Muchísimas gracias y muy buenas tardes.

Y perdónenme que ahora, en abono al protocolo, tenga un espacio quizá, ahora, un poco más alto, pero me permite poder apreciar de mejor manera la presencia, igual como estábamos sentados, don Claudio, pero la presencia de todos los empresarios, mujeres y hombres que integran este Consejo Mexicano de Negocios.

Saludo a su Presidente, a don Claudio X. González.

Y me da mucho gusto que Blanca Treviño, recientemente se haya incorporado a este grupo, que precisamente ha permitido ahora conformarse como el Consejo Mexicano de Negocios.

A todas y a todos, les saludo con gran respeto, con gran afecto, en esta grata oportunidad de encontrarme con ustedes, en un evento que no es menor.

Porque lo que hemos escuchado en voz de quienes me han antecedido en el uso de la palabra, es el compromiso de invertir en México, de seguir apostando al desarrollo de México y de contribuir a la generación de empleos, al desarrollo económico de nuestro país y a propiciar condiciones de mayor bienestar para todos los mexicanos.

El motor del desarrollo nacional se finca fundamentalmente, creo yo, en tres plataformas de inversión: la que realiza el propio Estado mexicano, la que realizan los inversionistas extranjeros, pero muy especialmente, y de manera fundamental, la que realizan los inversionistas nacionales, nuestros empresarios, quienes confían y creen en México, y quienes han encontrado la oportunidad de crecer y de tener éxito en nuestro país.

A mí me da mucho gusto escuchar distintos testimonios, sobre todo sobre las importantes inversiones que habrán de realizar en nuestro país.

Y miren que, como don Claudio hace un momento lo señalaba, lo que hoy se anuncia no es menor. Porque hemos estado siendo testigos de varios eventos que hemos realizado en distintos espacios, a veces desde Los Pinos, en lugares que hemos visitado, en donde se han anunciado importantes inversiones, tanto nacionales o extranjeras, por equis monto de recursos que se destinan a proyectos productivos.

Pero el que hoy se hace tiene dos componentes: Esta inversión que hoy se anuncia de 27 mil 450 millones de dólares, que equivale aproximadamente a 356 mil millones de pesos, es una inversión mayor a la que ustedes anunciaron el año pasado, lo cual refrenda el compromiso y, sobre todo, la convicción de que México tiene un futuro prometedor.

Como lo ha señalado Eduardo Tricio, hay confianza en el país, hay prospectiva de crecimiento y desarrollo para nuestro país, y por ello la inversión que ustedes están anunciando el día de hoy.

Bien decía don Claudio, esta inversión equivale a la que se hiciera en una industria automotriz o las que hemos anunciado de algunas de ellas, es como si en este momento y en este acto, 20 empresas automotrices decidieran hacer su anuncio de inversión de más de mil millones y tantos de dólares.

Esa es la relevancia e importancia que tiene la inversión que hoy se anuncia. Que es un monto importante, relevante, que es mayor al que se anunció el año pasado y que, reitero, acredita la confianza que ustedes tienen en nuestro país.

Creo que esta inversión tiene, también, tres sustentos importantes:

Uno. La confianza que los consumidores o usuarios de los servicios o productos que ustedes ofrecen en México han encontrado. Han encontrado preferencia por ellos, han encontrado que los consumidores mexicanos gustan de los productos, insisto, o de los servicios que ofrecen; que además son productos y servicios que se han ido actualizando y que se han vuelto más competitivos.

Como hace un momento, también alguno de ustedes nos lo compartía, México está probando que puede competir con otros países, y con lo que otros países producen y así se ha acreditado.

Ustedes dieron cifras, cuentas y estadísticas de cómo ha venido creciendo la producción y el desarrollo de productos y servicios que en México se construyen, se fabrican, o se producen y que compiten con el resto del mundo, y que están encontrando preferencia en los consumidores mexicanos.

Segunda plataforma que abona a esta inversión: La condición de estabilidad macroeconómica que hay en México.

Sabemos que tenemos fortalezas macroeconómicas, condiciones óptimas que, sin duda, posibilitarán un mayor desarrollo a nuestro país.

Y un tercer componente que, también, aquí ya se señaló hace un momento, particularmente Eduardo, y varios de ustedes hicieron referencia a ello.

Las reformas que se han impulsado, que han sido consecuencia de tener un ambiente político favorable para ello, de haber acreditado las distintas fuerzas políticas, madurez, civilidad, una visión positiva y constructiva para nuestro país.

Y eso ha permitido que en muy poco tiempo se hubiese logrado materializar ya una importante agenda de reformas transformadoras que los mexicanos estarán sintiendo sus beneficios de manera gradual en el tiempo por venir.

En el muy corto plazo, en el mediano plazo y quizá los beneficios de algunas de estas reformas alcancen su madurez plena en un tiempo mayor. Pero, sin duda, ustedes como hombres de empresa, como mujer y hombres de empresa, saben que esto, sin duda habrá de permitirnos tener un México mucho más promisorio.

Son tres elementos que me parece abonan al clima de confianza, que ustedes están aquí claramente acreditando, que inversionistas de otros países también están volteando a ver a nuestro país como un destino confiable para las inversiones y que, sin duda, esto va a permitirnos generar más empleos.

Pero, además, empleos de mayor calidad; empleos mejor remunerados, que es justamente lo que el Gobierno de la República se propone alentar, promover y, sobre todo, generar el mejor ambiente para este propósito.

Antes de concluir, yo quisiera compartirles un dato, me parece relevante, que el Seguro Social próximamente estará haciendo público, como lo hace cada mes, pero sin duda hay datos muy alentadores de que vamos en un mayor dinamismo y crecimiento de nuestra economía.

Los datos del empleo del mes de junio son francamente alentadores, que se contrastan con los empleos que se generaron exactamente hace un año.

El crecimiento del empleo en México en la tasa anual es de 3.5 por ciento, comparado mes a mes, junio del 2013 a junio del 2014.

Se han generado, en el mes de junio, 43 mil 295 nuevos puestos de trabajo. Ésta es una cifra, un número de empleos varias veces mayor a los que se tuvieron en el mes de junio del año pasado.

Lo cual, sin duda, refleja la confianza, el dinamismo de nuestra economía y, sobre todo, la convicción y confianza que hay de que la economía de nuestro país está teniendo una franca recuperación, un mayor dinamismo, y ello habrá de contribuir a generar condiciones de mayor bienestar para los mexicanos.

Dos sectores destacan dentro de este crecimiento:

El sector de transportes y comunicaciones, en donde los empleos generados fue casi del 5 por ciento, 4.9 por ciento.

Y el de la construcción, que se incrementó en un 7 por ciento.

Éstas son cifras muy alentadoras y creo que el anuncio que ustedes hoy están haciendo público, que nos están compartiendo, sin duda, habla de la confianza que están ustedes teniendo en nuestro país.

Como Presidente de la República quiero transmitirles mi reconocimiento, mi gratitud por la confianza que tienen ustedes en México; por seguir confiando en México, por poner su mayor apuesta en el crecimiento y desarrollo de nuestro país.

Y porque desde la actividad empresarial, de innovación, de creatividad que ustedes impulsan y promueven, hacen posible que México sea un país más moderno, de mayor bienestar y de mayor crecimiento económico.

Testimonio aquí, quiero dejar, de reconocimiento a cada uno de ustedes, de felicitación y, sobre todo, de desearles éxito en todas estas inversiones que hoy, amablemente nos comparten y que estamos haciendo públicas.

Muchísimas gracias.