México, DF, 29 de enero de 2013.

Durante la presentación del Sistema Nacional de Cambio Climático y la Instalación de la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, el Presidente Enrique Peña Nieto expresó que el Gobierno de la República está decidido a impulsar para México un crecimiento de amplio beneficio social sostenido y ambientalmente equilibrado.

Para lograrlo, subrayó el Primer Mandatario, hay que actuar en varios frentes: Transitar hacia una economía baja en carbono; replantear el manejo hídrico del país; mejorar la gestión de residuos y detener la pérdida de la biodiversidad.

Al respecto, el Primer Mandatario señaló que México es el cuarto país con mayor diversidad biológica del planeta. De ahí, afirmó, la responsabilidad ética, moral, de Gobierno y de la sociedad de poner un alto a la deforestación y a la destrucción de ecosistemas.

El Presidente Peña Nieto enfatizó que se necesita actuar con sentido de urgencia, en beneficio de las generaciones de hoy, de la sociedad presente y por supuesto, el de la sociedad del mañana, en el compromiso que tenemos de hacer un mejor legado a esas generaciones futuras.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, convocó a los representantes de los tres órdenes de Gobierno, los Poderes de la Unión, la sociedad civil, la academia y al sector privado a integrar entre todos el Sistema Nacional de Cambio Climático.

Señaló que la misión de dicha Comisión es definir una agenda consensuada y crear los lineamientos de una Política de Estado para enfrentar el cambio climático con mayor oportunidad y eficacia.

El Jefe del Ejecutivo recordó que frente a los efectos adversos del calentamiento global sólo hay una opción: el compromiso conjunto con el desarrollo sustentable.

Durante el anuncio de la Instalación de la Comisión Intersecretarial, el Presidente Peña Nieto reafirmó que sintetiza el firme compromiso del Gobierno Federal con el cuidado del medio ambiente. Por eso, detalló, a partir de hoy la atención del cambio climático es un desafío compartido por 13 Secretarías de Estado.

“Con un enfoque de transversalidad vamos a alinear y coordinar los programas federales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, fortalecer la infraestructura destinada a prevenir desastres naturales y preservar nuestros recursos naturales”, subrayó.

El Presidente de la República instruyó a los Secretarios Juan José Guerra Abud, de SEMARNAT; Enrique Martínez y Martínez, de SAGARPA; Pedro Joaquín Coldwell, de Energía, y a Gerardo Ruiz Esparza de Comunicaciones y Transportes, para que de inmediato establezcan las acciones, la agenda de trabajo para que hagan posible que el Gobierno de la República asuma su responsabilidad, pero, al mismo tiempo, también convoque a los otros actores, a fin de conformar el Consejo de Cambio Climático.

El Primer Mandatario indicó que este proyecto de transversalidad ya está previsto en el nuevo Presupuesto de la Federación. Se le asignaron 34 mil 500 millones de pesos etiquetados para atender estas acciones que las 13 dependencias del Gobierno de la República estarán asumiendo, resaltó.

Finalmente, el Presidente Enrique Peña Nieto indicó que, trabajando en equipo, las autoridades vamos a demostrar que “sí se puede tener un crecimiento verde incluyente, que sí se puede transformar a México, en un país justo, un país incluyente, un país próspero, un país exitoso como todos lo queremos. Y que esto no signifique comprometer el patrimonio ambiental de los mexicanos de hoy y del mañana”, enfatizó.

SE REQUIERE ENFRENTAR EL PROBLEMA DEL CAMBIO CLIMÁTICO A TRAVÉS DE POLÍTICAS PÚBLICAS EFICIENTES: MARIO MOLINA

En su intervención Juan José Guerra Abud, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT, precisó que la instrucción que recibió del Presidente Enrique Peña Nieto, es clara: Crecimiento económico sostenido y sustentable.

Argumentó que su responsabilidad al frente de la SEMARNAT no será convertirla en un freno al desarrollo económico, sino en una instancia orientadora que lo promueva y facilite, anteponiendo como premisa fundamental y condición inequívoca, que el crecimiento se tiene que hacer de manera sustentable, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Se requiere cuidar, puntualizó Guerra Abud, la vasta biodiversidad que generosamente la naturaleza nos regaló. Y finalizó: “Qué bueno que México tiene a un Presidente de la República ambientalista”.

Por su parte, Mario Molina, Premio Nobel de Química, indicó que México va por buen camino, pero se requiere enfrentar el problema del cambio climático a través de políticas públicas eficientes, que no solamente respeten los derechos de las futuras generaciones, sino que, además, favorezcan el desarrollo económico en el futuro cercano.

Expresó que eso de preguntar qué va primero, medio ambiente o desarrollo económico, es un error. Está muy claro que no podemos tener el desarrollo económico que nos proponemos, si no tomamos las medidas necesarias de protección a nuestro medio ambiente.

José Sarukhán, Coordinador de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, precisó que ninguna generación del pasado ha tenido la información que la actual tiene acerca de los efectos de nuestra actividad sobre el ambiente en la tierra, así como la tecnología para modificar esa actividad.