de carreteras en Tabasco, las malas condiciones de las vías cruzando la frontera de Campeche con Tabasco, la competencia desleal de proyectos como el Dragon Mart, la diferencia en costo de energía, que es el seis por ciento mayor que en el Norte del país, la falta de mantenimiento y el abandono a las vías férreas, son temas que deben de quedar en el pasado.

Es una realidad, el que la infraestructura incida sobre la estructura de costos de las empresas y, por tanto, en el crecimiento económico de la región.

Para nosotros, los empresarios, es necesario tener buenas carreteras, buenas vías de comunicación, tarifas eléctricas competitivas, en otras palabras, mayor infraestructura para el Sureste.

Esto nos dará más eficiencia económica para lograr inversiones e incrementar el turismo para nuestro estado. El crecimiento del país, sólo puede darse brindándole al sector productivo las condiciones para operar. Para esto, es necesaria mayor infraestructura.

Denos la oportunidad de comprometernos con su Gobierno para lograr un crecimiento económico, con mayor número de plazas productivas e inversiones más elevadas. Con su apoyo, haremos que la Península de Yucatán y el Sureste del país, se conviertan en un gran atractivo para invertir, y así, detonar el desarrollo de sus ciudadanos y la tan buscada disminución del rezago social.

En el país, nuestro estado se encuentra en un lugar estratégico. Somos el punto más cercano a Europa y un buen canal de distribución para toda la Costa Este de los Estados Unidos.

Si no contamos con la suficiente infraestructura y conectividad con el resto del país, las inversiones extranjeras y locales, no podrán poner sus ojos en Yucatán, como una verdadera opción para asentar sus empresas.
En sus compromisos, ha mostrado que Yucatán y sus empresarios trabajarán con el aval del Gobierno Federal. Sé que contamos con su apoyo.

Reitero el compromiso del sector empresarial para trabajar de la mano con el Gobierno y lograr el crecimiento de nuestro país. Esto es lo que necesita Yucatán, el México que tanto, todos los aquí presentes, necesitamos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Toma la palabra el licenciado Rolando Rodrigo Zapata Bello, Gobernador del Estado de Yucatán.

-GOBERNADOR ROLANDO RODRIGO ZAPATA BELLO: Con su permiso, licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor Presidente:

Reciba usted, por mi conducto, la más cálida de las bienvenidas que todo el pueblo de Yucatán le brinda.

Esa calidez del pueblo yucateco, usted la ha sentido hace unos momentos, al saludar a los ciudadanos que se encontraban aquí a las puertas, quienes le daban, además de sus saludos, lo escuché bien, sus bendiciones. Y ellos lo hacían, porque saben perfectamente, que Enrique Peña Nieto, ante todo, es un gran amigo de Yucatán.

Saludo, con mucho respeto y con mucho afecto, a la señora Angélica Rivera de Peña. Y quiero decirle que nos encontramos muy complacidos los yucatecos. No peco de indiscreción al señalar que ésta es la primera gira oficial en la que participa la señora Angélica Rivera, y lo hace, precisamente, al Estado de Yucatán, donde se le quiere, donde se le respeta.
Con el permiso de los señores representantes de los Poderes públicos de nuestro estado. Señor Presidente Municipal, distinguidos funcionarios Federales aquí presentes; Sarita, mi esposa; saludo, con mucho afecto, a todos y a cada uno de los representantes de las cámaras empresariales aquí representados por la Presidenta del CCE, Marisol.

Y todos y cada uno de los representantes de las Cámaras empresariales, organismos de la sociedad civil; colegios de profesionistas; instituciones académicas; saludo a las y los Diputados, al Congreso del estado, al Congreso Federal; a todos ustedes, en lo particular.

Este es un momento de enorme optimismo y confianza entre Yucatán y el Gobierno de la República y, especialmente, con el Presidente de todos los mexicanos, el licenciado Enrique Peña Nieto.

De optimismo, por tener tan sólo a 21 días de iniciado su mandato, la presencia del titular del Poder Ejecutivo Federal y de su equipo, para hacer anuncios en el área estratégica de infraestructura y de comunicaciones.

De confianza, porque trabajar en el Proyecto del Tren Transpeninsular, fue uno de los compromisos que el licenciado Enrique Peña Nieto asumió con nuestro estado, y que vemos que hoy, sin tardanza y sin duda, empieza a avanzar.

Valoramos y entendemos lo trascendental del momento y comulgamos, de manera absoluta, con la estrategia del Gobierno Federal, que ve en la construcción de infraestructura una herramienta primordial para cerrar la brecha entre regiones y estados.

Creemos, también, como lo expresó el Presidente de la República el pasado 1 de diciembre al anunciar sus primeras decisiones, que es fundamental contar con obras de infraestructura. Y cito textual: Que incorporen al Sur de México con la economía nacional y con la economía global. Fin de la cita.

Sabemos que construir infraestructura es conectar nuestra economía, y que conectar nuestra economía estatal y regional, es la base indispensable para conectar a nuestros ciudadanos con mejores oportunidades de ingreso, con mejores empleos, con mejores perspectivas y mejor calidad de vida.

Así, entendemos este proyecto. Y con este impulso nos sumaremos en todo lo necesario para hacer realidad la Iniciativa Presidencial del Tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo.

Ésta es una oportunidad para que nuestra economía se consolide como el corazón del comercio y los servicios de la región. Ésta es una oportunidad para que nuestros sectores productivos sean más competitivos. Ésta es una oportunidad privilegiada para que despeguemos como una economía de servicios de logística y aprovechemos, plenamente, la posición privilegiada que tenemos en el Sureste y en el Golfo de México, como plataforma de proyección al Caribe, al Sur de los Estados Unidos y al comercio transatlántico.

En Yucatán, ya empezamos a tener las carreteras que la economía estatal demanda. Ya tenemos un puerto de altura listo para detonarse. Ya tenemos universidades con mejor calidad educativa y, sobre todo, tenemos a la gente emprendedora y esforzada.

Y el Proyecto del Tren Transpeninsular viene a ser un detonante esencial en la ecuación del desarrollo de esta tierra. Porque una economía que apostará decididamente al turismo, a la creación del conocimiento, a la agroindustria, al comercio, requiere de ferrocarriles que le den acceso a servicios de transporte seguros, rápidos, de bajo costo y respetuosos con el medio ambiente.

Un proyecto de este tipo detonará el mercado interno de Yucatán. Detonará el mercado regional en el Sureste de México y, sin duda, hará que la Península de Yucatán sea un polo económico en el sentido integral y no sólo en el turístico, sino en la industria ligera y en importación y exportación.

Este proyecto, además, es la oportunidad ideal para una colaboración coordinada y de sinergias entre el estado y la Federación. Una coordinación y complementariedad que puede y debe hacer la diferencia positiva para Yucatán.

Y como usted, señor Presidente de la República, anunció desde Palacio Nacional, que el contar con trenes modernos será el inicio de un nuevo capítulo en la historia de las comunicaciones en nuestro país, nosotros queremos que este Proyecto del Tren Transpeninsular, sea también el inicio de un nuevo capítulo de comunicación estrecha y fructífera con todo su equipo de trabajo.

Un capítulo de comunicación y alianzas, con su visión y estrategia de desarrollo, para que México se convierta, como usted mismo lo ha señalado, en una potencia económica emergente.

Esa es la voluntad de trabajo y de colaboración, con la que le damos la más cordial bienvenida a Yucatán. Ese es, de nuevo, el optimismo, la amistad, y la calidez, con la que recibimos al líder institucional de todos los mexicanos, a un hombre que, desde este momento, nos está dejando, muy claro, que su palabra vale y que en él podemos confiar.

Señor Presidente:

En Yucatán, queremos que el trabajo rinda más. Que los yucatecos ganen más por el esfuerzo que realizan. Queremos estar en aptitud de dotar de mayor valor agregado el trabajo de nuestros hombres y mujeres esforzadas, y que esto sea el camino para darnos mejor calidad de vida; le abra puertas de éxitos a nuestros jóvenes y oportunidades generosas a nuestros niños.

Con usted, con su Gobierno, con infraestructura, lo vamos a lograr.

Ese es el optimismo, con certidumbre, que nos trae su presencia esta tarde, señor Presidente.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)