Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar, en primer lugar, con todo respeto, al señor Gobernador del Estado. Agradecerle su hospitalidad y las palabras que nos ha dirigido en esta recepción.

De igual forma, a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial del Estado de Quintana Roo.

De manera muy particular, a Fernando Martí, quien es Director de este Foro Nacional de Turismo, que por décima primera ocasión se está organizando o realizando, y que tengo el agrado y el gusto, y privilegio de poder estar con ustedes, como entonces lo hice hace casi un año, quizá no se cumple todavía, pero prácticamente un año de haber estado con ustedes, entonces, cuando nos encontramos en plena competencia electoral.

Y como el video, que mucho agradezco se presentara porque es evocar eventos, o emotivos momentos del pasado, de la historia de cada uno, tener presente que comprometí, y hoy tengo la gran oportunidad y privilegio de cumplir ese compromiso.

Me da mucho gusto estar aquí, con ustedes.

Saludar, también, a los organizadores o quienes forman parte del Comité Organizador de este evento; a distintas autoridades del orden Federal, estatal, municipal, que aquí están presentes, particularmente, también agradecer la bienvenida y afitrionía del Presidente Municipal de Cancún, o del Municipio de Benito Juárez, mejor conocido por todos como Cancún.

A los Comandantes de la Zona Naval y Militar, que están aquí presentes. Muchas gracias por acompañarnos.

A distintas autoridades.

Senadora y Senadores de la República.

A los señores exgobernadores del Estado de Quintana Roo, a quienes agradezco su presencia.

A Diputados Federales, locales. Agradecemos aquí la presencia, muchas gracias.

Decía yo, a Diputados Federales, locales, Presidentes Municipales; Secretarios de Turismo de los gobiernos de las distintas entidades del país que se dan cita en este evento.

A una muy distinguida concurrencia del ámbito público y privado, vinculado al sector turístico, que están aquí presentes.

Y a los señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Yo estoy convencido, como lo expresé esta semana, con motivo de haber presentado la política que el Gobierno de la República habrá de seguir en materia turística, el miércoles pasado en Bahía de Banderas, precisamente, en el Estado de Nayarit; estoy convencido de que el turismo representa para México una gran oportunidad para impulsar crecimiento económico, que eso significaría prosperidad para los mexicanos, que es uno de los ejes centrales que mi Gobierno se ha trazado para los próximos años, o la posibilidad de alcanzar un México incluyente.

Esto es, propiciar condiciones de mayor bienestar, calidad de vida, oportunidad de desarrollo individual y colectivo entre los mexicanos, a través de esta actividad.

He registrado los distintos testimonios, experiencias, que varios de ustedes han compartido en distintos foros. Y, sin duda, no se puede dejar de reconocer avances que ha habido en esta materia, lo mucho más que se pudo haber hecho, pero que hoy, estamos ante la oportunidad, más allá de advertir o de señalar lo que se haya hecho o no.

Como decía Fernando Martí, se ha escuchado muchas veces lo mucho que podemos crecer, sin dejar de reconocer lo que se ha hecho, porque creo que en los años anteriores, sin duda, ha habido un gran impulso al turismo, pero, quizá, podemos ir más allá.

Hoy, creo que estamos en oportunidad de realmente hacer de esta actividad económica una que depara para México mayor desarrollo y mayor crecimiento económico.

Insisto, que permita atender dos de los cinco grandes objetivos que mi Gobierno se ha trazado, que es, insisto, el del México incluyente y del México próspero.

Convencido de ello es que hoy participo en este Foro Nacional de Turismo, que sé tendrá la participación de distinguidas personalidades que hablarán de distintos temas que involucran a la actividad turística.

Y que para el Gobierno de la República resulta de gran importancia. Porque las políticas públicas que nos estamos trazando para esta asignatura, para este tema de gran relevancia e importancia económica y social para el país, implica no sólo definir acciones en el ámbito competencial del Gobierno de la República, sino, sobre todo, siendo sensibles, recoger las experiencias, la trayectoria, lo que mucho pueden aportar los actores y sectores involucrados a esta actividad.

Que puedan normar y orientar, y moderar las acciones que el Gobierno de la República esté fijando hacia adelante. Y que realmente aprovechemos este sector, insisto, para detonar mayor crecimiento.

Permítanme compartir en este Foro, a propósito de esta inauguración, algunas de las líneas centrales que definimos el pasado miércoles allá, en Nayarit, para el desarrollo turístico del país.

Precisamente aquí, en Cancún, que es un ejemplo de lo que se puede lograr. Un estado que antes de convertirse, creo yo, en una entidad soberana, como lo es hoy, descubrió desde su vocación natural, desde esta vocación e impulso que tuvo entonces, en los años 70, porque el Municipio Benito Juárez, Cancún y su consolidación o su impulso para lograr lo que es hoy, vino de mucho antes de lograrse, que de un territorio se hiciera un estado soberano.

Y creo que es hoy en día, sin duda, el principal destino turístico en América Latina, con casi 90 mil cuartos de hotel de gran calidad que se ofrece al turismo nacional e internacional.

Y, por eso, cuando hay eventos en este bello espacio, difícilmente alguien se rehúse a estar aquí. No importando de qué orden sea, siempre están aquí presentes; aprovechan para poder pasar, quizá, un tiempo en este bello lugar.

Pero que como éste queremos reconocer, potenciar los muchos otros que tiene nuestro país en esta vocación natural, y otras que queremos impulsar del país, que más allá de ser destinos de playa y sol, sin duda pueden representar un gran espacio de esparcimiento y de interés para el turismo internacional y esto es, justamente, lo queremos lograr.

Permítanme hacer una revisión puntual a las grandes directrices que esta semana fijé, habríamos de tener en materia turística.

Está muy claro que éste es un sector prioritario para el Gobierno de la República, y que yo esperaría, Fernando, te agradezco la permanente invitación para asistir a estos foros en mi carácter de Presidente y no siéndolo, y yo espero poder atender las más de las veces esta atenta invitación.

Pero yo desearía y esperaría que en este foro pudiéramos recoger testimonios que acreditaran el esfuerzo y sobre todo los logros que vayamos teniendo en esta asignatura, en esta materia, en este desarrollo que deseamos para el turismo de nuestro país.

Por qué.

Porque, sin duda, como lo he señalado es un gran vehículo para impulsar un México próspero y un México incluyente.

Y cuáles son estas acciones que he definido o cuáles son las directrices que he señalado, pueden o habrán de soportar la política pública que en materia turística que estemos llevando a cabo, con la permanente evaluación y, sobre todo, con un permanente diálogo con los actores político-sociales, privados, que están muy vinculados a esta actividad para ir normando o moderando nuestro actuar.

Pero déjenme señalar con toda puntualidad cuáles son las cuatro directrices.

Primero. Necesitamos un ordenamiento institucional del sector turístico. Tenemos que revisar el marco de actuación de las entidades públicas que están vinculadas con este sector para que puedan actuar con mayor eficacia, para que puedan atender de mejor manera demandas que hay de este sector o de, insisto, actores o sectores involucrados dentro de esta actividad para dar una respuesta puntual a estas demandas.

Pero, también, para generar una real y eficaz articulación, no sólo de entidades que están vinculadas al sector turístico, sino de toda la Administración Pública Federal y también de las estatales, para que podamos generar una sinergia que haga posible el desarrollo mayor de este sector.

Por eso, he resuelto crear este Gabinete turístico, que estará presidido por el Presidente de la República, por un servidor, precisamente para darle directriz y alienación a los esfuerzos que todas las dependencias del Gobierno de la República estén llevando a cabo, para que no pierdan el enfoque que deban de seguir para impulsar el desarrollo turístico del país.

Lo mismo en el tema de comunicaciones, en materia ambiental, como habremos de verlo en una de las directrices, que debemos ser, también definir políticas de carácter sustentable para este sector y de todas las áreas de la Administración.

Todas en mucho tendrán que ver con el impulso que demos a la actividad turística del país, no sólo la Secretaría de Turismo, no sólo en las entidades que dependen de esta Secretaría, sino el Gobierno entero, alineando varios propósitos que he venido señalando en este inicio de Administración, pero que uno de ellos y que resulta fundamental y de relevancia mayor, es del sector turístico.

Queremos impulsar innovación y competitividad, porque en el mundo global reconocemos que hay una mayor competencia entre los países, entre los distintos destinos y lugares que merecen ser visitados, y que México tiene que proyectar mayor competitividad.

Para eso definí con toda claridad que habríamos de focalizar nuestro esfuerzo a seis segmentos del mercado: Impulsar desarrollos y consolidar aquellos que son de sol y playa; el turismo cultural, el ecoturismo y de aventura, el turismo de salud, que está representando una importante actividad en algunas entidades del país, sobre todo para aquellos que atenderse en otros lugares está resultando más costoso, y que México está siendo una opción para atención a la salud de no sólo nacionales, sino sobre todo, del turismo internacional o de gente de otras partes del mundo.

El turismo deportivo y el turismo de lujo, para aquellos que tienen afición por ciertas actividades vinculadas al turismo, que México tiene, sin duda, vocaciones específicas para esta demanda.

Se trata, en síntesis, de impulsar, dentro de estas seis líneas o seis segmentos turísticos que queremos desarrollar, promover e impulsar, realmente desarrollar mayor competitividad, para realmente tener mayor capacidad de competencia frente a otras naciones del orbe, frente a otras partes del mundo.

Para este propósito, hemos o habremos de impulsar el Sistema Nacional de Certificación Turística, que la ley en la materia ya prevé, y que queremos realmente dedicarle una mayor atención para asegurar calidad en el servicio que estamos prestando en distintos prestadores de servicios turísticos del país.

Tercer directriz. Fomento y promoción.

Cuando hablamos de fomento significa realmente, asegurarnos que los destinos turísticos que se han logrado desarrollar en el país puedan encontrar en esta Administración, una mayor consolidación.

Más que explorar en este momento la apertura de nuevos destinos turísticos, por razón de vocación o de condición específica, queremos realmente consolidar los destinos que en estas últimas décadas se han venido desarrollando en el país, para que realmente puedan proyectar todo su potencial.

No hagamos deshecho o residuo de aquellos destinos que en un momento tuvieron una gran proyección, no merecen tener este destino o este resultado. Sino, al contrario. Vayamos al rescate, al respaldo, para su consolidación de esos destinos turísticos que hoy tiene el país. Y ésta será una de las líneas muy particulares que este Gobierno está impulsando.

Y para eso será importante acercar todos los instrumentos que hagan posible este impulso transformador y de consolidación que queremos a los destinos turísticos del país. Entre otros, el acercar el crédito, el acercar al Gobierno para asegurarnos que más infraestructura y rescate de espacios públicos y de imagen urbana, sean posible en estos destinos turísticos.

Y segundo. Una promoción focalizada. Tenemos que, primero, proyectar a México al mundo, pero también tenemos que proyectar los destinos que distinta vocación y particularidad tiene nuestro país, para las distintas demandas o nichos de mercado que hay en el mundo entero.

Cuarta directriz. Ya lo señalaba, tenemos que impulsar un turismo sustentable; un turismo que sea respetuoso del medio ambiente, en el compromiso y obligación que tenemos de hacer un mejor legado a las futuras generaciones del entorno en el que vivimos, que respete el medio ambiente.

Ésta no es una, insisto, no es una opción, es una obligación que tenemos los gobiernos y que estamos decididos a asumir. Y para eso, en todas las aristas, no sólo en el turismo, en todo aquello que implique desarrollo, hemos señalado que debemos ser promotores de un desarrollo sustentable que asegure que las futuras generaciones tendrán un mejor entorno donde vivir.

Éstas son las cuatro directrices. Déjenme concluir con estas cuatro directrices o lineamientos que hemos fijado a lo que este Gobierno habrá de impulsar, y que desde el Gabinete Turístico que hemos, o de Turismo, que hemos señalado se habrá de crear para este propósito, será importante que el esfuerzo de todas las dependencias gubernamentales converja en lo que debe generar una sinergia para el impulso al turismo del país.

Un área fundamental, sin duda, será la que tenga que ver con la generación de infraestructura en comunicaciones y en transporte, para lograr mayor conectividad, competencia; y, sobre todo, sinergias para el desarrollo turístico y para el desarrollo económico, en general, de todo el país.

El Tren Transpeninsular, hoy, que nos ubicamos aquí, en este estado, sin duda, es un ejemplo de lo que puede proyectar y representar.

Precisamente, el Transpeninsular que estamos proyectando construir desde Mérida hacia el Estado de Quintana Roo, precisamente va a asegurar que esta zona de amplio desarrollo turístico pueda conocer más adentro, tierra adentro, las maravillas que tienen ciudades como Mérida, Chichén Itzá y viceversa. Creo que podemos generar ahí una gran sinergia.

Déjenme referir sólo algunos otros proyectos que hemos comprometido en materia de infraestructura, y que significará una inversión superior a los 100 mil millones de pesos.

El Tren Transpeninsular, la Terminal de Cruceros de Puerto Vallarta, que es un compromiso; el Túnel para Ferrocarriles de Manzanillo, que hoy representa ya, a partir de la consolidación portuaria que tendrá Manzanillo, un problema realmente para la población y para el turismo que llega a este destino que tenemos en esta zona del Pacífico.

El aeropuerto de Chetumal, las autopistas de San Cristóbal a Palenque; Oaxaca, Puerto Escondido; Zitácuaro-Valle de Bravo; Guadalajara-Colima, Manzanillo, y la autopista Jala-Compostela-Bahía de Banderas que, sin duda, habrá de acercar la zona de Bahía de Banderas y toda esta región de Puerto Vallarta y Nuevo Vallarta, a lo que es las principales ciudades del Occidente de nuestro país.

Son sólo por citar algunas de las obras de infraestructura relevantes, importantes, que tendrán importante impacto turístico para el país y para el desarrollo económico de la Nación entera.

Concluyo con lo siguiente.

A propósito de este Foro, déjenme decirles que está muy claro: el turismo para el Gobierno de la República o ésta, la actividad turística, para el Gobierno de la República tiene especial relevancia, tiene prioridad y vamos, insisto, a alinear los esfuerzos que redunden en logros, en resultados y en mayor eficacia en la actuación que tenga el Gobierno de la República para que tengamos frutos mayores en la actividad turística del país.

México, y creo que quienes están en este Foro o participan en él, lo saben, lo conocen, México tiene una vocación natural, una vocación con la que nació y le es propia, que es la del turismo.

Y, sin duda, si bien esta actividad ha deparado desarrollo, progreso a varios de los destinos turísticos, ha sido detonador de empleo y, a partir de ello, de desarrollo individual, es mucho más lo que hoy promete.

Creo que desde la consolidación, la promoción, la difusión y la alineación de esfuerzos del Gobierno de la República en una, también, estrecha coordinación con gobiernos locales, al turismo habrá de esperarle un futuro muy promisorio en los próximos años, que signifiquen y proyecten desarrollo, empleo, progreso y bienestar para las familias mexicanas.

Hago votos porque este foro realmente sea un espacio de discusión, de análisis, de lo mucho que pueda servir al Gobierno de la República a orientar sus esfuerzos en el impulso al turismo de nuestra Nación.

Muchísimas gracias.

Y si me lo permiten, atiendo la muy amable invitación de Fernando Martí para estar en este Foro, voy a proceder a la Inauguración del mismo.

Siendo las 19 horas con 15 minutos del día domingo 17 de febrero del año 2013, me es grato declarar inaugurado los trabajos del XI Foro Nacional de Turismo, Cancún 2013, deseando que estos trabajos tengan el mayor de los éxitos. Y realmente todo ello contribuya al progreso y desarrollo de nuestro país.

Muchísimas felicidades.