-MODERADORA: Toma la palabra el ciudadano licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador del Estado de Nuevo León.

-GOBERNADOR RODRIGO MEDINA DE LA CRUZ: Muchas gracias.

Muy buenas tardes, tengan todos ustedes.

Antes de iniciar mi mensaje, quisiera agradecer todo el apoyo que el Gobierno de la República, el Presidente Enrique Peña Nieto y su equipo de trabajo le han brindado al Estado de Nuevo León, en la atención de esta contingencia meteorológica, Huracán Ingrid y después Tormenta Tropical, que hemos estado atendiendo de manera coordinada y precisa por instrucciones del Presidente de la República y directamente representado por el señor Secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, con lo cual hemos podido manejar de manera adecuada esta contingencia y poder salir adelante en la inversión que se tiene que hacer para recuperar la infraestructura dañada.

Así es que, señor Presidente, Nuevo León le agradece el apoyo enormemente este apoyo y sabemos de su compromiso firme, para salvaguardar la protección de los mexicanos y atender con prontitud esta contingencia.

Muchas gracias. Gracias por el apoyo a Nuevo León.

Nuevo León se honra nuevamente con la visita del señor Presidente de la República Enrique Peña Nieto. Los nuevoleoneses estamos forjados con trabajo y superación. Y por eso nos gusta recibirlo con resultados y con buenas noticias. Lo hacemos para seguir adelante en una tarea que demanda la unidad de todos.

Gracias por esta enorme distinción, señor Presidente, que recibimos una vez más y, como siempre, brindándole el afecto y el respeto de nuestro pueblo.

Nos acompaña, también, en esta gira el Secretario de Economía Federal, Ildefonso Guajardo, a quien agradecemos su presencia pero, además, su talento y trabajo puestos al servicio de México y de su estado, Nuevo León, de todos los mexicanos.

Gracias, señor Secretario.

Una vez más, saludo al señor Secretario de Trabajo Alfonso Navarrete Prida, por su apoyo al Estado de Nuevo León en muchos frentes. Ayer, en la contingencia pero, sobre todo también muy atento, siguiendo instrucciones del Presidente de la República, para apoyar todo lo relacionado al trabajo en el Estado de Nuevo León.

Saludo también al señor Secretario de SEMARNAT, Juan Guerra, que el día de hoy nos acompaña y con quien hemos una excelente coordinación para promover el cuidado del medio ambiente en nuestro estado.

Agradezco la invitación de don Paolo Rocca, Presidente de esta gran compañía y de Máximo Vedoya, a quienes felicito por este logro tan considerable en el área siderúrgica y que se traduce en mayor generación de riqueza para nuestro estado con la creación de nuevos empleos para nuestra gente.

Los nuevoleoneses le profesamos lealtad a los valores comunes de todos los mexicanos, al patriotismo, a la solidaridad, al humanismo, pero además, nos caracterizamos por contar con una gran capacidad de trabajo. Una capacidad que procura riqueza, bienestar a los que debemos aspirar en todos los rincones del país.

El señor Presidente ha señalado que acceder a un México próspero significa alcanzar un crecimiento económico de forma sostenida, que nos va a permitir atender de manera integral otros temas relevantes de la agenda nacional, como el rezago social, la pobreza y la desigualdad.

Por eso es que en Nuevo León estamos orgullosos de nuestros empresarios, de los nuestros, de los nacionales y de los extranjeros, de todos ellos que han sembrado bien sus inversiones aquí en esta tierra próspera de Nuevo León.

De igual forma, nos sentimos orgullosos de nuestros trabajadores. Lo hacemos, porque sabemos de su profesionalismo en todas las labores que emprenden y su disposición a contribuir a que el estado crezca a través de sus empresas, porque también, las empresas son de nuestros trabajadores.

Gracias a esta armonía laboral que se expresa en 15 años cumplidos sin ni una sola huelga. Gracias a la visión de nuestros empresarios y del empuje de nuestros trabajadores, estamos hoy aquí.

La planta más grande e importante en su tipo de América Latina, la inversión más grande de Ternium en el país, así como la mayor inversión en Nuevo León en los últimos 10 años.

Este complejo siderúrgico que trabaja en la extracción de mineral de hierro en sus propias minas aquí en México, en la fabricación de acero, en la elaboración y distribución de productos terminados.

Sigue ampliándose en nuestra entidad con nuevos desarrollos de infraestructura para mejorar y optimizar sus operaciones y con ello, estimular el crecimiento.

Hoy por hoy, con su avance industrial, Ternium representa el rostro de Nuevo León. Esa capacidad de adaptación a las circunstancias mundiales que le ha permitido a Nuevo León integrar y fortalecer un sector productivo al mismo tiempo y al mismo ritmo de los procesos económicos internacionales.

Como autoridades, hemos puesto el énfasis en la creación de riqueza, mediante un conjunto coherente de políticas públicas y el compromiso del sector empresarial. Son nuestros aliados.

Son nuestros aliados todos los empresarios y, particularmente, el día de hoy, en esta gran empresa, que echa a andar sus operaciones aquí, en Pesquería.

Pero, también, tiene operaciones en Apodaca y, también, en San Nicolás y, también, en muchos otros estados de la República, donde han crecido en amplitud y alcances para llegar a muchos destinos y, sobre todo, generar fuentes de empleo.

Tenemos en Nuevo León a una de las compañías siderúrgicas líderes, que ha puesto en marcha iniciativas para el cuidado y la preservación del medio ambiente, que se preocupa y se ocupa por la educación, y que recibe a los jóvenes con programas académicos en coordinación con el estado, y de sensibilización sobre el trabajo que aquí se realiza.

Una empresa que invierte tiempo, capacidad y capital en recursos tecnológicos y en educación para su gente, invierte no sólo en el presente, sino que asegura su futuro.

Este clima de negocios y de oportunidades que hoy proyecta Nuevo León y México, y que seguiremos consolidando desde esta tierra, nos va a permitir a todos apuntalar un mayor desarrollo económico.

En esa estrategia y en muchas otras, trabajamos hombro con hombro, junto al Presidente Peña Nieto, pues cada vez que cumplimos las metas estatales, estamos aportando a las metas nacionales. Y no nos vamos a parar.

Es por eso que este año ya rebasamos la meta de atraer más de tres mil millones de dólares de inversión extranjera directa, y también vamos por más.

En Nuevo León sabemos que el camino más sólido para atraer inversiones a nuestro país, es emprendiendo las reformas que faltan, y que la determinación del Presidente de la República en instrumentar estas transformaciones, traerá repercusiones nacionales muy positivas, detonando el crecimiento económico que merecemos.

Felicidades, señor Presidente, por su visión, por su arrojo, por su valentía, pero, sobre todo, por liderar a México y transformarlo para bien.

Muchas felicidades, señor.

También, junto con nuestros empresarios, tenemos el compromiso de posicionar a Nuevo León en los nuevos mercados mundiales, apoyándonos en el modelo de la triple hélice, donde coexisten los sectores público y privado, con la academia para impulsar las actividades económicas basadas en el conocimiento, la innovación y las nuevas tecnologías.

Hoy más que nunca estamos determinados a consolidarnos como los líderes, también en la economía del conocimiento, como un estado siempre competitivo y con una clara visión de futuro, pues entre más fuerte y unido sea Nuevo León, más fuerte y unido será también México.

Tenemos todas las condiciones para lograrlo, somos líderes en atracción de inversión extranjera directa, en exportaciones, en apertura de nuevas empresas, en promoción del empleo.

Finalmente, les reitero mi felicitación mis amigos de Ternium, empresarios y trabajadores que han contribuido a la construcción de este magno proyecto.

Los beneficios que propicie serán para bien de su empresa, por supuesto, pero también son en beneficio de Nuevo León y en beneficio de México.

Es un paso más para alcanzar la meta que se ha propuesto nuestro Presidente Enrique Peña Nieto, hacer de México un país próspero, un país competitivo, que genere riqueza en todos los aspectos, con empleo y oportunidades de desarrollo para nuestra gente.

Enhorabuena por Nuevo León y por México.

Muchas felicidades.

-MODERADOR: Tiene la palabra el ciudadano maestro Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía.

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLARREAL: Buenas tardes tengan todos ustedes.

Con el permiso del señor Presidente deseo saludar al señor Paolo Rocca, Presidente de la Organización Techint, que representa cuatro grandes grupos posicionados hoy en día en México: Tenaris Tamsa, Ternium, Techint Construcciones y Tecpetrol.

Esas cuatro ramas de la corporación Techint son las que están representando justamente el potencial exportador de México.

Muchas felicidades don Paolo.

Señor Gobernador.

Con el reconocimiento al esfuerzo que Nuevo León está haciendo para atraer inversión extranjera hoy consolidamos una primera historia de éxito cuando conjuntamente al cierre del primer semestre a nivel nacional logramos la meta justamente de 23 mil 900 millones de dólares de inversión, 2.5 veces más que el mismo semestre del año pasado, y hoy Nuevo León puntea con casi tres mil 500 millones de inversión extranjera acumulada en lo que va del año.

Felicidades por el liderazgo de Nuevo León.

Saludo a mis compañeros de Gabinete, al Director de ProMéxico, al señor Alcalde, a los Poderes, al Congreso del estado, el Poder Judicial y a la Cuarta Zona Militar.

Y también saludo a los socios de este gran proyecto, justamente con la corporación japonesa Nippon Steel y Sumitomo Metal, que a través de este proceso se integran al éxito que ha tenido el Grupo Techint en México.

No es casualidad, señor Presidente, que en medio del desastre que estamos enfrentando por los huracanes, usted haya tomado la decisión de abrir este pequeño paréntesis justamente para, en unas pocas horas, poder estar aquí, en Nuevo León.

Poder estar aquí inaugurando un proyecto de gran trascendencia, que nos posiciona de manera relevante en la industria acerera pero, también, en los derivados integradores de productos acereros, como son la industria automotriz.

Este paréntesis envía un mensaje claro: Si somos capaces conjuntamente, Gobierno e iniciativa privada, de lograr este tipo de proyectos, sin duda, con su liderazgo, los mexicanos seremos capaces de reponernos de la tragedia que hoy ataca a diferentes estados de la República y nos solidariza con la mayor parte de los mexicanos que hoy están sufriendo.

El lunes pasado, con su representación, estuve en el Tercer Congreso Nacional de la Industria Acerera Mexicana. Y ahí, conjuntamente con sus directivos, varios aquí presentes, repasamos los lineamientos fundamentales para una política industrial en el sector acero.
Con las indicaciones que usted nos dio, primero, establecimos claramente las reglas del juego: tenemos que invertir, crecer, pero bajo términos de un comercio abierto, justo y competitivo. Ésta es una de las mejores muestras.

A través de las respuestas de inversiones como las que hemos sido testigos en lo que va de su Administración, Altos Hornos, con el Fénix; el Grupo de Acero, en Coahuila; y ahora aquí Ternium, en Pesquería, Nuevo León; nos queda claro que en este año estamos sólo en la industria del acero consolidando seis mil millones de dólares de inversión, con la generación de casi cinco mil empleos.

Este trabajo, señor Presidente, es gracias a que hemos logrado el equilibrio entre tener una economía abierta, competitiva, con un sector que toma retos y oportunidades, como lo estamos viendo con la oferta de insumos para la industria automotriz que Ternium nos muestra el día de hoy.

Ternium, con la producción de esta planta, suplirá el 40 por ciento de los insumos que anteriormente se estaban importando para la industria automotriz. Esto está justamente en su instrucción de aumentar las cadenas de valor, en la productividad en México y poder generar cadenas que nos permitan mayor valor mexicano en las cadenas globales de valor.

Sin embargo, también con la industria hemos hecho una alianza estratégica. Y esa alianza depende fundamentalmente de no permitir competencia desleal en el comercio internacional. De lo que va de su Administración, del 100 por ciento de los casos contra prácticas desleales del comercio, el 50 por ciento han sido para defender a la industria del acero, de competencia desleal internacional.

Y hoy podemos decir, con mucha satisfacción, que hemos logrado realmente mejorar, por mucho, la condición para la industria acerera nacional, protegiéndola contra los dumping que se realizan por grupos internacionales.

Sin embargo, el esfuerzo se completa en esta estrategia sectorial con un tema fundamental, hoy lo escuchamos de sus directivos, el principal insumo para el sector, la industria y el sector estratégico del acero, es la energía.

Por lo tanto, la disponibilidad de energía abundante a precios competitivos es esencial.

Por ello, la importancia de materializar la Reforma Energética que vendría a impactar en forma directa, sin duda, el futuro de la industria del acero en México.

Y ello se complementa con otra instrucción presidencial que es utilizar la fuerza de las compras públicas para mejorar las capacidades productivas de la industria nacional.

Y el mejor ejemplo lo tenemos en la licitación de los Ramones donde PEMEX logró un acuerdo con la industria acerera para lograr, en condiciones competitivas y de buenos precios, la incorporación de insumos nacionales en la construcción del gasoducto más importante que tendrá México.

Así, con acciones en comercio internacional, con acciones específicas en materia de energía y con acciones del uso y la fuerza de la compra pública, podremos lograr construir un futuro viable para la industria del acero en México que, sin duda, transformará de fondo una vez aprobada la Reforma Energética, la competitividad del sector manufacturero en México, conjuntamente con América del Norte.

Muchas felicidades al Grupo Techint y estamos de la mano con ustedes para el futuro que seguramente tendrá mayores anuncios de inversión.

Gracias.

-MODERADOR: Toma la palabra el señor Shinya Higuchi, Vicepresidente Ejecutivo de Nippon Steel y Sumitomo Metal Corporation.

-SR. SHINYA HIGUCHI: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor Megata, Embajador de Japón en México.

Señor licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía; señor licenciado Alfonso Navarrete Prida, Secretario de Trabajo y Previsión Social; señor Juan Guerra, Secretario de Medio Ambiente.

Señor licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León; señor licenciado Francisco Nicolás González Díaz, Director General de ProMéxico; doctor Paolo Rocca, Presidente de la Organización Techint.

Clientes, proveedores y amigos:

Muchas gracias por acompañarnos el día de hoy, a pesar de sus ocupaciones.

Ternium y Nippon Steel y Sumitomo Metal formaron la empresa conjunta de Tenigal con el fin de producir chapa de acero de cubierta de alta calidad para la industria automotriz.

Y Nippon Steel y Sumitomo Metal contribuyó proporcionando su equipo y tecnología más avanzados.

Nosotros, Nippon Steel y Sumitomo Metal, también suministramos sustrato de alta calidad a Tenigal y hemos apoyado técnicamente a la nueva planta de laminación en frío de Ternium aquí, en Pesquería.

En resumen. Nippon Steel y Sumitomo Metal ha aportado nuestra experiencia y tecnología acumuladas en Japón y en otras partes del mundo.

Hemos realizado exitosamente este proyecto, basado en una sólida alianza entre las dos compañías. Y lo más importante, gracias al Acuerdo de Asociación Económica entre México y Japón, y a las políticas del Gobierno mexicano en donde se destaca la labor de promoción y las facilidades para el establecimiento de nuevas inversiones extranjeras.

Por este medio, quisiera expresar mi sincero agradecimiento al Gobierno y a toda la gente involucrada.

La industria automotriz en México continúa con un fuerte crecimiento y muchos fabricantes de vehículos están construyendo o ampliando sus instalaciones.

Estamos comprometidos a contribuir al crecimiento de esta importante industria mexicana y a la economía en su conjunto, a través de Tenigal.

Muchísimas gracias.

-MODERADOR: A continuación se proyectará el video del Centro Industrial Ternium.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Toma la palabra el señor Paolo Rocca, Presidente de la Organización Techint.

-SR. PAOLO ROCCA: Señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Gobernador del Estado de Nuevo León, licenciado Rodrigo Medina de la Cruz; señores Secretarios Ildefonso Guajardo Villarreal y Alfonso Navarrete Prida; Secretario del Medio Ambiente, Juan Guerra Abud; empresarios, clientes, compañeros de los medios de comunicación, amigos, amigas.

Señor Presidente:

Es un gran honor para nosotros contar con su presencia en la apertura del Centro Industrial de Ternium en Pesquería. Especialmente en la difícil circunstancia por la que está pasando el país en este momento.

Este centro es el más avanzado de toda América Latina por su tecnología, nivel de automoción e impacto ambiental.

Ha requerido una inversión de más de mil 100 millones de dólares y se ha construido en menos de tres años.

Han contribuido a su realización, un equipo de más de tres mil trabajadores, supervisores y técnicos y los mejores ingenieros de Ternium, de Techint y de Nippon Steel Sumitomo, nuestro socio en Tenigal, la planta de galvanizado en este centro industrial.

Quiero agradecer muy especialmente a todos los que han participado en este emprendimiento y felicitarlos por los resultados en la seguridad laboral. Durante estos tres años y en las 13 millones de horas trabajadas, no tuvimos ningún incidente de envergadura.

Este Centro Industrial está dedicado a la producción de lámina de acero laminada en frío y galvanizada para las aplicaciones más exigentes de la industria automotriz. Forma parte del sistema integrado de producción de Ternium en México, basado sobre ocho centros productivos y en una importante red de distribución que transforman el mineral de nuestras minas en Michoacán y en Colima en producto terminado de muy alta especificación.

Quiero reconocer muy especialmente el apoyo constante que recibimos del Gobierno Federal, del Estado de Nuevo León y del Municipio de Pesquería a lo largo de estos años. Promoviendo las obras de infraestructura esenciales, asegurando la seguridad necesaria, encarando con espíritu positivo los desafíos inevitables en proyectos de esta magnitud. Sin este apoyo esto no hubiera sido posible.

Gracias a estas inversiones las automotrices y las empresas que producen autopartes y bienes de consumo durable podrán contar una provisión local calificada, asociada al servicio, la asistencia técnica, la investigación y desarrollo de producto para fortalecer su competitividad y crecer hacia el mercado interno y la exportación.

Carros más livianos y con estructura más resistente necesitan productos de altísima especificación, materiales con elevada resistencia a la corrosión y superficie de absoluta planalidad. Esta planta está en la frontera del conocimiento para estas tecnologías.

Con inversiones como ésta, y muchas otras que se están realizando en el país, México avanza hacia una mayor integración industrial; sustituyendo importaciones y articulando su sistema productivo en una cadena de valor de elevada calidad, en la cual participan empresas grandes, mediana y pequeña, que crean empleos bien remunerados, con conocimiento, profesionalidad, tecnología, innovación y capacidad exportadora.

Señor Presidente:

Esto es industria. Esto es aspiración permanente al cambio tecnológico. A la creación de trabajo, a la mejora de la condición de vida, al crecimiento de las comunidades, a la creación de oportunidades para quienes tienen talento y voluntad. Esto es promoción y movilización social.

En el contexto de América Latina, México ha sido, sin duda, el país con mayor vocación industrial sostenida a lo largo del tiempo. Mientras muchos países han elegido el camino del desarrollo de sus recursos naturales, para convertirse en productores y exportadores de commodities, México ha encarado consistentemente un desarrollo integrado, en el cual la producción de bienes ha mantenido su peso relativo en el Producto Bruto, y las exportaciones manufactureras han crecido más que en cualquier otro país de América Latina.

Mirando hacia adelante, en el contexto de un mundo que está saliendo de una crisis muy profunda, el potencial de desarrollo industrial del país es inmenso.

México tiene una demografía favorable, una población joven, con calidad humana, voluntad de progresar, optimismo hacia el futuro y confianza en el esfuerzo individual.

La inversión en la educación en todos los niveles y, en particular, en la educación técnico científica, permitirá fortalece esta ventaja competitiva, fundada sobre la calidad y la productividad de la mano de obra y no necesariamente sobre su costo.

La disponibilidad de energía es otra ventaja competitiva de largo plazo. La revolución de las Shales en América del Norte ofrece una oportunidad extraordinaria para poder desarrollar actividades industriales intensivas en energía, como lo es nuestra cadena metal-mecánica, con ventajas de costo y de impacto ambiental.

La Reforma Energética permitirá ampliar y fortalecer esta ventaja competitiva.

Tenemos además una extraordinaria oportunidad de desarrollar el contenido local en la producción de bienes y servicios, requeridos para el desarrollo de la creciente infraestructura energética.

La integración comercial de México con el resto del mundo, es otro aspecto de la política económica de largo plazo, que favorece las inversiones en el sector manufacturero.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ha creado las condiciones para una expansión sin antecedentes del comercio y de las inversiones para México.

Hoy, el TPP, el Acuerdo Estratégico Transpacífico puede abrir el camino hacia una integración aún más amplia, que puede permitir a México consolidar su inserción en el comercio global.

Es muy importante, que en este contexto, que se mantenga la más estricta defensa de la industria contra la práctica de comercio desleal y predatorio que ha sido, particularmente, destructiva en nuestra cadena de valor.

La estabilidad institucional, la continuidad de las políticas, el apego a las reglas de juego, han sido factores esenciales para crear las condiciones que han permitido esta inversión y que harán posible avanzar a paso firme, hacia el fortalecimiento del sistema industrial del país.

El diálogo abierto y respetuoso entre el sector público y privado ha sido uno de los factores claves de México para atraer y hacer crecer la inversión privada en el país.

También quiero subrayar, la importancia que tiene el fortalecimiento de la seguridad pública para el normal desenvolvimiento de las actividades económicas.

Señor Presidente:

El compromiso del Grupo Techint con México viene desde muy lejos.

Mi abuelo Agostino Rocca conoció al Presidente Alemán en 1947 en los orígenes de nuestro grupo.

Quedó fascinado con el país y así lo reflejó en una carta a su esposa, donde expresó: El potencial económico mexicano es inmenso, en todos los sectores, en la minería, la industria, la agricultura. Y el Presidente Alemán, está valorizando este patrimonio movilizando al capital privado.

Desde aquel tiempo y desde la primera inversión en Veracruz, en Tubos de Acero de México, nuestra presencia en México ha crecido consistentemente.

En los últimos ocho años, las empresas del Grupo Ternium, Tenaris, Tecpetrol y Techint, han invertido nueve mil millones de dólares en el país.

Las ventas anuales hoy del Grupo Techint en México alcanzan los ocho mil millones de dólares y exportamos más de dos mil millones de dólares en producto de elevado valor agregado.

Generamos 20 mil empleos directos en 12 estados de la República.

Para los próximos años ya lanzamos la inversión de una nueva central termoeléctrica de ciclo combinado de 900 megawatts acá, en Pesquería, que requerirá de una inversión de alrededor de mil millones de dólares, y permitirá satisfacer todas las necesidades energéticas de Ternium y Tenaris en México, a partir del 2016.

En Monterrey, en la acería integrada de Guerrero donde tuvimos hace dos meses un accidente trágico y doloroso para todos nosotros y la comunidad que nos rodea, lanzamos un plan de inversión y de modernización por 225 millones de dólares.

Queremos transformar esta planta en un modelo de eficiencia, de seguridad y de impacto ambiental en línea con los estándares más exigentes del mundo.

Señor Presidente:

Nuestro sueño empresarial ha sido, desde nuestros orígenes, el de crear industrias capaces de competir con las mayores del mundo. De crecer en una dimensión global y, al mismo tiempo, de hacer crecer a nuestra gente y a las comunidades en las cuales estamos arraigados, y con las cuales establecimos lazos sólidos y duraderos, para que nuestros países, nuestras empresas y nuestra gente puedan ser actores y no víctimas de la globalización.

Tenemos por delante un tiempo de grandes oportunidades. El mundo está volviendo a crecer. Los términos del intercambio están evolucionando a nuestro favor.

La inserción en el mundo de nuestros países puede tomar nuevo impulso, y acelerar un crecimiento económico y social, fundado en la iniciativa privada y sostenido por el estado, en un clima de paz, de diálogo, de seguridad y de convivencia civil.

En esta empresa, en los miles de trabajadores, técnicos y profesionales que la integran, en la comunidad que la rodea, usted encuentra el talento, los conocimientos, la voluntad y la ambición para aprovechar de estas oportunidades.

Señor Presidente:

Monterrey ha sido desde sus orígenes un ejemplo de desarrollo industrial para toda América Latina, basado en la innovación, en la tecnología y en la cultura de trabajo de su gente, sostenido por un profundo sentido de responsabilidad social.

En este centro industrial queremos honrar en los hechos a esta grande tradición.

Muchas gracias.