Señoras y señores.
 
            Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.
 
            Quiero, en primer término, saludar al señor Gobernador del estado, Fernando Ortega Bernés, a quien le agradezco su hospitalidad. A quien le agradezco, también, sus palabras de bienvenida, y un claro testimonio de compromiso para que juntos, realmente trabajemos en favor del Estado de Campeche, en favor de los campechanos.
 
            Muchas gracias, a usted señor Gobernador, por su presencia,  su hospitalidad. A la de su distinguida esposa, a quien le saludo con mi mayor respeto.
 
            Y saludo, de igual forma, a los titulares de los poderes Legislativo y Judicial del Estado de Campeche.
 
            A la Presidenta Municipal de esta ciudad.
 
            A Senadores de la República.
 
            Diputada y Diputados Federales, locales.
 
            Presidentes Municipales que están aquí, presentes.
 
            Y de manera muy particular, saludo a esta representación de elementos de seguridad pública del Estado de Campeche, y a sus familias, por estar presentes en este acto, precisamente, en el cual desde aquí, dejamos ver cuáles son las líneas de acción que el Gobierno de la República habrá de seguir en materia de vivienda, especialmente para las fuerzas de seguridad pública de todo el país.
 
            Como lo anuncié hace algunos meses, cuando presenté el Programa Nacional de Vivienda, claramente señalé que México tiene un gran rezago en esta materia, y que para hacer realidad el derecho que consagra nuestra Constitución, de que cada mexicano goce y disfrute de vivienda digna y decorosa, era importante que sumáramos esfuerzos entre todos los órdenes de Gobierno, para poder atender este tema, y atender el rezago que tenemos en esta materia.
 
            Nueve millones de viviendas es el rezago que tiene el país. Significa que hay del orden, si consideramos que cada familia tenga, aproximadamente, cuatro miembros, estamos hablando que hay 36 millones de personas, de mexicanos que no tienen una casa propia, que no tienen una vivienda decorosa, que no tienen una vivienda digna.
 
            Y, por eso, es importante que alineemos los esfuerzos de las entidades gubernamentales del Gobierno de la República, como ya lo estamos haciendo, para que todos los instrumentos que están a su alcance, permitan, realmente, de manera eficiente y eficaz, combatir este rezago.
 
            Y creo que nuestra capacidad será mayor si logramos sumar a este esfuerzo, el de los gobiernos estatales.
 
            El programa que hoy nos convoca, que es precisamente el Programa Nacional de Vivienda para Elementos de Seguridad Pública, se inscribe dentro de este esfuerzo global, y también se inscribe dentro de esta colaboración que estamos ya aquí, acreditando en el Estado de Campeche, y que junto con el de este estado todas las entidades del país se estarán sumando a este esfuerzo de colaboración, para hacer realidad que quienes participan dentro de los esfuerzos de seguridad pública, sus elementos tengan derecho, como cualquier mexicano, como mexicanos que son, como todos los mexicanos queremos lo tengan, el derecho a una vivienda digna.
 
            Este programa, el que hoy aquí presentamos, ustedes tendrán presente que, ya lo señalé cuando presentamos el Programa Nacional de Vivienda, instruí entonces al Titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, el que se ocupara al señor titular de SEDATU, dentro de este orden que estamos estableciendo para el desarrollo de vivienda del país, estableciéramos una lista particular de atención para abatir el rezago de vivienda entre los elementos de seguridad.
 
            Por qué razón.
 
            Porque demandamos de nuestros policías el que pongan en riesgo su vida, presten un mejor servicio, comprometido con la ciudadanía, actúen con la mayor eficacia y, a veces, poco nos ocupamos de saber exactamente cuáles son las condiciones de vida en la que ellos viven, y son mexicanos, como lo somos todos.
 
            Y por eso, es que una de las aristas de este Programa Nacional está orientado a realmente asegurar que quienes están comprometidos por la seguridad, quienes trabajan en las instituciones encargadas de la Seguridad Pública, tengan también un derecho a hacerse de una vivienda digna y decorosa, a través de distintos mecanismos.
 
            Hace un momento, el señor Director de la Sociedad Hipotecaria Federal explicó con toda claridad ante ustedes cuál es este mecanismo que está siguiendo la institución que está a su cargo, en coordinación o bajo la tutela de la SEDATU, precisamente para asegurar más crédito y otros elementos para la autoconstrucción o que favorezcan realmente a que los mexicanos y elementos de seguridad pública puedan hacerse de una vivienda, puedan tener una vivienda digna.
 
            Uno de los elementos que claramente trazamos cuando presentamos el Programa Nacional de Vivienda, era el asegurar que las viviendas a las que tengan derecho los mexicanos tengan al menos dos habitaciones, dos cuartos y no podamos seguir manteniendo o apoyando la construcción de vivienda, que en muchos casos y lo saben millones de mexicanos, solamente cuentan con una habitación, lo cual verdaderamente no garantiza las condiciones de decoro y de dignidad en las que queremos vivan las familias mexicanas.
 
            Al haber escuchado a Angelino hace un momento, en su testimonio, yo estoy seguro que él habló por muchos de sus compañeros, de los que están aquí, en Campeche, y como piensan muchos otros que son parte de los cuerpos de seguridad del país.
 
De quienes estamos esperando una entrega total, un compromiso real con la vocación de servicio a la que ustedes se están entregando, que es precisamente, a velar por la seguridad de la ciudadanía, pero qué también demandan el que tengan condiciones dignas y decorosas para vivir.
 
Porque ustedes tienen familia y aquí lo vimos. Tuve la oportunidad de saludar no sólo a Angelino, sino a su esposa y a dos de sus hijos, y que, como ustedes, todos los policías en general tienen también familias, y tienen derecho, como mexicanos que son, a disfrutar de una vivienda digna y decorosa.
 
Éste es el esfuerzo que estamos desplegando en coordinación con el Gobierno Estatal  de Campeche, con otros gobiernos ya, y con otros más que, como aquí se anunció hace un momento, se estarán sumando a este convenio de colaboración, que permite sumar recursos del Gobierno Federal, de los gobiernos estatales, de instituciones financieras y de los propios beneficiarios, para que puedan tener una vivienda digna.
 
El Gobierno de la República tiene un claro objetivo, que es, precisamente, el seguir articulando esfuerzos para lograr la meta de ser una sociedad de derechos, en la que se permita que todos los derechos que consagra nuestra Constitución, realmente se materialicen, sea una realidad vigente en cada mexicano.
 
Y para eso, es importante que trabajemos todos en favor de estas causas, de todos los derechos que consagra nuestra Constitución de manera eficaz. Y que, deponiendo intereses particulares o intereses, o ambiciones de algún Gobierno u orden de Gobierno en particular, o de algún actor político, realmente seamos capaces de sumar los esfuerzos necesarios para hacer realidad objetivos compartidos.
 
Todos queremos que México esté mejor. Que estamos en los inicios del Siglo XXI, en sus albores, y sabemos que como país tenemos grandes potencialidades, tenemos la oportunidad de destacar, de descollar en el mundo entero, precisamente por nuestras fortalezas, por nuestras riquezas naturales y por lo más importante: Por el recurso humano, por los millones de mexicanos que somos, con capacidad de hacer, de construir, de crear. Pero para poder aprovechar todo esto, es indispensable que en todos los espacios de la geografía nacional y en todos los órdenes de Gobierno y en colaboración de todos los Poderes de la Unión y en los órdenes estatales, articulemos esfuerzos a través, o a partir de objetivos compartidos.
 
            Y, hay uno, insisto, que todos tenemos por delante y que todos tenemos muy claro: Queremos que a México le vaya mejor, queremos que México sea un país que dé espacio de oportunidad, de crecimiento, de desarrollo a cada uno de sus habitantes.
 
            Que cada familia mexicana pueda vivir con decoro y con dignidad; que cada hijo de familia tenga la oportunidad de estudiar, de prepararse, de formarse, de saber que hay un sistema de salud que cuida de él y que eso le dé herramientas para que en los próximos años, cuando alcance madurez, pueda realmente hacer realidad sus sueños.
 
            Éste es un derecho y ésta es una condición que lamentablemente no tienen todavía todos los mexicanos.
 
            Y por eso es importante que estemos en la actitud, en la capacidad y en el la disposición de realmente construir estos elementos, estas condiciones óptimas.
 
            Yo le quiero agradecer al Gobernador de Campeche su gran disposición.
 
            Este manifiesto que aquí ha expresado ante nosotros para que su gobierno trabaje en plena sincronía con el Gobierno de la República y que podamos ampliar los beneficios, las acciones, los programas que ya tenemos claramente definidos y que queremos se materialicen a favor de los campechanos.
 
            Hoy, en este espacio donde, insisto, hacemos realmente, hacemos claro el compromiso que tiene el Gobierno de la República para que dentro del Programa Nacional de Vivienda haya una línea de acción que permita que elementos de seguridad pública puedan contar, también, con una vivienda digna y decorosa como mexicanos que son.
 
            También, quiero decirle hoy a los campechanos que tengan muy claro cuáles son los compromisos que hice con el Estado de Campeche.
 
            Que hay compromisos que tienen que ver con infraestructura carretera, con infraestructura vial, con sistemas o servicios de drenaje en algunas comunidades de este gran estado y que estamos ya trabajando.
 
            Sólo hacer mención de que gracias al apoyo de la Cámara de Diputados Federal, al Estado de Campeche se le han, dentro del Presupuesto Federal hay más de tres mil millones de pesos asignados al Estado de Campeche, precisamente para infraestructura carretera, para servicios de agua, y para apoyar sistemas productivos, especialmente en el campo de Campeche.
 
            Señor Gobernador:
 
            Yo solamente quiero decirle que me siento muy contento, muy honrado de poder visitar por primera vez, en mi carácter ya de Presidente de México, al Estado de Campeche. Que como se lo he expresado, es un estado que siempre nos ha recibido con una gran calidez, con una gran solidaridad y con un gran apoyo.
 
            Yo quiero que sea ésta una invitación abierta para que podamos regresar, señor Gobernador, a Campeche muy pronto. Podamos juntos iniciar o inaugurar varias de las obras que están en proceso y que están en construcción en favor de los campechanos.
 
            Encontrar espacios para un contacto mayor y de convivencia con los campechanos, como lo queremos hacer en todo el país. Y que juntos vayamos atestiguando los cambios y la transformación que el estado y el país están teniendo.
 
            Quiero, no puedo ser omiso, y agradecer la presencia importante y siempre de apoyo invaluable de las Fuerzas Armadas de nuestro país. Y hoy quiero agradecer la presencia del Comandante de la Zona Militar y del Comandante de la Zona Naval, que junto con las fuerzas estatales y nacionales en materia de seguridad, estamos trabajando para mejorar las condiciones de seguridad de todo el país.
 
            Yo estoy convencido de que la estrategia, y éste no es el espacio ya para hablar del tema, porque lo hecho en otros foros y en otros espacios, pero está muy claro, ya hizo referencia el Gobernador del estado a algunas de las acciones en materia de prevención que se han empezado hacer ya aquí, en Campeche.
 
            Pero los retos son muy claros. Quiero concluir mi intervención dejando muy claro que para este Gobierno hay un rumbo claro. Tenemos definición muy precisa de cuáles son los objetivos que tiene el Gobierno de la República que nos van a permitir, realmente, mejorar las condiciones de los mexicanos, y elevar las condiciones de vida, la calidad de vida que queremos tenga y disfrute cada familia mexicana.
 
            Nos hemos propuesto alcanzar un México de paz y de tranquilidad. Y que esto nos está llevando a definir acciones específicas para cada estado de la República y para cada región.
 
            Nos hemos propuesto lograr un México incluyente, el México de oportunidades para el desarrollo individual de cada familia mexicana. El que podamos elevar la calidad de la educación en nuestro país, porque sólo de esa manera estaremos preparando de mejor forma a las futuras generaciones, a estos niños y a estos jóvenes que el día de mañana para poder hacerse de un espacio de trabajo bien remunerado, será indispensable que cuenten con herramientas y elementos de formación y educación muy sólidos, porque vamos a estar, como ya está ocurriendo ahora, compitiendo con el mundo entero.
 
            Queremos impulsar el crecimiento económico de México como la palanca más firme, como la palanca más importante para asegurar un México incluyente y de oportunidades, y un México de desarrollo, a través del crecimiento económico.
 
            Y por supuesto, como ustedes lo saben, un México solidario con las grandes causas de la humanidad. Un México que no puede excluirse de participar de los esfuerzos globales, de los esfuerzos que el mundo debe de hacer para preservar una tierra en la que todos vivimos y que tiene que ser mejor.
 
            Señor Gobernador.
 
Muy distinguida audiencia:
 
            Muchas gracias por su hospitalidad.
 
            Estamos hoy aquí, en Campeche, para comprometernos con los campechanos, y para comprometernos en favor de esta causa, que es asegurar vivienda digna y decorosa para los elementos, para los buenos elementos de las fuerzas de seguridad pública, para aquellos que tengan ya años acreditados de servicio y que, además, acrediten también una buena observancia en sus exámenes a los que son sometidos.
 
            Muchas gracias por su hospitalidad.
 
            Sigamos, entre todos, construyendo un mejor país.
 
            Gracias.