En conferencia de prensa el día de hoy, el Subsecretario de Electricidad de la Secretaría de Energía, César Emiliano Hernández Ochoa; el Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Francisco Xavier Salazar Diez de Sollano; el Director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa Reza; y el Vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez Hernández, detallaron acciones que el Gobierno de la República instrumenta para que la Reforma Energética sea, ya, una reforma en acción.

Indicaron que el lunes pasado se anunció la licitación de 16 proyectos de infraestructura eléctrica y de gas natural, con una inversión público-privada cercana a los 5 mil millones de dólares, a la que se sumarán muchas otras en los próximos años, originando fuentes de empleo y contribuyendo así a que las micro, pequeñas y medianas empresas tengan mejores condiciones para competir y sean más prósperas.

Al destacar que “la Reforma Energética traerá más luz, más barata, más limpia y para más mexicanos”, enunciaron los propósitos de ésta en materia de electricidad:

Generar nuevos empleos, bien pagados y con todas las prestaciones de ley.
Bajar, a partir de 2016, las tarifas de la electricidad para las familias y los negocios.
Asegurar que México tenga suficiente electricidad para que la economía crezca, “porque es bien sabido que, a más energía, más desarrollo”.
Que la electricidad llegue a todos los rincones del país.
Que se cuide el medio ambiente, utilizando energías limpias.
Que se genere un mercado de sana competencia, en el que los ciudadanos y los negocios se beneficien con mejores servicios y precios más bajos.
Que tengamos reglas claras para que haya más empresas ofreciendo sus servicios; y
Que el Estado mexicano ejerza un control eficiente del sistema eléctrico nacional, para que no se cometan abusos en perjuicio de la gente.

Entre algunos beneficios de la Reforma Energética se mencionó que la CFE saldrá fortalecida y con suficiente autonomía para determinar los planes de negocio más convenientes, a fin de brindar a los ciudadanos un mejor servicio y de menor precio, y terminar con los abusos como el robo de luz.

Se construirá nueva infraestructura y se modernizará la que hoy existe, con el fin de producir más electricidad con energéticos limpios, como es el gas natural.

Además, la Comisión Reguladora de Energía determinará las normas que aseguren condiciones parejas de competencia y estimulen la inversión, por lo que se prevé que habrá muchas oportunidades para inversión pública y privada, lo que generará nuevos empleos, bien pagados, estimados en 500 mil adicionales al 2018 y 2.5 millones más al 2025.