Hong Kong, China, 5 de abril de 2013.

En un encuentro con empresarios y autoridades monetarias y financieras de la región de Hong Kong y de China en general, el Presidente Enrique Peña Nieto destacó el clima político de acuerdo y conciliación que existe actualmente en México, y que ha permitido sacar adelante reformas de fondo, como la laboral y la educativa, que darán impulso a la competitividad de su economía.

“México hoy observa un panorama político de acuerdo, de conciliación y, sobre todo en este clima plural y democrático que tiene nuestro país, debo reconocer y señalar que entre las distintas fuerzas políticas que hay en mi país, se ha logrado signar lo que hemos denominado un Pacto por México, que ha permitido establecer una agenda de trabajo para impulsar reformas transformadoras que, sin duda, habrán de ampliar las condiciones de competitividad y productividad para nuestro país”, afirmó.

En el primer día de actividades, en el marco de su gira por Asia, el Primer Mandatario de la Nación dijo que se han logrado acuerdos para impulsar reformas como la de telecomunicaciones, cuya iniciativa ha sido presentada ya al Congreso de la Unión y de la cual se esperaría pronto una eventual aprobación, para alentar la competencia en el sector y la inversión privada nacional y extranjera. “Yo estimo que, con la voluntad y el clima político que hay hoy en México, más allá que resistencias, habrán los apoyos necesarios para que esta reforma tenga lugar en los siguientes meses”, señaló.

Asimismo, citó la reforma energética, la fiscal y la financiera, ésta última que habrá de presentarse próximamente al Congreso como iniciativa, para impulsar un mayor flujo de crédito por parte de banca a las pequeñas y medianas empresas.

Al respecto, agregó que “además de otras reformas que espero tengan lugar este año, precisamente, o que se estén iniciando este año. Y no lo digo sólo porque tenga yo interés en que así ocurra, y donde hay un compromiso de mi Gobierno por impulsar estas iniciativas, sino porque lo primero que hemos logrado es un acuerdo político, que compromete al Gobierno y a otras fuerzas políticas, distintas de las que están hoy en el Gobierno, para atender una agenda de cambios estructurales que, estoy seguro, favorecerán al desarrollo económico y social de nuestro país y que, insisto, sea ésta una mayor oportunidad para China de estar presentes en México”.

Acompañado por los Secretarios de Economía y de Relaciones Exteriores, Ildefonso Guajardo Villarreal y José Antonio Meade Kuribreña, así como por el Director General de Pemex, Emilio Lozoya Austin, el Presidente Enrique Peña Nieto expuso ante presidentes y directores generales de empresas y organismos financieros de China y una docena de empresarios mexicanos, que el principal motivo de su visita a esta nación es relanzar la relación bilateral, con la finalidad de aprovechar mejor las oportunidades que entre sí tienen ambas economías.

Entre las ventajas que tiene México como destino de inversión, el Primer Mandatario destacó su ubicación geográfica, por su cercanía con el mercado de Estados Unidos, y los 44 tratados comerciales que tiene hasta ahora el país y que le permiten un acceso preferencial.

Aseguró que están dándose pasos importantes y definitivos para colocar a México como una de las primeras diez economías del mundo en los próximos años. Mencionó, por ejemplo, el establecimiento de mayores mecanismos jurídicos para brindar cada vez más certeza a los inversionistas, la existencia de un bono demográfico que le permitirá al país aumentar su competitividad, y el hecho de que México ha venido consolidándose entre los primeros lugares en algunos sectores, como el ser el primer exportador de pantallas planas y el cuarto en la industria automotriz.

“En el inicio de una nueva Administración, estamos dando pasos muy importantes y decisivos en el interés de que México pueda tener un mayor crecimiento económico, fincado fundamentalmente en una mayor apertura comercial, en el libre comercio y que esto permita realmente desarrollar también el potencial que como país tenemos”, expresó.

Todo ello, agregó, además de la estabilidad de la economía, reflejada en un presupuesto con déficit cero y una inflación de 3 por ciento, representa una posibilidad de desarrollo y de inversión para quienes ven en México una oportunidad.

“Somos en América Latina la segunda economía más importante, aspiramos y creemos que hay un potencial enorme para que México pueda, en los próximos años, ser una de las 10 economías más importantes del mundo”, indicó.

Entre los empresarios mexicanos que acompañaron al Presidente Enrique Peña Nieto, estuvieron Sergio Ley, Presidente de la Sección Empresarial para la Región Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, A.C., COMCE; Benjamín Grayeb, Presidente del Consejo Nacional Agropecuario; Eduardo Tricio, Presidente de Aeroméxico; Moisés Kalach Balas, de Kaltex y de CANAITEX; Blanca Treviño de Vega, de Softek; Rafael Zaga Kalach, de Grupo Zaga; Enrique Zambrano Benítez, de Grupo Proeza; Alonso Ancira, de AHMSA, y Jesús Vizcarra Calderón, de Grupo VIZ SuKarne, entre otros.