El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recibió hoy en la Residencia Oficial de Los Pinos a padres de familia y familiares de los jóvenes estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa, Guerrero, que actualmente se encuentran desaparecidos o que perdieron la vida en los hechos ocurridos el pasado 26 de septiembre, quienes estuvieron acompañados por abogados y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

En un mensaje a los medios de comunicación, el Primer Mandatario señaló que la reunión “ha sido un espacio que busca generar confianza para que, en alcance a las investigaciones que está llevando a cabo la Procuraduría General de la República, nos permita como punto prioritario dar con el paradero de los jóvenes estudiantes hoy desaparecidos y apoyar otros temas”.

Mencionó que el diálogo abierto, que se desarrolló en un clima de respeto, también permitió “recoger sentimientos de cada uno de los familiares, sus expresiones de dolor y de angustia, de consternación y de indignación que personalmente comparto”. Fue un encuentro, añadió, “en el que tuve oportunidad, durante prácticamente cinco horas, de escuchar sus preocupaciones, sus inquietudes, el dolor por el que están pasando, la incertidumbre de saber el paradero de sus hijos, y escuché a varios de los padres de familia que me compartieron de esta pena y de este dolor”.

“El Presidente de la República, por igual, está indignado ante estos hechos, y recogí también la gran impaciencia que hay porque las averiguaciones que se vienen realizando muy pronto nos permitan determinar el paradero y ampliar la búsqueda para encontrar a los estudiantes hoy desaparecidos”, precisó.

El Presidente Peña Nieto dio a conocer que en la reunión le fue presentado por parte de los padres de familia y familiares, un pliego petitorio de 10 puntos, a los cuales se dio respuesta y se firmó la minuta correspondiente. “El Gobierno de la República da respuesta y toma acuerdos para dar seguimiento a varios de los temas que son de su mayor preocupación”, indicó.

Entre los acuerdos, el Titular del Ejecutivo Federal destacó los siguientes:

PRIMERO: Fortalecer los esfuerzos de localización con un renovado plan de búsqueda de los estudiantes desaparecidos.

SEGUNDO: “La creación de una comisión mixta de seguimiento e información, integrada por personal de la Procuraduría General de la República, de la Secretaría de Gobernación, y de los propios padres de familia. Ellos habrán de determinar quién más pudiera ser parte de esta comisión de seguimiento, con el propósito fundamental de mantener cotidianamente informados a los padres de familia del curso de las investigaciones que tiene la Procuraduría General de la República.

“Fue señalado por parte de ellos su inquietud y preocupación ante las varias especulaciones, ante información que ha corrido en diversos medios de comunicación, y por eso la necesidad de tener un espacio de encuentro permanente que permita informarles de manera oportuna y veraz del curso de las investigaciones y evitar cualquier tipo de especulación”.

TERCERO: “Comprometer atención integral y apoyo a las familias de las seis personas que lamentablemente perdieron la vida en los hechos ocurridos el 26 de septiembre pasado, y también de aquellas personas que resultaron lesionadas”.

CUARTO: “Comprometimos apoyar a las escuelas Normales Rurales del país; establecer una mesa de trabajo que permita dignificar estos espacios de formación de docentes para las escuelas rurales de nuestro país, que tengan mejores condiciones.

“Reconocer que las Normales Rurales son espacios de formación docente y que contribuyen a la formación y a la educación de la niñez, especialmente en las zonas rurales de nuestro país”.

QUINTO: “Finalmente, reiteré mi firme compromiso con el Estado de Derecho y que habríamos de llevar a profundidad y a fondo las investigaciones que se vienen realizando. Como lo he reiterado en distintos espacios, no cabe el más mínimo resquicio para la impunidad”. Acordamos que “habremos de ir al final de las investigaciones a dar con los responsables, a aplicar la ley, tope donde tope”.