Señor Gobernador del Estado de Morelos, Graco Ramírez.

Muchas gracias a usted, a su distinguida esposa, por su hospitalidad y por estas expresiones de apoyo, respaldo y, sobre todo, de compromiso para hacer un trabajo compartido y conjunto, en beneficio del Estado de Morelos y de todos los mexicanos.

Saludo, también, al señor Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila. Con todo afecto, con motivo de la inauguración de esta obra o de la rehabilitación de esta obra que une a estas dos bellas entidades de nuestro país.

Quiero saludar a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial del Estado de Morelos.

Al señor Presidente Municipal del Municipio de Atlatlahucan.

De igual forma, al señor Comandante de esta zona militar y a las demás autoridades que aquí nos acompañan.

Quiero, de manera particular, saludar con respeto, con efecto la presencia de toda esta representación del Estado de Morelos y de mi querido Estado de México, que están aquí presentes.

Agradezco su presencia porque viene a alentar, viene a animar, justamente este compromiso que tiene el Gobierno de la República de cumplirle a todos los mexicanos.

Hoy, nos convoca la inauguración de esta rehabilitación de una carretera importante, que data de ya varios años, pero que se encontraba en gran deterioro. Y que uno de los compromisos que hice en campaña fue, precisamente, hacer y materializar la rehabilitación de esta obra.

Hoy, a tres meses prácticamente, exactamente a tres meses de haber iniciado esta Administración, se entrega este primer compromiso cumplido aquí, en el Estado de Morelos.

Y esta obra nos permite dejar muy en claro uno de los grandes retos que tiene el Gobierno de la República, junto con los gobiernos estales, que es impulsar la transformación de México, a través del desarrollo de más infraestructura carretera y que permita una mejor comunicación para las comunicaciones entre los mexicanos y para todo lo que tiene que trasladarse en productos, servicios, entre nuestro país y nuestra conectividad con otras naciones hermanas.

¿Por qué esto es un gran reto, un gran desafío?

Porque tener una mejor comunicación, tener una mejor red carretera, que haga o que permita el traslado ágil, seguro, rápido de personas, de mercancías, sin duda eleva la competitividad que como país tengamos.

Qué significa esto.

Significa que México se coloque en el centro de la atención de inversiones productivas que vengan a detonar empleo y desarrollo.

Solo un país que tenga mejor infraestructura, y más en la condición que hoy el mundo tiene, donde sin duda hay una gran competencia entre los países por hacerse de inversiones productivas, en un mundo global, quiere decir un mundo prácticamente sin fronteras económicas, solo hace posible que esas inversiones lleguen cuando se tienen oportunidades o ventajas en una Nación. Y México quiere colocarse en esos primeros lugares.

Nuestra condición económica de tener una estabilidad económica, una inflación baja, un nivel de deuda, también, controlable y estable, eso hace posible que México sea atractivo para la inversión.

Pero lo será aún más, insisto, si tenemos mejor infraestructura en materia de comunicaciones, que nos permita lograr esa adecuada y conveniente conectividad entre las distintas regiones del país y con el resto del mundo.

Por eso la trascendencia de estas obras, como la que hoy inauguramos, como la que habré de inaugurar en unos momentos más en el Estado de México, en una obra importante, que es la del Río de los Remedios.

Estas obras, insisto, se suman al gran proyecto de infraestructura que el Gobierno de la República próximamente habrá de presentar a los mexicanos. Que busca rehabilitar las carreteras que hoy existen, que tiene por propósito la construcción de nuevas carreteras que permitan esa adecuada conectividad.

Para el Estado de Morelos, aquí, el señor Gobernador del Estado ya dio a conocer cuáles son las que tengo comprometidas, o puedo decir que tenemos comprometidas, señor Gobernador, que es la Carretera del Siglo XXI que por igual comprometimos para los morelenses.

Con esta voluntad compartida, con este compromiso que tenemos por igual ambos, yo estoy seguro que muy pronto estaremos ya trabajando y más pronto inaugurando, esta importante carretera que habrá de conectar al Golfo con el Pacífico en este tramo carretero que va desde Puebla, precisamente, hasta la Carretera del Sol en el Estado de Morelos.

Y no son los únicos proyectos de los que debemos hablar el día de hoy. Hace un momento escuchábamos a Mauro hablar, precisamente, de la necesidad de apoyar a los productores del campo de esta región.

Ésta es otra gran tarea que el Gobierno de la República tiene por delante. Y que para que realmente tenga éxito, para que realmente aseguremos que los apoyos, los programas que se están desarrollando para apoyar la productividad del campo; es decir, lograr que pueda producir más y generarle mayores ingresos a las familias que viven del campo mexicano, eso será posible en la medida que converjamos en los esfuerzos los gobiernos estatales, los gobiernos municipales y el Gobierno de la República.

Y aquí lo que hoy se acredita, precisamente en esta primera visita que hago al Estado de Morelos en mi carácter de Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, es esta voluntad que tenemos claramente señalada y comprometida el Gobernador del Estado de Morelos y un servidor.

Queremos trabajar al unísono, queremos realmente lograr mayor desarrollo del Estado de Morelos y del Estado de México, y de todo el país, a través de la suma de esfuerzos.

Que no se quede solamente en la retórica, ni en los buenos discursos, sino queremos, realmente, lograr que la participación conjunta, a través de un diálogo que está claramente acreditado, podamos trazarnos proyectos, acciones que nos permitan sumar recursos a partir de esta voluntad que está claramente comprometida.

Esto, señores, es justamente lo que debe prevalecer en el clima político y democrático de nuestro país. Un clima o en el clima de normalidad democrática debe favorecer a que no importando el origen partidario que tengan las distintas autoridades políticas, lo importante es que tengan objetivos compartidos.

Ese es el espíritu que alimenta y que anima el Pacto por México al que ya se ha hecho referencia en esta tribuna. Precisamente, el Pacto por México es un acuerdo y, como lo he señalado, que nadie para sí puede reivindicar como autor o creador del mismo.

Es un esfuerzo de toda las fuerzas políticas y del Gobierno de la República, para que juntos vayamos a la transformación del país, impulsando acciones y reformas que permitan acelerar el paso para el desarrollo de México.

Esto es lo que nos hemos trazado y que está caminando.

Bien lo ha dicho el Gobernador del Estado de Morelos: Estamos avanzando y vamos juntos hasta el final de este compromiso.

Y no puedo dejar de hacer referencia, precisamente a un tema que también ya se ha abordado aquí, a la Reforma Educativa. La Reforma Educativa que se ha promulgado y que tiene un objetivo, que es elevar la calidad de la educación.

Bien lo he comentado ya. Somos parte de un mundo global. Somos parte de un mundo altamente competido. Quiere decir que sólo aquellos que tengan mayores habilidades, mayores capacidades y mejor formación, podrán tener mejores oportunidades de empleo y de mejor remuneración. Por eso, necesitamos una educación de mayor calidad.

Hoy, efectivamente, el Estado mexicano puede acreditar su esfuerzo de varias décadas para lograr lo que era un gran objetivo: la cobertura universal de la educación básica.

Ahora, además, impuesta al Estado mexicano para no sólo dejarla hasta el nivel secundaria, sino llevarla hasta el nivel preparatoria.

En esto habrá de consistir una educación gratuita que el Estado mexicano está obligado a ofrecer a los mexicanos, en este nivel que queremos lograr la universalidad, que llegue a todos los mexicanos, desde preescolar hasta el nivel preparatoria. Es un objetivo de los próximos y años inmediatos.

Pero a partir de ello, tenemos que elevar la calidad de la educación. Y ese es el propósito de la reforma que, de manera conjunta, las fuerzas políticas y el Gobierno de la República hemos logrado, hemos concertado y que se ha promulgado.

Habrá que trabajar en la legislación secundaria para materializar este objetivo. Pero hay que dejarlo muy en claro: Se trata de hacer este esfuerzo, de lograr que la calidad de la educación se eleve en nuestro país, al lado y de la mano de maestras y maestros de México.

De ninguna manera puede pensarse y son falaces los argumentos o señalamientos que pretendan decir que esto es al margen o en contra de los maestros. Por el contrario. El éxito de esta reforma sólo podrá lograrse con la participación de maestras y maestros de México.

Quienes, además, a partir de la propia Reforma Educativa tendrán mayores oportunidades para escalar dentro del escalafón magisterial, porque se abren las oportunidades que se les habrán de otorgar, precisamente a partir de sus capacidades, a partir de sus habilidades, y que éstas tengan reconocimiento y justa remuneración, como estará previsto en la legislación secundaria que legisle sobre la Reforma Educativa que se ha hecho ya.

Esto es lo que nos hemos trazado. Por eso, estamos claros, esta Reforma Educativa habrá de avanzar y habrá de significarse en una educación de mayor calidad para todos los mexicanos con la participación de maestras y maestros de todo el país.

Amigas y amigos del Estado de Morelos:

Quiero decirles aquí, en esta tierra cálida y generosa que hoy nos recibe, acompañada de varios mexiquenses que vienen de la tierra vecina, y que esta carretera que hoy inauguramos comunica.

Quiero decirles que dejo aquí, frente a sus autoridades, el compromiso reafirmado de que este Gobierno habrá de trabajar de manera muy cercana, unida con sus autoridades para lograr mayores beneficios para los morelenses.

Tenemos ya, para fortuna, objetivos claramente trazados que están enmarcados en los compromisos que el Gobernador y un servidor, en campaña, llegáramos a hacer.

Pero, también, toda disposición para que exploremos nuevos proyectos de infraestructura y de desarrollo que estoy seguro, podremos materializar con esta participación convergente del gobierno estatal y del Gobierno de la República.

Y quiero dejarle un saludo afectuoso a todo el Estado de Morelos y a todo el Estado de México, a esta región del Oriente mexiquense y del Oriente morelense.

Aquí me encuentro con muchos amigos de mi estado, a quienes ya extrañaba ver desde hace varios meses.

A todos, a toda esta región, al Estado de Morelos, Estado de México les dejo un saludo cordial, fraterno.

Y decirles que en armonía social, en este clima propositivo y constructivo, positivo, vayamos trabajando en la construcción del país, del México que todos queremos.

Muchísimas gracias.