Jóvenes:

Muy buenas tardes a todas y todos ustedes.

Me da mucho gusto saludarles.

Quiero saludar a todas las autoridades que hoy nos acompañan. Le quiero agradecer al señor Gobernador del Estado de Tabasco su hospitalidad y sus palabras de bienvenida.

Al dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, a Juan Díaz.

Y a los dirigentes de las secciones locales, de aquí, de Tabasco.

Y a las autoridades educativas del país, que encabeza el Secretario de Educación Pública.

Y de manera muy especial, quiero saludar, jóvenes, quiero saludar a los padres de familia que hoy aquí nos acompañan, a las maestras y maestros de este plantel educativo.

Y muy especialmente quiero saludarles a todos ustedes, a todas las niñas y niños de educación primaria que están hoy aquí, con nosotros.

Muchas gracias por su recepción y por darme la oportunidad de saludarles.

Déjenme ser muy breve. Ya escucharon ustedes, a lo mejor le pusieron poca atención a quienes hablaron antes que yo, y a lo mejor también me ponen poca atención a mí, pero déjenme decirles tres cosas muy importantes.

Les pido su atención. Les pido un momentito de su atención y les prometo ser muy breve, porque solamente quiero decirles tres cosas, puntualmente.

Primero. De verdad, que me da mucho gusto estar en esta escuela, porque lo que hoy estamos haciendo aquí es parte de la historia que estamos escribiendo, para trabajar por la calidad de la educación del país.

Son ustedes los primeros niños de México en recibir una computadora y en ser parte de este programa que estamos iniciando en tres estados de la República Mexicana y que vamos a llegar a todo el país, porque estamos en una etapa inicial, en una etapa de prueba para precisamente aprender de lo mucho que puede ser esta herramienta fundamental, que es el uso de la computadora.

A partir del día de hoy, en estos tres estados: en Tabasco, en Colima y en Sonora, los niños de quinto y sexto de primaria de escuelas públicas van a recibir una computadora como la que acabamos de conocer y de ver en los niños de este grado, de quinto y sexto, que ya tienen su computadora.

Para qué es la computadora.

Es una herramienta para su educación.

Hoy lo que debemos trabajar en nuestro país y por lo que estamos esforzándonos las autoridades, es por elevar la calidad de la educación.

Hoy somos parte de un mundo de mucha más gente, de más competencia, y como decía hace un momento el Gobernador de Tabasco, hoy el conocimiento es lo que genera la riqueza en el mundo, es lo que aporta realmente a que las familias y a que los individuos puedan tener mejores condiciones.

El nivel de conocimiento y lo que su conocimiento pueda aportar a desarrollar actividades, productos, riqueza, muchas cosas que se dan a partir del conocimiento.

Y por eso, también se dijo hace un momento. Déjenme platicarles algo, alguna vez en el país no había tantas escuelas, como hoy, gran parte del país no sabía leer y escribir.

Y ahora, después de los esfuerzos educativos que se hicieron en décadas anteriores, prácticamente en todo el país hay escuelas donde van los niños y donde están aprendiendo.

Pero hoy tenemos una deficiencia y vamos tarde. Y por eso queremos ganar espacio de tiempo, queremos acelerar este proceso, porque hoy en esta era en la que estamos viviendo, estamos encontrando que un elemento de formación y de acceso al conocimiento ha sido precisamente la computadora.

Y ustedes lo saben, porque a todos los lugares a donde van con sus papás, con sus maestros, los lugares que visitan, cualquier tienda que llegan a visitar o muchas de las tiendas que llegan a visitar, se dan cuenta que hay computadoras.

Y que hoy el libro, que alguna vez fue una herramienta fundamental en la formación, la educación, y que lo sigue siendo, debe adicionársele, también, elementos de esta época, de esta era, y para eso es la computadora.

Por eso, estamos entregando, en parte de un compromiso que hice, pero lo hice porque estoy convencido que es una herramienta muy importante para su formación, el que puedan los niños de quinto y sexto de primaria, y a partir de ahí tener su propia computadora.

Les he dicho a los niños con quienes he ya platicado, de quinto y sexto, que esta computadora no es para la escuela, es para ellos.

Es una computadora que les va a acompañar en sus cursos de quinto y sexto, y que se podrán llevar a su casa, utilizarla todo el tiempo, en sus hogares, en la escuela, y cuando concluyan sus estudios de primaria, que sea una herramienta más que les acompañe en su formación.

Esto es lo que quiero compartirles a los niños que hoy están aquí con ustedes. Quienes todavía no llegan a quinto y sexto de primaria, ya pueden saber que muy pronto, porque este programa lo vamos a acelerar en los próximos años, después de esta etapa inicial que está iniciando aquí, en Tabasco, Colima y Sonora al mismo tiempo, vamos a acelerarla, y los niños de quinto y sexto van a tener su propia computadora.

Esta herramienta, como la que tienen sus compañeros, o quizá una mejor, porque esto va evolucionando muy rápido, pero sí tendrán una computadora, o algo que sea similar a todas las herramientas que aporte una computadora.

Lo segundo que quiero decirles, especialmente a los padres de familia que están hoy aquí con nosotros. A los padres de familia, y les pido sean ustedes portadores de este mensaje a los demás padres de familia de este plantel, es que como ustedes han venido apreciando, el Gobierno, los partidos políticos, hemos impulsado una Reforma Educativa con un propósito: elevar la calidad de la educación.

Y aquí se han generado muchos mitos, desinformación, que habrá de ocuparnos al Gobierno precisar todos los alcances y beneficios de la Reforma Educativa.

Primero. Hay que decir y dejarlo muy claro. La educación en nuestro país ha sido y seguirá siendo una educación gratuita, que deberán recibir todos los niños del país, porque es una obligación del Estado mexicano asegurar, de manera gratuita, la formación y la educación de las nuevas generaciones. Esto es algo que está claramente inscrito y garantizado en la Reforma Educativa que hemos impulsado.

Pero, también, busca la Reforma Educativa que realmente aseguremos que en las escuelas que, insisto, hoy están ya cubriendo buena parte de la geografía de nuestro territorio, sean escuelas de calidad.

Y, por eso, hay varios programas que acompañan esta Reforma Educativa. El Programa de Excelencia para las escuelas que traen mayor rezago, que tienen una deficiente infraestructura, habrá que dedicar inversión, precisamente, para modernizarlas.

Las Escuelas Dignas porque queremos que todos los niños del país puedan recibir educación en escuelas que reúnan un estándar de calidad o de infraestructura óptima para recibir la educación.

Ustedes tienen buenas instalaciones, mejores que otras escuelas. Y reconocemos que hay escuelas que, lamentablemente, en algunas partes del país no tienen condiciones óptimas.

Y parte del esfuerzo que habrá de realizar el Gobierno por la calidad de la educación es, precisamente, asegurar que todas las escuelas del país tengan condiciones óptimas para la calidad de la educación.

Y un tercer elemento, un tercer elemento que lo quiero compartir con las maestras y maestros, y a través de ustedes a todos los maestros del país. Los maestros seguirán siendo el pilar más importante de la educación en México. Lo han sido y lo seguirán siendo.

Este programa de computadoras no es más que una herramienta más de apoyo a la educación que habrán de recibir a través de los maestros.

Los maestros les van a orientar. Se están también capacitando para que, a través del uso de esta herramienta, puedan tener ustedes una educación de mayor calidad y una herramienta de aprendizaje más, para una mejor formación de ustedes.

Yo quiero, desde este espacio, expresar reconocimiento. Reconocimiento a todas las maestras y maestros de México, que con gran convicción, con enorme compromiso, están resueltos y decididos a apoyar todo este proceso de modernización y de trabajar por la calidad de la educación en todo el país.

Hay algo último que quiero decirles:

Una sociedad que no se ocupa, precisamente, de la formación de las nuevas generaciones, está condenada a perderse y a extraviarse en el tiempo, a no tener rumbo y a no tener desarrollo y progreso.

Por eso, hoy debe ocuparnos, jóvenes, por eso debe ocuparnos, a quienes tenemos responsabilidad pública, el asegurar que las nuevas generaciones, ustedes, niños, señoritas, que el día de mañana y en muy poco tiempo van a ser personas adultas, puedan en esta etapa de su formación tener herramientas muy sólidas que les preparen para los desafíos y los retos del mañana, del futuro.

Este Programa de MiCompu está diseñado, precisamente, para apoyar esta tarea y que refuerce y apoye la orientación que recibirán de sus maestras y maestros. Por eso, a mí me da mucho gusto estar con ustedes esta media tarde.

Estoy muy reconocido de la calidez que han tenido para con un servidor y quiero dejarles un saludo, a través de ustedes, a todos sus papás. No olviden saludarme a sus papás. No están aquí todos presentes, pero saluden mucho a sus padres.

Salúdenme a sus maestros. Yo creo que la gran mayoría de las maestras y maestros están en este acto.

Les quiero dejar un saludo y reconocimiento personal a todas y todos ustedes. Y convocarles para que, como lo estamos haciendo en este plantel, realmente logremos.

Quiero decirles. Quiero convocarles para que maestras y maestros, padres de familia y todas las autoridades involucradas en la educación, seamos parte de este proceso, de esa transformación que será fundamental para el desarrollo del país.

Ustedes, jóvenes, ya lo están siendo. Son parte de la historia que estamos escribiendo, al ser beneficiarios de la entrega de esta herramienta, que espero contribuya a la calidad de la educación y a su adecuada y debida formación, para ser buenos ciudadanos hoy y mañana.

Le agradezco mucho, maestra. No se preocupe. Le agradezco mucho la atención.

Pero sólo me resta decirles, les dejo un saludo con todo afecto.

A mí me ha emocionado mucho ver los rostros de alegría, de emoción, porque sé que ésta es una experiencia única que están ustedes viviendo y lo estoy viviendo yo también por igual.

Es una experiencia única que juntos estamos viviendo y que deseamos sea por el bien de todo México.

Muchísimas gracias.

Y muchas felicidades.