Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Es para mí motivo de gran honor regresar a Jalisco, y agradecerle al señor Gobernador su hospitalidad, sus palabras de bienvenida, en las que invariablemente ha dejado sentado el compromiso que tiene su gobierno para que sumemos esfuerzos y para que podamos servir de mejor manera a los jaliscienses.

Ese es el sentido y el deber que tiene el Gobierno de la República: trabajar en coordinación con los gobiernos locales.

Más allá del origen partidario que tenga cada gobierno, lo más importante, y ésta es la claridad de objetivo que tiene el Gobierno de la República, es lograr una adecuada coordinación para poder hacerle frente a los varios retos y desafíos que tiene cada entidad.

Y por eso, señor Gobernador, yo agradezco su hospitalidad, sus palabras de bienvenida y, como usted lo ha señalado, estamos muy claros en lo que tenemos que hacer para que el Estado de Jalisco siga siendo un gran motor del desarrollo y del progreso nacional, como lo ha venido haciendo históricamente.

En este evento me da mucho gusto saludar a las distintas autoridades del orden federal, del orden estatal, a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial, al Presidente Municipal de Zapotlán el Grande, que también hoy le agradezco su calidez y esta hospitalidad.

A Presidentes Municipales que nos acompañan, legisladores federales, legisladores estatales, a nuestros delegados federales, que son nuestra representación y que están trabajando en esta coordinación y en varios frentes.

Pero de manera muy particular y muy señalada, y haciendo muy patente mi agradecimiento y reconocimiento, quiero saludar a toda la gente hoy aquí reunida, que desde muy temprano se dio cita para encontrarnos en este acto, a las mujeres, a los jóvenes, jóvenes estudiantes de distintas escuelas de educación técnica y superior, y a los hombres trabajadores del campo.

Y aquí no hay que decir que solamente son los hombres quienes trabajan en el campo.

Antes de llegar y al haber entregado algunos apoyos, como ustedes pudieron constatar en la parte posterior de este acto, en donde entregamos semilla mejorada, sembradoras, entregamos tractores de manera simbólica a varios productores aquí, de Jalisco, había ahí algunas mujeres que me dijeron: No sólo los hombres trabajan el campo, también las mujeres estamos entregadas a esta actividad; nos gusta trabajar el campo, y somos parte del esfuerzo que se hace en el campo nacional.

Yo les agradezco su hospitalidad.

Sé que nos ha tomado algún tiempo llegar a este templete.

Tuve la oportunidad, ahora con las tecnologías, con los teléfonos portátiles y demás, de tomarme varias fotografías con muchos de ustedes.

Ustedes se quedaron con una foto, pero yo también me llevo la de todos ustedes, porque había un fotógrafo ahí cerca, que también me llevo una placa de recuerdo de esta visita que hago hoy, a Jalisco.

Una visita que, sin duda, alienta y motiva el compromiso que tiene el Gobierno de la República; el Gobierno que tengo el alto honor de encabezar para apoyar y ser un firme y fuerte aliado del campo nacional.

Al estar hoy, aquí, en Jalisco, venimos a hacer entrega simbólica de varios apoyos para el campo. Más de 18 mil jaliscienses que se ven beneficiados a través de distintos programas que aquí, hoy, hemos entregado.

El titular de SAGARPA ya ha hecho referencia a la trascendencia e importancia que tiene esta actividad para nuestro país.

Déjenme decirles que tenemos grandes cifras que compartir:

Somos, en la actividad agrícola y pecuaria, el doceavo productor más importante del mundo.

Jalisco se distingue por ser una entidad que es realmente un importante aportador y que contribuye de manera muy significativa a la actividad primaria, a la actividad del campo y a la actividad pecuaria de nuestro país.

Esto nos permite saber, por ejemplo, que uno de cada dos huevos que se consumen en el país, se producen aquí, en Jalisco.

Que prácticamente una quinta parte de la carne de cerdo que se consume en la país, también viene de Jalisco; que Jalisco es una gran entidad granera. Es el segundo productor de maíz de caña, entre otros productos en los que destaca el estado de Jalisco, lo cual deja ver la trascendencia e importancia que tiene la actividad agrícola y pecuaria para el estado de Jalisco.

En todo el país, siete millones de mexicanos se dedican a esta actividad; siete millones de mexicanos viven y dependen de la actividad agropecuaria y de la actividad piscícola.

Y por eso, estamos muy claros que éste es un sector, el sector primario, que merece toda la atención del Gobierno de la República.

Y por eso, junto con ustedes, estamos definiendo cuáles son los mejores mecanismos y las mejores formas que puede tener el Gobierno de la República para hacerles llegar apoyos que eleven la productividad del campo, la actividad pecuaria, y que todo ello vaya en beneficio y en apoyo a la actividad familiar, porque del campo dependen y merecen vivir con toda dignidad.

He señalado en varias ocasiones que lamentablemente la actividad del campo, particularmente ésta, las más de las veces pareciera ser rostro de marginación y de pobreza.

Por eso es que hemos venido trabajando para modificar reglas de operación, para que escuchando la experiencia que ustedes están teniendo en los apoyos que históricamente han recibido, ahora los que estamos incrementando, los que estamos llevándoles con mayor oportunidad en razón de los ciclos que tiene la actividad agrícola, y que toda esta experiencia nos permita enriquecer y, sobre todo, asegurarnos que con oportunidad estén recibiendo estos apoyos.

Pero, además, queremos transitar de entregar apoyos, de meramente apoyos asistenciales al campo, el lograr que realmente los apoyos se conviertan en incentivos para la productividad del campo. Porque éste es el gran reto que tenemos en todos los campos de la actividad económica: elevar nuestra productividad.

Si realmente queremos generar condiciones de mayor bienestar, tener empleos mejor pagados, mejor remunerados, tenemos que dinamizar nuestra economía y elevar la productividad; y que todo ello genere mejores ingresos a las familias mexicanas.

Ese es el sentido, déjenme aquí decirlo, de las varias reformas que ustedes han escuchado, se vienen haciendo con el respaldo de las distintas fuerzas políticas.

Por qué se están haciendo estas reformas.

Porque si continuáramos haciendo lo mismo que antes, el resultado sería exactamente el mismo: un pobre crecimiento que no genera los empleos que el país demanda, que no imprime a nuestra economía un mayor dinamismo y, por eso, la necesidad de hacer estos ajustes de carácter estructural, para que realmente seamos más productivos, más competitivos, porque somos parte de un mundo en el que México no está aislado, competimos con el resto del mundo.

Y si queremos que los productos que se generan en México puedan estar en otros mercados de otros países, tenemos que producir con mayor calidad y a menores costos. En pocas palabras, tenemos que ser más productivos.

Y las reformas están orientadas a disminuir los costos de varios de los insumos, de varios de los elementos necesarios para la producción.

Eso es lo que buscamos. Buscamos, también, abrir competencia, porque cuando tenemos competencia en distintos sectores, aseguramos que haya mejores precios y mayor calidad.

Lo que buscamos, precisamente, en todo este paquete de reformas transformadoras, es elevar la competitividad, dinamizar nuestra economía, generar más empleos y, al final de cuentas, que sean empleos de mayor calidad.

Y aquí lo he señalado también de manera reiterada, no esperemos que esto ocurra de la noche a la mañana. Nos hemos decidido a cambiar.

Hemos tomado el camino para hacer cambios y para hacer reformas.

Y la materialización y los beneficios de estas reformas toman tiempo, pero gradualmente en el tiempo estaremos viendo y sintiendo los beneficios de estos cambios, porque nos hemos atrevido a cambiar.

El mundo así nos está observando. El mundo en general valora y aprecia lo que México está haciendo, y reconoce lo que aquí se ha realizado ya.

Y por eso estoy muy claro que para el sector primario, para la actividad agrícola, la actividad agroindustrial, la actividad pecuaria, vamos a seguir apoyando de manera decisiva.

Y aquí ustedes son actores fundamentales. Aquí están presentes productores del campo, también están presentes distintas asociaciones agropecuarias, sus dirigentes, porque su voz y su experiencia es fundamental para orientar el esfuerzo del Gobierno de la República.

Y aquí hay que dejarlo en claro, hemos prestado oídos, nos hemos sentado en distintos foros, en distintas mesas, para hacer acopio, precisamente, de esa experiencia y de esa información que nos permita orientar de mejor manera las políticas que el Gobierno tiene destinadas para apoyar la actividad agropecuaria del país.

Por eso, a mí me complace, y mucho, tener este espacio de encuentro con todas y con todos ustedes.

Señor Gobernador:

Una oportunidad más que tengo de encontrarme aquí, en Jalisco; de saludar a esta representación de la sociedad de Jalisco, particularmente de esta región de Zapotlán el Grande, que hoy nos abre sus puertas y que nos recibe con gran calidez.

Y de dejar hecho el compromiso de que no vamos a bajar la guardia.

Tenemos claro el rumbo y los objetivos a alcanzar, que sabemos que son complejos, pero estamos claros y determinados a mantener el paso firme en la orientación y el objetivo que nos hemos trazado.

México merece y puede alcanzar condiciones de mayor progreso, de mayor bienestar para sus habitantes.

Y es precisamente a través de esto que estamos apuntando: hay plena y firme convicción de que lo que estamos haciendo va a servir al propósito de generar condiciones de mayor bienestar.

El campo nacional puede tener certeza de que tiene en el Gobierno de la República y en su Presidente, a un aliado permanente que estará en apoyo a toda la actividad que ustedes llevan a cabo.

Y lo más importante es que todo esto es medible, que no queda en la retórica de los buenos propósitos o de los buenos deseos.

Lo que nos hemos trazado alcanzar será medible.

En el tiempo vamos a ir observando cuánto crecemos, cuánta riqueza generamos, cómo evoluciona el campo y cómo éste se vuelve más productivo.

Por eso, yo los invito a ustedes, productores del campo, a quienes son ganaderos, a que participen en la convocatoria que SAGARPA ha realizado para realmente reforzar nuestras políticas y hacer del campo y de la actividad ganadera una mucho más productiva.

Señor Gobernador del Estado de Jalisco:

Gracias.

Así como lo digo para esta actividad, para este sector de la actividad económica de nuestro país, estamos muy claros, señor Gobernador, que el compromiso del Gobierno es ser un gran aliado de los esfuerzos que tiene el gobierno del estado y que a su vez tienen los gobiernos municipales.

Por eso tenemos esta estrecha coordinación, un permanente diálogo, y vamos a estar regresando a Jalisco de manera regular, como ya lo venimos haciendo, para estar cerca de la representación de la sociedad jalisciense, de la que quiere dejar sentir y escuchar, y que conozca de los varios apoyos que estamos llevando a distintos sectores: en infraestructura para mejorar las condiciones de comunicación en el estado, para impulsar la actividad económica. En fin. En distintos frentes.

Ya no me amplío, pero solamente quiero dejar un último mensaje:

Gracias a todas y a todos ustedes.

Gracias a las muy distinguidas mujeres y damas que hoy han estado aquí presentes.

Gracias a los hombres del campo, por acompañarnos en este esfuerzo.

Y gracias a la juventud estudiosa por confiar en los esfuerzos del Gobierno para que tengan en México un mejor futuro que depare a las nuevas generaciones.

Gracias, Jalisco, por la calidez con la que nos ha recibido.