-MODERADOR: Escuchemos al licenciado Ángel Aguirre Rivero, Gobernador Constitucional del Estado de Guerrero

-GOBERNADOR ÁNGEL AGUIRRE RIVERO: Ciudadano licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor Diputado José González Morfín, Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; Senador Raúl Cervantes Andrade, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República; Ministra Olga Sánchez Cordero, representante de la Suprema Corte de Justicia; licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

Saludo también a mi amigo, el Gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano, Presidente de la CONAGO; al señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, el doctor Luis Videgaray; al señor Procurador Jesús Murillo Karam; al Gobernador de Veracruz, el doctor Javier Duarte, Presidente de la Comisión de Protección Civil en la CONAGO; a la maestra Rosario Robles, Secretaria de Desarrollo Social; al señor Secretario de Comunicaciones y Transportes; al señor Director de la Comisión Nacional del Agua, David Korenfeld.

Al licenciado Luis Felipe Puente Espinosa, Coordinador Nacional de Protección Civil; al licenciado Fernando Suinaga, Presidente de la Cruz Roja Mexicana; y con especial afecto saludo desde aquí, al licenciado Miguel Alemán Velasco, Presidente del Consejo para la Reconstrucción del Estado de Guerrero.

Acudimos hoy, a la clausura de la Primera Reunión Nacional de Protección Civil, celebrada del pasado 12 al 16 de los corrientes, y que tuvo como propósito fundamental compartir experiencias, fortalecer conocimientos y fomentar una nueva cultura de la protección civil en la que nos involucremos todos, no sólo las autoridades de los tres niveles de Gobierno, sino, más importante aún, la sociedad en su conjunto.

Y es que debemos reconocer que en el pasado no le habíamos dado la trascendencia y la importancia a un tema que día con día resulta imprescindible y agobiante.

Como consecuencia del cambio climático y el crecimiento demográfico que ejerce una presión como nunca sobre nuestros recursos naturales.

Antes, era muy fácil, elegir a cualquiera para que se hiciera cargo de las funciones de protección civil. Aquel que era bueno para meterse a los ríos, fácilmente se le nombraba como Director de esta área.

Todos sabemos que Guerrero se asienta en la una zona altamente sísmica, de acuerdo con información oficial, el 25 por ciento de los movimientos telúricos se registran en el Estado de Guerrero.

Sólo como dato adicional diré que después del sismo del 8 de mayo, hemos tenido a la fecha más de 120 réplicas derivadas de este fenómeno.

A ello debemos de agregar las constantes lluvias torrenciales, huracanes y ciclones en que nos hemos visto envueltos.

Algunos se preguntan.

Por qué la celebración de este evento en Acapulco.

Más allá de sus bellezas naturales se ha elegido al Puerto de Acapulco, porque es un ejemplo cómo cuando se unen los tres niveles de Gobierno y la sociedad se puede recuperar rápidamente la actividad plena.

Tan sólo nos llevaron tres meses para que Acapulco volviera a la normalidad.

Y esto, hoy puedo decirlo de manera contundente, porque este cuatrimestre del 2014 ha rebasado los índices de ocupación desde hace 10 años, de acuerdo con cifras oficiales y, tan sólo en este cuatrimestre, tuvimos un derrama de 800 millones de pesos.

Porque a pesar de las adversidades que enfrentamos con motivo del Huracán Manuel y el Ingrid, repito, gracias al apoyo de todas instituciones pudimos regresar a la normalidad.

Es evidente que muchas obras se encuentran en proceso de reconstrucción.

Quiero igualmente compartir con ustedes, señor Presidente, el pasado lunes con motivo de la inauguración de este evento, formulé tres propuestas que fueron recogidas puntualmente por el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

La primera. Consiste en certificar a través del CENAPRED a todos los Directores y servidores públicos que tengan una función en la Protección Civil, acompañándolo, desde luego, de mejores sueldos y salarios a quienes desarrollan tan noble labor en beneficio de la comunidad.

La segunda. Es que busquemos un mecanismo para que la autoridad municipal pueda tener acceso a los recursos del FONDEN.

Que sea un mecanismo para que de manera inmediata, ante una emergencia, y que la autoridad Federal, previa verificación, pueda reembolsar los recursos que hayan tomado los señores Presidentes Municipales para tales propósitos.

La tercera. Se refiere a penalizar el otorgamiento de permisos o licencias de construcción en zonas de alto riesgo.

En este sentido, ayer he enviado al Honorable Congreso Local el proyecto de reformas al código penal y al código de procedimientos penales para aplicar sanciones penales, sin beneficio de remisión parcial de la pena corporal a los servidores públicos, estatales o municipales, o aquellas personas físicas o morales que conociendo de la preexistencia de riesgos o riesgo inminente, permitan, autoricen, otorguen licencias o concesiones de uso de cambio de suelo en cauces, barrancas, laderas inestables, fallas geológicas o zonas vulnerables a inundaciones que expongan a la población a condición de encadenamientos de desastres, y aquellos que, por su naturaleza, impliquen impactos sobre el cambio climático, ya sea para construir o para habitar.

Más allá, como muchas veces suele suceder, de querer ampararse en un plan de desarrollo urbano, la tipificación de la pena será de seis a 12 años de prisión.

En el ámbito del Poder Ejecutivo, hemos modificado la ley orgánica para elevar de rango a la Subsecretaría de Protección Civil del Gobierno del Estado, a Secretaría, otorgándole la importancia y autoridad política necesaria para coordinar los trabajos de gabinete en la materia.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Ésta es la vigésima primera visita que usted realiza a Guerrero; 21 veces en lo que va de su Administración. Los guerrerenses hemos recibido en todo momento su aliento, su solidaridad y compromiso para tener y hacer un mejor Guerrero.

Por ello, y en función, también, de la ubicación estratégica del Estado de Guerreo, quisiera solicitarle la creación de un Centro de Estudios y Prevención de Desastres para la Cuenca del Pacífico Central mexicano, pues adicionalmente al mosaico de riesgos múltiples a los que se encuentra expuesto nuestro estado, y una larga historia de daños por desastres, Acapulco nos posiciona en la esfera nacional e internacional como un espacio natural de estudios y proyectos preventivos e incluso para los efectos del cambio climático.

Por ser la actividad turística el motor de nuestra economía, pronto iniciaremos el Programa Hotel Seguro y Condominio Seguro, que será eje de coordinación con este sector económico, reforzando la corresponsabilidad y compromiso de los guerrerenses.

Lo determinante es evitar el sufrimiento y salvar vidas, y en la medida en que avancemos en mejorar las condiciones de la gente, mejorar su educación y promover la cultura de la prevención tendremos mayores oportunidades.

Antes de concluir mi mensaje, quisiera rendir homenaje póstumo, testimonio de gratitud y de solidaridad a nombre del pueblo de Guerrero, a los policías federales que perdieron la vida en su tarea de rescatar a algunos seres y a algunos paisanos en La Pintada, Municipio de Atoyac.

Igualmente quiero agradecer ampliamente a todas las dependencias federales, a todas, por su apoyo y preocupación para reconstruir y mejorar muchas de las obras que fueron dañadas con motivo de las contingencias.

Pero de manera muy subrayada quiero, a nombre del pueblo de Guerrero, expresar nuestra gratitud y reconocimiento a nuestro glorioso, heroico, Ejército Mexicano y a la Marina Armada de México, que con su labor nos han demostrado su amor y compromiso por México y por Guerrero.

Muchísimas gracias, General Cienfuegos y Almirante Soberón.

Usted, señor Presidente, será siempre recordado en Guerrero como el Presidente que en momentos de infortunios nos ha mostrado la grandeza de su espíritu y nos ha mostrado la reciedumbre de su amistad. Eso nunca lo vamos a olvidar.

Reconozco al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y al Coordinador General de Protección Civil, Luis Felipe Puente, este gran acierto por celebrar esta Primera Reunión Nacional, que debe de quedar instituida para el futuro.

Estoy convencido de que de aquí saldrán muchas cosas buenas para Guerrero y para México.

A mis amigos los Gobernadores, una vez más les agradezco su presencia y ojalá se queden este fin de semana en ésta, que es la Bahía más bella del mundo.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Tiene la palabra el ciudadano licenciado Luis Felipe Puente Espinosa, Coordinador Nacional de Protección Civil, quien fungirá como moderador de la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Protección Civil.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos y Presidente del Consejo Nacional de Protección Civil; licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil; integrantes del Consejo.

Me permito informar que, de conformidad con el Artículo 39 del Reglamento de la Ley General en Protección Civil, se encuentran presentes 42 de los 60 integrantes del Consejo Nacional de Protección Civil, por lo existe quórum legal, que le permite a usted, señor Presidente del Consejo, dar inicio a esta Sesión Ordinaria 2014.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Hoy, 16 de mayo de 2014, en Acapulco, Guerrero, declaro formalmente instalada la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Protección Civil.

Señor Secretario Ejecutivo:

Proceda, en consecuencia, al desahogo de la agenda programada para esta Sesión.

Muchas gracias.

-SECRETARIO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG: Muchas gracias, señor Presidente.

Con su permiso, someto a consideración del pleno de este Consejo el orden del día, que previamente le fue entregado para su desahogo.

Quienes estén de acuerdo con el mismo, sirvan levantar la mano, por favor.

Con su aprobación y su autorización, señor Presidente Enrique Peña Nieto, pido su anuencia para que Luis Felipe Puente sea quien lleve esta Sesión.

Adelante, por favor.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: Gracias, señor Presidente, señor Secretario.

En este acto, solicito la dispensa de la lectura del Acta de la Sesión Ordinaria celebrada el 28 de mayo del 2013, por lo que, de estar de acuerdo, les agradeceré a los integrantes del Consejo levantar su mano.

Toda vez que fue aprobado el acuerdo anterior, me permito desahogar el siguiente punto del orden del día referente a rendir el informe de acciones en materia de Protección Civil.

Con su permiso, señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y Presidente del Consejo Nacional de Protección Civil.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil.

Distinguidos integrantes del Consejo Nacional.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Me permito informar a ustedes sobre las acciones que en materia de protección civil encabeza la Secretaría de Gobernación para salvaguardar a la población sus bienes, su entorno ante riesgos y fenómenos perturbadores.

Tuvimos 55 frentes fríos, además de heladas, incendios, granizadas inesperadas y varias inundaciones en diferentes estados de la República.

Se registraron a partir de mayo de 2013 y hasta la fecha 44 sismos de magnitud mayor a 5 grados en la escala de Richter.

Por las eventualidades que se presentaron se realizaron 42 misiones de enlace y coordinación que sirven para asegurar una comunicación confiable y una mejor organización de las acciones entre los órdenes de Gobierno y las fuerzas operativas y la sociedad.

Se incrementaron las acciones de monitoreo y alertamiento en coordinación con otras dependencias de Gobierno, instituciones académicas y de investigación y se emitieron dos mil 496 boletines de alertamiento de 2013 a 2014.

El Centro Nacional de Comunicaciones contabilizó 957 eventos relevantes de condiciones de alto riesgo en nuestro país.

Es importante señalar que los más frecuentes fueron por temas químico-tecnológicos, seguidos por fenómenos hidrometeorológicos y por socio-organizativos.

Estamos incorporando toda la información de los hechos registrados al Atlas Nacional de Riesgos, lo que nos permitirá rediseñar las políticas y estrategias de prevención y preparación.

Durante la temporada de lluvias del año pasado, tuvimos 28 ciclones tropicales, destacando la interacción conjunta de dos de ellos que afectó la actividad de casi 60 millones de mexicanos en 17 estados de la República.

Debido a la relevancia de este tipo de fenómenos naturales la Comisión Nacional del Agua elaboró el compromiso conjunto para la sustentabilidad hídrica del país que describe los principales factores de vulnerabilidad de cada entidad federativa y del Distrito Federal.

Documento que fue recibido a través del Sistema Nacional de Protección Civil, y que compartimos con ustedes en esta ocasión.

Informo que se llevaron a cabo tres jornadas de protección civil en las regiones Noreste, Centro y Occidente del país, donde se pudo revisar y actualizar los procedimientos técnicos operacionales en materia de protección civil, con la participación de 17 entidades federativas y se llevó a cabo la Reunión Nacional para la Atención de Fenómenos Químico-Tecnológicos.

En materia de gestión integral de riesgo, como respuesta inmediata a las necesidades urgentes de protección a la vida y salud de los damnificados, se autorizaron las solicitudes de suministros de auxilio que presentaron 22 entidades federativas.

Se emitieron un total de 86 declaratorias de emergencia para atender a dos millones 109 mil 803 damnificados, de 834 municipios del país que fueron impactados por fenómenos perturbadores con cargo al Fondo de Atención de Emergencias, FONDEN.

Se instalaron 49 comités de evaluación de daños a fin de declarar desastre natural en 415 municipios de 19 entidades federativas.

Sólo por causa de los ciclones tropicales Ingrid y Manuel, se instalaron 30 comités de evaluación de daños, donde se autorizaron 24 mil 181 acciones para la inmediata recuperación y reconstrucción de la infraestructura pública dañada.

Cabe resaltar la emisión de apoyos parciales inmediatos que fueron autorizados y canalizados de manera prioritaria donde más se necesitaba.

Debido a la ocurrencia de los fenómenos Ingrid y Manuel, se realizaron 129 visitas técnicas a comunidades de Guerrero, Veracruz y Oaxaca para efectuar el diagnóstico de estabilidad de laderas. Asimismo, se implementó la estrategia nacional para identificar laderas inestables en todo el país.

Con relación a la Estrategia Nacional de Cambio Climático y su Programa 2013-2018, se colaboró en el diagnóstico de vulnerabilidades, se compiló la cartografía digital y se creó la base de datos de zonas susceptibles a inundación, en coordinación con la CONAGUA.

En el marco del Programa Hospital Seguro, hemos realizado a la fecha 504 evaluaciones hospitalarias.

En la pasada temporada invernal, como resultado de una estrecha coordinación entre las dependencias Federales, estatales y municipales, las defunciones por intoxicación se redujeron en un 75 por ciento respecto al periodo anterior.

Para fortalecer la cultura y la difusión de medidas preventivas se elaboraron 120 cápsulas radiofónicas dirigidas a la población más vulnerable de nuestro país.

Elaboramos material infográfico sobre fenómenos perturbadores y las acciones de prevención, los cuales se distribuyen a través de las instituciones estatales de Protección Civil.

Gracias, muchas gracias a la participación y compromiso de todos los integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil fue posible realizar esta inédita Convención Nacional de Protección Civil 2014.

En este marco, se realizó la entrega de equipamiento de combate a incendios a 32 municipios del país, por parte de la Secretaría de Gobernación, de conformidad con los acuerdos bilaterales con los Estados Unidos de Norteamérica.

Asistieron a la Convención más de seis mil personas, entre titulares de Protección Civil de los tres órdenes de gobierno, especialistas y representantes de organismos nacionales e internacionales, así como empresarios en esta materia.

Se impartieron 33 cursos y talleres, destacando el de capacitación de instrumentos financieros, que reunió a los responsables de finanzas de todo el país.

Se llevaron a cabo conferencias magistrales sobre legislación, finanzas, operaciones de rescate de alto riesgo y continuidad de operaciones.

Destaca el área de exposiciones, en donde participan representantes de la Administración Pública Federal, en especial de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal, varios estados de la República, empresas del sector privado, así como organismos nacionales e internacionales, donde todos tuvieron la oportunidad de presentar sus acciones, estrategias, propuestas, opciones técnicas y equipamiento en materia de protección civil.

En el ámbito internacional y en coordinación con la Cancillería mexicana, se participó ante distintos foros internacionales como la OCDE, el G20, GRULAC, la Cruz Roja Internacional, la OCHA, UNESCO y el Servicio Geológico de los Estados Unidos de Norteamérica, entre otros, para compartir experiencias, valoración de actuación y modelos de inversión en prevención.

Señoras y señores integrantes del Consejo Nacional de Protección Civil:

La participación comprometida de todos ustedes, instruida por el Presidente de la República, ha permitido que el Sistema Nacional de Protección Civil se articule de forma más eficiente en la prevención y mitigación del riesgo.

Seguiremos trabajando en conjunto y de manera coordinada para garantizar la vida, los bienes y el entorno de todos los mexicanos.

Recordemos siempre: Prevenir es vivir.

Muchas gracias.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: A efecto de desahogar el siguiente punto del Orden del Día, se concede la palabra al doctor David Korenfeld Federman, Director General de la Comisión Nacional del Agua.

-DR. DAVID KORENFELD FEDERMAN: Con su permiso, señor Presidente de la República.

Distinguidos miembros del presídium; honorable auditorio:

La ubicación geográfica de nuestro país nos hace altamente vulnerables a recibir ciclones tropicales por ambos océanos.

En la imagen que vemos en pantalla, las líneas rojas representan las trayectorias históricas de los ciclones tropicales de las cuales se tiene registro.

En las últimas cuatro décadas ocurrieron mil 171 ciclones, de los cuales 209 impactaron el territorio nacional. Esto significa que uno de cada seis toca tierra. En promedio, cada año se presentan 23 ciclones tropicales. Cabe destacar que con sólo uno de ellos que nos impacte, se pueden generar grandes daños.

La siguiente imagen nos muestra un resumen de los principales fenómenos del año pasado, que ha sido, junto con el 2010, el más lluvioso del que se tiene registro desde 1941.

Recibimos cinco impactos directos por el Pacífico: Bárbara, Juliette, Manuel, Octavio y Sonia; y cuatro por el Atlántico: Barry, Fernand, la depresión tropical número 8 e Ingrid.

Pero también vivimos fenómenos inesperados, como lluvias extraordinarias en Piedras Negras, Coahuila, que dejaron en tres días 495 milímetros de lluvia en una zona donde generalmente llueven 334 milímetros en todo un año.

Recibimos la presencia simultánea de los dos huracanes por distintos océanos: Manuel, por el Pacífico; e Ingrid, por el Atlántico, lo que provocó que septiembre del 2013 fuera el más lluvioso de los septiembres que se tienen registrados en la historia de México.

Un ciclón tropical es un remolino gigantesco que genera vientos de hasta 300 kilómetros por hora y oleaje de gran magnitud. El ojo del huracán puede llegar a cubrir entre 24 y 40 kilómetros de diámetro, y la nubosidad entre 500 y 900 kilómetros.

Es importante que todos tengamos claro que, impacte o no al territorio nacional, sus efectos pueden ocasionar daños a grandes distancias del centro, inclusive de la categoría de los mismos. Aunque, por otro lado, no debemos olvidar que somos un país que depende en gran medida del agua que llueve, porque estamos en la franja de los grandes desiertos del mundo, sobre el Trópico de Cáncer.

Esto significa que los fenómenos también representan un factor positivo, ya que aportan dos terceras partes de toda el agua que se requiere para el país.

La trayectoria de los ciclones es muy compleja y depende de muchos factores, como vientos y temperaturas oceánicas, por lo que su pronóstico puede cambiar de un momento a otro.

En esta imagen, podemos ver un ejemplo de un fenómeno errático: el Huracán Bárbara, que, como vemos, su proyección inicial nos indicaba que se movería hacia el Oeste sin causar mayor daño. Sin embargo, en un comportamiento inusual de los ciclones en esta zona, cambió inesperadamente hacia el Este, entrando por el Itsmo de Tehuantepec y saliendo por el Golfo de México, lo que afectó a Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Un ejemplo de un fenómeno que sin tocar tierra causa severos daños, es Manuel; que sin ser Huracán y sin entrar directamente a Guerrero, su presencia a más de 275 kilómetros de Acapulco ocasionó las afectaciones que todos recordamos.

Ahora, vemos en pantalla como las bandas nubosas de Ingrid y Manuel cubrieron prácticamente todo el territorio nacional, presentándose en una interacción entre ambos ciclones, lo cual ocasionó lluvias en casi todo el país, afectando a 23 entidades federativas.

Recordando que, podemos apreciar que Manuel tuvo dos impactos, uno en la Costa de Colima y otro más en la Costa de Sinaloa.

Un ejemplo de un fenómeno estacionario, es Raymond, que, como vemos en el video, se mantuvo casi estático por 48 horas frente a las Costas de Guerrero y Michoacán, afectando con ello a cinco estados de la Costa del Pacífico.

En la imagen que podemos observar, podemos ver algunos fenómenos ocurridos recientemente, que hacen más evidente los cambios en el comportamiento del clima.

En el mes pasado, en los límites del Estado de México y Distrito Federal se presentó una tormenta severa de granizo, en el mes de abril, que alcanzó 50 centímetros de espesor.

Dos semanas después, en Veracruz, ocurrió un fenómeno singular ya que granizó del tamaño similar a una pelota de tenis.

Esto nos demuestra que ya no están definidas las épocas del año, sino que los riesgos hidrometeorológicos están latentes en todo momento.

Por ejemplo: hasta el día de hoy, se han presentado 55 frentes fríos que no sólo traen lluvias, sino también fuertes descensos de temperatura, heladas, caída de nieve y aguanieve.

Para el 2014, se pronostica una actividad ciclónica intensa.

Ayer, precisamente, 15 de mayo, inició formalmente la temporada de ciclones tropicales. Y esta mañana, se ha formado una baja presión en el Océano Pacífico, aproximadamente a 870 kilómetros de Acapulco, que se mueve lentamente de Oeste a Noreste, la cual estaremos monitoreando su potencial y su trayectoria en las próximas horas.

Durante este año, esperamos la formación de 14 ciclones tropicales por el Pacífico, y nueve por Atlántico.

Además, existe una probabilidad muy alta que se presente el fenómeno de El Niño, el cual provocaría lluvias aún más intensas en diferentes partes del territorio, alta probabilidad de ocurrencia de sequía en el Centro y Noreste del país, y más frentes fríos y mayores precipitaciones durante el invierno.

Ahora, veremos los nombres asignados para esta temporada tanto para el Pacífico como el Atlántico, y debemos de estar conscientes de que no hay forma de evitar estos fenómenos, y que impactarán, algunos de ellos, en territorio nacional.

Otro fenómeno que afecta de manera recurrente al país, es la sequía. Tan sólo en los últimos 10 años, se han detectado dos eventos de magnitud significativa. En 2006 afectó casi el 70 por ciento del territorio, y el 15 de ella fue extrema.

En 2011, el 92 por ciento del territorio fue afectado, y 47 con sequía extrema, lo que significó el periodo de sequía más intenso en los últimos años.

Las lluvias de 2013 permitieron disminuir áreas con sequía extrema y excepcional en el Noreste, y otras anormalmente en el Sureste. Sin embargo, la sequía sigue persistiendo. Incluso, este año tuvimos el febrero menos lluvioso de la historia que se tiene registrado.

Actualmente, el 38 por ciento del país presenta algún grado, aunque sea en los primeros niveles de afectación, pero hay que estar muy pendientes, porque con el efecto de El Niño el riesgo podría intensificarse en los próximos meses.

La fuerza de la naturaleza supera la capacidad de cualquier infraestructura, y cuando se impone no podemos evitar daños, pero sí podemos disminuir la vulnerabilidad si mitigamos los riesgos de manera oportuna.

La Comisión Nacional del Agua mantiene la vigilancia y monitoreo permanente del clima y de los niveles de ríos y presas, y en el momento en que se detecta una perturbación, se emite una alerta meteorológica de clima severo.

Esta alerta acciona el Sistema Nacional de Protección Civil, para que arranquen sus protocolos de emergencia.

Es muy importante que todas las dependencias de los tres niveles de Gobierno y la población en general, atendamos de manera estricta la alerta por el tiempo que dure, hasta que cambien las condiciones y sea retirada.

No debemos confiarnos. Como ya lo vimos, un ciclón no necesita ser huracán, ni penetrar al territorio nacional para ocasionar daños.

La Alerta Meteorológica significa que existe un riesgo, tal vez no ocurra ningún daño, pero nos indica que hay peligro, y, por ello, deben de estar siempre atendidas con oportunidad y responsabilidad.

Con base en los registros históricos, las experiencias de diferentes entidades y de todos los elementos expuestos, la Comisión Nacional del Agua entregó al Sistema Nacional de Protección Civil dos documentos para cada entidad federativa.

El primero de ellos, es un análisis de vulnerabilidad hidrometeorológica de cada estado, el cual se realizó tomando en cuenta todos los antecedentes de contingencias más relevantes, así como una serie de recomendaciones para priorizar la construcción, rehabilitación y mantenimiento de la infraestructura en zona de riesgos.

El segundo contiene 10 puntos que, en esencia, están enfocados a asegurar que la infraestructura hidráulica y los sistemas hidrológicos funcionen adecuadamente, así como dar prioridad a las acciones necesarias de protección a los centros de población, privilegiando las estrategias preventivas.

Cada acción es importante. Desde las más sencillas, como recolectar la basura, como dar mantenimiento a un cárcamo de bombeo, como garantizar el combustible y la energía necesaria para su funcionamiento; hasta las más complejas, como es la rehabilitación estructural de una presa, ya que todas nos ayudan a mitigar los riesgos hidrometeorológicos.

Señor Presidente de la República, señoras y señores integrantes del Consejo Nacional de Protección Civil:

Éste es otro paso para institucionalizar procesos y protocolos que perduren más allá de las administraciones y aseguren que México se adapte y se siga adaptando todos los días ante los evidentes efectos del cambio climático.

Muchas gracias.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: A continuación, se concede la palabra al licenciado Carlos Lozano de la Torre, Gobernador Constitucional del Estado de Aguascalientes, en su calidad de Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

-GOBERNADOR CARLOS LOZANO DE LA TORRE: Muy buenas tardes.

A nombre de los 31 gobernadores de la República Mexicana y del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, saludo al señor Presidente Enrique Peña Nieto, a quien le reconocemos su visión de Estado que está promoviendo a la protección civil como una responsabilidad compartida por los tres órdenes de Gobierno, y como una auténtica política nacional para salvaguardar la vida y el patrimonio de todos los mexicanos.

Muchas gracias, señor Presidente.

Asimismo, a mis compañeros Gobernadores, particularmente a nuestro anfitrión Heladio Aguirre Rivero, Gobernador del Estado de Guerrero; al licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación; a los demás señores Secretarios de Estado, y a Luis Felipe Puente Espinosa, Coordinador Nacional de Protección Civil; y a todos los integrantes del presídium.

De igual manera, los legisladores del Congreso de la Unión; a los directores de Protección Civil de las 32 entidades del país, y a los demás invitados especiales que nos acompañan.

Muchas gracias.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Desde hace 65 años, la comunidad internacional ha establecido a la protección civil como un instrumento para salvaguardar la vida de las personas, sus bienes y su entorno.

Pero fue hasta 1986, que se formalizó en nuestro país la creación del Sistema Nacional de Protección Civil, como una respuesta a los devastadores efectos de distintos desastres que, desde entonces, dejaron una huella profunda en la memoria nacional.

México goza de una ubicación geográfica que lo hace un socio estratégico para los más importantes mercados internacionales, pero también nos hace altamente vulnerables a los más diversos fenómenos naturales que se han magnificado con el cambio climático global.

La presencia del Presidente de la República y de cada uno de los Gobernadores en esta Sesión del Consejo Nacional de Protección Civil, significa que existe la voluntad de establecer una coordinación institucional para propiciar las más elevadas condiciones de seguridad y protección para todos los mexicanos.

Es verdad que no está en nuestras manos la modificación de los ciclos naturales, pero sí es nuestra responsabilidad hacer de la protección civil un instrumento preventivo, con una organización y una coordinación más efectiva que, a su vez, refuerce nuestra capacidad de respuesta ante cualquier eventualidad.

Cada año, las pérdidas humanas, materiales y de bienes públicos ocasionados por contingencias ambientales y acciones humanas, representan altos costos sociales y económicos para nuestro país, incluyendo el impacto cada vez más severo de huracanes, sismos, heladas, sequías recurrentes y un incorrecto ordenamiento territorial.

En este sentido, la CONAGO respalda los esfuerzos del Presidente de la República y del Gobierno Federal para fortalecer el Sistema Nacional de Protección Civil con un criterio integral, transversal y de coordinación entre los tres órdenes de Gobierno.

El Presidente Enrique Peña Nieto ha hecho suya esta propuesta de la Conferencia Nacional de Gobernadores, que está incorporada en el reglamento de la Ley Nacional de Protección Civil, con el fin de favorecer un crecimiento económico sostenible, un desarrollo social sin vulnerabilidad y un adecuado ordenamiento del territorio.

Por primera vez desde la creación del Sistema Nacional de Protección Civil en México, un Presidente de la República ha entendido el valor estratégico de esta política pública, para garantizar una mejor planeación del desarrollo nacional y regional.

Con el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto, la protección civil en nuestro país está transitando de un enfoque meramente reactivo a uno más preventivo, que permite aprovechar la experiencia ganada y reforzar los aspectos técnicos, financieros y de coordinación en las tareas de emergencia y reconstrucción.

A nombre de la CONAGO, reiteramos nuestro reconocimiento al señor Presidente de la República por esta visión en el tema de la protección civil, que asegura la posibilidad de salvar y proteger la vida, al patrimonio y la integridad de todos los mexicanos.

Igualmente, reconocemos el esfuerzo de la Secretaría de Gobernación y del Gobierno Federal por la realización de esta Convención Nacional, que fortalece los esfuerzos de capacitación y actualización en la materia.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Esta tarde, los 31 Gobernadores y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal reiteramos nuestra disposición y voluntad de seguir trabajando en la homologación de los distintos marcos normativos a nivel a Federal, municipal y estatal.

Principalmente, para que los tres órdenes de Gobierno podamos actuar con las mismas facultades para reducir a su mínima expresión el impacto de los siniestros y de los fenómenos naturales.

Además, en el marco de esta sesión, la CONAGO ha recibido del Director de CONAGUA, el compromiso conjunto para la sustentabilidad hídrica del país, que los gobernadores analizaremos con responsabilidad, para formalizar su firma lo más pronto posible, como un instrumento que contribuye a la seguridad nacional.

Sobre todo, porque la protección civil y el desarrollo ordenado, sustentable y más incluyente en nuestro país, son un compromiso de todos.

Muchas gracias.

-LIC. LUIS FELIPE PUENTE ESPINOSA: Escuchemos ahora, siguiendo el orden del día, el mensaje del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación y Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Protección Civil.

-SECRETARIO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de la República Mexicana.

Con su autorización, saludo a los representantes de los poderes constituidos de la República.

A los señores gobernadores; señor Jefe de Gobierno; a las y los Secretarios del Gobierno de la República; a todas y a todos ustedes, muy buenas tardes.

La transformación del Sistema Nacional de Protección Civil que lleva a cabo el Gobierno de la República, avanza para ser de México un país más seguro y preparado ante riesgos generados por fenómenos naturales o la actividad humana.

Como lo instruyó el Presidente Enrique Peña Nieto, estamos consolidando bases firmes y duraderas para proteger a las familias, salvar vidas y preservar el patrimonio de la gente ante posibles contingencias.

Cambiamos el enfoque de la protección civil en México, para concentrarnos en la coordinación, la prevención, la innovación y la gestión integral de riesgos.

Hoy, con la clausura de la Convención Nacional de Protección Civil, concluimos un esfuerzo sin precedente en la historia del país, para consolidar este cambio radical.

Tenemos la certeza de que los trabajos de esta semana, se reflejarán en una sociedad con mayor conciencia de que prevenir, es salvar vidas.

Precisamente, a partir de esta transformación, hace un año, durante la primera Sesión de este Consejo, asumimos compromisos y definimos acciones que ahora nos permiten estar más preparados, un paso adelante ante cualquier amenaza.

Hemos consolidado un sistema articulado que genere mayor certidumbre y tranquilidad a los mexicanos.

Así lo instruyó usted, señor Presidente de la República, y siguiendo sus instrucciones, sus directrices, le informo que establecimos el Sistema Nacional de Alertas, que a la fecha incorpora, en tiempo real, la información de monitoreo y alertamiento de riesgos generada por 27 instituciones.

Con ello, emitimos avisos oportunos para ganar minutos que permiten a los ciudadanos protegerse y ponerse a salvo, como quedó demostrado en los recientes sismos que afectaron a varios estados del país.

Disminuimos significativamente el tiempo de respuesta del Fondo Nacional de Desastres, cuya autorización de recursos para reconstrucción de infraestructura pasó de tres meses a menos de 12 días.

Agilizamos el tiempo de ejecución de los dictámenes de colaboración de daños por parte de CONAGUA y el CENAPRED, a tan sólo dos días de presentado el fenómeno.

Ahora, la instalación de los Comités de Evaluación de Daños ya se realiza en menos de 24 horas, porque no basta con que los recursos lleguen, sino que lo hagan a tiempo y directamente a quienes lo necesitan.

Avanzamos en hacer del Atlas Nacional de Riesgos una herramienta que brinde información útil para la planeación, el desarrollo y el ordenamiento territorial; aspectos fundamentales en la prevención.

El Atlas está en permanente actualización. Hoy, considera más de 38 mil capas de información. Lo diseñamos para pasar de papel a un sistema digital, dinámico y de vanguardia, que es público y puede ser consultado en línea.

Consolidamos la cultura de la protección civil con mayor y mejor difusión, y con la participación de la sociedad, abriendo canales permanentes y oportunos con los medios de comunicación y realizando cursos de capacitación con organizaciones civiles.

Entre otras acciones, distribuimos miles de publicaciones que orientan a la población para que sepan qué hacer en caso de contingencias, y desarrollamos una aplicación móvil del Atlas Nacional de Riesgos, que estará disponible en breve.

Establecimos el primer programa curricular de la Escuela Nacional de Protección Civil, la cual iniciará cursos en septiembre próximo, para capacitar, actualizar y, así, profesionalizar a quienes realizan estas tareas.

Desarrollamos un esquema de certificación para que la población sepa que cuenta con personal avalado y mejor preparado para atenderla.

Por su instrucción, señor Presidente, poniendo el ejemplo desde el Gobierno de la República, hoy, las Secretarias y los Secretarios del Gobierno Federal tienen ya en su poder el Protocolo de Actuación de cada uno de ellos en caso de un evento.

Y también, como lo instruyó usted, tienen el Protocolo de Actuación en caso de que se presenten dos eventos a la vez, o muchos eventos, y que sepan qué hacer en ese momento, y cómo comunicarse y coordinarse con toda la población. Esa fue una instrucción directa, y hoy ya lo tiene todo el Gobierno de la República.

Finalmente, el pasado 30 de abril se publicó el Programa Nacional de Protección Civil 2014-2018, el cual contiene los lineamientos para avanzar en los objetivos de fomentar, fortalecer, mejorar, ampliar, garantizar, elaborar todo lo que refiere a la actuación en el tema de protección civil.

Con respecto a este punto. Es fundamental continuar armonizando las leyes locales con la Ley General de Protección Civil, como lo comentaba el señor Gobernador de Guerrero, para que se establezcan sanciones a aquellos servidores públicos y a quienes por omisión o acción, incumplan con su responsabilidad en esta materia.

La protección civil es responsabilidad de todos y de todos los días. Por ello, tenemos que hacer de la protección civil una cultura que forme parte de la vida cotidiana de cada mexicano, en cada barrio, colonia, comunidad o ciudad.

Todos tenemos algo que aportar y una responsabilidad; una responsabilidad individual o general en la prevención y en la autoprotección.

Desde el Gobierno de la República, los gobiernos estatales y los municipales debemos poner el ejemplo y cumplir puntualmente con nuestra responsabilidad.

Todos los señores Gobernadores han recibido una carpeta que tienen en este momento en su lugar, de la CONAGUA, con el diagnóstico y las acciones para prevenir riesgos hidrológicos y meteorológicos en su entidad.

Es un trabajo muy completo; un trabajo que se realizó por más de un año sobre las tareas que debemos de asumir en forma conjunta los tres niveles de Gobierno.

Invitamos con respeto a los señores Gobernadores, al señor Jefe de Gobierno, a revisar y, en su caso, avalar, validar dicho documento para orientar los esfuerzos y recursos, por supuesto, en esa dirección.

Porque un Sistema Nacional de Protección Civil sólo es eficaz si tiene la capacidad de prevenir riesgos y enfrentar emergencias.

Es oportuno si se articulan los esfuerzos de todas las instancias que lo componen.

Y lo más importante; es que sólo es útil si protege a las familias y a su patrimonio.

Ésta es una tarea que no admite descanso.

Es prioridad del Presidente Enrique Peña Nieto, porque nada es más valioso que la seguridad y la vida de los mexicanos.

Muchas gracias por su atención.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)