Señoras y señores:

Muy buenas tardes nuevamente a todos ustedes.

Quiero compartirles algunos comentarios con respecto a lo que ustedes aquí han escuchado.

Por qué estamos aquí nuevamente en Guerrero y aquí en el Puerto de Acapulco, del que hemos hecho nuestro centro de operación y de auxilio a la población de esta entidad, y desde aquí se han girado indicaciones para dar atención a otras partes de la República.

Porque ésta ha sido la entidad más afectada hasta ahora y más golpeada, precisamente por los efectos climatológicos que ya todos conocen.

Y estamos aquí precisamente porque hemos venido conociendo, conforme han venido pasando estos días y a partir de la atención y el poder llegar a otros lugares apartados y alejados de estos centros de población, o de aquí, particularmente de Acapulco, de Chilpancingo, de la capital del estado, hemos podido reconocer y advertir de esta condición y de la gravedad que se ha generado en varias otras partes del Estado de Guerrero, como ya lo expuso hace un momento el gobernador del estado.

Por eso, hemos hecho de esta entidad y particularmente de aquí, de Acapulco, el centro de operación para varios estados de la República. Y muy especialmente ustedes podrán apreciar hoy aquí la presencia de varios Secretarios del Gobierno de la República, quienes están prestando una atención muy focalizada, a dar atención a las personas afectadas aquí, en el Estado de Guerrero, insisto, por ser la entidad que mayor afectación ha tenido ante estos efectos climatológicos.

Estamos evaluando las condiciones de otras entidades. El día de ayer pudimos visitar una parte o dos partes, o dos comunidades, municipios de la zona del Golfo, donde también se tuvo el mayor impacto y ahí conocer la evaluación y valoración que los gobernadores, tanto de Tamaulipas como de Veracruz, hicieran y de cómo habían entrado en operación sus centros o grupos de protección civil, en coordinación con el Gobierno de la República.

A estas alturas yo podría señalar que en todo el país los centros de operación de Protección Civil están en alerta, están en plena coordinación con el Gobierno de la República, para dar atención a la población afectada, para emitir las alertas correspondientes, a partir de conocerse previamente dónde habrá lluvias intensas.

Y decir que al momento estamos frente a una condición verdaderamente extraordinaria.

Lo que yo quería se mostrara y espero después de mi intervención puedan ustedes recoger un mapa de la República Mexicana, donde por la información de la que disponemos, las lluvias que se han registrado en los últimos días históricamente han sido las de mayor intensidad, de forma extendida en la República Mexicana.

Esto significa que si bien en algún otro momento pudo haber habido una lluvia intensa en una zona, en una región o en estado de forma muy focalizada y muy intensa, ahora en estas lluvias causadas por estos dos fenómenos climatológicos, Ingrid y Manuel, realmente la extensión de las lluvias prácticamente ha irradiado a casi toda la República Mexicana.

Y en algunas partes, como podremos observar en el mapa, me esperaría yo al final de mi intervención para que ustedes lo puedan conocer, se observará con toda precisión cómo ha llovido de forma muy intensa prácticamente en las entidades que están en la Costa del Golfo y en la Costa del Pacífico, y algunas otras entidades del territorio nacional, de la parte Centro-Norte del país.

Por esta razón y ante esta condición extraordinaria, el Gobierno de la República ha desplegado un esfuerzo articulado y coordinado con los gobiernos locales para:

En primer lugar. Dar una atención inmediata a las personas afectadas, para poder auxiliarles de inmediato en sus primeras necesidades.

Se han habilitado albergues, como los que he recorrido, algunos de ellos con ustedes. Aquí, sólo en el Estado de Guerrero hay 77 albergues habilitados por el Gobierno Federal, por el gobierno estatal, incluidos aquí los que Ejército y Marina, también, han habilitado.

Se ha proporcionado alimentación, primeros auxilios, entrega de despensas y se ha movilizado toda la maquinaria necesaria para poder drenar agua donde se encuentra acumulada.

Los niveles de agua, particularmente aquí, de Acapulco, han venido descendiendo, han venido drenando de forma natural, y aquellos, o de aquellos lugares donde esta agua no habrá de drenar, se habrá de utilizar maquinaria para finalmente poder sacar el agua donde, eventualmente no será posible de forma natural.

Esto nos permitirá ya, también, hacer un censo que se ha empezado ya a elaborar por parte de la Secretaría de Desarrollo Social, por parte del gobierno estatal, de forma coordinada.

Aquí quiero dejarlo señalado de manera muy puntual. No estamos haciendo esfuerzos dispersos, ni separados. Estamos actuando de forma coordinada y estamos elaborando un censo de vivienda por vivienda, y familia por familia, que hubiese resultado afectada, para determinar, a partir de ello, y de este diagnóstico que arroje este censo, cuáles serán las medidas de atención y de ayuda que se entregue a cada familia afectada.

Esto, insisto, sólo será posible en la medida que se vaya drenando el agua, y que afortunadamente, el no tener lluvias, o no con la intensidad que se tuvieron en los últimos días, ha permitido ya empezarse a realizar este trabajo.

Como ya lo ha señalado el Secretario de Gobernación, estamos trabajando en apoyar a comunidades que hasta ahora sólo se puede llegar por vía aérea, y eso depende que las condiciones climatológicas nos lo permitan.

Se han establecido ya, como aquí se refirió, también, centros de atención regional en Ciudad Altamirano, en Tlapa, y en algunas otras partes de La Montaña, precisamente para atender a las comunidades de varios municipios que han resultado afectados.

En materia de comunicaciones, he dado instrucciones al Secretario para que este puente aéreo que se ha establecido y que ha permitido ya que retornen a sus lugares de origen más de 15 mil personas, se mantenga, no obstante, y más allá de si, como se tiene previsto el día de mañana, podamos abrir la carretera, o la vía de acceso entre Acapulco y la Ciudad de México.

A partir de que se abra esta vía de acceso, el puente aéreo que se ha venido operando, con la participación del Ejército Mexicano, de la Fuerza Aérea, del Ejército Mexicano, de la Marina y de empresas privadas, que de forma solidaria se han sumado a apoyar esta condición extraordinaria, y para quienes quiero expresar gratitud y reconocimiento.

Estos apoyos que se han venido dando, se mantendrán, a partir, incluso, de que se abra la carretera, o la comunicación entre Acapulco y la Ciudad de México.

También, he instruido para que podamos contar con transporte terrestre, y para ello, a través del Secretario de Comunicaciones y Transportes, se informará de los autobuses que este fin de semana estarán teniendo por destino la Ciudad de México, sin costo alguno para los usuarios de este transporte.

Esta condición extraordinaria, también me permite compartirles la decisión que he tomado, de suspender, como ya era del dominio público, la gira internacional que iba a realizar con motivo de la apertura de los trabajos en Naciones Unidas, a partir de la próxima semana, cuando es para mi Gobierno y para un servidor en lo personal, una condición de alta prioridad permanecer en atención puntual y seguimiento a todas las acciones que se vienen desplegando para auxiliar a la población.

Estamos, insisto, primero, en la condición de apoyar, de dar los primeros apoyos a las familias que han resultado afectadas, hacer un balance de daños que han tenido las familias mexicanas y, también, de la infraestructura que se ha dañado, y para que, a partir de ello, podamos emprender acciones de reconstrucción y de apoyo a las familias para recuperar, o poder restablecer condiciones de normalidad.

Creo que esta ocasión, también, me permite hacer referencia a una coincidencia que tiene que ver esta con contingencia que estamos enfrentando, con algo que la Ciudad de México, en particular, vivió hace 28 años.

Y que hoy en la mañana hicimos, o tuvimos una ceremonia en memoria y en recuerdo de los miles de mexicanos que lamentablemente perdieran su vida con motivo del temblor de 1985.

Ese evento, que dejó en la memoria de los mexicanos dolor y cariño para aquellos que perdieron la vida, también mostró la capacidad de solidaridad que hay entre los mexicanos.

Y hoy quisiera, en una condición distinta, pero que, también convoca a la solidaridad y a la generosidad de los mexicanos, para que podamos sumar esfuerzos, apoyos y respaldo para quienes están pasando por un mal momento, para quienes están viviendo momentos difíciles, por haber perdido sus hogares, por haber perdido a un ser querido, y por no tener hoy lugar, o tener claro qué podrá avizorarse en su futuro.

El Gobierno de la República seguirá trabajando en estrecha coordinación con todas las autoridades estatales, municipales, para restablecer las condiciones de normalidad, especialmente en los lugares más afectados, como éste, en el que nos encontramos, como es el Estado de Guerrero, como son varias de sus comunidades, de sus municipios. Aquí, Acapulco, que ciertamente no es el único lugar, pero sí uno o, más bien, todo el Estado de Guerrero, que ha resultado seriamente afectado.

Vamos a estar evaluando. Estaré haciendo presencia en otras entidades del país que resulten con afectaciones de consideración, en tanto los gobiernos estatales y junto con el Gobierno Federal, estamos apoyando las labores de auxilio.

Reitero. Hemos tenido lluvias extraordinarias, que han dejado dolor en muchas familias mexicanas. El Secretario de Gobernación ha dado cuenta del número de personas que lamentablemente han perdido la vida y para quienes queremos expresar, a sus familiares, nuestras muestras de solidaridad y de más sentido pésame.

Deseamos que este evento no resulte o no traiga mayores afectaciones y, sobre todo, pérdidas de vidas.

Pero estamos hoy trabajando precisamente para prestar el mayor auxilio y la mayor atención a las familias que han resultado afectadas, al tiempo que será importante la reconstrucción de la infraestructura dañada y afectada.

Se hizo referencia hace un momento, para el caso particular de Acapulco, que se está ya trabajando desde ahora para poder restablecer el sistema de abasto de agua potable, porque todos estos trabajos, por un lado, estamos atendiendo a personas afectadas y, por otro lado, el restablecimiento de la infraestructura, que posibilite que hoy familias no afectadas no tengan problemas en próximos días.

Quiero también desde aquí dejar una instrucción precisa al Director de la CONAGUA, para que a partir de lo ocurrido, especialmente aquí, en Acapulco, y junto con el gobierno estatal, revisemos cuáles son o trabajemos en un proyecto que nos permita prevenir en un futuro, con algunas obras de mitigación o de control, o de regulación, precisamente, para mitigar o disminuir futuros riesgos por lluvias intensas en esta parte del Estado de Guerrero.

Y quiero agradecer la participación de todos los medios de comunicación, porque es a través de ustedes que podemos tener informada a la sociedad mexicana de lo que está ocurriendo, de lo que eventualmente pueda ocurrir en próximas semanas en esta temporada de lluvias, que ha resultado, insisto, extraordinaria, por la extensión e intensidad que han tenido las lluvias, especialmente de los últimos días y, particularmente, por estos dos fenómenos climatológicos: Manuel, en el Pacífico, e Ingrid, en el Golfo de México.

Solamente para concluir e invitarles a que nos acompañen a visitar este albergue, uno de los albergues que está instalado, donde especialmente quiero saludar a las familias de este Municipio de Atoyac, de la comunidad La Pintada, donde lamentablemente fallecieron o se estima, o se presume que fallecieron varias familias, y donde se ha evacuado a buena parte de los habitantes de esta comunidad.

A propósito de evacuaciones, debo reconocer que los gobiernos estatales, en las partes donde ha habido lluvias intensas, también han actuado con celeridad y de forma oportuna ante las alertas que se han emitido de lluvias intensas de este huracán Manuel, que nuevamente volvió a golpear ahora, entrando por el Estado de Sinaloa.

En algunas partes, como seguramente se está informando, se han evacuado algunas personas, precisamente para evitarles riesgos mayores ante las lluvias que se están presentando.

Vamos a seguir informando de lo que esté ocurriendo en próximos días y espero sean ustedes parte y, sobre todo, conducto para tener debidamente informada a la sociedad mexicana.