Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto al señor Gobernador del Estado de Nuevo León. Agradecerle sus palabras de bienvenida y, sobre todo, la adhesión que ha hecho para que realmente podamos generar una sinergia entre el Gobierno Federal y el gobierno estatal, de atender distintos temas, distintas demandas, temas sensibles para el desarrollo del Estado de Nuevo León.

Yo estoy seguro que en la medida en que sigamos sincronizando nuestro actuar, trabajando de manera coordinada en distintos ámbitos, lograremos que este estado, este gran estado, siga siendo un motor muy importante del desarrollo nacional.

Al mismo tiempo, saludo a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al señor Comandante de la Región Militar aquí, en Nuevo León.

Y a los señores Presidentes Municipales, tanto de Salinas Victoria, a quien agradecemos la hospitalidad al albergar este evento, y también, hace un momento, de Ciénega de Flores, donde acabo de estar, precisamente, para también conocer una importante inversión que otra empresa hiciera. Dos empresas que aquí, hoy, en Nuevo León, anuncian importantes inversiones, a las cuales habré de referirme en un momento más.

Saludo a los directivos de la empresa Lego, de Mondelēz, que hoy están aquí presentes.

Quiero saludar a las Senadoras de la República; a los señores representantes, Diputadas y Diputados Federales.

A distintas autoridades, tanto Federales como estatales, y municipales.

Y a esta gran representación que hoy está aquí, presente, de la sociedad civil del Estado de Nuevo León.

Les saludo con respeto y con afecto, con el gusto que me da encontrarme con ustedes y poderles saludar.

Y el que todos ustedes sean testigos de estas importantes inversiones que hoy se están haciendo o anunciando. Pero, sobre todo, oportunidad también de poder hacer reflexión de qué estamos haciendo y hacia dónde vamos y qué queremos lograr.

En primer lugar. No es casualidad. Hoy, a siete meses de haber iniciado esta Administración, coincide precisamente, como lo ha señalado ya el señor Gobernador, con tres años de que justamente el Estado de Nuevo León, viviera un momento difícil, aciago, que fueron los estragos que ocasionaron el Huracán Alex.

Y aquí tengo que expresar un amplio reconocimiento a toda la sociedad y las autoridades de todos los órdenes de Gobierno, por haberse sobrepuesto a este momento adverso; donde el carácter, la firmeza, la entrega y compromiso de los neoleoneses hicieron posible que, a tres años de distancia de ese Huracán Alex y de los efectos que trajera, hoy estén superados, y que realmente Nuevo León esté de pie, firme y decidido a seguir siendo, insisto, parte importante del desarrollo nacional.

Muchas felicidades al pueblo de Nuevo León.

Hoy estamos, insisto, a siete meses de haber iniciado la Administración y donde todos ustedes han conocido de cuáles son las grandes metas nacionales que se ha trazado mi Gobierno. Una de ellas, la cuarta en particular, tiene que ver con la del México próspero y es asegurar que México tenga en los próximos años, un crecimiento mayor al que ha venido teniendo, que no ha estado en la condición de generar los empleos que el país demanda, y por eso el impulso que estamos dando a distintas acciones y a distintas reformas que están cambiando estructuralmente la oportunidad para que México pueda tener un mayor crecimiento y que además se dé de forma sostenida.

Hoy, México tiene condiciones muy favorables para la inversión, para asegurar inversión nacional y extranjera que venga a detonar proyectos productivos, pero que a la par estén generando empleo, pero además empleo bien remunerado, bien pagado, que esté sujeto a las prestaciones de la seguridad social, a una capacitación constante y que eso haga de México un país más productivo y más competitivo.

Ésta es una de las aristas, una de las metas nacionales que para nosotros no sólo nos va a permitir crecer en los próximos años, sino sobre todo será condición fundamental para que podamos revertir de raíz las condiciones de pobreza y de desigualdad que se viven en distintas partes del país.

Queremos para México que el desarrollo económico se extienda en todo el territorio nacional.

Yo celebro que la parte Norte del país y de manera señalada Nuevo León, se distinga, precisamente, por ser un estado productivo, competitivo, que está atrayendo inversión.

Y el Gobierno de la República se ha propuesto impulsar infraestructura, apoyos, precisamente para atraer más inversiones y que vayan a todas partes del territorio nacional, porque queremos que el desarrollo nacional se extienda en toda la geografía nacional, que no sea condición de privilegio de unas cuantas partes de la República Mexicana. Y es claro, que para lograr este objetivo tenemos que dedicar esfuerzos focalizados, específicos y particulares para realmente impulsar un desarrollo extendido en todo el territorio nacional.

Hoy me congratulo de acompañar a dos empresas de orden global, que están anunciando importantes inversiones aquí, en Nuevo León. La empresa Lego, donde agradezco a sus directivos el recorrido que nos hicieron por su planta, y que están anunciando una inversión de 125 millones de dólares, que van a generar del orden de mil empleos directos y varios más indirectos.

Y que será, ésta, una de las plantas más importantes que tenga esta empresa de capital o de origen de capital de Dinamarca, la que tenga aquí, en México. Será, a decir de la propia empresa, una de las plantas más grandes que tenga esta empresa en el mundo entero.

Lo cual celebro porque acredita que aquí, en México, que aquí, en Nuevo León, hay mano de obra calificada, hay habilidades desarrolladas dentro del capital humano que tiene este estado, y por eso la decisión que han tomado para ampliar esta empresa.

Al mismo tiempo, celebro la otra inversión que acabamos de escuchar de los directivos de la empresa Mondeléz: 600 millones de dólares para los próximos tres o cuatro años.

Hoy me da mucho gusto acompañarle en la colocación, o más que colocación, en el banderazo a esta inversión para esta obra que habrá de desarrollarse en este Interpuerto de Monterrey, por cierto, un espacio donde participa el sector público y el sector privado, para desarrollar mayor industria en esta entidad.

Pero me congratulo de este anuncio, y yo espero que sea parte del compromiso, no sólo venir anunciar la inversión, sino que al tiempo que está programado, el próximo año, podamos regresar a conocer ya la planta debidamente instalada, que será, como aquí se ha dicho, la más grande en producción de galletas que hay en el mundo.

Muchísimas felicidades.

Hoy, el mundo está apreciando en México condiciones óptimas y favorables para la inversión. México hoy se proyecta al mundo como un país seguro para la inversión; un país donde se están generando condiciones, insisto, favorables para atraer inversiones productivas.

Fue satisfactorio conocer, la semana pasada, que entonces compartí con varios de ustedes, dos calificaciones dadas a México, una por la UNCTAD, que es una organización de las Naciones Unidas que posicionó a México en el lugar siete, habiendo pasado del lugar 12 al séptimo país hoy reconocido en el mundo como destino favorable para las inversiones productivas.

Y otro, el realizado por una empresa de consultoría A.T. Kearney que dio a conocer que México se ubica en la posición nueve o novena para la inversión productiva. Cuando hace apenas un año no aparecía entre los 25 destinos favorables para la inversión.

Y esto qué significa.

Que se está generando confianza en México, que México está proyectando mayor confianza al mundo y que si mantenemos este ritmo de crecimiento y de inversiones que están llegando a nuestro país.

Desde ahora podemos anticipar que este año 2013, que espero sea mejorado en los próximos años, pero ya desde ahora podemos anticipar que 2013 será el año en el que llegue mayor inversión extranjera directa, superior, quizá a los 35 mil o 40 mil millones de dólares, que será la más alta que se haya registrado en la historia reciente de nuestro país.

¿Cuáles son las razones para que haya esta inversión creciente y confianza en nuestro país?

Primero, porque hay condiciones macroeconómicas favorables.

Segundo, porque hay fortaleza institucional.

Y tercero, porque hay consenso político y hay consenso social para impulsar las grandes transformaciones, las bases óptimas y necesarias para el desarrollo nacional.

Y el Gobierno de la República no cejará en este compromiso y en este empeño, porque sabemos que las oportunidades que queremos tengan todos los mexicanos, dependen de que ahora y no después, sino que desde ahora estemos impulsando estos cambios transformadores que permitan acelerar el paso y el ritmo para el desarrollo y el crecimiento nacional.

Estamos trabajando en distintos frentes y lo hacemos en coordinación con fuerzas políticas, lo hacemos en coordinación con las otras autoridades constituidas de otros órdenes de Gobierno.

Porque aquí es muy claro, no se trata de competir, se trata de tener coordinación, de tener una mejor colaboración y de realmente asegurar que lo que debe de ocurrir para México se materialice y esté pasando.

Que no estemos entre unos y otros a veces por la competencia, frenando las oportunidades para que logremos los grandes objetivos y las grandes metas que nos estamos trazando.

Eso es lo que queremos proyectar de México. México tiene ese potencial.

Aquí está una gran representación de los empresarios de este estado, que le caracteriza por ser uno de los de mayor desarrollo industrial, y ustedes bien saben del potencial que todo México tiene y que sí es posible, como aquí se dijo, sí se puede aprovechar cuando logramos coordinar y generar las sinergias, la coordinación de esfuerzos, la sincronía en la actuación de los órdenes de Gobierno y de las fuerzas políticas para que en democracia demos paso a que México crezca, prospere y tenga mayor desarrollo.

Eso es lo que se espera de México y para eso estamos trabajando.

A siete meses de haber iniciado esta Administración, oportunidad para refrendar el compromiso que tiene mi Gobierno para trabajar en cinco grandes metas nacionales:

En primer lugar, un México seguro y de paz, y que lo estamos logrando en la debida coordinación con las autoridades de los otros niveles de Gobierno.

Un México incluyente, donde a través del desarrollo y de acciones específicas podamos abatir la pobreza, la desigualdad, que se siente todavía más en algunas regiones del país.

Que logremos una educación de mayor calidad. Cuando hablamos de las reformas que se están haciendo, la que ya se hizo en el orden constitucional y las que tendrán que hacerse en el plano secundario, en el terreno de la legislación secundaria, deben permitirnos el fortalecer la capacidad institucional del Estado mexicano para preparar de mejor manera a las futuras generaciones, las que se van a insertar en un mundo más competido, de mayores exigencias y hay que dotar a las próximas generaciones, a nuestros niños y jóvenes de las herramientas para poder insertarse en ese mercado de alta exigencia.

El México próspero al que ya me he referido, que significa crecer, crecer económicamente, porque está probado que en un constante crecimiento es como podemos realmente de raíz lograr un desarrollo uniforme en todo el país, que es justamente lo que queremos.

Y México, por supuesto, seguirá participando de manera comprometida y de manera señalada en el orden global, asumiendo su responsabilidad, su responsabilidad solidaria con las grandes causas de la humanidad.

Por eso me da mucho gusto estar aquí, hoy, en Nuevo León. Saludar a esta representación. Felicitar a las empresas que han hecho estos importantes anuncios de inversión, que acreditan la confianza que tienen en nuestro país, el futuro que ven en México como oportunidad para la ampliación de sus negocios, pero que al hacerlo vengan a contribuir también a la generación de empleo, de buen empleo, bien pagado y bien remunerado y, además, capacitado.

Deseo a las empresas aquí presentes mucho éxito. Mayores éxitos por las inversiones que han anunciado y por las que yo espero, en próximos años, estén en la oportunidad de hacer, cuando México esté en esta ruta de crecimiento y de mayor desarrollo.

Gracias a esta audiencia que hoy nos acompaña.

Gracias a Nuevo León por darnos esta bienvenida y, sobre todo, ser hospitalarios a quien le han dado la responsabilidad de conducir las instituciones que están dentro del Ejecutivo Federal.

México seguirá trabajando, seguirá creciendo al lado de su gente y con su gente, en condiciones de mayor bienestar, de mayor desarrollo y de un México próspero y de éxito, como el que todos queremos.

Muchísimas felicidades.