Muchísimas gracias a todas y a todos aquí.

Gracias por este espacio de encuentro y de oportunidad, especialmente de saludar a quienes son mis paisanos, al regresar a ésta, que es mi tierra, el Estado de México, y muy particularmente, a este Municipio de Ecatepec.

Gracias por la calidez y la hospitalidad con la que reciben a su Presidente.

Quiero saludar a todas las autoridades aquí presentes.

Agradecer, especialmente, al señor Gobernador del estado, su paisano de Ecatepec, también, hijo de esta tierra, su hospitalidad, el mensaje que nos ha regalado el día de hoy, precisamente con esta visión y, sobre todo, en la disposición que siempre ha mostrado para que trabajemos juntos.

Y haciendo especial énfasis en los varios proyectos, acciones que el Gobierno de la República viene realizando en beneficio de todos los mexicanos, y haciendo referencia particular a lo que he comprometido con el Estado de México.

Ahí está, recientemente, en mi informe, Segundo Informe presentado esta semana, hice mención de varios proyectos que estamos impulsando en todo el territorio nacional.

Pero, también, particularmente, los que tendrán impacto, alto impacto social en la Zona Metropolitana más importante del país, que es la del Valle de México, la que integran varios municipios del Estado de México y el Distrito Federal.

Y para esta región, yo solamente quiero destacar un proyecto de transporte masivo que será de especial impacto, la ampliación de la Línea del Metro del Distrito Federal hacia Ecatepec, particularmente de la estación Martín Carrera aquí, a Ecatepec.

Pero no es el propósito hoy sólo hacer referencia a las varias obras y acciones que están proyectas para el Estado de México.

Decía yo que, saludaba a todas las autoridades, aquí está gran parte del Gabinete Legal del Gobierno de la República, que me acompaña en el anuncio de este programa, nuevo programa que evoluciona del anterior Oportunidades ahora a PROSPERA.

Y en donde todas las áreas, aquí presentes, tienen algo qué hacer y en algo que participar, particularmente la Secretaría de Desarrollo Social.

Quiero saludar a las autoridades del Estado de México aquí presentes. A las autoridades municipales; al Presidente Municipal de Ecatepec.

Decirles que aquí están presentes varios servidores públicos que laboran en este esfuerzo, particularmente de la Secretaría de Desarrollo Social.

Por eso es que saludo a los delegados de Desarrollo Social de todo el país que hoy nos acompañan en la presentación de este programa.

Todos serán artífices del éxito que deseamos tenga este programa, que estamos hoy anunciando.

Saludo a todos los servidores públicos del orden Federal, del orden estatal y del orden municipal aquí presentes.

A legisladores Federales y estatales que amablemente nos acompañan en el anuncio de este programa.

Pero vaya mi especial reconocimiento a esta presencia, sin duda mayoritaria y evidente, que me arropa y me cobija en este acto.

Saludo con respeto a todas las mujeres que hoy están presentes en este acto y que son la fuerza, motivación e inspiración de muchas de las acciones que el Gobierno de la República está llevando a cabo.

Saludo también a los hombres de trabajo, a los jóvenes, que están construyéndose un mejor porvenir con su dedicación y su esfuerzo en distintas áreas en las que están trabajando.

A todas y a todos, mi reconocimiento y mi gratitud por su presencia en este acto. Desde aquí les saludo.

Yasmín:

Has cumplido con el encargo. Me has dado un beso, que sintetiza el beso y el saludo de todas las mujeres que están aquí presentes.

Y yo también me he permitido darle a Yasmín un beso que va para todas las mujeres aquí presentes, que con gran cariño hoy me reciben en esta tierra de Ecatepec.

Muchas se preguntarán, muchos se preguntarán por qué Ecatepec. Por qué venimos a Ecatepec a presentar este Programa de PROSPERA.

Porque Ecatepec es uno de los municipios, si no es el que más tiene población en todo el país. Junto con la Delegación de Iztapalapa, Ecatepec es el municipio poblacionalmente más grande de la República Mexicana.

Y eso le lleva a tener dentro de su población un porcentaje, si bien no el mayor, como ocurre en otros municipios del país, sí una población importante y relevante, que está en condición de marginación y de pobreza.

Lo mismo ocurre en los grandes municipios demográficamente de nuestro país: Iztapalapa, Puebla, que tienen una población que rebasa los 700 mil habitantes en condición de pobreza.

Aquí hay pobreza urbana, la hay en otros municipios de esta región del Centro del país y de todo el territorio nacional.

Es por ello que estamos aquí, en Ecatepec, porque aquí Ecatepec será uno de los municipios que tenga los beneficios, junto con el resto de los municipios de todo el país, del nuevo Programa PROSPERA.

Como aquí ya he referido o han referido quienes me han antecedido en la palabra, cuando asumí la Presidencia de la República me comprometí a mover a México.

A moverlo para llevarlo a mejores condiciones; a iniciar cambios de fondo para asegurar que México pudiera crecer a su máximo potencial.

Con esa visión, en los 21 meses de esta Administración, el Gobierno ha estado trabajando para mover a México, y lo dije en mi Informe, hacia la paz, hacia la tranquilidad de los mexicanos, hacia la inclusión y la calidad de la educación, hacia la prosperidad y al liderazgo global que como país queremos tener.

Y en esa ruta, hemos sumado esfuerzos con todas las fuerzas políticas del país, con Legisladores para concretar 11 grandes reformas transformadoras.

Seis de ellas tienen como objetivo lograr que la economía crezca más rápido que lo ha hecho en las últimas décadas.

Crecer económicamente es de especial importancia. Es, en sí misma, la fuerza y el pilar más importante para superar rezagos y para abatir la pobreza y el rezago social. Permite que se generen más y mejores empleos; ayuda a incrementar el salario y los ingresos de todos los mexicanos.

Éste es el resultado y es la consecuencia de que tengamos un mayor crecimiento económico.

En pocas palabras, el crecimiento económico es indispensable para combatir y superar la pobreza.

Sin embargo, sabemos que el crecimiento por sí solo no es suficiente ya que no siempre logra incorporar a la dinámica económica a las personas que viven en condiciones de mayor desventaja.

Para ello se requieren políticas sociales. Ese es el propósito de la política social de nueva generación, la que estamos construyendo para combatir la pobreza con eficacia y apoyar los grupos vulnerables.

Su implementación ha exigido cambios sustanciales con respecto a lo que antes se hacía.

Primer cambio. De ser un país que no aceptaba, que no aceptaba públicamente que había hambre, hoy, México está en movimiento con toda una Cruzada Nacional para erradicar el hambre.

Con este esfuerzo, y aquí lo comparto, hoy, tres millones de mexicanos en mil 12 municipios ya reciben atención alimentaria directa, de un universo de siete millones que teníamos, que estaban en condición de pobreza.

Segundo cambio. De ser un país que no otorgaba respaldo suficiente a las madres trabajadoras, que son el único sustento de su hogar, hoy, México está en movimiento, protegiendo a 4.7 millones de mujeres con un seguro de vida para jefas de familia.

Con este respaldo sus hijos podrán continuar sus estudios hasta la universidad en caso de que ellas llegaran a faltar. A la fecha, tres mil 500 menores en orfandad reciben este apoyo.

Tercer cambio. De ser un país que no otorgaba suficiente apoyo a todos sus adultos mayores, hoy, México está en movimiento, brindándoles una pensión a partir de los 65 años.

Esto ha hecho que el número de beneficiarios del programa que da este beneficio, se ampliara de 2.7 millones de adultos mayores a ser, hoy, 5.7 millones de adultos mayores que cuentan con una pensión.

Con estos cambios, el Gobierno de la República está transformando la política social para hacerla más eficaz y lograr mejores resultados.

Hoy nos reunimos en Ecatepec para iniciar un cambio de fondo.

El martes pasado, como ya referí en mi Segundo Informe de Gobierno, anuncié la transformación del anterior Programa Oportunidades en el Programa PROSPERA.

Si bien Oportunidades, y en justicia hay que decir, ha sido reconocido a nivel internacional a 17 años de operación, presenta evidentes limitaciones que deben ser, primero, admitidas, hay que admitir que no ha sido suficiente el programa; corregir lo que no ha permitido asegurar que los beneficiarios puedan tener mejores condiciones de vida, y por ello podemos superar en un mejor diseño esta condición.

Oportunidades, es cierto, ha logrado mejorar la educación, salud y nutrición de 6.1 millones de familias, que hoy son beneficiarias. Sin embargo, no ha conseguido su propósito final, que es asegurar menos pobreza.

Por esta razón, ordené rediseñar, mejorar y enriquecer el Programa Oportunidades, tomando en cuenta las recomendaciones de los expertos y académicos que lo han evaluado y estudiado durante todos estos años.

De esta manera, Oportunidades crece, evoluciona y se transforma en PROSPERA. Y a partir de hoy, con el decreto que crea la Coordinación Nacional de PROSPERA, Programa de Inclusión Social, será la principal estrategia para combatir la pobreza en México.

Con PROSPERA, todas las familias que están en Oportunidades, y quiero dejarlo muy claro ante todas y todos ustedes, seguirán recibiendo los apoyos que han tenido hasta el día de hoy. Pero ahora, además, contarán con nuevos beneficios, que es el sentido de este nuevo programa.

Cuáles son estos beneficios.

En materia educativa, los jóvenes de PROSPERA podrán beneficiarse con becas para estudios universitarios o técnicos superiores. Además, recibirán un estímulo especial de casi cinco mil pesos para inscribirse a la universidad.

Y aquí quiero hacer una importante reflexión.

Por qué es tan importante que los jóvenes estudien la universidad o tengan estudios de educación superior.

Porque las personas, y esto deriva que un estudio que INEE hizo público, porque las personas o jóvenes que estudian la educación superior reciben en promedio 80 por ciento más salario que aquellos sólo con educación media superior; es decir, en un trabajo ganan casi el doble cuando tienen estudios universitarios. Por eso, la importancia de asegurar que más jóvenes estudien la universidad.

En materia de salud. Las familias de PROSPERA tendrán facilidades adicionales para afiliarse al Seguro Popular o al Seguro Médico Siglo XXI, como lo vimos en el video.

Con PROSPERA, el paquete básico garantizado de salud crece al doble en cuanto a enfermedades a ser atendidas. De 13 servicios médicos básicos, a intervenciones, ahora, con un paquete de 27 servicios.

Con la ampliación de este paquete se tendrá un esquema completo de vacunación, que incluye la vacuna contra el virus del papiloma humano; además, se reforzarán las acciones para la planificación familiar y la prevención del embarazo en adolescentes.

En materia de nutrición. Con PROSPERA, las mujeres embarazadas o en lactancia, los niños de seis meses a cinco años, recibirán nuevos suplementos alimenticios.

Con esto aseguramos que nuestros niños reciban una adecuada alimentación, desde los primeros años de vida, que son los más importantes para su desarrollo.

Igualmente los beneficiarios de PROSPERA, ahora así podrán comprar, que no ocurría anteriormente, leche fortificada, Liconsa para que sus hijos crezcan más sanos y fuertes.

En su conjunto, estas importantes mejoras en educación, salud y nutrición, contribuirán a la formación de mayores capacidades para enfrentar la vida.

Pero con PROSPERA vamos más allá.

Ahora sus beneficiarios contarán con nuevas herramientas y apoyos adicionales para poder utilizar estas capacidades adquiridas en actividades productivas que les den un mayor ingreso.

En este sentido, PROSPERA tiene un nuevo componente, que es el de inclusión financiera.

A través de la Banca de Desarrollo.

Muchos me preguntan: Y qué es la Banca de Desarrollo.

La Banca del Estado mexicano, no la banca comercial.

La banca que es del Estado mexicano y que tiene varias instituciones que atienden a distintos sectores.

Ahora, a través de esta Banca, se facilitará el acceso a más de seis millones de mujeres beneficiarias a diversos servicios financieros.

Estos incluyen: Talleres para aprender a ahorrar y administrar mejor su dinero; prestamos con tasas preferenciales de menos de 10 por ciento anual en promedio; seguro de vida y una cuenta de ahorro que les generará rendimientos y en la que, incluso, podrán recibir remesas nacionales e internacionales.

Además los beneficiarios de PROSPERA serán respaldados en su inserción laboral.

Cuando sus jóvenes, nuestros jóvenes busquen un trabajo, tendrán prioridad en el Servicio Nacional de Empleo y en el Programa Bécate, que les brinda capacitación laboral.

Estos son parte de los grandes nuevos anuncios que tiene el Programa de PROSPERA.

Y un último beneficio adicional de especial relevancia, que es que los beneficiarios cuenten con apoyos para tener una fuente de ingresos que les permita salir de la pobreza a partir de su propio trabajo y esfuerzo.

Para ello, las familias de PROSPERA tendrán acceso prioritario a 15 programas productivos, como es el Fondo Nacional del Emprendedor, el ProAgro Productivo, y el Programa de Mejoramiento a la Productividad y a la Producción Indígena.

El objetivo es que quienes reciben un apoyo social, quienes son beneficiarios del Programa PROSPERA, no sólo se queden en eso; sino que, realmente, puedan insertarse en un empleo o actividad productiva que les permita alcanzar su autonomía e independencia económica.

Así PROSPERA construye un puente entre la política social y el dinamismo económico, que estamos impulsando a partir de las reformas que ya se han alcanzado, y que de esta manera nos mueve hacia un México más incluyente y próspero.

Estos son los dos grandes pilares en los que estamos descansando el desarrollo social y el combate efectivo a la pobreza de nuestro país:

Por un lado, como ya lo señalé, logrando un mayor dinamismo económico, generando crecimiento económico, que es fundamental para abatir los niveles de pobreza.

Y, por el otro, una nueva política social, de nueva generación, con nuevos apoyos y con nuevas herramientas para lograr esta transición, y asegurar que más mexicanos puedan, realmente, prosperar y hacer realidad, con éxito, sus sueños y sus anhelos.

Señoras y señores:

Desde su origen este programa que hoy evoluciona, que fue Progresa, que se llamó Oportunidades, contaron con un riguroso esquema de evaluación reconocido internacionalmente.

Con PROSPERA la evaluación permanente continuará y se reforzará. Por primera vez sus resultados serán medidos por un órgano con autonomía constitucional, que es el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, como lo ordena la reforma política que se alcanzó.

En el Gobierno de la República estaremos abiertos y atentos a sus evaluaciones y a sus recomendaciones, siempre dispuestos a cambiar todo aquello que se tenga que mejorar.

El objetivo, al final de cuentas, es uno sólo: que los mexicanos sean más libres para desarrollarse, prosperar y vivir a plenitud, sin las limitaciones que impone la pobreza.

Estoy seguro de que con PROSPERA, las familias mexicanas tendrán más y mejores oportunidades.

Gracias a Ecatepec por este recibimiento, y vamos a construir el México que todos queremos, a partir de estas nuevas políticas sociales.

Muchísimas gracias.