-MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado César Duarte Jáquez, Gobernador del Estado de Chihuahua,

-GOBERNADOR CÉSAR DUARTE JÁQUEZ: Muchas gracias.

Muy buenos días. Tardes. Recién tardes.

Queremos, sin duda, desde la Sierra Tarahumara, dar la más cordial de las bienvenidas al señor Presidente de la República.

Licenciado Enrique Peña Nieto:

Estamos muy contentos de su presencia.

Este acto, más que ser solamente un evento más oficial, resulta ser un acto de congruencia, una acción gubernamental en la cual, a partir del compromiso que usted, en esta misma tierra, en este mismo lugar, hace dos años asumió con el pueblo de México, hoy viene a ratificar, sin duda, ese compromiso estructurando la política social más sensible que requiere el país.

Los Poderes del estado, los presidentes municipales, Legisladores federales, locales, la sociedad chihuahuense, los habitantes de la Sierra Tarahumara, nos sentimos muy orgullosos de su presencia.

Los funcionarios del Gobierno de la República, de la Secretaria de SEDESOL, de la Directora de CDI y de FONART, que han hecho posible, en esa coordinación las acciones transversales de todo el Gobierno de la República a favor de la Sierra Tarahumara y en contra del hambre.

Señor Presidente:

Calificamos como un acto de congruencia, porque este evento es muy significativo para nosotros. Este evento, lo que ha planteado, y lo digo en mi experiencia propia, ha planteado combatir la simulación en torno a las políticas sociales.

La política social, año con año en México se hace un enorme esfuerzo por incrementar los recursos. Año con año el Congreso de la Unión hace enormes esfuerzos por canalizar recursos, que a la hora del resultado no vemos los avances.

Puede haber una visión el día de hoy de que este gran programa tiene un alcance importante, pero lo que sí podemos calificar desde el Gobierno de Chihuahua es que se está estructurando debidamente y penetrando transversalmente este programa.

El impacto, no sólo en el abasto de la alimentación, sino en la atención a la salud, la atención a la educación, el esfuerzo por generar con infraestructura el combate verdadero al rezago en estas regiones.

Desde Juárez, la capital del estado, Ojinaga, La Frontera y La Sierra, que son los municipios que integran, 18 municipios, de este programa, hoy podemos decirle, señor Presidente, que el Gobierno de la República está trabajando, que el Gobierno del estado está plenamente coordinado, y que los municipios han sido muy receptivos para lograr que esa coordinación tenga resultados.

Nosotros le pedimos, señor Presidente, al inicio de su Administración, que fuera el padrino del desarrollo económico de Chihuahua; y nos lo ha cumplido.

Nos lo ha cumplido, porque tenemos la mayor inversión de infraestructura carretera, los mayores respaldos en las aportaciones del Gobierno de la República para hacer posible una cobertura universal en salud, para mantener la cobertura universal en educación media y superior, para que los jóvenes tengan un futuro y una esperanza.

Lo ha cumplido, cuando el pasado viernes el Secretario de Comunicaciones viene a ratificar las inversiones en el Plan Nacional de Infraestructura.

Es una realidad los avances de la carretera Maguarichi a Ocampo, a Uruachi, a Témoris, a Morelos, a Urique, a Batopilas, que concluiremos este fin de año esa carretera con una inversión de más de mil millones de pesos; a Valle de Rosario, de San Rafael a Choix, Sinaloa. Estos proyectos fueron acariciados por más de 50 años aquí, en la Sierra, y requirió llegar usted para ponerlos en acción.

Muchas gracias, señor Presidente.

Porque hemos logrado llevar pistas aéreas a Guadalupe y Calvo, a Chínipas, a Morelos, a Batopilas, a Balleza, a Témoris, a Madera, a Ojinaga.

Son los proyectos que sin duda habrán de transformar de manera puntual y de fondo la realidad que vivimos, no sólo abasteciendo alimentación con un gran esfuerzo. Somos la entidad de mayor territorio en la Nación y, sin duda, también de mayor dificultad por la orografía.

La dispersión de nuestra población pareciera que dificulta acciones, pero cuando hay unidad, señor Presidente, y cuando hay voluntad política, como usted nos lo ha demostrado, nada es imposible.

Hoy, llegamos a todas las regiones de Chihuahua, y queremos asumir un compromiso, señor Presidente.

Que en el abasto de alimentación, Chihuahua quiere que en el mes de diciembre evaluemos, y tengamos el cien por ciento de cobertura de abasto en alimentación a toda la entidad.

Las más de dos mil 500 acciones en vivienda, la construcción de infraestructura educativa como la que acabamos de concluir aquí mismo, en Guachochi, en la Universidad Tecnológica donde el 60 por ciento de sus alumnos son rarámuris. Esto es traerles esperanza.

Haber llevado Colegios de Bachilleres; haber llevado instituciones de educación técnica, como las universidades tecnológicas, CONALEP, CECyTECH, son los esfuerzos en los cuales queremos seguir teniendo resultados.

Chihuahua ha encontrado en el Presidente Enrique Peña Nieto una sincronía en su visión modernista, en su visión transformadora, en su visión comprometida a hacer a un lado la simulación y actuar, en consecuencia, con resultados.

Estamos listos para evaluarnos, señor Presidente.

Estoy absolutamente claro que con el apoyo de Rosario Robles, con la fortaleza que nos ha dado la Secretaría de Desarrollo Social, y todas las instituciones que usted ha ordenado, señor Presidente, coordinarse en este plan, tengamos la capacidad de dejar atrás estos retos.

Para Ciudad Juárez y para la capital, las franjas de pobreza son enormes, pero la recuperación del empleo es hoy una realidad.

Atendiendo el abasto, sin duda, de alimentos en este tiempo; consolidando la oferta educativa y aprovechando la oferta que hoy tenemos, creciente en mano de obra, estaremos dejando muy pronto atrás estos momentos difíciles que ha vivido Chihuahua.

Gracias por todo su respaldo, señor Presidente.

Las etnias aquí bien representadas: los guarijíos, los pimas, los tepehuanos, los rarámuris, los pimas mismos, tienen muy claro que con el Presidente hay una mano abierta, y acciones reales.

No más simulación. Hoy, hay un chabochi en la Presidencia que les está respondiendo a los indígenas.

Hace 50 años, señor Presidente, el Municipio de Guachochi se fundó al separarlo, precisamente, de Batopilas, uno de los municipios más pobres de la República.

Guachochi tuvo la visión del Gobierno Federal en engranar desde aquí las políticas sociales para el desarrollo indígena de Chihuahua. La educación indígena, atender el abasto alimenticio. Se hicieron muchos experimentos, desde PROFORTARAH, CONASUPO, o infinidad de atenciones que hubo por medio del INI de aquel tiempo.

Esos esfuerzos se fueron quedando en el camino. Hay resultados de algunos, no podemos negarlo, pero hoy hay una verdadera decisión, hay una cruzada de infraestructura, estamos por inaugurar la carretera de Guachochi a Chihuahua, vía Nonoava, que usted vendrá próximamente, señor Presidente, a inaugurarla.

Y todas estas carreteras a las que nos hemos referido implican desarrollo, porque implican acceso a la salud, a la educación, al empleo, pero sobre todo con educación a detonar las fortalezas que tenemos en la sierra.

La riqueza minera, forestal, ganadera, turística, son potencialidades impresionantes que hasta hoy han estado esperando.

Ha llegado el tiempo de transformar la pobreza en fortaleza; esa pobreza que nos ha lastimado, que ha inspirado infinidad de programas de políticas públicas, de un número impresionante de inversiones, a las cuales fueran siquiera inmencionables la cantidad de montos y recursos que se han autorizado.

Hoy, hay orden, Hoy, hay proyecto, hoy, hay rumbo, pero sobre todo hay liderazgo en la visión del Presiente, que ha marcado muy claro el rumbo que quiere llevar al desarrollo.

En Chihuahua estamos listos, señor Presidente, su visión modernizadora tendrá impactos en Chihuahua de inmediato, lo hemos dicho, en la industria energética, en la industria turística, con la infraestructura para el desarrollo.

Hoy en Chihuahua nos hemos fajado, y gracias a su apoyo, contra la inseguridad.

Muchas gracias por construirnos aquí e iniciar la construcción del nuevo cuartel del Ejército Mexicano, que dará cobertura y presencia de esta noble institución a la Sierra de Chihuahua.

Gracias, señor Presidente, lo puedo decir mil veces, pero de todo corazón no tenemos más que ese agradecimiento profundo, esa sencillez y esa identidad que usted ha tenido con los chihuahuenses y que se ha ganado la simpatía y el cariño, pero sobre todo el respeto de todos nosotros.

Bienvenido, señor Presidente, a su casa.

Muchas felicidades por este día que hoy marca una pauta en la política social en México.

Felicidades a Chihuahua y al país entero.

Qué el cielo bendiga al Presidente de México.

Qué el cielo bendiga a Chihuahua.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Acto seguido, invitamos a que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Enrique Peña Nieto, realice la entrega de apoyos de programas sociales Federales.

(ENTREGA DE APOYOS)

-MODERADORA: En estos momentos, como muestra de agradecimiento, Alicia Aguirre Bustillos, Presidenta del Consejo Indígena de la Alta Sierra Tarahumara, hace entrega de un obsequio al señor Presidente.

-SRA. ALICIA AGUIRRE BUSTILLOS: Buenas tardes a todos los ciudadanos que estamos aquí, acompañando, y estamos muy contentos aquí, con el Presidente de la República de México.

Este señor Presidente de la República Mexicana.

Es un honor para nosotros entregar este reconocimiento hecho por los indígenas.

No sé quién será, pero.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Óscar Soto.

-SRA. ALICIA AGUIRRE BUSTILLOS: Óscar Soto.

Para que usted lo reciba con mucho cariño y que sea un gran recuerdo para usted.

Y a nombre de todos los indígenas de la Sierra estamos dando este reconocimiento para usted, por una gran labor que ha hecho desde México y porque tiene mucho aprecio a toda la gente de la Sierra, no nada más indígenas, también, los mestizos.

Todos somos iguales y valemos iguales, todos, indígena, todos.

Y gracias, muchas gracias, señor Presidente de la República, Peña Nieto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias.

Muchas gracias.

-SRA. ALICIA AGUIRRE BUSTILLOS: La Presidenta del Consejo Supremo de la Alta Tarahumara.

Obsequiamos este obsequio tan valioso de esta región.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Muchas gracias.

-SRA. ALICIA AGUIRRE BUSTILLOS: Igualmente, aquí al Gobernador César Duarte y que está con nosotros aquí presente, también, acompañando aquí al Presidente de la República.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Gracias.

-MODERADORA: Invitamos al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a llevar a cabo la Toma de Protesta de los 232 Comités Comunitarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: En dónde están los integrantes.

Buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludarles.

Aquí están todos los integrantes de estos 232 Comités Comunitarios de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Les agradezco a todas y a todos ustedes su gran disposición para ser parte de este esfuerzo de la comunidad, para que realmente todos los programas sociales que estamos impulsando desde el Gobierno de la República, con estrecha coordinación con el la autoridad estatal, permita realmente asegurar condiciones de mayor desarrollo social a comunidades que enfrentan mayor rezago, mayor pobreza y eso es justamente lo que buscamos.

Por eso, agradezco su participación, porque estos Comités Comunitarios tienen como propósito el asegurarse y el velar, porque realmente estos programas impacten y lleguen a las personas con mayor necesidad.

Les agradezco sean parte de estos Comités Comunitarios, de esta Cruzada Nacional contra el Hambre.

Y voy a proceder a tomarles la Protesta que desde ahora les hace miembros de estos Comités.

Señoras y señoras:

Protestan ustedes asumir la alta responsabilidad de representar a sus comunidades a través de los Comités Comunitarios de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y de los Comités de Comedores Comunitarios, dedicando su iniciativa, su creatividad, su entusiasmo, su responsabilidad social, al servicio de las familias beneficiarias.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Si no lo hicieran así, que la comunidad se los demande.

Felicidades, y mucho éxito.

-MODERADORA: Escuchemos la intervención de José Feliciano García Carrillo, Promotor Universitario de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

-C. JOSÉ FELICIANO GARCÍA CARRILLO: Buenas tardes.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Es un gusto poder saludarle y dirigirle algunas palabras, porque hoy represento al Municipio de Guachochi y a sus habitantes. Represento a mis compañeros alumnos de la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Soy un joven que tiene por pasión correr, porque al recorrer la Sierra Tarahumara veo lo inmenso que es nuestro estado y lo mucho que podemos hacer por él.

Señor Presidente:

Nosotros, los habitantes de Guachochi, le estamos muy agradecidos por su entrega y por su compromiso con la gente indígena y, por supuesto, con todos los habitantes de Guachochi y de Chihuahua.

Pero, también, quiero decirle a la gente que soy alguien más que entiende lo que es no tener que comer, no tener una vivienda, pasar las largas jornadas de trabajo para tener que llevar el sustento a la casa. Pero todos sabemos que no hay obstáculos para salir adelante.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Siga adelante, así como yo lo hago corriendo recio por la Sierra Tarahumara, porque nosotros vamos de su lado. No pierda el paso y juntos llegaremos a la meta. Esa meta es construir un México mejor.

Con el permiso de ustedes, voy a platicarles un poco en nuestra propia lengua, a los que lo entienden.

Gracias, señor Presidente.

-MODERADORA: A continuación, hace uso de la palabra la maestra Rosario Robles Berlanga, Secretaría de Desarrollo Social.

-SECRETARIA ROSARIO ROBLES BERLANGA: Muy Buenas tardes.

Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado César Horacio Duarte, Gobernador del Estado de Chihuahua; señor Presidente Municipal, José Acosta Aguirre; estimados miembros del presídium; medios de comunicación y, sobre todo, a quienes hoy se dan cita en este gran evento.

Señor Presidente:

Desde que nos instruyó para poner en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, se estableció que cada año dedicaríamos un mes para hacer un corte de caja, para realizar un ejercicio de rendición de cuentas y transparencia de una de las decisiones presidenciales que usted le informó a la Nación desde el primer día de su Gobierno.

No sé trata de un relanzamiento, porque la Cruzada Nacional Contra el Hambre se mueve todos los días. Se trata de darle visibilidad a este gran esfuerzo de la sociedad y del Gobierno por combatir el hambre en el país.

El que iniciemos el mes de la Cruzada de este año aquí, en Guachochi, en la Sierra Tarahumara, en uno de los municipios más pobres del país, tiene un gran significado.

Aquí, usted empeñó su palabra durante la campaña presidencial. Se comprometió, y hoy estamos aquí para decirle al pueblo de México que se está cumpliendo; que usted está cumpliendo, Presidente.

Son ya tres millones de historias lo que a lo largo de este año se han venido construyendo, a partir de una estrategia que ha roto con la inercia, que ha cambiado la lógica sectorial de la Administración Pública, y que ha asumido que sólo con la acción transversal y la coordinación con los gobiernos estatales es posible tener eficacia y, sobre todo, que los recursos y los programas lleguen a donde verdaderamente se necesitan.

La coordinación y la concurrencia no han sido fáciles. Tuvimos que romper la idea largamente asentada que concebía a cada Secretaría y a cada nivel de Gobierno como una parcela, y asumir que para tener éxito había que trabajar de manera unificada con los gobiernos locales, independientemente de colores partidarios.

Aprendimos que sólo con la participación de todos era posible que los siete millones de mexicanos que se encontraban en pobreza extrema alimentaria pudieran ejercer el más elemental de los derechos: el acceso a la alimentación.

Es un orgullo decir que aquí, en Chihuahua, esta coordinación ha dado muy buenos resultados. Y nos hemos comprometido con el Gobernador para que antes de concluir su mandato, 130 mil personas que se encuentran en extrema pobreza dejen esta condición.

Pero lo mismo hemos hecho con Gobernadores de todos los partidos, porque esa ha sido su instrucción.

Por ejemplo, con el Gobernador de Puebla, que hoy realiza una campaña que se llama: Yo sí me sumo a la Cruzada; con el de Morelos, con el de Guerrero, con Presidentes Municipales de los más diversos orígenes partidarios y que hoy son testigos fehacientes de que en esta gran Cruzada no ha habido ningún condicionamiento de tipo político.

Su adhesión no es casual. Por ejemplo, en este municipio, Presidente, el presupuesto normal es de 115 millones de pesos. Con la Cruzada, con la acción transversal, hemos traído 584 millones de pesos; cinco veces más de lo que es su presupuesto normal.

Nuevos programas fueron concebidos al calor de la Cruzada: los comedores comunitarios, la Tarjeta Sin Hambre, el apoyo a la agricultura familiar, los huertos familiares.

Otros adquirieron su dimensión social durante largo tiempo olvidada, como los relacionados con el abasto popular de DINCONSA o el acceso a la leche fortificada de LICONSA.

También, hemos llegado por primera vez con el Programa Oportunidades a más de 30 mil localidades alejadas y marginadas a las que nunca había llegado ningún programa social.

A través de la SAGARPA, se volvió a apoyar de manera significativa a los pequeños productores, a la producción de autoconsumo que había sido marginada de las grandes decisiones tomadas en otros tiempos.

Ahora, este apoyo a los productores sociales ha dado muy buenos resultados.

Le pongo un ejemplo:

En uno de los estados más pobres del país, en Chiapas, gracias a este apoyo a los pequeños productores de autoconsumo, al mismo tiempo que se garantiza su alimentación, se generó un excedente de 300 mil toneladas de maíz que hoy les permite vender en el mercado local y tener un ingreso.

En las comunidades indígenas, como Guachochi, la CDI ha tenido un papel fortaleciendo los programas que les permitan tener acceso a vivienda digna, agua potable, electrificación, albergues, caminos y hasta carreteras.

En los albergues de la CDI, los comedores que están al servicio de los niños y las niñas ahora se abrirán para albergar también, en la comida, a mujeres embarazadas y lactantes, y adultos mayores de la comunidad.

Los comedores escolares de la SEP han fortalecido esta estrategia, y en SEDATU hemos ampliado el acceso a la vivienda, al mismo tiempo que a través de la SEDESOL la mejoramos e incorporamos servicios que no existían.

En este esfuerzo tuvimos que echar mano de la imaginación. Quién nos iba a decir que el Ejército y la Marina serían nuestros principales aliados en la instalación de los comedores comunitarios.

Involucramos a Secretarías que, como la SCT, se pensaba que poco tenían que aportar, pero que con los Programas de Empleo Temporal para la apertura de caminos o con la conectividad, han permitido generar mayores ingresos y han contribuido con su granito de maíz.

Organizamos un grupo en el que participan diversas Secretarías, para que los proyectos productivos permitan garantizar la sustentabilidad y el apoyo a las familias.

Y a través del INMUJERES, y conjuntamente con SEDESOL y el CDI, hemos establecido 199 casas de la mujer en municipios diversos, y estamos, como ha sido su mandato, Presidente, iniciando la construcción de dos Ciudad Mujer; una en la Montaña guerrerense y otra en la Tierra Caliente.

Asimismo, hemos trabajado con organizaciones de la sociedad civil; más de 80. Entre ellas, un Kilo de Ayuda, que nos está apoyando para medir peso y talla; o la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, con la que nos hemos trazado un camino para recuperar los que hoy se desperdician, en lugar de ir a la mesa de las familias que más lo necesitan.

Hemos firmado más de 20 convenios con centros de educación superior, entre ellos la Universidad Autónoma de Chihuahua, para tener brigadistas que se han convertido, como Feliciano, en el motor, en el alma de la promoción social que estamos haciendo en las comunidades.

Presidente:

Aquí mismo, en este lugar, en abril de 2012, usted dijo que no se puede hacer un Gobierno detrás del escritorio. Que quería construir un Gobierno que esté con la gente, que sirva a la gente y gobierne del lado de la gente.

Por eso, a lo largo y ancho de los municipios de la Cruzada, todo su gabinete hemos hecho este esfuerzo extraordinario de cercanía con la comunidad. Nos hemos ensuciado los zapatos; hemos roto con la lógica de la política de ventanilla, porque eso es lo que permite construir un Gobierno cercano a la gente; escuchar las preocupaciones de los ciudadanos y compartir sus anhelos.

Hoy hemos visitado los 31 estados. Hemos instalado las comisiones intersecretariales. Hemos ido a los municipios más alejados para poner en marcha lo que usted nos dijo, una política social de nueva generación.

Esto, debemos reconocerlo, ha molestado a algunos, porque, como lo dijo el año pasado José Graziano, Director de la FAO, esos que se molestan es porque se sienten dueños de los que viven en la pobreza. Pero aquí nadie tiene dueño, Presidente. Aquí hay hombres y mujeres libres que son objetivo de la política pública del Presidente Enrique Peña Nieto.

El Director José Graziano acaba de hacer recientemente unas declaraciones avalando, y cito textual:

El camino escogido por su Gobierno para cuidar la alimentación de la gente. Y aseguró que en México hay capacidad para erradicar el hambre, si se deja atrás la mezquindad política, y son sus palabras, y si se apoya al Presidente Peña Nieto en esta tarea y se promueve la participación de la sociedad.

Aquí estamos, también, acreditando el cumplimiento de otros dos grandes compromisos: el Programa 65 Más y el Seguro para Jefas de Familia.

Como esas dos decisiones presidenciales, la Cruzada Contra el Hambre es hoy una realidad que le pertenece a todos, a Feliciano, cuyo testimonio hemos escuchado; a la maestra Lucha, que le da vida a su Comité Comunitario, a las mujeres que con su esfuerzo hacen posible que los comedores funcionen todos los días.

Señor Presidente:

Aquí, hemos constatado que usted es un hombre valiente y congruente.

Usted puso como prioridad combatir el hambre y por eso decidió no proponer al Congreso que se aplicara el IVA a alimentos y medicinas. Eso hay que decirlo muy fuerte.

Si hubiera habido un IVA a alimentos y medicinas esto hubiera significado más hambre y más pobreza.

De acuerdo al Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas, hubiera significado que 14 millones más de mexicanos hubieran caído en la pobreza, si esta medida se hubiera acordado por el Congreso de la Unión, porque golpea A la economía familiar y el acceso a la canasta básica alimentaria.

Por ello, lo digo con orgullo y con convicción, para mí es un honor formar parte del equipo de un hombre que sabe cumplir su palabra, y hoy estamos aquí para dar cuenta de ello.

Muchas gracias.

-MODERADORA: Para continuar con el programa, se proyectará el video Cruzada Nacional Contra el Hambre.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO, SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)