Con su permiso, señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señor Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, licenciado Francisco Agustín Arroyo Vieyra; señores Gobernadores de las entidades federativas.

Señor Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Agradezco de manera muy especial su asistencia.

Señoras y señores legisladores de las Cámaras de Senadores y Diputados del Congreso de la Unión; señores representantes de los sectores productivos; señores representantes de las cámaras industriales y de colegios profesionales; compañeros de Gabinete; amigas y amigos de los medios de comunicación; señoras y señores.

Infraestructura y desarrollo son conceptos inseparables. Se aumentan y se modernizan las inversiones, y las oportunidades de bienestar se multiplican. Corea del Sur y Singapur, entre otros países, dan testimonio de esta exitosa combinación.

México tiene condiciones inmejorables que debe convertir en ventajas: Su capacidad productiva, su situación geográfica, sus costos de producción y, muy importante, el talento de su gente, y un Gobierno firme y audaz que conoce ruta y destino.

Siguiendo las instrucciones del señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto, el día de hoy se presenta el Programa de Inversiones en infraestructura de Transporte y Comunicaciones 2013-2018. Un portafolio de proyectos que responde a las directrices del Plan Nacional de Desarrollo.

Incide, especialmente, en la meta de construir un México próspero y en la estrategia transversal de democratizar la productividad. Incluye los compromisos asumidos por el señor Presidente Peña Nieto durante su campaña electoral, que hoy son compromisos de Gobierno. Se trata de 105 compromisos, de un total de 266.

Se han incorporado las propuestas de la CONAGO, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, del Colegio de Ingenieros Civiles de México, de la Sociedad Mexicana de Ingenieros, y de la Voz Unificada de la Ingeniería.

Éstas han sido especialmente valoradas por la experiencia directa de ingenieros y constructores en el desarrollo de infraestructura.

La presentación oportuna de estos proyectos, permitirá a las empresas del sector tener mayor certidumbre sobre la orientación de la inversión pública, los proyectos a ejecutar y, por tanto, tendrán mejores posibilidades de planear eficazmente su trabajo y prever los requerimientos financieros necesarios.

Permitirá, también, fortalecer la participación de empresas de ingeniería mexicana que se han distinguido por su gran capacidad profesional a lo largo de nuestra historia, y que deben acrecentar su contribución en el desarrollo de la infraestructura nacional.

México es una gran Nación. México puede ser la gran plataforma logística de América Latina. Tenemos que generar ahorros sustanciales en tiempos y en costo de traslado de los bienes que integran la producción nacional.

El programa que hoy se presenta, contempla importantes inversiones públicas que, estamos ciertos, incentivarán la participación de capitales privados, de manera significativa. Tenemos que impulsar a México como un centro de atracción de Asociaciones Público-Privadas.

En qué se van a utilizar los relevantes recursos que integran el presente Programa de Inversiones.

Parte del camino que hemos de recorrer, es cumplir los 105 compromisos a cargo de la SCT.

De estos compromisos, destacan 15 autopistas, 29 carreteras, 16 libramientos, siete puentes, tres trenes de pasajeros, seis sistemas articulados de transporte urbano en diversas ciudades, cuatro tramos de trenes de carga, siete puertos marítimos, siete aeropuertos y, el gran reto de cerrar la brecha digital en telecomunicaciones.

Durante la presente Administración Federal, se modernizarán y construirán, cinco mil 410 kilómetros de autopistas y carreteras, a las que les incorporaremos una señalización inteligente como signo de moderna protección y orientación a los usuarios.

Destacan la Autopista Siglo XXI, actualmente en licitación, que conectará al Golfo de México con el Pacífico a través de los estados de Puebla y Morelos. La Autopista Guanajuato-San Miguel Allende, también en licitación, que conectará este importante polo turístico con la capital del estado.

En el segundo semestre del año, se licitarán, entre otras obras importantes, las autopistas Tuxtla-Villa Flores, Tuxpan-Tampico, Cardel-Poza Rica y Atizapán-Atlacomulco, así como las carreteras relevantes de Pachuca a Huejutla, y Comitán a la Frontera.

Conjuntamente con el Gobierno del Distrito Federal, apoyaremos la conexión de la Autopista México-Pachuca con el Distrito Federal, a través del Viaducto Elevado Indios Verdes-Santa Clara, la conexión del Segundo Piso del Periférico con la Autopista México-Cuernavaca. Y, asimismo, seguirá el Gobierno Federal apoyando la construcción del Metro en la capital de la República.

Se modernizarán y construirán más de 13 mil kilómetros de caminos rurales, tan necesarios para desarrollar la economía de las pequeñas comunidades.

En total, se modernizarán y construirán 19 mil kilómetros de autopistas, carreteras y caminos.

El ferrocarril de carga es un factor clave para el desarrollo de una estrategia logística, es un medio eficaz para movilizar mercancías a menor costo. Es importante, por tanto, modernizarlo, ponerlo al día tecnológicamente, y lograr una mayor velocidad a su desplazamiento.

Para tal fin, son relevantes la construcción de cuatro nuevos libramientos en zonas urbanas y un significativo acortamiento de vías férreas. Se construirán y modernizarán 371 kilómetros de vías. Se instalará señalización de última generación y equipamiento especializado.

El Presidente Enrique Peña Nieto ha propuesto a la Nación relanzar el tren de pasajeros, como un cambio estructural en la política pública de transporte masivo. El mundo es testigo del auge de cuantiosas inversiones para construir estos bólidos de gran velocidad, que compiten con menores tarifas al transporte aéreo.

Estos trenes tienen una alta rentabilidad social y, también, económica, cuando se le otorga un valor monetario al ahorro en el tiempo de los usuarios, al combustible no consumido por medios alternos de transporte, al menor mantenimiento y conservación de carreteras, así como a la limpieza ambiental, la seguridad y, sobre todo, al servicio puntual y de alta calidad que prestan.

El portafolio de proyectos contempla tres nuevos trenes de pasajeros y dos de transporte masivo urbano, que incluirán el tendido de 583 kilómetros de vías. Me refiero a los trenes México-Querétaro, México-Toluca y al Transpeninsular Mérida-Riviera Maya, así como a la Línea 3 del Metro de Monterrey y al Tren Ligero de Guadalajara.

Se apoyarán, también, soluciones de transporte masivo urbano en distintas ciudades, mediante nuevos sistemas de transporte articulado en carriles confinados.

México tiene 11 mil 500 kilómetros de costas, y, por tanto, la posibilidad de convertirse en potencia portuaria y en puente eficaz para Norte y Sudamérica, así como Asia y Europa.

Los puertos deben desarrollarse como plataformas multimodales, superándose la saturación con la que operan actualmente. Debemos aprovechar nuestra capacidad portuaria para sembrar nuevas plataformas logísticas.

El programa de inversiones plantea el desarrollo de los temas portuarios del Golfo de México y el Pacífico. Los puertos de Veracruz, Altamira, Manzanillo y Lázaro Cárdenas los convertiremos en puertos de clase mundial, en los que se abatirá el tiempo de carga y descarga de los buques de gran calado, modernizándose todo tipo de trámites.

Entre otras obras, se construirán nueve terminales especializadas en cargas diversas y una para cruceros turísticos. Con las de carga, podrá crecer nuestra capacidad actual en un 60 por ciento, pasando de cinco a 8.5 millones de contenedores, y en vehículos de 860 mil a un millón 300 mil unidades manejadas en estos puertos.

Una aviación comercial competitiva se caracteriza por contar con cobertura y frecuencias suficientes, costos accesibles y servicios de calidad.

Trabajamos conjuntamente con las aerolíneas, a fin de lograr una mejor conectividad que atienda a la creciente demanda internacional, nacional y regional.

En materia aeroportuaria, el programa de inversiones incluye, de manera destacada la modernización de los aeropuertos de Chetumal, Hermosillo, Hidalgo, Nuevo Laredo, Puerto Vallarta y Toluca.

Ante la saturación operativa que persiste en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, seguimos trabajando en el análisis con los mejores expertos del mundo, para procurar la mejor solución que atienda la conectividad aérea de la capital de la República y la zona centro del país.

En telecomunicaciones es mucho lo que se ha dicho y publicado sobre su situación actual, su importancia y su gran potencial, a raíz de la Reforma Constitucional en esta materia.

Gracias a la Reforma, contaremos con un nuevo marco jurídico y una innovadora arquitectura institucional, que nos permitirán desarrollarnos en un entorno de plena competencia, una más amplia cobertura de servicios de Banda Ancha, precios más accesibles, servicios de mayor calidad y tecnología, así como mejores contenidos.

Adicionalmente, se fortalecerá la red troncal de fibra óptica del Estado, se instalará una red compartida utilizando el espectro de la banda a 700 megahertz; se podrá acceder a servicios de Banda Ancha desde un mayor número de edificios y espacios públicos, incrementando la inclusión digital social.

Se pondrán en órbita dos satélites más, se transitará a la televisión digital terrestre y se licitarán dos nuevas cadenas nacionales de televisión, más una de carácter social.

Esta Reforma es un cambio estructural que tendrá el efecto de promover y multiplicar la inversión privada en telecomunicaciones.

Señores Gobernadores, señor Jefe de Gobierno:

Este programa de inversiones contiene, fundamentalmente, proyectos que permitirán un mayor desarrollo regional. Será en las entidades federativas que ustedes gobiernan donde se construyan las obras de infraestructura aquí, descritas, que permitirán generar más empleos y mejor calidad de vida.

Les recuerdo que estas obras traen consigo una derrama económica regional, estimada en un 60 por ciento promedio del monto total de la inversión.

Como lo comprometió el señor Presidente de la República desde el primer día de su mandato, procuraremos de manera especial acelerar el desarrollo de la región Sur-Sureste, que requiere un mayor desarrollo y crecimiento económico.

Para los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Tabasco, se está considerando una inversión, durante el sexenio, cercana a los 80 mil millones de pesos para cinco autopistas, 17 carreteras, nueve libramientos, un tren de alta velocidad, tres puertos, cuatro terminales especializadas y tres modernizaciones en aeropuertos.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

La participación del sector privado y de las empresas de la construcción será crucial para alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto. Es por ello, que la SCT y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción han acordado signar un Código de Entendimiento y Cooperación Institucional, como instrumento para fortalecer el sentido estratégico del Programa de Inversiones.

Este Código comprende:

Uno: Canales permanentes de comunicación e intercambio de información.

Dos. El compromiso de erradicar la informalidad del empleo, y apegarse a la formalidad fiscal.

Tres. Buscar mecanismos eficaces para fortalecer y encadenar la participación de las pequeñas y medianas empresas, las PyMES y MiPyMES.

Privilegiar la calidad de las obras y el cumplimiento de sus tiempos.

Cinco. Actuar con transparencia en los procesos de contratación.

Y seis. Cuidar que las obras no sólo protejan al medio ambiente, sino que lo mejoren.

Es muy grato, y nos compromete aún más, que el señor Presidente Enrique Peña Nieto sea testigo de honor de la suscripción del nuevo Código en este acto, que será en unos minutos.

Señoras y señores:

Así como la Secretaría a mi cargo ha logrado el cierre del primer semestre con un ejercicio oportuno de los recursos presupuestales y financieros que tiene asignados, el compromiso de todo el equipo que labora en la dependencia, es continuar ejerciendo estos recursos con responsabilidad, oportunidad, eficacia y transparencia.

El portafolio de proyectos que nos hemos propuesto en este programa, es ambicioso. Con todo, no es suficiente para lo que nuestro país necesita.

El potencial de México es inmenso. Las capacidades de los mexicanos son enormes. Nuestra economía tiene estabilidad y solidez estructurales. No obstante, necesitamos más inversión para superar la metas que nos hemos propuesto y dirigirnos a donde nuestro potencial nos esté indicando que podemos llegar.

Necesitamos dotar a México de mayor capacidad financiera para incrementar las posibilidades de nuestro desarrollo.

Como lo ha dicho el señor Presidente de la República, es el momento de unir voluntades y acciones de los Poderes Constitucionales, de las fuerzas políticas y de todos los sectores productivos.

Éste es el momento de mover a México. Es la responsabilidad de nuestra generación por la que habremos de responder en el futuro.

Tengan la certeza, señor Presidente, señoras y señores, que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes pondremos en nuestro desempeño lo mejor de nosotros mismos, y más.

Con entusiasmo y compromiso, con honestidad y eficacia, por un México mejor que todos deseamos.

Muchísimas gracias.