-MODERADORA: Hace uso de la palabra el Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso.

-SECRETARIO LUIS VIDEGARAY CASO: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; señores Directores de las instituciones de Banca de Desarrollo; señores representantes del sector empresarial; de la Sociedad Mexicana de Bancos; y en general a todos quienes nos acompañan en este evento, en la Residencia Oficial de los Pinos.

Sean todos muy bienvenidos.

El día de hoy, los Directores de cuatro instituciones de Banca de Desarrollo presentan ante el señor Presidente de la República y ante la opinión pública un reporte de los avances logrados en los primeros seis meses de gestión y sus proyecciones y objetivos para el año 2013.

La Banca de Desarrollo es la banca del Estado mexicano.

La Banca de Estado parte de una convicción de política pública, en la que se reconoce que el mercado de crédito privado, el que otorga la banca comercial, el mercado bursátil, por sí mismo no es suficiente para lograr los objetivos de desarrollo y de otorgamiento de crédito en una economía como la mexicana.

En una economía donde la penetración financiera sigue siendo baja, donde el saldo del crédito al sector privado como porcentaje del PIB es uno de los más bajos de América Latina, la Banca de Desarrollo, insisto, la Banca del Estado mexicano, tiene un papel que jugar.

La Banca de Desarrollo debe ser un instrumento de innovación, debe ser una banca creativa, que trabaje con los intermediarios del sector privado, que abra mercados donde no los hay, que induzca la competencia y colabore con los intermediarios financieros de todo tipo, para lograr el objetivo fundamental: Que el crédito se convierta en un instrumento accesible, barato, que potencie el desarrollo.

El crédito puede hacer una gran diferencia en la vida de una persona, de una familia, al crear el acceso a crear un patrimonio. Puede ser la diferencia para una empresa que parta de ser un negocio familiar, a una empresa en crecimiento, creadora de empleos dignos y de calidad. Y, por supuesto, el crédito puede ser una gran diferencia para un país que busca acelerar su crecimiento.

Por eso, el día de hoy, la Banca de Desarrollo está trabajando. Y quiero compartir con ustedes algunas cifras agregadas, de lo que ha hecho la Banca de Desarrollo en estos primeros seis meses.

De diciembre de 2012 al cierre de mayo de 2013, la Banca de Desarrollo ha otorgado ya más de 289 mil 300 millones de pesos de crédito directo.

Éste es el flujo de recursos que la banca ha entregado directamente a los sectores productivos en este periodo.

Del total de este crédito directo, 48 por ciento se ha destinado al financiamiento de la actividad empresarial, el 19 por ciento para sectores orientados a la exportación, 23 por ciento para el desarrollo de actividades agropecuarias en el campo mexicano y el 10 por ciento para infraestructura, vivienda y otros sectores.

Adicionalmente, la Banca de Desarrollo está haciendo equipo con la banca Comercial y otros intermediarios financieros.

En el mismo periodo, de diciembre a mayo, el crédito impulsado, es decir, aquel que ha respaldado con una garantía de la Banca de Desarrollo y otorgado por otros intermediarios, ha alcanzado ya los 219 mil 500 millones de pesos.

Este crédito impulsado es parte fundamental del mandato de la Banca de Desarrollo y junto con el crédito directo constituyen instrumentos de política pública poderosos para impulsar el crecimiento económico.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

En días pasados, el Presidente de la República envió a la Cámara de Diputados, con el respaldo de los firmantes del Pacto por México, la Reforma Financiera.

Esta Reforma que se discute ya en las Comisiones de Hacienda y de Justicia en la Cámara de Diputados será, sin duda, un elemento fundamental para lograr que en México exista más crédito y más barato, particularmente en beneficio de las familias y de las pequeñas y medianas empresas.

Para ello, la Banca de Desarrollo habrá de contar con un nuevo marco normativo. Sin embargo, la instrucción del Presidente de la República es muy clara: no debemos esperar a que se modifique el marco normativo para poner a la Banca de Desarrollo en movimiento.

En el informe que hoy presentan los Directores de las cuatro instituciones aquí presentes: BANOBRAS, BANCOMEXT, la Financiera Rural y Nacional Financiera, queda constancia de que la Banca de Desarrollo está cumpliendo su tarea para mover a México.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Corresponde la siguiente intervención al Director General del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, licenciado Alfredo Del Mazo Maza.

-LIC. ALFREDO DEL MAZO MAZA: Señor Presidente, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Secretario de Hacienda, doctor Luis Videgaray Caso; señoras y señores.

Hacer de México un país próspero, competitivo e incluyente que garantice a todos los ciudadanos las condiciones mínimas para su desarrollo es una tarea que abarca todos los ámbitos del crecimiento humano: salud, educación, vivienda, empleo, el ejercicio pleno de sus derechos y todo aquello que se traduzca en bienestar y calidad de vida. Por ello, ésta es una tarea de todos.

Desde el ámbito de nuestra competencia, en el Banco Nacional de Obras y Servicios, en BANOBRAS, seguimos los lineamientos del Presidente de la República, al asumir el reto de contribuir con esta tarea e impulsar de manera eficiente el financiamiento para el desarrollo y la modernización de la infraestructura que requiere nuestro país.

La infraestructura es un componente básico y condición necesaria para el desarrollo: económico, social y humano. Es un factor que permite la integración de regiones y comunidades. Es un recurso para que las localidades, en especial aquellas con mayor grado de marginación, desarrollen sus vocaciones productivas, accedan a nuevos mercados y oportunidades de desarrollo.

Asimismo, un incremento del 10 por ciento de la inversión en infraestructura se traduce en el mediano plazo, en un incremento del uno por ciento del PIB. Y de igual manera, cada millón de pesos invertido en infraestructura se traduce en la generación de cuatro nuevos empleos directos.

Para atender el reto de contribuir a la infraestructura que nuestro país requiere, y bajo el liderazgo del doctor Luis Videgaray, Secretario de Hacienda, nos hemos propuesto que BANOBRAS sea el banco aliado estratégico de estados y municipios, para la planeación, el desarrollo, financiamiento y la puesta en marcha de sus proyectos de infraestructura.

Impulsar una nueva cultura de responsabilidad, transparencia y eficiencia de la hacienda pública. Generar las condiciones para incrementar la participación de la banca comercial y de los inversionistas institucionales en el desarrollo de nuevos proyectos de infraestructura. Y, fundamentalmente, hacer de BANOBRAS un banco más ágil y eficiente.

Como ya lo mencionaba el señor Secretario de Hacienda, con la iniciativa de Reforma Financiera, que los bancos podamos prestar más, más barato y de manera más ágil.

Bajo estos lineamientos, hoy, BANOBRAS cuenta ya con sus primeros resultados. A la fecha se han desembolsado poco más de 21 mil millones de pesos a través de créditos otorgados, y 10 mil millones de pesos de apoyos a través del Fondo Nacional de Infraestructura. Esta derrama crediticia ha detonado una inversión en el sector por más de 54 mil millones de pesos.

Estos créditos han sido en casi de la mitad para el desarrollo de carreteras. Una tercera parte han sido destinados a estados y municipios para el desarrollo de la infraestructura de los mismos. Y el resto para obras de seguridad, energía eléctrica, transporte y suministro de agua potable.

Hoy, BANOBRAS tiene en su cartera el 90 por ciento de los municipios que tienen algún crédito. Son 622 municipios en los cuales habita el 40 por ciento de la población de nuestro país; además, durante este periodo se han autorizado nuevos financiamientos y apoyos por 23 mil millones de pesos.

Dentro de los proyectos destacan: el Libramiento Poniente de San Luis Potosí, que proporcionará una comunicación rápida, segura y económica entre puntos de desarrollo mercantil; la Autopista Naucalpan-Toluca, en el Estado de México, con una inversión que asciende a más de siete mil millones de pesos; la Autopista Siglo XXI, en el Estado de Morelos, con una extensión de 62 kilómetros, que permitirá optimizar la comunicación entre el Golfo de México y el Océano Pacífico; y el Sistema de Transporte Masivo de la Zona Norte-Sur en la Ciudad de Puebla para movilidad de más de 273 mil pasajeros.

Hacia adelante, para el primer año de trabajo de esta institución, BANOBRAS estará otorgando 38 mil millones de pesos para alcanzar un crédito directo e inducido de más de 264 mil millones de pesos.

Entre los proyectos más importantes a financiar en los próximos meses se encuentra la Autopista Palmillas-Apaseo El Grande, ubicada entre los Estados de Querétaro y Guanajuato con una inversión impulsada de más de 10 mil millones de pesos; el Acueducto El Zapotillo, de 140 kilómetros, que conectará el agua al Municipio de León y Los Altos de Jalisco, con una inversión total de siete mil 850 millones de pesos, y cerca de ocho mil 200 millones de pesos para la ampliación y modernización de las carreteras que hoy en día se encuentran en la Red del Fondo Nacional de Infraestructura.

En materia de transporte urbano se destinarán más de dos mil 300 millones para la puesta en marcha de diversos corredores de transportes articulados para mejorar la vida de los mexicanos en ciudades como Acapulco, Chihuahua, Tijuana, Mexicali, Monterrey y Pachuca, entre otros.

Señoras y señores:

Para mover a México necesitamos convertir el desarrollo de la infraestructura en una herramienta fundamental para democratizar la productividad.

Señor Presidente:

En BANOBRAS estamos convencidos de que invertir en infraestructura es invertir en la calidad de vida de los ciudadanos.

Hoy, es el momento de trabajar en una misma dirección para transformar a México en un país incluyente, próspero y competitivo, y que garantice el desarrollo integral y justo para todos.

Ese es el reto, ese es nuestro compromiso.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Hace uso de la tribuna el Director General de Financiera Rural, maestro Carlos Alberto Treviño Medina.

-MTRO. CARLOS ALBERTO TREVIÑO MEDINA: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso; colegas de la Banca de Desarrollo; legisladoras, legisladores; señoras y señores.

En estos seis meses de Gobierno, en la Financiera Rural trabajamos alineados al Pacto por México y ahora al Plan Nacional de Desarrollo, para lograr una transformación del campo.

Tal como nos lo ha pedido nuestro señor Presidente, atendemos su mandato de llevar el crédito a donde jamás ha llegado y lograr un campo justo, productivo, rentable y sustentable.

El objetivo de la Financiera Rural es convertirse en un socio, en un aliado, para que nuestros clientes alcancen sus metas y que sus proyectos se consoliden como casos de éxito, que generen una cadena productiva con beneficios que impacten directamente a sus familias y a todo el país entero.

De esta forma, contribuimos a lograr el crecimiento de México.

Estamos trabajando para construir soluciones financieras, maximizar el rendimiento de las inversiones, conocer y acompañar al cliente en todo el ciclo del crédito, desde los inicios de la producción, hasta la comercialización, y ofrecer así créditos con la mejor combinación de tasa, oportunidad y condición.

Para lograr estos objetivos, se han reforzado las acciones para profundizar el crédito. Durante la presente Administración se ha incrementado el monto de crédito otorgado, el número de clientes atendidos, tanto de forma directa como indirecta, la cobertura que tenemos en los diferentes municipios de nuestro país, la capitalización de nuestros clientes y las hectáreas financiadas con respecto al mismo periodo del año anterior.

En esta Administración, se ha otorgado crédito por más de 15 mil millones de pesos. De éstos, siete mil 677 millones de pesos se han operado de manera directa y de forma complementaria, destacando el trabajo de los intermediarios financieros, que son fundamentales para hacer llegar el crédito a aquellos lugares donde de otra forma sería imposible.

Estamos determinados a fortalecer e impulsar la creación de más empresas de este tipo. Hasta el momento, en estos seis meses, hemos podido operar siete mil 353 millones de pesos, a través de 308 intermediarios financieros.

La colocación total ha permitido financiar alrededor de 16 mil 700 proyectos, a través de créditos otorgados a más de 104 mil 600 clientes totales, tanto de forma directa como indirecta.

El impacto de estas acciones nos ha permitido habilitar más de 1.54 millones de hectáreas, financiar proyectos con más de 198 mil cabezas de ganado, además de lograr una capitalización del sector por más de mil millones de pesos, que se han ubicado en créditos refaccionarios y créditos simples para activos fijos.

También, se ha avanzado de forma importante en incrementar la cobertura geográfica del otorgamiento del crédito. Entre diciembre de 2012 y mayo de 2013, la Financiera Rural atendió a clientes en mil 31 municipios, colocando 826 millones de pesos en municipios localizados en zonas de alta y muy alta marginación.

Finalmente, para el cierre del 2013, la Financiera Rural tiene como objetivo alcanzar una colocación de 32 mil millones de pesos, la cual permitirá beneficiar a más de 300 mil clientes totales.

Esta meta es mayor en cuatro mil millones de pesos, respecto a lo logrado en el 2012.

Y proyecta un saldo de crédito directo impulsado por más de 21 mil 800 millones de pesos, que representa un aumento anual del 6.3 por ciento en términos reales.

Con ello, la Financiera Rural contribuirá para que el saldo del crédito directo e indirecto impulsado por todas las instituciones de fomento al sector rural, alcance un monto de más de 103 mil millones de pesos al cierre de 2013, es decir, un incremento del 7.3 por ciento real con respecto al año anterior.

Así, estamos poniendo todo nuestro empeño para ajustar nuestras estrategias a las directrices que nos ha instruido el señor Secretario de Hacienda.

De modo que demos cabida a un sistema financiero sólido para el campo mexicano que promueva y utilice el crédito como una palanca para incrementar la productividad y la creación de valor.

De modo que la Banca de Desarrollo sea el motor del crecimiento para el bienestar de las familias mexicanas.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del Director General del Banco Nacional de Comercio Exterior, licenciado Enrique de la Madrid Cordero.

-LIC ENRIQUE DE LA MADRID CORDERO: Muy buenos días.

Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso; representantes del sector empresarial; representantes de los medios de comunicación; señoras y señores.

BANCOMEXT está de regreso.

Desde su toma de posesión, el Presidente Enrique Peña Nieto se ha planteado trabajar por un México próspero y una economía abierta, promotora del comercio mundial y garante de la inversión extranjera.

Así como hacer de México un actor con mayor responsabilidad global, que participe positivamente en el contexto internacional y fomente la cooperación entre las naciones.

Hoy en día el comercio internacional genera una derrama económica muy importante para el país, pues uno de cada cinco empleos está vinculado con las exportaciones.

Las empresas que exportan son más estables, invierten más en capacitación y desarrollo y pagan salarios 30 por ciento más elevados en promedio que el resto de las empresas nacionales.

Es por eso que el Gobierno de la República a través de BANCOMEXT promueve y financia el comercio internacional, fomenta las inversiones de México hacia el mundo, y complementa las inversiones del mundo hacia a México. Asimismo, apoya a los sectores generadores de divisas.

BANCOMEXT opera dando créditos y garantías de forma directa, y a través de los bancos e intermediarios financieros no bancarios. Asimismo, nos hemos ido especializando en el apoyo a sectores estratégicos para el país, como son, por ejemplo, el sector maquilador, parques industriales, el sector automotriz, el turismo, el sector eléctrico, electrónico, el transporte y logística.

Y a partir de esta Administración, estamos también apoyando los sectores de energía, telecomunicaciones y aeroespacial.

En lo que va de la presente Administración, en el periodo de diciembre de 2012 a mayo de este año, BANCOMEXT colocó un total de 55 mil 700 millones de pesos de crédito directo al sector privado.

Del saldo al cierre de mayo, 10 mil 400 millones, por ejemplo, están destinados al sector automotriz y autopartes; ocho mil 500 millones están en el sector maquilador, y 10 mil 100 millones se han destinado al fomento del sector turismo.

Ejemplo de nuestra labor de financiamiento en esta Administración, es el impulso, por ejemplo, a parques industriales, de la industria maquiladora de exportación, los cuales contribuyen al desarrollo de infraestructura del país y son imanes importantes para la inversión extranjera.

En turismo, uno de los principales generadores de divisas y de derrama económica del país, financiamos la construcción de hoteles en Centros Integralmente Planeados, como, por ejemplo, son Los Cabos, la Riviera Maya, la Riviera Nayarit, en consonancia con la política del señor Presidente, de consolidar los destinos ya existentes.

En este sector, BANCOMEXT es uno, por cierto, de los dos principales financiadores del país.

En lo que resta de este año, BANCOMEXT colocará 50 mil 200 millones de pesos adicionales de crédito al sector privado, y habremos alcanzado, así, un saldo al final del año de 88 mil 100 millones de pesos de créditos y garantías al sector privado.

Esto quiere decir que durante el 2013, esta Administración habrá colocado 95 mil 400 millones de pesos de crédito. Adicionalmente, y consciente de la importancia que tienen en el país las PyMES, entre diciembre del 2012 y mayo de este año, hemos triplicado el número de empresas apoyadas.

Y nuestro programa de garantías para el otorgamiento de financiamiento a través de la banca comercial, ya ha superado la meta de crecimiento que teníamos establecida para todo el año del 2013.

Todo lo anterior lo hemos logrado con una estructura financiera sólida. Actualmente, el índice de capitalización de BANCOMEXT asciende al 14.5 por ciento, y el nivel de cartera vencida es de 0.7 por ciento.

Señor Presidente.

Señor Secretario de Hacienda:

BACOMEXT está muy orgulloso de su pasado, pero más orgulloso todavía y motivado por contribuir a alcanzar la visión de ese México próspero al que usted, señor Presidente, nos ha convocado.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Interviene a continuación el Director General de Nacional Financiera, doctor Jacques Rogozinski Schtulman.

-DR. JACQUES ROGOZINSKI SCHTULMAN: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto; señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, doctor Luis Videgaray Caso; colegas de la Banca de Desarrollo; señores Legisladores; señores y señoras:

A poco más de seis meses de haber iniciado la Administración del Presidente Peña Nieto, están ya en marcha nuevas estrategias que buscan ampliar la cobertura de Nacional Financiera en cuanto a financiamiento al sector empresarial mexicano. Y lo estamos haciendo de una manera innovadora, productiva y estratégica.

Como lo ha dicho el Secretario Videgaray, la nueva visión que el actual Gobierno le quiere dar a la Banca de Desarrollo nos permite ya reportar algunos resultados que, sin duda, podrán irse profundizando si avanzamos en la modernización del marco regulatorio del sector financiero, en lo general, y de las instituciones de fomento, en lo particular.

De hecho, a partir del inicio del Gobierno del Presidente Peña Nieto, el 1 de diciembre de 2012, y hasta el cierre de mayo del presente año, de 2013, NAFINSA ha otorgado créditos por 139 mil 360 millones de pesos para apoyar al sector empresarial.

Más aún, si se considera el flujo de recursos total inducido por Nacional Financiera a través de una amplia gama de productos, como el programa de garantías, a través de la banca comercial, las cadenas productivas y diversas estrategias sectoriales, el financiamiento llega a casi 330 mil millones de pesos que atienden desde la base de la pirámide hasta las empresas medianas.

Todo ello ha significado apoyos a 129 mil 510 empresas, la mayoría pequeñas y medianas, en crédito y garantías, así como casi 800 mil beneficiados con microcrédito.

Señor Presidente:

El Programa de Otorgamiento de Crédito y Garantías de Nacional Financiera para el año 2013, considera que este año fluirán recursos de crédito directo al sector privado por alrededor de 351 mil millones de pesos.

El número de empresas apoyadas crecerá en un porcentaje similar, para llegar a más de 210 mil entidades productivas financiadas, además de 1.5 millones con microcrédito.

Es importante mencionar que todo ello permitirá pasar de un saldo crediticio de 213 mil millones registrado al cierre del año 2012, a alrededor de 250 mil millones de pesos, con el que cerraremos el actual ejercicio fiscal, con un crecimiento de alrededor de 13 por ciento, insisto, en saldo de cartera.

NAFINSA está retomando consistentemente su función como inductora de crédito empresarial, particularmente PyME, así como su especialización de estructurar y financiar grandes proyectos industriales, como una auténtica banca de inversión en sectores estratégicos.

La Banca de Desarrollo y, particularmente, Nacional Financiera es un instrumento eficaz de política económica, que puede acompañar los esfuerzos que se realizan para impulsar el crecimiento económico del país.

Las reformas que usted impulsa y que se discuten en el Congreso mexicano representan nuevas oportunidades para cuya atención y seguimiento estamos listos.

Muchas gracias.