Joaquín López-Dóriga (JLD), conductor: El presidente Enrique Peña Nieto dio una entrevista a Noticieros Televisa, a menos de tres meses de que termine su segundo año e inicie el tercero, de Gobierno, el 1° de diciembre.

En esta primera parte le pregunto sobre la decepción y frustración de otras reformas, del problema de la corrupción, del problema de la ineficiencia, del optimismo oficial y el escepticismo de muchos mexicanos, del insuficiente crecimiento económico, de los altos niveles de criminalidad a pesar de las bajas porcentuales, del desastre ambiental en Sonora y su respuesta, “se aplicará la ley no importa que tan poderosos sean política y económicamente, éste -dijo- no será un caso de excepción”.

Esta es la primera parte de esta entrevista.

JLD: Señor presidente, en el pasado muy reciente, a cada anuncio de una nueva etapa, venía el fracaso y venía el fracaso básicamente por la corrupción y por la ineficiencia. Y me refiero, los ingenios azucareros en los 70 que ya perdí la cuenta de cuántas veces habían sido estatizados, privatizados, reestatizados.

En las líneas aéreas, las recuperaron tres o cuatro veces, los dueños se quedaban con las utilidades y a los mexicanos nos dejaban las deudas; los bancos, que fue escandaloso; las mismas carreteras, ¿por qué esta vez sí va a funcionar, por qué esta vez se va a poder -como es la exigencia- o sí se va a poder eliminar el tema de la corrupción, que va de la mano con la opacidad y el tema de la ineficiencia?

Enrique Peña Nieto (EPN): Mira Joaquín, primero muchas gracias y yo debo decir que el México de hoy es uno distinto al del pasado y sin duda el México que estamos construyendo entre todos, será uno muy distinto al que hemos venido teniendo.

Déjame darte algunos datos; hoy tenemos sin duda instituciones muchos más sólidas, más fuertes que garantizan mayor transparencia en todos los procesos de lo que viene realizando el Gobierno. Hoy obliga al Gobierno -además- a ser mucho más abierto, darle mayor publicidad a todo lo que hace.

Hemos puesto a disposición de la población páginas de Internet, para que precisamente puedan darle puntual seguimiento, para saber en dónde está cada uno de los recursos que invierte el Gobierno Federal en las distintas obras y en las distintas asignaturas.

Yo estoy convencido que nuestras instituciones de hoy tienen mayor solidez y son más robustas; y precisamente eso es resultado de las experiencias que se han tenido en el pasado. Hoy estamos más fortalecidos y -algo muy importante- aquí hay que reconocer el esfuerzo tan grande que se ha hecho, y aquí tengo que hacer reconocimiento a las distintas fuerzas políticas, que hicieron posible que con voluntad y con disposición, nos pusiéramos de acuerdo para emprender cambios, transformaciones, sentar una nueva plataforma, para que México pueda despuntar, para que pueda despegar.

Yo estoy convencido que tenemos darnos la oportunidad los mexicanos de emprender un cambio, de hacer mejor las cosas y parte de tener confianza en nosotros mismos. No podíamos quedarnos resignados a pensar que porque en el pasado hubo desaciertos o hubo errores o hubo fallas o no se logró, condenarnos a seguir como estábamos, porque eso no nos iba a llevar a nada más positivo ni a un mayor progreso.

Hoy queremos cambiar las cosas y tener un cambio a partir de la confianza en nosotros mismos y de la solidez en nuestras instituciones.

JLD: Yo lo escucho hablar del nuevo México, que va a echar a caminar a México, que lo va a mover; pero yo pues inevitablemente me tengo que referir al pasado, es decir, a los referentes.

En 1994, el 1° de enero íbamos a entrar al primer mundo y terminó 94 después de crímenes políticos terribles, terminó en el peor desastre económico, diciembre de 94, del que haya memoria.

¿Por qué ahora sí, Presidente?

EPN: Porque yo creo que hoy vivimos un México -te repito – distinto, es un México mucho más plural, más abierto, con una sociedad más participativa, una sociedad vigilante, una sociedad que además participa en las tareas y se involucra en lo que el Gobierno viene realizando.

Y hemos de reconocer que el México plural, democrático, que hemos venido consolidando y modelando entre todos los mexicanos, es uno distinto al del pasado y precisamente esa condición ha hecho posible que cuando nadie lo esperaba, quizá en cambios y ajustes que se habían venido posponiendo por varios años, precisamente a la falta de lograr acuerdos, de tener consensos, de lograr el respaldo mayoritario a distintas reformas, hoy se han logrado.

De las que se hablaron en el pasado, de las que se pensaron, de las que se enviaron y que nunca se lograron materializar, hoy ya son una realidad y hoy ocupa al Gobierno de la República, asegurar su eficaz y eficiente instrumentación; asegurar que todo esto se materialice en beneficios para la población que no se queden en la ley.

JLD: Hablando de la sociedad, yo veo un gran optimismo oficial, lo veo en sus intervenciones, en la de sus secretarios, pero ¿ha registrado usted este escepticismo que hay en muchísimos mexicanos en cuanto a los beneficios de estas reformas, sí lo han registrado, lo ha registrado usted?

EPN: Sí, a ver y estoy muy consciente de este escepticismo y de esta duda que eventualmente hay en algunos sectores de la sociedad; como registro también de otros optimismo y confianza en lo que se habrá de realizar -o ya se está llevando a cabo- y es entendible.

Porque cuando rompes con inercias, cuando te propones cambiar y transformar, cuando estás resuelto a establecer nuevas formas y nuevas plataformas para que México tenga un mayor desarrollo, de romper con la inercia y sólo seguir administrando lo que teníamos, es natural que surjan dudas, escepticismos, resistencias y estoy convencido que los resultados y los beneficios que traerá la aplicación y puesta en marcha de todas estas reformas, que ya está en curso, estoy convencido de que la sociedad irá dándonos el beneficio y el respaldo a todas estas reformas y la aplicación de las mismas.

Pero sí lo entiendo y lo registro, estoy consciente de que caben que existan estas dudas y eventuales desconfianzas pero cada vez son menos, porque día a día se van sintiendo los beneficios, la ampliación de varios proyectos y acciones que derivan de las reformas: que haya más crédito, el que obtengan más escuelas, el que los maestros puedan o hayan participado en un examen de evaluación para incorporarse al sistema educativo, el que hoy los maestros puedan ascender dentro del escalafón magisterial a partir de sus propios méritos, precisamente todo esto es resultado de las reformas.

La ampliación de crédito para el campo, para las mujeres es resultado de las reformas. Creo que la gente lo estará percibiendo, lo estará sintiendo y concediendo mayor respaldo a lo que se ha hecho.

JLP: Señor Presidente, el mercado interno débil, la inseguridad, la inseguridad jurídica también, las leyes fiscales, ¿no han sido un freno para el crecimiento? Hay quienes dicen: “Esos son los frenos del crecimiento y ahí están”.

EPN: Yo creo que la falta de un mayor crecimiento económico responde a distintos factores, a distintas condiciones, pero lo que es un hecho es que hoy nuestra economía está teniendo un mayor dinamismo.

Los analistas, los expertos apuntan que el segundo semestre de este año al que ya estamos, tendremos un mayor dinamismo y por eso es que el gobierno ha mantenido su proyección de crecimiento económico para este año en 2.7 por ciento, lo cual sería, sin duda, un crecimiento mayor al promedio del que hemos tenido en los últimos diez, en los últimos 20 y en los últimos 30 años.

Hay que reconocer que el gran desafío que nuestro país ha enfrentado y ha tenido en todo este tiempo, en estas últimas décadas, es cómo lograr un mayor crecimiento y además sostenido y por eso las reformas que se han impulsado.

Por eso, en las reformas está la plataforma para que México pueda despuntar, pueda crecer a mayores tasas. Las reformas fue darle un nuevo motor al país para que pueda crecer y esto significa generar más empleos para los mexicanos, significa detonar mayor infraestructura y mayor inversión productiva, atraer más inversiones para la generación de empleos y para el crecimiento económico del país.

JLP: Ahora ha sido claramente insuficiente el crecimiento económico, señor Presidente.

EPN: Y lo hemos apuntado.

JLP: Y lo es.

EPN: Y hemos reconocido. Pero te repito, este me parece que ha sido el desafío y el reto de las últimas décadas que el país ha enfrentado. Yo estoy convencido de que la nueva plataforma que surge a partir de las reformas, permitirán que cada año México vaya en un mayor dinamismo económico.

La prospectiva para el cierre de este año es de un mayor dinamismo económico, los pronósticos para el próximo año también son de un mayor crecimiento. Vale la pena destacar, por ejemplo, que a julio de este año las exportaciones crecieron más de 4 por ciento, la generación de empleo a tasa anual, es decir, año a año creció 3.7 por ciento.

Son cifras muy alentadoras que nos dejan anticipar que México entrará en una nueva fase de mayor dinamismo económico, de mayor crecimiento, de mayor generación de empleos y creo que eso será en beneficio de todos los mexicanos.

JLP: El tema de la inseguridad, veo cifras que dicen: “Se bajó un 12 por ciento, se bajó un 13 por ciento”, pero las cifras, las cifras siguen estando muy altas. Es decir, mantener esos porcentajes de disminución yo creo que no lo debe de dejar satisfecho, ¿no?

EPN: Mira Joaquín, no nos puede dejar satisfechos pero aquí hay algo claro, hoy México tiene menor violencia que hace dos años, hoy México es un país que está transitando en la ruta de lograr seguridad, mayor seguridad para todos los mexicanos y no es una agenda que esté agotada y en la que claramente señalé, sin ninguna pose triunfalista ni echando campanas al vuelo, señalé que vamos en la ruta correcta, que hay mayor coordinación entre los esfuerzos de los distintos órdenes de gobierno, que hay mayor preparación y profesionalización de las instituciones encargadas de la seguridad pública, que hay mayor coordinación entre ellas, que hoy hay una nueva Gendarmería que es parte de una división de la Policía Federal que se suma a este esfuerzo de todo el Estado mexicano y que los resultados, por cualquier medición que hagas y de quien la haga, claramente apuntan a que hay menor número de homicidios, menos violencia, menor número de robos.

Esto derivó también, hay que reconocer, en un repunte de secuestros en un momento y que hoy también está teniendo una clara tendencia a la baja; pero sin ánimo y actitud triunfalista, reconocemos que hay una menor violencia, que estamos en la ruta correcta y que esta seguirá siendo, invariablemente, una de las mayores prioridades del Gobierno de la República en el objetivo que busca de lograr tranquilidad y seguridad para todos los mexicanos.

JLP: Lanza usted, señor Presidente, un nuevo plan contra la pobreza y yo a lo largo de los años he visto muchos, usted también, son programas de combate a la pobreza y resulta que la pobreza no sólo no se ha movido, sino que cuando se ha movido, ha sido para incrementarse.

¿Por qué éste sí va a funcionar?, ¿por qué éste sí?, y ¿por qué los otros se agotaron?

EPN: El programa que hemos echado a andar se llama Prospera, que es una evolución del anterior programa de Oportunidades, claramente en su nombre está el espíritu del programa, que es asegurar que la población de menor recursos, de mayor rezago social, pueda realmente prosperar y lograr mejores condiciones de vida.

Son dos los pilares que garantizarán que tengamos menor pobreza en el país: por un lado una eficaz aplicación de la política social que está inscrita en este programa, que es el de Prospera, y por otro lado, un mayor crecimiento económico.

Si logramos crecer a mayores tasas, imprimirle mayor dinamismo a nuestra economía, generar mayor riqueza al tiempo que aplicamos de manera eficaz la política social, sin duda, habremos de generar un puente y una transición para que quienes están en condición de mayor vulnerabilidad, de mayor rezago en condición de pobreza puedan incorporarse realmente a este dinamismo de la vida productiva y de generar prosperidad por sus propios méritos o por oportunidades que encuentren en el mercado laboral.

Eso es lo que busca Prospera, es una transición; romper con esta condición de tener a una población siendo beneficiaria de la política social para que no sólo quede en eso, en el mero asistencialismo, sino que este sector de la población en condiciones de pobreza y de mayor vulnerabilidad se incorporen a la prosperidad que el país tenga y que queremos tengan todos los mexicanos.

JLD: Señor Presidente, las reformas obviamente no fueron fáciles, pero vienen ahora ya con la reforma lo más difícil que es, dice usted, implementarlas, yo digo llevarlo al terreno de los hechos; y de nuevo la preocupación se basa en estos dos factores que le he mencionado: falta transparencia, o sea corrupción e ineficiencia, falta de eficacia.

EPN: Yo creo que aquí está el gran reto que tiene el Gobierno: asegurar precisamente la transparente y eficaz ejercicio e instrumentación de las reformas, que por un lado de las reformas deriva consolidación de varias instituciones del Estado mexicano que aseguran transparencia. Hoy creo que la sociedad mexicana forma parte de esta nueva cultura en favor de la transparencia y ahí está una nueva institución autónoma encargada de asegurar transparencia no sólo para el Ejecutivo, sino para los otros poderes y para todos los niveles de gobierno. Ahí tienes una fortaleza de nuestras instituciones.

Por otro lado, tienes la creación de una fiscalía para combatir la corrupción que deriva también de la reforma político-electoral y que da a la Procuraduría General de la República autonomía y la creación de una fiscalía autónoma precisamente para combatir la corrupción.

Y un tercer elemento: en la propia ley y en las reformas que se han hecho se inscriben principios propios de transparencia para la aplicación de cada uno de estos… de las propias reformas, particularmente la energética. Más allá de lo que está para asegurar transparencia en el ejercicio del gasto y en el ejercicio de la acción del Gobierno, en la reforma energética, en la reforma hacendaria se inscriben principios propios para una mayor transparencia. Creo que esto favorece a la eficacia y a la transparencia que debe haber en la aplicación de las reformas.

JLD: Sí. Cuando me refiero a la… esta preocupación que hay por el tema de corrupción e ineficacia, básicamente se centra en el tema reforma energética, ¿por qué? Pues porque es Pemex, porque son los miles de millones de dólares y porque en estas empresas, que no son unas hermanas de la caridad… es decir, la principal preocupación, yo creo, de la corrupción es justo en el tema de la reforma energética.

EPN: Yo diría que es una legítima preocupación y por eso, precisamente, en la propia reforma se crearon órganos que se les da fuerza, se les da autonomía y capacidad precisamente para la debida instrumentación de la reforma.

Yo estoy convencido en lo que no podíamos quedarnos es en no hacer nada o seguir haciendo lo que veníamos trabajando en donde solamente íbamos a encontrar los mismos resultados, teníamos que cambiar y eso es lo que hemos hecho justamente, cambiar el paradigma, el modelo, el patrón en el que veníamos conduciéndonos para producir y para explotar nuestros recursos naturales, nuestros recursos energéticos.

Creo que tenemos que darnos la oportunidad, creo que los mexicanos debemos y podemos demostrar que sí somos capaces de instrumentar una reforma energética de manera transparente, de manera eficiente y generando los recursos que proyecta la propia reforma se tengan para todos los mexicanos.

JLD: Señor Presidente, déjeme leerle esto que publicó el Financial Times, dice que usted consumido por las reformas y su Gobierno, a veces ha descuidado los asuntos inmediatos que más importan a los mexicanos.

EPN: Joaquín, yo creo que el Gobierno ha trabajado de manera simultánea en tres frentes: en el frente reformador para alcanzar la concreción de 11 reformas transformadoras, una de ellas hecha en la transición; en el frente de gobernar y en el frente de administrar de manera eficiente la gestión gubernamental.

Y esto nos ha permitido, como di cuenta en el Segundo Informe de Gobierno que he presentado, de los avances que hay a distintos proyectos de infraestructura. No estamos iniciando, llevamos ya 21 meses al frente de la administración gubernamental y ahí hay beneficios ya.

Hay proyectos y obras que se han concluido que hemos venido entregando en beneficio de la población, vienen más proyectos, hice nuevos anuncios de grandes proyectos de infraestructura que los harán los proyectos más importantes que México hubiese tenido en décadas, como es el Aeropuerto de la Ciudad de México, que será el aeropuerto no sólo de nuestra capital como país, sino de todos los mexicanos, porque es el punto de encuentro de las distintas regiones y es la mayor puerta de México al mundo, de ingreso de quienes vienen a México y de quienes salen al mundo, será el Aeropuerto de la Ciudad de México. Grandes proyectos de transporte masivo que anunciamos, varios que ya han iniciado su construcción.

En pocas palabras, hemos estado en estos dos frentes, o en estos tres frentes: gobernando, emprendiendo acciones, materializando beneficios para los mexicanos, al tiempo que hemos impulsado una agenda de cambios y de transformación que ya se materializaron en la ley y que ahora nos ocupará materializarlos o hacerlos tangibles en los beneficios en la población.

JLD: Se registró un desastre ambiental, un desastre ecológico en Sonora de Minera México, he visto reacciones y le pregunto, señor Presidente, ¿se va a atrever su gobierno a enfrentar a un grupo tan poderoso como es Grupo México?

EPN: El Gobierno está comprometido para aplicar la ley y para sancionar a todo aquel que atente contra los recursos naturales y contra el medio ambiente, de acuerdo a los principios marcados en la ley. Creo que este Gobierno ha acreditado ante la sociedad mexicana que no importando de quién se trate, qué tan poderoso sea en lo económico, en lo político, no importando de qué signo político sea, el Gobierno ha actuado y ha aplicado la ley y éste no será un caso de excepción, lo aplicaremos a pie juntillas, aplicaremos a cabalidad la ley para asegurar el resarcimiento de los daños ambientales que se ocasionaron allá en Sonora y el que se paguen las afectaciones que hubo a las familias que resultaron afectadas por este desastre provocado por este derrame de esta mina en el estado de Sonora.

JLD: Mañana le tendré la segunda parte de esta entrevista y ahí queda este mensaje.