Señoras y señores muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar con respeto al Presidente de CONCAMIN y agradecerle esta honrosa invitación para acompañarle en este 95 Aniversario de esta Confederación de Cámaras de la Industria del país.

Saludar también, al Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República y de la Cámara de Diputados.

Al señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

A los señores Gobernadores.

A Presidentes de distintas organizaciones empresariales.

A dirigentes de organizaciones sindicales de nuestro país.

A integrantes del Gabinete Legal y Ampliado del Gobierno de la República.

A muy distinguidas personalidades hoy aquí presentes, del ámbito público y del ámbito privado.

Saludar a los galardonados y con respeto al señor Rector de nuestra Máxima Casa de Estudios. A quien me da mucho gusto saludar y reconocer entre los galardonados por la CONCAMIN, esta tarde.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

En primer término, quiero ofrecer una disculpa pública por el retraso, en mi arribo. Al tiempo que también agradezco la comprensión de todas y todos ustedes, por disculparme, como lo había anticipado al Presidente de la CONCAMIN, por tener que retirarme al término de este encuentro, y no poderme quedar al convivio que ustedes han organizado para este 95 Aniversario.

Pero sabiendo que comprenden ustedes muy bien la responsabilidad que tengo para que en este momento, en el que estamos viviendo esta contingencia climática, y que sobre todo, ha dejado en su paso dos fenómenos climatológicos, Ingrid y Manuel, distintos daños y afectaciones a familias mexicanas, a la infraestructura del país.

Como lo he venido señalando, históricamente hemos tenido lluvias más intensas que de forma extraordinaria se han dado de forma extendida en el país.

Esto significa que no se ha registrado, aún cuando ha habido eventos concentrados en algunas partes del país, no se ha significado estas lluvias por hacerse presentes en una sola parte o región del país, sino que prácticamente se ha extendido en todo el territorio nacional, con distintas intensidades, pero todas, sin duda, mayores y muy superiores a las históricamente registradas desde que se ha venido haciendo medición en el Sistema Meteorológico Nacional.

Esto, sin duda, también, ha causado estos efectos, a los que ya he hecho referencia, efectos y daños a las familias mexicanas. Al tiempo que también espero deje beneficios, lo más lamentable de todo ello ha sido la pérdida de vidas humanas, y que todavía estamos por los eventos que se han registrado, presumiblemente estaremos encontrando personas que lamentablemente han perdido la vida.

Por eso, agradezco la comprensión de ustedes por tener que retirarme de este evento, pero no sin antes dejar aquí un testimonio de reconocimiento al trabajo que hacen los industriales del país, a su contribución al desarrollo nacional.

Y, sobre todo, sobre todo al diálogo que, invariablemente y, sobre todo, hemos comprometido el Gobierno de la República con los industriales, y con todos los sectores del país, precisamente para tender puentes de diálogo, de acercamiento, y de escuchar las diferentes posiciones y visiones que contribuyan a la firme decisión que tiene el Gobierno de impulsar la transformación y el desarrollo del país.

En esta gran ocasión de reunirme con ustedes, debo decir que CONCAMIN ha tenido un papel importante en varias de las definiciones relevantes de esta Administración.

Los industriales han participado en la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo, forman parte del Consejo Consultivo Empresarial para el Crecimiento Económico de México, y del Comité Nacional de Productividad.

Participan, también, activamente en el Consejo General de Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación, y apoyan las labores del nuevo Instituto Nacional del Emprendedor.

Igualmente, han venido participando muy activamente con la Secretaría de Economía en las negociaciones comerciales internacionales, como lo ha sido la Alianza del Pacífico con tres países de la región de América Latina, y el Acuerdo de Asociación Transpacífico, mejor conocido como TPP, en el que participan 12 países de América y de la región de Asia.

De manera destacada, la CONCAMIN desempeñó un papel determinante en la estrategia integral de suministro de gas natural. Con ella, el Gobierno de la República ha hecho frente a la situación crítica de desabasto que frenaba a la industria nacional.

Escuchando a los industriales, este Gobierno también decidió dejar de reducir aranceles de manera unilateral.

Claro que estamos a favor del Libre Comercio, como lo he señalado en distintos foros y en distintos espacios, pero con una estrategia de inserción inteligente en la economía global.

Hay que aprovechar las ventajas de la apertura comercial para impulsar el desarrollo de la industria nacional, así como a su integración a las cadenas globales de valor, a fin de que los productos fabricados en nuestro país, tengan un mayor contenido nacional.

Por todas estas razones, celebro el renovado diálogo y entendimiento entre los industriales de México y el Gobierno de la República. Esta relación franca y abierta es positiva para el desarrollo económico y el fortalecimiento de nuestro mercado interno.

En este sentido, quiero también destacar el Programa de Aceleración de Crecimiento Económico que presenté hace algunos días y que incluye una inversión de 27 mil millones de pesos.

De manera complementaria a este programa, el país ahora dispone de poco más de 12 mil millones de pesos del FONDEN, para hacer frente a las afectaciones derivadas de estas contingencias con Ingrid y Manuel, y que son conocidas o que son del dominio público.

Y también lo son los daños y sobre todo el impacto que ha tenido en los daños causados a la economía de varias familias mexicanas y a la infraestructura del país. Y que estos recursos se suman a los 27 mil millones de pesos que anunciamos en este Programa de Aceleración de la Economía de nuestro país.

Estos recursos deberán aplicarse con transparencia y de manera expedita en la reconstrucción de viviendas y de la infraestructura, contribuyendo además a la reactivación de nuestra economía.

En este sentido, reitero mi reconocimiento al compromiso mostrado por la sociedad civil, por los empresarios, para sumar esfuerzos, a los del Gobierno, y juntos hacer frente a este difícil momento.

Ésta es una ocasión propicia para que desde aquí exprese, en nombre de los mexicanos, en nombre especialmente de las familias afectadas, gratitud y reconocimiento a todas y todos aquellos mexicanos, a todos los sectores de la sociedad que de distintas maneras han venido aportando y contribuyendo para apoyar en este momento a las familias afectadas.

Muchísimas, muchísimas gracias.

Como también lo he señalado, será trabajando unidos como una vez más vamos a salir adelante, porque los mexicanos tenemos el carácter y la fortaleza para sobreponernos a momentos difíciles, como el que hoy estamos viviendo.

Hoy, México tiene, además, un desafío de fondo. El país tiene que crecer más y ésta es una visión compartida con distintos sectores de la sociedad y muy particularmente, como aquí lo hemos escuchado en voz del Presidente de CONCAMIN y en el video que se nos ha mostrado; coincidimos en la necesidad de crecer económicamente para generar condiciones de mayor desarrollo para los mexicanos, tanto en el plazo inmediato como en el largo plazo.

Sólo así, ésta es la visión que compartimos, sólo así podremos elevar la calidad de vida de los más de 115 millones de mexicanos que somos en este país.

Por esta razón, el Gobierno de la República, con el apoyo de las distintas fuerza políticas, ha emprendido una amplia agenda de reformas transformadoras.

Gracias al Pacto por México y al decido respaldo de los señores Legisladores, el país cuenta ya con distintas reformas que son de carácter estructural.

Una Reforma Educativa que elevará la calidad de la enseñanza y fortalecerá la formación de capital humano a la altura de los países más desarrollados en este Siglo XXI.

También ya es una realidad la Reforma Constitucional que permitirá una mayor competencia económica en el sector de las telecomunicaciones, y de igual manera, la modernización de este sector.

Para México y el sector industrial, en particular, la Reforma Energética que hemos presentado es de vital importancia.

Por ello, quiero agradecer las palabras del Presidente de CONCAMIN en respaldo a esta iniciativa de Reforma Energética que el Gobierno de la República ha presentado.

Hace unos días, envié a la Cámara de Diputados, por otro lado, la Reforma Hacendaria. Además, como lo señalé en su presentación, de ser una reforma para al fortalecimiento de las finanzas del Estado mexicano, es, sobre todo, una Reforma Social que hará realidad el Sistema de Seguridad Social para todos los mexicanos y permitirá contar, al Estado mexicano, con mayor capacidad para impulsar sectores estratégicos de nuestra economía, a partir de un sistema fiscal más justo, simple y transparente.

Es también, una reforma que fortalecerá la competitividad y productividad de nuestro país. Éstas son parte de las reformas de carácter estructural que hemos venido impulsando, y que han tenido apoyo y respaldo mayoritario en el Congreso de la Unión. Y lo estamos haciendo, porque entendemos que el México de hoy es muy distinto y las reglas que deben regirlo, diferentes de las que tuvieron en el Siglo XX.

Las reformas, en las que hemos venido trabajando, son aquellas que se han señalado y de las que se ha hablado en distintos espacios y en distintos foros, y que lamentablemente, se han pospuesto, y eso ha llevado a que México se rezague frente al entorno global.

El Gobierno de la República está decidido, está decidido a mantenerse en este paso firme, para realmente materializar las reformas estructurales que hagan posible que México despegue y aproveche todo su potencial.

Señoras y señores:

En 2013, la Reunión Anual de Industriales coincide con un momento muy importante para el país. El reto de transformar a México está aquí y es ahora.

Como generación debemos aprovechar la favorable coyuntura por la que atraviesa nuestro país.

Ante la Industria Nacional, hago un llamado a los diversos sectores de la sociedad, para que se sumen a este gran esfuerzo transformador.

Hoy México requiere del respaldo decidido de todos los mexicanos, de sus empresarios e industriales, de sus emprendedores, de todos los mexicanos.

La nación requiere del impulso de sus académicos, científicos, jóvenes, mujeres y trabajadores.

Éste es el momento de México. El momento que demanda de nuestra unidad, el compromiso corresponsable de autoridades y fuerzas políticas. Es el momento que exige el trabajo, la decisión y la colaboración de todos los sectores de la sociedad mexicana.

En las próximas semanas y meses, México estará discutiendo reformas esenciales para su desarrollo presente y futuro. Se analizarán una reforma política, las Leyes Secundarias en Materia de Competencia Económica y Telecomunicaciones, la Reforma Energética y la Reforma Hacendaria.

Cada una de estas reformas busca modernizar y transformar al país, con el único fin de elevar la calidad de vida de las familias mexicanas. Es una gran oportunidad e implica una gran decisión entre mantener las inercias y que todo siga igual, o atrevernos a transformar a México.

Es tiempo de asumir plena responsabilidad y, por ello, éste, éste es el momento de actuar.

Quiero, también, hacer referencia a las conclusiones que se me han entregado de la Comisión Fiscal de CONCAMIN.

Quiero decirles que pueden tener la certeza de que estas propuestas serán analizadas a fondo por el Gobierno de la República, a fin de encontrar soluciones conjuntas que permitan fortalecer la hacienda pública, al tiempo de elevar la competitividad y productividad de nuestro país.

Éste, y lo he señalado de manera reiterada, es un Gobierno democrático, que escucha y toma en cuenta a todas las voces. Por ello, celebro una vez más este encuentro con los industriales de México.

Quiero, nuevamente, felicitar a su Presidente. Reconocer la actitud y disposición que ha mostrado para colaborar con el Gobierno de la República en lo que todos tenemos muy claro, que a México le vaya mejor.

Que realmente logremos mejores condiciones para el país. Y en el que las familias mexicanas y un mayor número de mexicanos, sobre todo, aquellos en edad joven, como lo es la gran mayoría del país, puedan incorporarse a la vida productiva, a la vida económicamente activa y ésta les depare mayores oportunidades de desarrollo individual.

Felicidades a CONCAMIN en este 95 aniversario.

Y hago votos porque su trabajo y compromiso por México depare a la Nación entera mejores condiciones y mayor desarrollo y progreso.

Muchísimas felicidades y muchas gracias.