-MODERADOR: Hace uso de la palabra el licenciado Rolando Zapata Bello, Gobernador Constitucional de Yucatán.

-GOBERNADOR ROLANDO ZAPATA BELLO: Señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Sea usted bienvenido, nuevamente, a ésta, que es su casa, Yucatán. Y aquí lo recibimos con gran entusiasmo todos sus amigos, que somos los yucatecos.

Bienvenido a Yucatán, señor Presidente de la República.

Y permítanos agradecer la enorme distinción de su presencia, de manera particular, después de una larga travesía, llevando el mensaje transformador y dinámico de México a importantes latitudes del mundo.

Muchas gracias, señor Presidente, por estar aquí, en esta importantísima reunión.

Saludo al ingeniero Luis Zárate Rocha, Presidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción; licenciado Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes; paisano licenciado Jorge Carlos Ramírez Marín, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Diputado Luis Hevia Jiménez, Presidente del Honorable Congreso del estado; Diputado Marcos Celis Quintal, Presidente del Honorable Tribunal Superior de Justicia.

Licenciado Renán Barrera Concha, Presidente Municipal de Mérida; General de División Martín Cordero Luqueño , Comandante de la X Región Militar; Contralmirante del Cuerpo General Diplomado de Estado Mayor, Santiago Morgado Gómez, representante de la IX Zona Naval; distinguidos funcionarios, representantes aquí presentes.

De manera muy particular, me dirijo a los distinguidos participantes a esta importantísima Reunión Nacional de Comunicaciones y Transportes 2013, así como a los representantes de las cámaras empresariales, organismos sociales, representantes populares; señor Arzobispo, muchísimas gracias.

Señoras y señores.

Señor Presidente de la República:

El pasado 14 de junio, al entregar el Premio Nacional de Ingeniería y Arquitectura, usted fijó el gran objetivo nacional de consolidar a México como un centro logístico global. En ese mismo acto, usted también expresó una definición, que me permito citar a la letra: A mayor infraestructura, mayor competitividad.

Y con mayor competitividad, habrá mayor crecimiento económico y, sobre todo, mayor bienestar.

Esa es una definición de política pública en la que Yucatán cree plenamente y a la que nos sumamos con absoluta convicción al darle la bienvenida a nuestra tierra, a la tierra que sabemos, usted siente como suya.

A una comunidad que le tiene un enorme afecto, que le respeta y que, sobre todo, confía en su liderazgo y en su compromiso.

Y no tengo duda que esa idea de política pública que usted ha expresado y que vincula la infraestructura con la competitividad, el crecimiento económico y el bienestar, es también, una visión altamente compartida por todos los aquí presentes y todos los que quieren contribuir al desarrollo duradero y sostenible de México.

Y hablo de suma de esfuerzos, de visiones compartidas, de contribuciones y de objetivos comunes, porque antes de llevar a cabo grandes proyectos de infraestructura de acero y concreto, infraestructura de comunicaciones y transportes, hay una infraestructura esencial que sabemos que desde el primer día de su mandato, usted está construyendo y consolidando.

Me refiero a la infraestructura de los consensos, de los acuerdos, a la infraestructura ciudadana, a la infraestructura empresarial de saber trabajar juntos, de estar juntos y de hacer cosas juntos.

Esa infraestructura de suma de energías, de unión, de objetivos comunes que es la que hace posible todos los demás resultados.

Y en ese marco, hoy Yucatán quiere decirle que en esta infraestructura de voluntades para que una Nación ponga más énfasis y más empeño en sus causas comunes, que en sus normales diferencias, puede contar con Yucatán y con toda su gente.

El hecho que esta importantísima reunión nacional se lleve a cabo en Yucatán, nos hace sentir parte de ese gran esfuerzo de reencuentro de los mexicanos, de suma de voluntades positivas para lograr que las cosas y que las inversiones se hagan y que los compromisos se cumplan.

Sé que el hecho de que aquí estén presentes industriales de la construcción, empresarios de diversas ramas conexas, funcionarios de distintos órdenes de gobierno, académicos, ciudadanos y especialistas de todo el país.

Demuestra que la infraestructura de la unidad y del acuerdo está lista para constituirse en el cimiento sobre el que se construya la infraestructura que mueva a México.

Infraestructura que mueva a su economía y que nos haga la potencia emergente a la que usted nos ha convocado, como una meta que todos los mexicanos podemos y debemos compartir.

Lo reitero, señor Presidente.

Lo reitero, señoras y señores.

En Yucatán encontrarán un estado, una sociedad, un pueblo orgulloso de su identidad y muy comprometido con México y con los esfuerzos positivos que por México y por su desarrollo se realicen.

Queremos que contribuir y sumar sean nuestro orgullo; el orgullo con el que hoy tenemos el enorme privilegio de ser sus anfitriones. Y, por supuesto, Yucatán cree y comparte los grandes temas que aquí se están abordando.

En cada uno de los cinco grandes temas que se tratarán en esta reunión, Yucatán encuentra proyectos impulsados por el Gobierno Federal, que abrazamos decididamente, y los invitamos a todos, también, tener en cuenta oportunidades muy atractivas para la inversión pública o privada aquí, en esta entidad.

En el primer tema, en el de transporte ferroviario y multimodal, en Yucatán encontramos el gran proyecto del Tren Transpenínsular, y el Centro Logístico.

En el tema de la construcción y mantenimiento carretero, Yucatán y la región contamos con el impulso Federal en proyectos tan importantes, como la construcción del primer tramo del anillo vial metropolitano, y la primera etapa de la ampliación a cuatro carriles de la Carretera Mérida-Chetumal.

En el área de normatividad y calidad de las obras, Yucatán cree firmemente en la agilidad regulatoria, en la transparencia y en obras que sirvan a ésta y a futuras generaciones. Obras que representen no sólo gasto público, sino la mejor de las inversiones públicas.

En el cuarto tema del trabajo, el de los puertos y marina mercante, Yucatán tiene en el Puerto de Altura de Progreso, un puerto que puede detonar todo su potencial para beneficio de toda la región, con inversiones estratégicas y bien orientadas.

Y en el quinto tema, el de asociaciones público-privadas y financiamiento, Yucatán ha demostrado con hechos concretos estar a la vanguardia en estos nuevos esquemas.

Para nosotros, esta reunión en la cual nos honra ser sus anfitriones, toca temas concretos y significa oportunidades y desafíos muy claros. Tenemos ánimo de trabajar y de contribuir con lo que nos toca.

Así, de nuevo, bienvenidos todos a Yucatán. Siéntanse en su casa, porque ésta es, verdaderamente, su casa.

Gracias al señor Presidente de la República por honrarnos nuevamente con su presencia.

Y gracias, también, por el impulso concreto y efectivo de palabra, pero, sobre todo, de acción que le está dando a la infraestructura en Yucatán y en todo el país.

Es un honor tenerlos aquí. Es una tranquilidad y una certeza para los dos millones de habitantes del estado, ver que hay la voluntad, que hay el ánimo, que hay esa infraestructura de armonía y de suma de esfuerzos para que México, y para que nuestro estado puedan enfrentar con confianza y con verdaderas oportunidades de éxito, el presente y el futuro.

Aquí, verdaderamente, creemos en la infraestructura y creemos en la visión de política pública que el Presidente de todos los mexicanos le da a la infraestructura para mover a nuestro país, para mover nuestra economía y para escribir nuevos capítulos de nuestra historia: capítulos de bienestar, capítulos de prosperidad, capítulos de desarrollo.

Muchas gracias.

Bienvenidos todos a Yucatán.

-MODERADOR: Escuchemos la intervención del ciudadano licenciado Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes.

-SECRETARIO GERARDO RUIZ ESPARZA: Con su permiso, señor Presidente de la República, licenciado Enrique Peña Nieto.

Señor Gobernador de Yucatán, licenciado Rolando Zapata Bello; señor Presidente Municipal de Mérida, licenciado Renán Barrera Concha; señor Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, ingeniero Luis Zárate Rocha; señores integrantes del Consejo Directivo de la Cámara; amigas y amigos de los medios de comunicación; señoras y señores:

Es para mí un honor acompañar al señor Presidente de la República, al licenciado Enrique Peña Nieto, en esta Reunión Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la que también rendirá protesta su nuevo Consejo Directivo, sobre todo ahora que está de regreso en una nueva ruta Londres-Mérida, de una exitosa y productiva gira de trabajo por el Reino Unido, donde participó destacadamente en la Reunión G8, en Belfast.

Todos los aquí presentes reconocemos su esfuerzo, señor Presidente, de estar aquí después de este largo viaje, así como la importancia que usted le otorga a los constructores de la infraestructura de México.

Señor Gobernador Zapata Bello:

Le agradecemos, como siempre, su hospitalidad a la que ya nos tiene acostumbrados como buen hijo de esta hermosa y pujante tierra yucateca.

Deseo a los integrantes del Consejo Directivo 2013-2014 de la Cámara, el mayor de los éxitos en sus trabajos, cuenten ustedes con la mejor disposición de su servidor y del equipo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, tanto a nivel central, como en los Centros SCT a nivel nacional para trabajar con ustedes en la amplia y diversa agenda del sector, de modo que nuestra colaboración y el propio sector se fortalezcan.

Como parte fundamental de esta agenda les pido respetuosamente que nos ayuden a darle la mayor prioridad al cumplimiento de los 105 compromisos de campaña del sector comunicaciones y transportes que asumió el señor Presidente Peña Nieto y que hoy son compromisos del Gobierno.

Invito, igualmente, a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción y a sus directivos, de la manera más atenta, a que en próxima fecha formalicemos un nuevo código de entendimiento y cooperación institucional entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y la Cámara.

Propongo, en principio, que este nuevo código de entendimiento y colaboración se base en los siguientes seis puntos:

En primer lugar. La más amplia comunicación e intercambio de información entre las dos instancias, con canales bien definidos de contacto. Podemos, si están de acuerdo, aprovechar la existencia de la Comisión Mixta, para darle nueva vida y funcionalidad, de modo que todos los asuntos de nuestra relación estén permanentemente actualizados.

Como segundo punto. Busquemos el compromiso de erradicar la informalidad del empleo en la industria de la construcción. Fomentemos el empleo formal en todas las empresas del sector y procuremos, en todo momento, el apego a la formalidad fiscal.

En tercer lugar. Acordemos mecanismos concretos y eficaces para fortalecer a las PyMEs, a las pequeñas y medianas industrias de la industria de la construcción, de modo que estas pequeñas y medias empresas se sumen en el encadenamiento de procesos, tengan mayor certidumbre y desarrollo profesional, basadas en su participación en las obras que ustedes contratan.

Cuarto. Privilegiemos la calidad y el cumplimiento de los tiempos pactados en las licitaciones y en los contratos respectivos, que nos permitan garantizar que en nuestro país la infraestructura se construye en tiempo y se moderniza con estándares internacionales.

Cinco. Cuidemos la corresponsabilidad y la transparencia en los procesos de contratación, como compromiso de ambas partes.

Finalmente, el sexto punto de un código de entendimiento y colaboración institucional sería cuidar siempre el efecto de las obras sobre el medio ambiente. A estas alturas del Siglo XXI, debemos tener claro que la sustentabilidad es ya un criterio esencial de toda actividad productiva.

En el México actual, las obras de infraestructura deben aportarle al medio ambiente, cuidando su preservación y aprovechamiento sustentable y no restarle o dañarlo.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Los recursos asignados a las obras de infraestructura deben aplicarse con responsabilidad, oportunidad, eficiencia y transparencia. Eso es lo que hemos hecho en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, con el ejercicio del prepuesto destinado a la infraestructura del sector.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación se asignaron a la Secretaría 86 mil 244 millones de pesos, cuya aplicación empezó el 15 de enero.

Desde ese momento, el ejercicio se ha venido acelerando progresivamente de 111 millones de pesos de gasto diario alcanzando 240 millones de pesos cada día en promedio en este mes de junio.

Tan solo como dato de referencia que estoy cierto es del interés de ustedes. La inversión de la SCT en pasadas administraciones al mes de abril del 2001 fue de tres mil 800 millones, al mes de abril del 2007, fue de siete mil 200 millones de pesos y en esta Administración al mes de abril de 2013, es de 15 mil 500 millones de pesos.

De suma relevancia, también, es que del total de los recursos destinados a la Secretaría para este año tenemos ya comprometidos, contratados, en proceso de ejecución, el 88 por ciento del presupuesto.

Con esta tendencia, estimamos que en julio, el promedio diario de ejercicio del gasto será del orden de 280 millones de pesos, 280 millones de gasto diario en el sector de la infraestructura.

Le informo, señor Presidente, que durante hoy y mañana se está realizando una Reunión Nacional con todos los directores de los Centros SCT en el país.

En ella se analizan cada una de las áreas de la Secretaría con participación de sus titulares.

Revisaremos y evaluaremos el avance en el ejercicio de los recursos en cada entidad federativa, así como los lineamientos generales y particulares que deberán seguir los directores para conseguir la mayor eficiencia y transparencia en sus responsabilidades.

Conforme a sus instrucciones, señor Presidente, la Secretaría a mi cargo ejercerá con responsabilidad y con toda oportunidad los recursos asignados al cumplimiento de sus distintas áreas de trabajo, poniendo especial atención en la inversión en infraestructura en todas sus modalidades.

Permaneceremos asimismo, en estrecha comunicación con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción buscando los mejores acuerdos que nos lleven a cumplir las metas propuestas para el ejercicio 2013.

Felicito cordialmente a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción por su 60 aniversario.

Felicito, sobre todo, de manera muy particular a los trabajadores de la construcción, tal vez algunos de ellos, aquí presentes, pero que con sus manos han ayudado, sin duda, a construir este gran país que es México.

Muchas gracias.

Enhorabuena y agradezco la Cámara su permanente buena disposición para participar en los planes y programas de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y muy en especial a su Comité Directivo y a su Presidente don Luis Zárate Rocha.

Muchísimas gracias.

-MODERADOR: En uso de la palabra, el ciudadano ingeniero Luis Zárate Rocha, Presidente Nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

-ING. LUIS ZÁRATE ROCHA: Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto; señores Secretarios de Comunicaciones y Transportes y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Gerardo Ruiz Esparza y Jorge Carlos Ramírez Marín.

Apreciados y distinguidos miembros del presídium.

Agradecemos antes que todo, que el señor Presidente de la República, después de un viaje muy productivo al Reino Unido, se ha dado un espacio para estar aquí con todos nosotros, los industriales de la construcción.

La planeación-inversión en infraestructura representa la oportunidad de crear y fortalecer el desarrollo integral y sustentable que el país requiere. De cara a un nuevo milenio y a nuevas condiciones que llevan consigo la organización de las economías y el crecimiento mundial.

Señor Presidente:

Para el país, éste momento y condiciones, como la participación del capital privado en la obra pública, los nuevos modelos de financiamiento, nuevas reglas del mercado global, entre otras, conforman el mejor de los escenarios y nos colocan como país en un horizonte de grandes oportunidades.

Tales circunstancias demandan que México se convierta en un centro logístico global, geopolíticamente estratégico, y para ello será prioritario construir y ampliar los puertos, aeropuertos, modernizar las vías de comunicación terrestres para eficientar la conectividad, y desarrollar exponencialmente el sector de las telecomunicaciones.

A partir de la inversión pública y la creación de esquemas que permitirán el incremento sustancial de financiamiento proveniente de la Banca privada y de la inversión extranjera, así como de una mayor generación de ingresos fiscales para su reinversión en el sector, la política de infraestructura de su Gobierno se ha manifestado como un componente esencial, con clara visión de impulso al crecimiento sostenible, como un instrumento clave de la política económica.

Destaca que la Ley de Asociaciones Público-Privadas es un elemento fundamental para impulsar los proyectos y acelerar la inversión que México requiere.

En el sector de la construcción nos hemos preparado para apoyar este esquema, que con la fusión adecuada de recursos públicos y privados, ha logrado avances muy importantes para la solidez y viabilidad financiera de los proyectos que hoy se llevan a cabo en las más pujantes economías del mundo.

El desarrollo regional es uno de los componentes básicos de nuestro crecimiento, se ha fomentado la creación de consorcios regionales entre empresas pequeñas y medianas que al sumar sus experiencias, estados financieros y recursos técnicos están listas para participar en proyectos en sus estados y municipios, y con esto impulsar el mercado interno.

Respecto a las alianzas estratégicas con grupos extranjeros es de vital importancia trabajar juntos bajo un contexto de igualdad, reciprocidad, incorporación de recursos humanos locales, apoyo a la cadena productiva del sector y la aplicación de las mejores prácticas para la innovación y la transferencia de tecnología de punta.

Las reformas que su Gobierno ha impulsado con el consenso de todas las fuerzas políticas, sociales, la academia, las económicas y los empresarios han permitido que se construya una plataforma que da viabilidad y condiciones para hacer de México una de las economías más sólidas, confiables y competitivas del mundo.

Serán reformas necesarias para impulsar el crecimiento, la hacendaria integral que amplíe la base gravable y simplifique el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Superar estos dos rubros brindará más recursos para la inversión pública en muchos sectores de la vida nacional.

La reforma, por supuesto, debe estar a favor de que los impuestos sean más justos y eficientes.

La Reforma Energética es una de las más trascendentales para el futuro de México, debe ser integral, que genere las condiciones jurídicas, políticas y de integración financiera que den certeza a la inversión privada en PEMEX, salvaguardando, como siempre se ha dicho, la soberanía nacional.

Hoy la tendencia del mercado, del desarrollo económico, social, cultural, y político mundial está en la participación del sector privado con la incorporación de tecnología, experiencia y capital en los proyectos del sector energético.

Explorar y analizar con profundidad los mecanismos que hagan posible impulsar la producción de PEMEX con la participación del sector privado es una necesidad ineludible, ya que es urgente iniciar la producción de petróleo en aguas profundas, así como la exploración de la roca sedimentaria lutita.

Esta reforma debe de generar un PEMEX con cambios profundos, teniendo en cuenta el mercado en que opera y la competencia mundial, que hoy es una realidad.

Los esfuerzos para que México se consolide como una economía fuerte y vigorosa, exigen lo mejor del Gobierno y la sociedad, así como disciplina, orden y consistencia en nuestras acciones.

En coordinación con las dependencias federales en materia de obra pública, especialmente con la Secretaría de la Función Pública, los colegios de profesionistas, la Cámara Nacional de Empresa y Consultaría, y juristas expertos en la materia, y a partir de un estudio de derecho comparado para anexar los avances en la materia de 50 países, hemos presentado a la Cámara de Diputados, a través de su Comisión de Infraestructura, la propuesta de reformas y adiciones a la Ley de Obra Pública y Servicios Relacionados con la misma.

La ley debe ser moderna, que contemple una mayor agilidad y simplificación en los procesos de licitación, privilegiando la calidad y la conclusión en tiempo, forma y costo de los proyectos. Es así, y sustentada en el valor de la transparencia, como hay que medular que la nueva ley promoverá contrataciones equitativas y claras, regulará el pago de los servicios, impulsando la producción y competitividad del sector.

Será una ley que aliente una mayor participación del sector privado y social, que promueva la derrama económica, la generación de empleos y el financiamiento de la Banca para brindar mayores oportunidades a las empresas mexicanas.

En todo esto, como usted lo ha dicho, señor Presidente, la Banca de Desarrollo tiene un papel importante y clave para asegurar los grandes cambios que aquí se plantean. Es necesario asegurar su transformación, para convertirla en una palanca que, verdaderamente, impulse y respalde la obra pública, financie la privada y brinde instrumentos y acción para la mixta.

Como usted lo ha señalado, señor Presidente, convertir el crédito responsable en el motor del progreso y bienestar de los mexicanos, es el objetivo fundamental de esta Banca. No debe competir, sino ser un complemento de la Banca privada y, como usted lo ha señalado, asegurar que para este año contaremos con un billón de pesos, provenientes de esta Banca es una excelente señal de partida que los constructores mucho reconocemos.

El promover un sistema crediticio, ágil y efectivo, con tasas competitivas y oportunas, especialmente para las MiPyMES de la construcción, va a permitir niveles aceptables de eficiencia, promoviendo la contratación de servicios y las compras necesarias para la realización de la obra pública, que tomen en cuenta las pequeñas y medianas empresas como lo establece la Ley para el Desarrollo de la Competitividad.

La CMIC reitera el compromiso como sector formal de la construcción de continuar como siempre lo hemos hecho, cumpliendo con nuestras responsabilidades y compromisos fiscales y laborales.

Desde el inicio de su Administración, hemos trabajado con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y otras dependencias del Gobierno Federal en la elaboración de un banco de proyectos que dé prioridad a los estudios técnicos y financieros.

La oportuna liberación de los derechos de vía, trámites y permisos destacando aquellos del manifiesto de impacto ambiental.

Así como la incorporación de proyectos de beneficio regional con alto contenido social que garanticen la realización y la terminación de las obras, impulsen el desarrollo urbano sustentable y contemplen las políticas públicas de prevención y reconstrucción de la infraestructura y servicios afectados por los desastres.

Le informamos, señor Presidente, que en nuestras 43 delegaciones se ha puesto en marcha el protocolo para apoyar a los Gobiernos Federales y estatales y municipales en sus programas de respuesta inmediata cuando son sujetos a un desastre.

Desarrollar la infraestructura nacional es un albor que requiere concurrencia de los tres órdenes de Gobierno, del Congreso de la Unión, los Congresos Locales, los Gobernadores, la academia y, por supuesto, todos los órganos empresariales.

Han sido fundamentalmente las reuniones, sostenidas con la Confederación Nacional de Gobernadores y su Comisión de Infraestructura con el propósito de incorporar al Banco de Proyectos, aquellos que de realizarse impacten favorablemente las diferentes regiones del país.

Como resultado de la relación de trabajo con su Gobierno, reconocemos avances sustanciales, lo que va a permitir que el diseño y la evaluación de proyectos, además de complementarse, deben de agilizar y transparentar los procesos de licitación.

El fomentar la creación de foros sobre infraestructura, desarrollo urbano, vivienda y medio ambiente nos conducirá a tener el espacio que permita vincular de manera eficaz a los tres órdenes de Gobierno, las instituciones financieras, la academia y la cadena productiva del sector.

Es oportuno y necesario mencionar que la nueva política de vivienda privilegia el desarrollo urbano ordenado y sustentable, que es parte primera de la dotación de servicios básicos por conducto de la inversión en infraestructura.

Será fundamental que las mesas de trabajo con la SEDATU busquemos, como lo hemos hecho, mecanismos que favorezcan la reedificación de ciudades a través de iniciativas de ley, de asentamientos humanos que permitan alinear los tres órdenes de Gobierno en una política, como usted lo ha expresado, nacional que dinamice la economía y, sobre todo, que dé vivienda digna.

También, la infraestructura es un elemento de política social que permite combatir la pobreza, brindando una mayor cobertura y calidad de la dotación de servicios públicos para el bienestar de la población.

Una visión de desarrollo regional será un instrumento fundamental de la política pública que permitirá impulsar, no sólo la competitividad, sino, también, la equidad, el bienestar social y la gobernabilidad.

Señor Presidente:

Nos queda claro que no sólo hay que pedir, también, tenemos que aportar. En este sentido, nuestra Cámara que ostenta los distintivos de empresa socialmente responsable y adhesión al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, hemos presentado a SEDESOL acciones puntuales para sumarnos al combate a la pobreza.

Tales como: identificación de zonas marginadas, capacitación en competencias laborales y apoyo a obras básicas que mejoren las condiciones de vida de las comunidades.

El Comité de Damas ha implementado, señor Presidente, ha implementado acciones de apoyo a zonas, de apoyo económico, a zonas de la Sierra de Guerrero, la Zona Conurbada de Cuernavaca, así como la entrega de recursos para un hospital de atención a niños con cáncer, en la Paz, Baja California, y aportaciones importantes para una escuela de niños sordomudos, en Querétaro.

El ritmo de las grandes economías del mundo y el dinamismo de las emergentes nos significan un gran reto para alcanzar las metas que el pueblo y el Gobierno de México se ha planteado.

Los 10 mil afiliados a la Cámara, los cuales hemos firmado un código de ética, ponen al servicio de la Patria su parte de maquinaria, sus técnicos y obreros mexicanos. Nos hemos preparado por muchos años para mover a México, nuestro México y juntos, bajo su dirección, dotar al país de la infraestructura sustentable de clase mundial.

Termino, señor Presidente, si usted me lo permite me acompañarán don Omar Quintal Carbajal, obrero yucateco de la industria de la construcción, que en forma simbólica representa a más de seis millones de trabajadores; así como la empresaria local doña Silvia Sánchez Molina, una de las 10 mil personas afiliadas a nuestra Cámara, que con mucho honor le entregamos, señor Presidente, el libro Sesenta Pilares, con el que conmemoramos nuestro aniversario y usted nos hizo el altísimo honor de redactar el prólogo. Si me permite me acompañarán.

-MODERADOR: La Toma de Protesta al Consejo Directivo 2013-2014 de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, está a cargo del ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Es un gran honor el poder asistir a este evento y sobre todo llevar a cabo la Toma de Protesta de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción a su nuevo Consejo Directivo.

Sin mayor preámbulo, procedo a hacer esta Toma de Protesta.

En nombre del Gobierno de la República y de los constructores del país pregunto a ustedes: Protestan desempeñar lealmente el cargo que les ha sido conferido, cumplir los estatutos y el código de ética de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, velando por sus agremiados y trabajando por el bien de todo México.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Les deseo el mayor de los éxitos en esta tarea y en este compromiso que hacen por el desarrollo de una mayor infraestructura para el bienestar de todos los mexicanos.

Felicidades.