-MODERADOR: Escucharemos a continuación las intervención del licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal, del Secretario de Economía

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLARREAL: Muy buenas días tengan todos ustedes.

Excelentísimo Presidente de la República Francesa, su Excelencia François Hollande.

Señor Presidente, don Enrique Peña Nieto, Presidente de nuestro país.

Le damos la bienvenida a la Delegación Francesa que acompaña al señor Presidente François Hollande; a todos los empresarios que nos acompañaron esta mañana, desde la inauguración del Foro; al Cuerpo Diplomático Consular; a los señores de los medios de comunicación.

Señores Presidentes:

Esta mañana, en la Inauguración del Foro, conjuntamente con el Canciller francés, compartíamos que el secreto del éxito de una asociación exitosa, sin duda, pasa por tres elementos fundamentales:

En primero. Los socios tienen que dar muestra de que tienen química.

Y, sin duda, el Presidente François Hollande y el Presidente Peña lo han hecho desde el año 2012, que se reunieron por primera vez y le han dado la vuelta con mucha determinación a la historia de la relación de México y Francia.

Así es que ese primer elemento está cumplido y cubierto.

El segundo. Los socios deben de ser complementarios.

Y en esa relación estratégica, justamente el Foro que se desarrolló esta mañana iba a analizar las cadenas globales de valor y a resaltar, con todos los participantes justamente los elementos de esa alianza estratégica.

México es un país con una gran plataforma de exportación, a través de un conjunto de tratados internacionales que nos llevan a 45 países en el mundo, con más de mil millones de consumidores; como un bono demográfico que, sin duda, es la base de un capital humano de excelencia.

Y, adicionalmente, ante la nueva visión de las reformas estructurales en proceso en México, el sector energía será una parte determinante para el futuro de las manufacturas en esta gran alianza.

Francia, un país que destaca en el mundo por innovación y desarrollo tecnológico y que, al mismo tiempo, es un gran inversionista en el exterior, es y será un gran socio estratégico de México.

Y el último ingrediente de una alianza exitosa, sin duda, es el apoyo mutuo para alcanzar un futuro en común.

Y el Presidente François Hollande dejó testimonio de ese apoyo mutuo al dejar respaldo para el proyecto de modernización del Tratado de Libre Comercio con México con Europa.

Si el que actualmente rige logró potencializar nuestra relación en más de un 300 por ciento, sin duda, la modernización del Tratado de México con Europa nos permitirá llevarlo a nuevas latitudes.

Así es que, con esta bienvenida, señores Presidentes, don Valentín Díez Morodo les dará la relatoría de este Congreso

Gracias.

-IC. VALENTÍN DÍEZ MORODO: Buenos días a todos.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Excelentísimo señor François Hollande, Presidente de la República francesa.

Distinguidos integrantes del presídium.

Delegaciones empresariales, particularmente, franceses que nos acompañaron y todo este conjunto de empresarios, también, mexicanos que sumamente interesados, nos acompañan este día.

Amigos todos.

Y vamos a tratar de hacer un resumen muy breve, nada más de lo que se ha tratado en estos dos días de sesiones.

Primeramente quiero mencionar que como Presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología es para mí un motivo de gran satisfacción y especial orgullo, dar la más cordial bienvenida al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y al Excelentísimo señor François Hollande, Presidente de la República francesa.

Así como a todos los funcionarios y empresarios miembros de la importante misión que lo acompañan, en esta Sesión de Clausura del Encuentro Económico Franco-Mexicano, bajo el título: México y Francia. Dos Actores Complementarios en las Cadenas Globales de Valor.

Al respecto, me permito informales que éste ha sido un encuentro muy exitoso que contó con la asistencia de cerca de 400 personas y empresarios interesados en incrementar sus negocios bilaterales, debiendo remarcar que más de 80 de ellos son funcionarios y empresarios franceses, lo que muestra el interés de Francia por nuestro país.

Nuevamente muchas gracias por su asistencia, por su interés y por acompañarnos en esta ocasión.

En las sesiones de trabajo, tuvimos la oportunidad de conocer los importantes desarrollos que han logrado las economías de ambos países, en medio de una crisis mundial que ha aquejado a la mayor parte de los integrantes de la comunidad internacional.

También conocimos de las exitosas experiencias de empresas francesas y mexicanas en la realización de negocios, impulsadas por el Consejo Estratégico Franco-Mexicano, y por los comités bilaterales México-Francia del COMCE, apoyados en todo momento por ProMéxico, con quien mantenemos una comunicación permanente para el desarrollo de todo este tipo de eventos y actividades.

Especial referencia se hizo al proyecto de promoción y exportación, y les sonará a lo mejor un poco extraño, algunos ya me lo escucharon, a que tenemos un producto, y se destacó en más de dos ocasiones, que es, precisamente, la exportación de aguacate mexicano a Francia y a Europa; el cual iniciamos en 1984 con el patrocinio de la comisión de la entonces Comunidad Económica Europea.

Lo que permitió iniciar en 1988 la exportación sistemática y continua de este fruto, que actualmente constituye el tercer producto de exportación agroindustrial de México, sólo superado por la cerveza y el jitomate.

Otro sector que fue objeto.

Estábamos hablando del Consejo Estratégico Franco-Mexicano.

Me están pidiendo que sigamos hablando aquí de la promoción, que pusimos como ejemplo, además, lo de la exportación de aguacate a Francia. Y si quieren como estamos en un plan informal, ya le decía yo aquí a nuestro Presidente del Consejo Nacional Agropecuario.

Voy a seguir.

Ya terminé el tema, el tema del aguacate

Señor Presidente:

Lo único que no mencioné y permítame la confianza de hacerlo es que parte de ese aguacate cuando inició era un aguacate que por hobby un miembro de mi familia lo estaba cultivando en Ixtapan de la Sal y también estaba yendo a Francia. Nada más como comentario.

Otro sector que fue objeto de un detallado análisis y es importantísimo, básico, con todos los elogios y reconocimientos fue el de servicios aeroportuarios, así como el aeroespacial; sector que Francia ha descollado con su presencia en nuestro país desde hace más de 25 años a través del establecimiento de diversas empresas, lo que ha generado un centro especializado en el Estado de Querétaro.

Esta situación que nos ha permitido desarrollar actividades en las que el creciente uso de incorporación de tecnología y quiero destacar mucho el tema, tecnología, porque en casi todos los temas que se desarrollaron, innovación, tecnología, educación, han sido básicos y todo el mundo ha dado el apoyo total a eso.

Por qué.

Porque en su conjunto crean un valor agregado, que es un elemento muy importante en nuestra política de comercio exterior por los enormes beneficios que origina al crear empleos mejor remunerados.

En este contexto de la reunión puedo decir que esto es sólo un ejemplo de la complementación que se puede lograr en las cadenas globales de valor y que con Francia se presenta en los sectores tan importantes adicionales como medicamentos, automotriz, telecomunicaciones y electrónico, entre muchos otros.

Otros dos capítulos que también se repitieron y se recomendaron, y hubo un acuerdo pleno entre todos los representantes de ambos países fue el tema salud, educación, innovación, tecnología, como dije anteriormente, y algo muy particular que además desde hace muchos años ya existe entre nuestros países, turismo.

Ese viaje, ese intercambio turístico entre ambos países nos queda mucho campo por volver a incrementarlo y volver a explotarlo. Creemos que ambos contamos con atractivos especiales para ofrecer a nuestros visitantes.

Finalmente, quiero hacer mención al momento especial que vive la economía mexicana.

A pesar de la aguda crisis que ha sufrido la comunidad internacional, nuestro país goza de una sólida estabilidad financiera, caracterizada por un déficit presupuestario muy reducido, un bajo nivel de inflación; así como de deuda externa, adicional al hecho de que contamos con el nivel histórico más alto de reservas.

Y esta situación ha sido reforzada por la actuación de esta nueva Administración, encabezada por el Presidente Peña, en su interés por lograr el desarrollo de nuestro país, introduciendo innovaciones como fue el caso que todos conocimos ampliamente, el Pacto por México, un esfuerzo en el que, contrariamente a lo que sucedía anteriormente, participan todas las fuerzas políticas, mostrando enormes deseos de conciliación para mejorar el bienestar de los mexicanos, aprobando diversas reformas estructurales, como resultado de que el sector público y el empresariado estuvimos trabajando conjuntamente, durante mucho tiempo, y actualmente nos permite ver el futuro de una manera mucho más prometedora.

Y esto va a reflejarse, sin duda, en una mejoría de la competitividad de nuestra economía. Y estamos plenamente convencidos en el sector empresarial.

Y para concluir, el panorama de nuestro país se presenta muy positivo. Una muestra de ello es algo que nos han puesto como ejemplo a seguir para muchos otros países y mercados que estamos visitando y promoviendo.

Ya existen más de mil 500 empresas francesas que han invertido en nuestro país. Y su presencia ha sido un proyecto de largo plazo muy rentable que, contrariamente a lo que se piensa, no hemos recibido más que grandes elogios. Y muestra de ello es la oportunidad que van a tener de ver el centro que se ha creado ya, concretamente en Querétaro.

Presidente Enrique Peña Nieto.

Presidente François Hollande.

Les agradezco infinitamente su presencia en este evento. No cabe duda, que esto nos muestra el interés y respaldo que dan al desarrollo de los negocios entre ambos países para beneficio mutuo.

Buenas tardes a todos.

Éxito y gracias por su asistencia.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)

-MODERADORA: Enseguida nos dirige su mensaje el Presidente de la República Francesa, Excelentísimo señor François Hollande.

-PRESIDENTE FRANÇOIS HOLLANDE:

(Interpretación del francés al español)

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Estimados amigos.

Señoras y señores Ministros.

No entendí todo lo que usted ha dicho pero, la música era buena.

Y era la música de una voluntad común; de una voluntad que agrupe a los gobiernos, a los empresarios, para dar a la amistad entre Francia y México un contenido, una dimensión, claro está, histórica, cultural, y que tiene que ser también económica.

El Presidente Peña Nieto está diciendo que hace 50 años atrás, una visita que quedara en todas las memorias. Y hemos visto aquí, digamos, las huellas fotográficas de este encuentro.

Pero el mundo ha cambiado desde hace 50 años.

Francia ha cambiado desde hace 50 años y México ha cambiado muchísimo desde hace 50 años.

Y el interés de Visitas de Estado que se van sucediendo de esta forma, es justamente el mantener esa misma intensidad en la mirada, pero también tener una visión, una visión del socio y el amigo.

Tener una visión que tiene que ser la más justa posible; la más acertada posible, para que lo podamos decidir mancomunadamente tenga un sentido.

México no es un país emergente, como unos comentan, es una potencia económica.

México es la segunda economía regional de América Latina y América Central.

México es la decimocuarta potencia económica del mundo.

México representa a 120 millones de consumidores.

México tiene también, una diáspora en donde quiere al mundo. Una diáspora animada con la misma ambición.

México es también, un crecimiento que arroja un tres por ciento en 2014.

México son cuentas públicas equilibradas. Cuatro por ciento de déficit público, no seamos exigentes, es un resultado bastante bueno.

México tiene una deuda interna, que aumenta en 45 por ciento la riqueza nacional.

El país es sano económicamente hablando. Es un país dinámico. Es un país capaz de abrirse a las empresas francesas y ofrecer muchísimas perspectivas, porque México es un país abierto, un país que cree en el comercio internacional.

Claro está, está comerciando básicamente con Estados Unidos, pero esto, por la geografía. La geografía a veces impera.

Pero sus intercambios comerciales, representan un 60 por ciento de su riqueza nacional, lo que quiere decir que lo que se está produciendo acá, se exporta en su mayoría y que ustedes también, necesitan productos de servicios procedentes del resto del mundo.

Ustedes son conscientes a la vez de sus bazas, de sus fuerzas, lo que es un excelente principio económico.

Siempre hay que tener confianza, uno no gana nada si no tiene confianza o tiene dudas y al mismo tiempo hay una lucidez mexicana relativa a flaquezas, dificultades, rigideces, que siempre las tenemos, las tenemos tanto en Francia como en Europa, sabemos lo que son estas flaquezas.

Ustedes decidieron instrumentar las reformas económicas importantes y de redactar textos de leyes que modifican en profundidad el sector de la energía, de las telecomunicaciones, de la banca, de la fiscalidad.

O sea, tienen una voluntad de modernización de su país y entendemos esta voluntad que nos anima desde Francia, mejorar nuestra competitividad, ser capaces de crear más empleos, ser más atractivos para que las inversiones extranjeras vengan también a Francia para crear una riqueza.

Para que nos podamos dotar de una alta tecnología, tener planes industriales que correspondan a las necesidades y el día mañana.

Finalmente México y Francia van caminando por el mismo sendero.

Ahora veamos nuestros intercambios comerciales y podemos decir qué, pero hace dos años, no sabemos por qué, pero desde hace dos años están progresando rápidamente, un 15 por ciento tan solo para 2013.

Y estos intercambios representan cuatros mil millones de euros.

Francia tiene un excedente de mil millones de euros para con México, pero esto no hay que decírselo a nadie.

Pero si uno puede quedarse satisfecho de esta progresión de este excedente, si estas cifras son alentadoras, no son cifras suficientes. Y de esto hablamos con el Presidente Peña Nieto.

Por lo tanto, que 400 empresas francesas están asentadas acá, en México, y quiero mandarles mi saludo. Unas cuantas desde hace mucho tiempo, no me atrevo a decir desde siempre; otras, llegaron más recientemente y fueron recibidas muy bien. Están prosperando, están creando empleos, están desarrollando sus actividades.

Y ustedes, lo reitero, señor Ministro, hay más de mil empresas francesas candidatas, también, para poder invertir en su país. Conocemos, también, implantaciones muy recientes muy simbólicas.

En septiembre pasado, Schneider Electric creó un centro de desarrollo con una inversión de 85 millones de euros en Nuevo León.

En tres años, Electric gran empresa francesa, ha creado siete plantas en México, con una inversión de 300 millones de euros.

Airbus Helicopters en el Estado de Querétaro va a fabricar puertas de Airbus, colas de helicópteros, y tendremos la oportunidad de apreciar su calidad, y su valor, y su intensidad ecológica.

Muy recientemente, en diciembre de 2013, Eutelsat compraba el operador mexicano de satélites, SATMEX, o mejor dicho hizo una alianza con una inversión de mil 500 millones.

No hay que temer ni del lado mexicano, ni del lado francés, cada vez que se está realizando una inversión francesa en México, esto es bueno para el empleo en Francia, y también, para el empleo en México.

Cada vez que se haga una inversión francesa es fructífero para compartir la tecnología entre los dos países, porque nos estamos enriqueciendo mutuamente; y así podremos capacitar una mano de obra franco-mexicana que pueda exportar sus talentos en todo el mundo.

Sé que hay gente reacia en Francia cuando una gran empresa quiere invertir. Uno puede creer que vaya a deslocalizar o desconcentrar su producción.

Esto no es cierto. En México es para crear una nueva actividad muy existente en Francia, y pueda atraer los capitales, crear una nueva actividad y producir más en México, y más, también, en Francia. Y lo que queremos en ese partenariado entre nuestros países.

Pero yo quiero ser lúcido, Francia es el inversor número nueve tan sólo en México.

Sin embargo, es el primer amigo de Francia. Hay una contradicción, pero yo creo que nosotros tenemos que compensar esta paradoja.

De la misma forma deseo que hayan más inversiones mexicanas en Francia.

Y repito mi saludo a la Empresa CEMEX que emplea en Francia a más de dos mil personas y que tiene por vocación su propio desarrollo.

Ahora, si miramos a nuestra voluntad común. Si miramos otros resultados de hoy, podemos considerar que no hemos alcanzado todos nuestros objetivos.

Coincidimos con el Presidente Peña Nieto en duplicar nuestros intercambios comerciales de aquí al 2017, esto nos hace con tratado firmado. Los intercambios comerciales desde el Estado mexicano, el Estado francés que pueda fijar cada año el monto de las importaciones y de las exportaciones. Esto no existe en ningún país, no sé si ya haya existido en otro tiempo.

Entonces, son las propias empresas que tenemos que acompañarlas. Tenemos que acompañar a las empresas francesas y a las empresas mexicanas para crear esta alianza, este tratado, para que logremos dar resultados que correspondan a lo que la historia nos pide y que nos exige nuestra amistad; sin embargo, en esto los Estados, los gobiernos, pueden actuar.

Legítimamente el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos me preguntó del acuerdo de intercambio entre México y la Unión Europea que remonta del año 97, pero desde entonces la configuración de la economía mundial ha cambiado, desde hace 17 años.

Y Francia va a apoyar la voluntad de México de renegociar, de revisar estos acuerdos, porque tenemos que abrir mercados, tenemos que destrabar las barreras que traban la importación o la exportación de ciertos productos en nuestros respectivos países.

De la misma forma, Francia está dispuesta con su gobierno a alentar, a apoyar a las empresas francesas para que se desarrollen en el exterior, en todos los países, pero en particular en México precisamente.

Y yo personalmente velaré porque las inversiones mexicanas que quisiesen venir a Francia podrán ser recibidas.

En el mes de mayo tendremos una semana de América Latina y deseo que muchos mexicanos nos visiten para constatar la atractividad de nuestra economía.

Y para dar más fuerza a lo que queremos hacer juntos hemos creado un Consejo Estratégico Franco-Mexicano. Y lo hemos construido con una linda idea de amistad entre nuestros dos países con economías que, claro, que dé su lugar con grandes empresas por ambos lados.

Pero también con personalidades culturales, personalidades artísticas, personalidades que aman a México y a Francia.

Y esto para que podamos verdaderamente promover nuestros Know-How, nuestras tecnologías, nuestros productos.

Y este Consejo Estratégico Franco-Mexicano ya logró sus primeros resultados. Y los avalamos ayer, con la firma de 41 acuerdos en muchos campos.

Con la aeronáutica como ejemplo, como escaparate iba a decir. Es una de nuestras fortalezas. Pudimos mezclar las tecnologías.

Es un orgullo para mí que podamos inaugurar esa tarde el Campus Aeronáutico Franco-Mexicano.

Va a ser un ejemplo excelente en la referencia para el mundo entero de lo que podemos hacer para capacitar, formar, intercambiar también tecnologías.

Asimismo, campos que no eran forzosamente los más (inaudible) los temas de seguridad. Decidimos el Presidente de México y yo poder intercambiar ciertos equipos, que podrían ser referencias para la mayoría de nuestras grandes ciudades.

Otros campos como infraestructura, transportes, medio ambiente, lo que se llama la ciudad sustentable, telecomunicaciones y energías en todas estas dimensiones, en estos campos hemos dado un verdadero contenido a esta ambición franco-mexicana.

Y en cuanto a un último tema que poco se habla: el turismo. Tenemos un orgullo común. Francia y México somos grandes destinos turísticos.

Pero acaso estamos dispuestos a recibir a millones y millones de turistas que quieren venir. Y nosotros tenemos que ser capaces de acompañar en su petición de prestación turística.

Y en ese particular podemos actuar mancomunadamente entre Francia y México para que seamos las destinaciones del mundo.

Francia y México tienen orgullo, por eso nos encontramos.

Pero no es la pretensión, el orgullo de ser quienes somos, se saber de dónde venimos y cuál nuestra herencia.

Hemos heredado paisajes muy lindos, un patrimonio excepcional, y generación tras generación hemos cultivado valores, principios, hemos puesto la cultura en el centro de nuestras relaciones. Y podemos ofrecer al mundo este ejemplo.

Y es el motivo por el cual hace 50 años atrás el General De Gaulle hizo esta Visita.

Por qué tuvo esta Visita tanto eco.

Porque eran dos países que salían de muchas controversias, de muchos conflictos y en un momento dado han afirmado su independencia, su voluntad de actuar ante todo el mundo y esta voluntad tiene que seguir animándonos.

Aquí, señoras y señores, quería decir al final de este Foro, que así al término de esta Visita, es difícil decir que una Visita es histórica o no, se da cuenta de esto con el tiempo.

Hay tantos acontecimientos que uno cree históricos y que al final no dejan ninguna huella en los libros.

Y otro que a veces son más modestos, aparentemente, pero que van a tener, digamos, un eco, un impacto, estoy depende del momento en el cual se está realizando una Visita.

No. Esto depende de la capacidad que tenemos en hacer vivir ese momento, ese evento.

Lo que va a quedar de este viaje, no son únicamente los dos días que fueron realmente excepcionales en el marco de la relación personal que tenemos y en el marco de la relación humana que se ha establecido.

Lo que va a contar son ustedes, a ver si ustedes son capaces de dar a esa nueva etapa que estamos abriendo toda su envergadura, todo su impacto.

Yo lo creo, porque ustedes aman a México, sin son francesas que aman a Francia si son franceses y que aman a la vez tanto a Francia como a México.

Gracias.