-MODERADORA: Y yo quería ahora dirigirme a usted, Presidente Peña Nieto, con mucho orgullo, con mucho honor, que representa mi país, además.

Y decirle que una cosa que me ha impactado mucho de su primer año de Gobierno es que usted ha venido a América Latina nueve veces.

No sé si ustedes lo saben, pero él ha visitado nueve veces América Latina, lo cual es un indicativo muy interesante de su voluntad de ir más allá de lo que México es con Estados Unidos, obviamente cumplimos 20 años del TLC con Estados Unidos este año, en fin.

Pero se ve, se observa en su voluntad de abrirse más hacia América Latina y hacia, por cierto, hacia Asia-Pacífico, y México lo necesita realmente.

Entonces, yo tenía mucho interés de saber, Presidente, desde su óptica qué es para usted la Alianza, qué significa el que México mire hacia el sur mirando al norte siempre, verdad, no se puede dejar eso, y mirando hacia el oriente también y al occidente.

Pero qué hay para México en esta Alianza.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias, Alicia.

Para mí es una gran oportunidad estar en este encuentro con quienes estamos representando a los cuatro países que hacemos la Alianza del Pacífico.

Y yo partiría de señalar, primero, para México representa una gran oportunidad de reencontrarse con países hermanos de América Latina, no sólo con quienes integramos la Alianza, sino México busca y buscará en todo momento tener mayor acercamiento con toda la región de América Latina, por las raíces históricas, por la identidad que encontramos en nuestra cultura, en el idioma.

Pero porque además, y yo estoy convencido de que hoy América Latina en su conjunto tiene una condición muy diferente de la que le fue señalada en años recientes.

Hoy la región de América Latina es una que está teniendo, especialmente en los países que integran la Alianza del Pacífico, un mayor crecimiento económico, una mayor estabilidad política, social y evidentemente con un horizonte de crecimiento económico y en consecuencia de desarrollo social muy promisorio.

A México le atan y le unen lazos, insisto, históricos hacia esta región y durante mi Administración estaremos trabajando de manera reiterada e invariable para estrechar aún más estos lazos.

Con los países de la Alianza del Pacífico creo que hay un punto de encuentro que es fundamental y creo que es el punto de partida.

Qué nos es común a los cuatro países que integramos esta Alianza del Pacífico.

Primero. Somos países que creemos y tenemos firme convicción democrática.

Segundo. Somos países que estamos en favor y en la defensa del Estado de Derecho.

Somos países que creemos y que tenemos una visión compartida de libre comercio.

Somos cuatro países a quienes nos ocupa y preocupa la equidad social.

Estos cuatro temas, sin duda, nos hacen tener una agenda compartida. Una visión común.

Y no somos una alianza de orden político, somos una alianza que buscamos inclusión social, desarrollo social, a partir del crecimiento económico.

Y evidentemente éste ha sido un mecanismo, o es un mecanismo, el de la Alianza del Pacífico, que habrá de fortalecer los lazos de intercambio comercial.

Pero va más allá.

Yo creo que la Alianza del Pacífico, y por ello creo yo el interés y la expectativa que ha generado al menos hoy en 25 países que participan como observadores de la Alianza, y por cierto, tres más que están apuntados y que eventualmente podrán incorporarse ahora en el Encuentro de Cartagena, lo cual hará ya 28 países como observadores de la Alianza del Pacífico.

Porque es una alianza de avanzada. Has compartido los datos y algunas cifras de lo que representan estos cuatro países. Integradas sus economías nos haría ser la sexta economía del mundo, con un mercado de casi 250 millones de habitantes.

Pero que, además del libre comercio entre los productos, servicios que habrán de tener nuestros países, y en una liberación que será gradual de sólo el ocho por ciento de estos productos, 92 por ciento de la producción o de los productos de nuestros países, estarán libres de arancel.

Además de esta ruta, hay libre movilidad de personas. El mercado de capitales, o las bolsas de valores, habrán de integrarse. Hoy la tienen integrada ya los otros tres países.

La Reforma Financiera que recientemente se postuló, se aprobó y fue promulgada en México, abrió un espacio para que México también se integre al mercado latinoamericano, al MILA, precisamente en este año 2014. Lo cual hace a la Alianza del Pacífico un acuerdo más allá de lo que pudiera ser un acuerdo de libre comercio. Va más allá de eso.

Y también, además de fortalecer, o de permitirnos fortalecer los lazos entre los cuatro países que lo integramos, estamos abiertos a que más países eventualmente se incorporen.

Hoy están postulados, ya el caso de Costa Rica, Panamá, que han mostrado un enorme interés por integrarse a esta Alianza del Pacífico, y evidentemente los países observadores en algún momento, sea como países miembros o como países que en alguna forma participen de alguno de los capítulos que detonarán beneficios para los países que sean parte de esta Alianza del Pacífico.

Yo le veo a la Alianza del Pacífico un horizonte muy promisorio para el desarrollo de los países que ahí participen.

La plataforma que esto hará, también, para que los países miembros y quienes eventualmente participen en un futuro, tengamos, también, vinculación con la región Asia-Pacífico, una que está teniendo un amplio y creciente desarrollo en su economía, lo cual evidentemente es una gran oportunidad para quienes estamos haciendo esta Alianza del Pacífico.

Esa es la visión de México.

México tiene una ubicación geográfica de privilegio, lo es como un punto de encuentro de América Latina y de América del Norte.

Y creo que en esta visión que tenemos para consolidarnos en nuestro desarrollo y en nuestra integración con países de la Región de América Latina y la que hacemos con América del Norte, en un futuro que espero no sea muy lejano, creo que podemos ir logrando una integración productiva de toda la región de América.

Esa es en la ruta en la que México está trabajando, la que estará permanentemente promoviendo.

A México le ocupa, como parte de su política interna y externa, trabajar en favor de la productividad.

Si algo ha llevado a que el nivel de crecimiento de México no sea el óptimo y por el que tenemos que trabajar, de ahí las Reformas Estructurales que se han impulsado para, precisamente, tener una mejor plataforma para el crecimiento económico de México en los próximos años.

Es evidente que un tema a atender en esta lógica y en este objetivo, es en elevar la productividad de nuestro país.

La cual, lamentablemente, para el caso de México y creo que para toda la región de América Latina, ha sido decreciente y tenemos que revertir justamente esta tendencia para que siendo más productivos y logrando una democratización de la productividad, es decir, extendida en el territorio de nuestros países, seamos más competitivos y logremos una integración productiva mayor.

Ese es el horizonte de la Alianza del Pacífico.

Esa es la ruta y ésta es la convicción de México y en esa estaremos trabajando.

-PREGUNTA: Muchas gracias, señor Presidente.

Muy interesante.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias.