Nuevamente, muchísimas gracias.

Y muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar a los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República que participan en las áreas fundamentalmente del desarrollo económico del país, y que tienen una íntima vinculación con la Cámara Nacional del Autotransporte.

Saludo a su Presidente, a don Roberto Díaz Ruiz, a quien agradezco realmente la adhesión y respaldo a los proyectos que el Gobierno de la República está impulsando para distintos fines, como los que aquí se han ya señalado. Entre otros, realmente consolidar a nuestro país como un centro logístico de características mundiales que realmente potencien el desarrollo económico de nuestro país.

Saludo a los integrantes de este Consejo Nacional Directivo.

A miembros de otras Cámaras, amigos de la CANACAR.

A servidores públicos del Gobierno de la República.

Y a los señores representantes de los medios de comunicación.

Me da mucho gusto reunirme con mujeres y hombres de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, que se esfuerzan por contribuir a hacer de México un centro logístico de nivel internacional.

Así lo han hecho al mantener integrado a este sector de nuestra economía, contribuyendo decididamente a la modernización del autotransporte de carga de nuestro país.

Saludo también al nuevo Consejo Nacional Directivo que estará en funciones durante el año 2013-2014, al que deseo el mayor de los éxitos en la responsabilidad que hoy asumen formalmente.

Reconozco la dedicación de su Presidente, don Roberto Díaz Ruiz, quien trabajará para revitalizar al sector del transporte organizado.

Así lo ha expresado en su mensaje y con toda claridad en la alineación de los objetivos que persigue la propia Cámara, con los que tiene claramente identificados el Gobierno de la República.

Estoy seguro que bajo su liderazgo se lograrán mejores condiciones para sus miles de asociados.

Aquí vale la pena nuevamente entregar cuentas, las cifras de la importancia y relevancia que tiene el autotransporte de carga.

Tiene un parque vehicular de 700, aproximadamente 716 mil unidades, con dos millones o, más bien, esto genera dos millones de empleos directos.

Y el autotransporte tenemos claro que es fundamental para el adecuado funcionamiento de nuestra economía. Si bien tenemos otros medios de transporte, hace un momento compartíamos el último tramo, además de la importancia que tiene el autotransporte, junto con las otras modalidades para el transporte de carga, es claro que en el último tramo de toda la cadena entre el abasto, producción, distribución y llegar al usuario final, la última milla, como ustedes le llaman, está bajo la responsabilidad de los autotransportistas de nuestro país.

Por ello, es justo reconocer a todos los transportistas el papel que desempeñan en la construcción del país que todos queremos. Gracias a su labor, todos los días se concretan miles de intercambios comerciales y las familias de México tienen acceso a productos y servicios en toda la República Mexicana.

Además, por nuestra privilegiada ubicación geográfica, los transportistas de nuestro país son pieza clave para mover las mercancías que producimos y exportamos hacia otras latitudes. Nuestra Nación cuenta con una serie de ventajas competitivas que la hacen una importante plataforma comercial y logística a nivel internacional.

Así lo pudimos apreciar en el video que nos fue mostrado hace un momento, donde creo que ilustra de manera muy clara la relevancia que tiene en el contexto geográfico mundial nuestro país y la vinculación que hacemos con otras latitudes.

A través de nuestro territorio, empresas de todo el mundo pueden introducir sus productos a los mercados de Norteamérica y de América Latina. Contamos, también, con alianzas estratégicas para acceder a los mercados asiáticos y europeos, así como una extensa red de tratados comerciales con 45 países.

Sin embargo, para aprovechar a cabalidad este potencial, requerimos fortalecer nuestra infraestructura de transporte y resolver problemas de conectividad y cobertura que aún persisten.

Déjenme solamente citar algunos datos que  nos dan contexto de cómo está México hoy calificado en el contexto internacional:

De acuerdo a los datos del Foro Económico Mundial, ocupamos el lugar 68 de 144 en el Índice de Competitividad de Infraestructura, y el sitio número 50 en cuanto a la medición de nuestras carreteras o de las carreteras que hay en el mundo.

Asimismo, el Banco Mundial nos sitúa en la posición 47 de 155 en el Índice de Desempeño Logístico. Esto es para el año 2012.

Es claro que requerimos mejorar las condiciones del sector transporte de nuestro país, el cual genera, como aquí ya lo hemos apreciado, 5.9 por ciento del Producto Interno Bruto, considerando el de carga y el de pasajeros también.

Al impulsar la fortaleza del sector autotransporte, avanzamos en la construcción del México próspero que nos hemos fijado, y que es una de las cinco grandes metas nacionales que tiene este Gobierno.

Y, sin duda, en la que consideramos es palanca y que tiene una enorme incidencia en los otros cuatro objetivos que, además, también tenemos claramente trazados.

El Gobierno de la República invertirá durante la presente Administración al menos cuatro billones de pesos en proyectos vinculados a la infraestructura, para explotar las ventajas del sector del autotransporte.

Además de las acciones concretas que ya se han explicado aquí, por parte del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, hemos instrumentado el Programa de Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018, por un monto total de, prácticamente, 1.3 billones de pesos.

Este programa contempla cinco líneas de acción: infraestructura carretera, ferrocarriles, puertos, aeropuertos y telecomunicaciones.

Como lo establece el programa, impulsaremos una mayor conectividad logística y promoveremos un desarrollo regional equilibrado y sustentable. Lo hacemos, convencidos de que ampliando y mejorando nuestra infraestructura sentamos bases más sólidas para el desarrollo de nuestro país.

En cuanto al transporte terrestre, trabajamos intensamente para contar con mejores autopistas, carreteras, caminos y libramientos. Ello, permitirá ahorros considerables en los tiempos de traslado, reduciendo los costos para movilizar bienes y personas de manera eficiente y segura.

Al final de este año, se habrán invertido 88 mil 500 millones de pesos públicos y privados en la modernización carretera. Muestra de ello, es la conclusión, en 2013, de dos autopistas de gran importancia, que se iniciaron hace más de una década: la Durango-Mazatlán y la México-Tuxpan.

Igualmente, se terminó la autopista Rioverde-Ciudad Valles, en San Luis Potosí, e inició la modernización de la Autopista Nuevo Xcan-Playa del Carmen, que permitirá conectar el centro del país con Riviera Maya, mejorando la conectividad regional.

Además de desarrollar nueva infraestructura carretera, también le damos mantenimiento, o hemos venido dando mantenimiento necesario a lo que ya tenemos, porque de ello depende la seguridad de los usuarios de nuestras carreteras.

A través del Programa de Construcción, Modernización y Conservación de Carreteras Federales y Caminos Rurales, el Gobierno de la República realiza obras en 18 mil kilómetros, con una inversión superior a los 20 mil millones de pesos.

La seguridad en las carreteras es, sin duda, un asunto y un compromiso de todos.

De los conductores particulares se requiere que respeten las señales y conduzcan con responsabilidad y precaución.

De los transportistas se espera que cuenten con unidades en buenas condiciones, así como con la capacitación adecuada.

Por ello aquí expreso reconocimiento al compromiso que ha hecho el Presidente de la CANACAR, precisamente para trabajar en este doble objetivo:

La modernización de la flota de autotransporte             que tiene nuestro país para reducir el año de antigüedad que en promedio tienen las unidades que circulan por nuestro país, que es de casi 17 años, en promedio.

Y también el asegurar una mayor capacitación a los conductores de estas unidades, para garantizar una mayor seguridad para quienes transitan por las carreteras y para quienes además son usuarios del autotransporte.

En el marco de este evento quiero, hacer un reconocimiento público a todas las Cámaras y Asociaciones del autotransporte por su apertura y disposición al diálogo, a fin de modernizar la Norma Oficial Mexicana que precisamente prevé estas premisas, o considera estas premisas en las que ya se vienen trabajando, y que además regula diversos aspectos del transporte de carga.

Agradezco también que a lo largo de las sesiones de trabajo que se han llevado a cabo se priorice la seguridad, tanto de sus trabajadores, como del resto de usuarios de las carreteras de nuestro país.

Todas estas acciones son aquellas que permiten que nuestro país pueda verdaderamente mejorar, tener mejores condiciones para las actividades del sector autotransporte.

Señoras y señores:

Invertir en infraestructura y seguridad en el transporte es garantizar la construcción de un mejor México para todos.

Con un sistema fuerte de autotransportes de carga impulsaremos a México como una plataforma logística de alcance internacional.

Cuenten, por ello, con el respaldo del Gobierno de la República para que juntos y de manera armonizada, concretemos estos proyectos, estos esfuerzos que hemos comprometido, precisamente hacia estos objetivos que aquí se han señalado, y que nos permitirán ir modelando entre todos un mejor país, el México que todos anhelamos.

Muchísimas gracias.