-MODERADOR: Hace uso de la palabra la Secretaria de Salud, doctora Mercedes Juan López.

-SECRETARIA MERCEDES JUAN LÓPEZ: Buenas tardes tengan todos ustedes.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Arquitecto José Alfredo Santos Asséo, Presidente del Consejo Directivo de la Fundación Mexicana para la Salud; doctor Eduardo González Pier, Presidente Ejecutivo de la Fundación Mexicana para la Salud; doctor Guillermo Soberón, Presidente Emérito de la Fundación Mexicana para la Salud; señores ex Secretarios de Salud; doctor Soberón; licenciado José Antonio González Fernández.

Directores del Instituto Mexicano del Seguro Social; del ISSSTE; licenciada Laura Vargas, Directora del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia; señora Senadora María Elena Barrera, gracias por estar aquí, con nosotros.

Integrantes de Funsalud; señoras y señores; amigos todos.

Me da mucho gusto participar en esta ceremonia de Clausura de la 32 Asamblea General Ordinaria de la Fundación Mexicana para la Salud.

Señor Presidente:

Su presencia en esta Asamblea muestra en los hechos su inquebrantable compromiso con la salud de los mexicanos, y da cuenta del legítimo interés del Gobierno Federal para impulsar la participación de todos los actores para transformar y mover a México.

Estimado arquitecto Santos:

Gracias por su invitación a la Asamblea de Funsalud, organización a la cual quiero aquí, públicamente, agradecer la confianza y el apoyo que recibí durante mi gestión en la Presidencia Ejecutiva.

La Fundación Mexicana para la Salud ha mantenido a lo largo de su historia un papel crítico y propositivo acerca del Sistema Nacional de Salud, mediante su aporte en estudios, propuestas y recomendaciones en apoyo a los tomadores de decisiones.

Ha sido un punto de referencia en la discusión de la agenda de temas de salud, y cumple con su misión de contribuir al mejoramiento de la salud en México.

Ejemplo de ello, es la propuesta que se hiciera desde Funsalud, del proyecto del Sistema de Protección Social en Salud, y de la creación del Instituto Nacional de Medicina Genómica.

Funsalud ha sido considerada por la Universidad de Pensilvania, en el 2011, como el Think Tank en el mundo de la categoría de políticas de salud.

México, al igual que en todos los países del mundo, ha cambiado en materia demográfica y epidemiológica, y gozamos de los beneficios derivados de estos cambios, pero, a la vez, enfrentamos nuevos y complejos escenarios, lo que se expresa de diversas maneras, una muy evidente, es el incremento de las enfermedades, crónicas, no transmisibles, como la obesidad y la diabetes, así como las asociadas al envejecimiento de la población, que nos demanda trabajar de forma estratégica y bajo un enfoque integral, multisectorial y de corresponsabilidad del sector público con el sector social y privado; a fin de incidir en la meta Nacional de lograr un México incluyente.

Debemos avanzar unidos como país, para cerrar las brechas de desigualdad y atender las múltiples carencias, que desafortunadamente, aún persisten.

El Presidente de la República, nos ha instruido para asegurar una coordinación efectiva de las acciones, programas y esfuerzos de los actores que conforman el Sistema Nacional de Salud, a fin de asegurar el acceso efectivo a los servicios de salud, bajo un modelo homologado de atención con calidad.

Para ello, estamos llevando a cabo la integración funcional entre las instituciones, por lo que agradezco a los directores generales del IMSS, Instituto Mexicano del Seguro Social, del ISSSTE y del DIF, el trabajo que estamos haciendo juntos, y la disposición y compromiso en este proceso.

En esta coordinación se privilegian las intervenciones preventivas. Prioritariamente, en los problemas de salud pública de mayor impacto para disminuir la carga de la enfermedad, discapacidad y muerte, además de promover hábitos y estilos de vida saludables.

También, bajo un enfoque integral, con la participación de todos los actores, trabajamos para favorecer el acceso a servicios de salud, en zonas dispersas y alejadas, a través de estrategias, como las unidades móviles, y la coordinación con IMSS Oportunidades, a fin de disminuir la desnutrición, la mortalidad materna y la mortalidad infantil, por mencionar sólo algunos.

Así como renovando, la infraestructura y el equipamiento de las unidades de primer contacto.

Habremos de operar, conforme a un modelo de atención primaria, con mayor capacidad resolutiva local, que permita la atención oportuna.

De igual forma, estamos instrumentando mecanismos que permitan homologar la calidad técnica e interpersonal de los servicios de salud, a través de una regulación efectiva de los procesos y establecimientos, de atención médica, así como el mejoramiento de la calidad en la formación y capacitación de los recursos humanos, alineadas con las necesidades demográficas y epidemiológicas que está viviendo la población.

También, se fortalece la vigilancia epidemiológica nacional para, en su caso, responder con oportunidad ante cualquier amenaza global a la salud, además de cumplir con los tratados internacionales en el marco de los derechos humanos y buscar nuevos esquemas de cooperación internacional en salud pública que fortalezcan las capacidades locales y regionales.

Simultáneamente estamos trabajando en las modificaciones legales y administrativas necesarias que nos permitan dar seguimiento y evaluar el uso eficiente y transparente de los recursos destinados a la salud de la población.

El Presidente nos ha instruido que en salud, a pesar de que hemos invertido más recursos en los últimos años, debemos aplicarlos de una mejor manera, donde más se necesitan y en temas de mayor costo-beneficio en favor de la ampliación de la cobertura efectiva de los servicios de salud que se ofrecen a la población y de la sustentabilidad financiera de las instituciones de salud.

Cumpliendo las instrucciones del señor Presidente, se desarrolla la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de la Obesidad y la Diabetes, asimismo el Programa Nacional de Prevención y Atención de Adicciones y las acciones de salud focalizadas en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, por mencionar los programas más relevantes.

Estimados integrantes de esta Asamblea:

Los invito a continuar nuestros vínculos por un bien superior, que es la salud de todos los mexicanos.

Señor Presidente de la República:

Su gran compromiso por la universalidad de los servicios de salud nos alienta a trabajar decididamente para contribuir en lo que nos corresponde en la meta nacional de lograr un México incluyente y próspero.

Muchas gracias a todos y felicidades a la Asamblea.

-MODERADOR: Corresponde el uso de la palabra al Presidente del Consejo Directivo de la Fundación Mexicana para la Salud, arquitecto José Alfredo Santos Asséo.

-ARQ. JOSÉ ALFREDO SANTOS ASSÉO: Muy buenas tardes.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; doctora Mercedes Juan, Secretaria de Salud y amiga personal; estimados asociados y expresidentes de Funsalud; muy distinguidos invitados del sector público y privado:

Sean todos ustedes bienvenidos.

Como empresario, es un gran honor poder encabezar una organización del sector privado que trabaje en beneficio para el país, pero cuando, además, esta institución lo hace en favor de la salud, es un verdadero privilegio, porque no hay objetivo más preciado para una Nación, que el bienestar de su gente e, indudablemente, el componente más importante para alcanzarlo, es la salud de su población.

Por eso, señor Presidente, valoramos y agradecemos su presencia en este evento, donde la Fundación Mexicana para la Salud tiene la oportunidad de compartir con usted un recuento de las acciones realizadas, así como la ruta de los proyectos futuros que, estamos convencidos, contribuirán en alcanzar los valiosos objetivos trazados en el Plan Nacional de Desarrollo, en materia de seguridad social.

Nuestra Fundación, que ya cuenta con 28 años de servir a México, fue producto de la iniciativa de un grupo de 100 mexicanos que tuvieron la idea de crear una institución del sector privado que a través del análisis y evaluación de la situación de la salud en México, así como la realización de estudios y propuestas científicamente avalados, incidieran en las políticas públicas con el objetivo, como lo planteó nuestro Presidente fundador don Carlos Abedrop, de propiciar el acercamiento de Gobierno y empresarios en las tareas de salud, con el fin de dar apoyo, asegurar la continuidad de los proyectos de trascendencia social, y coadyuvar a la solución de los problemas de salud del país.

Desde entonces, Funsalud ha sido un crisol donde convergen empresarios, comunidad científica y académica, tanto nacional como extranjera, funcionarios púbicos y, en general, mujeres y hombres comprometidos con México, con el objetivo de mejorar la salud de los mexicanos mediante la construcción de una agenda que aborda los temas más trascendentes para la salud en el país.

Su trayectoria, la ha acreditado como una institución en salud del sector privado que goza de un enorme prestigio, tanto en México como en el extranjero.

Ya lo mencionaba la doctora Juan, la Universidad de Pensilvania ha dado por segundo año consecutivo el lugar más destacado dentro de Latinoamérica a nuestra Fundación, en el Programa Think Tanks y Sociedad Civil.

Esta exitosa gestión ha sido, también, producto del enorme talento y conocimiento del sector por parte de sus Presidentes Ejecutivos.

El doctor Guillermo Soberón, quien ha sido un pilar en el sector salud de nuestro país, y quien, con su visión, dio rumbo a las tareas fundamentales de la Fundación.

El doctor Manuel Ruiz de Chávez, quien contribuyó al fortalecimiento institucional de la Fundación. Y recientemente, la doctora Mercedes Juan, con quien tuve la gran oportunidad de trabajar, y que gracias a su liderazgo, probada capacidad, sensibilidad y conocimiento del sector salud, permitieron, además de continuar con la gestión exitosa de nuestra institución, fortalecer los proyectos y aportaciones a las políticas y programas de salud.

Le estoy muy reconocido y agradecido por su extraordinaria labor. Nuestra fundación perdió una gran Presidenta Ejecutiva, pero México ganó una gran Secretaria de Salud.

Hoy, tenemos la suerte de contar con el doctor Eduardo González Pier, nuestro nuevo Presidente Ejecutivo, quien dará continuidad a estos programas y pondrá en la Agenda otros más que nos permitan contribuir al logro de nuestros objetivos.

Nuestra trayectoria ha sido rica en proyectos que han incidido en favor de la salud en México.

Por ejemplo, conscientes de la importancia que significa el capital humano, el Programa de Repatriación de Científicos Mexicanos permitió recuperar y canalizar el talento de 125 jóvenes investigadores hacia los equipos de las instituciones públicas de salud. Varios de ellos, han destacado por sus contribuciones a las políticas públicas del sector.

Atentos al nuevo paradigma de la medicina, Funsalud propuso y coordinó los trabajos que llevaron a la creación del Instituto Nacional de Medicina Genómica.

Se realizaron los primeros estudios de cobertura de servicios de salud, que derivaron en el Sistema de Protección Social en Salud que, consideramos, será el antecedente para llegar a un Sistema Universal de Salud.

Gracias al prestigio internacional de Funsalud, el Banco Mundial, financió la iniciativa SIDALAC, donde se plantearon nuevas estrategias en el combate al SIDA en América Latina y el Caribe.

Y ahora, con el aval de este prestigio, y gracias a los esfuerzos de la doctora Juan, atrajimos para nuestro país una aportación multimillonaria, con el Proyecto de Fondo Mundial, para impulsar estrategias que previenen el SIDA en poblaciones de alto riesgo en México.

Nuestra institución, tradicionalmente ha estado presente con estudios y propuestas en los planes nacionales de desarrollo y los programas sectoriales de salud, entre otras muchas acciones.

Seguimos con proyectos que promueven la inversión de la industria farmacéutica en nuestro país; apoyamos la investigación a través del Programa de Talentos en Salud; realizamos estudios para evaluar la incidencia de las políticas de salud a través del Programa Competitividad y Salud.

Y convencidos que la mejor inversión en salud es la prevención, continuamos con el Proyecto Tómatelo a Pecho, que busca la detección temprana del cáncer de mama, el Proyecto para el Fortalecimiento de la Enseñanza de la Nutrición en México y los estudios para identificar los factores de riesgo y, en consecuencia, propuestas concretas para prevenir la obesidad infantil.

En nuestra agenda tiene un lugar prioritario el estudio para alcanzar la universalidad de los servicios de salud. Ésta no es el objetivo de una fundación o de un gobierno, es una legítima aspiración de nuestro país.

Sin embargo, el reto es muy complejo que demanda de la concurrencia de todos los sectores de la sociedad. En nuestro punto de vista, implica que bajo la incuestionable rectoría de la Secretaría de Salud se transite hacia un nuevo modelo del Sistema Nacional de Salud.

México construyó desde la segunda mitad del siglo pasado un sistema de salud que fue exitoso y, sin lugar a dudas, un elemento de estabilidad social; sin embargo, con la transformación multifactorial de la sociedad mexicana este modelo se agotó y demanda una evolución a uno nuevo donde busquemos la mayor eficacia, eficiencia y transparencia del mismo.

Se debe buscar la separación del financiamiento de la prestación de los servicios y que este financiamiento venga de impuestos generales para no crear un factor de inequidad y que en este enorme esfuerzo para una cobertura universal y de calidad se establezcan redes plurales de servicio, tanto públicas como privadas donde los asegurados puedan elegir dónde quieran ser atendidos.

Y el individuo en este modelo también, debe tener la responsabilidad del empoderamiento de su salud, a través de educación, programas de prevención y adopción de hábitos saludables. En síntesis una toma de conciencia hacia su propio bienestar.

Señor Presidente:

Nuestra gran Nación tiene de cara al futuro retos extraordinarios para alcanzar los niveles de bienestar que todo gran país merece.

Para obtener nuestros más anhelados objetivos debemos estar unidos y con voluntad de alcanzar acuerdos para mover a México hacia ese futuro promisorio.

El Pacto por México ha sido una excelente plataforma para lograrlo y es una muestra de madurez política y compromiso social de los partidos involucrados.

El esfuerzo es extraordinario y requiere de un liderazgo con visión de largo plazo y determinación.

Estamos convencidos que usted, señor Presidente, ejerce el liderazgo que México requiere y la Fundación Mexicana para la Salud lo quiere acompañar y apoyar en este camino que tiene como meta un México fortalecido y justo, un México que procure mayor bienestar y protección social para toda la población, un México más saludable.

Muchas gracias.