Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes.

Muy respetado señor Gobernador del Estado de Sinaloa, muchas gracias por su hospitalidad. Y agradezco, además, su mensaje de bienvenida, y la invariable disposición para trabajar juntos en favor de los sinaloenses.

Me da mucho saludar a Valentín Diez Morodo, Presidente del COMCE, a quien institucionalmente y personalmente le quiero hacer amplio reconocimiento por esos más de 20 años al frente de esta gran institución, que ha venido apoyando a distintas empresas, de distintos tamaños, para poder exportar sus productos y tener presencia en distintos mercados.

Mi mayor reconocimiento, Valentín, por este esfuerzo y por esta dedicación personal.

Señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Muy distinguidos dirigentes de organizaciones empresariales que están entre nosotros.

Me da mucho gusto saludar a las distintas autoridades del orden estatal, que nos acompañan.

A los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial.

Al General y Almirante, Comandantes de la Zona Militar y Naval de Sinaloa.

Al señor Presidente Municipal de Mazatlán, a quien le agradecemos también su hospitalidad.

Quiero saludar a todo el Cuerpo Diplomático, o Embajadores de distintos países hermanos, que amablemente están presentes en este acto.

A las y los Legisladores Federales de Sinaloa. Senadoras y Senadores de la República. Diputadas y Diputados Federales. Diputadas y Diputados locales.

Presidentes municipales.

Delegados Federales, que son nuestra representación en el Estado de Sinaloa.

Y a toda la representación del empresariado que hoy tiene reconocimiento por su contribución al desarrollo económico del país, pero, sobre todo, por haber logrado la presencia de México a través de los productos que ustedes realizan.

Particularmente, expreso mi más amplio reconocimiento a todas las empresas ganadoras de este premio, grandes, medianas, pequeñas, por su contribución al desarrollo económico nacional, pero, sobre todo, por su empeño y dedicación para que México tenga mayor presencia en más mercados en el orden global.

Muchísimas felicidades.

Señoras y señores:

México es una Nación abierta al mundo, capaz de competir y triunfar en los mercados internacionales más exigentes.

Contamos, como aquí ya se dijo, con 10 tratados de libre comercio en vigor, que nos dan acceso preferencial a más de mil 100 millones de consumidores potenciales, en 45 naciones.

Esta extensa red comercial permite que los exportadores mexicanos lleven sus productos y servicios a prácticamente todas las regiones del planeta.

Estas favorables condiciones de apertura que hoy son cotidianas, no lo eran, como ya lo escuchamos en voz del Secretario de Economía, hace apenas 30 años. Es más, actualmente pocas naciones tienen un compromiso con el Libre Comercio tan firme y decidido como lo tiene México.

Los procesos de apertura económica, primero, y de inserción a las cadenas globales de valor, después, fueron resultado de la conclusión de esfuerzos, de la sinergia entre políticas públicas innovadoras, y algo muy importante que ustedes representan: empresarios mexicanos visionarios.

Me refiero a mujeres y hombres dispuestos a conquistar nuevos mercados, que asumieron el reto de modernizar sus empresas, hacerlas más competitivas y decidirse a salir y conquistar el mundo.

Por ello, es un gusto estar aquí, con ustedes, para reconocer a las empresas exportadoras e instituciones educativas que contribuyen a posicionar a México en el exterior con productos y servicios de calidad global.

Las empresas que hoy han sido distinguidas demuestran la diversidad de productos mexicanos que se consumen en todo el mundo.

Aquí, lo mismo han sido premiados exportadores del sector primario, que llevan carne, mango, pepinos y tomates mexicanos al mundo, que empresas proveedoras de autopartes para la fabricación transnacional de vehículos.

A todos ustedes, nuevamente les expreso mi más amplio y mayor reconocimiento.

Con sus ventas al exterior, impulsan el crecimiento de la economía nacional y, con ello, abren oportunidades de ingreso y bienestar para miles de familias en nuestro país.

Nuevamente, muchísimas felicidades.

Gracias al talento y audacia de los mexicanos, las exportaciones van en ascenso.

Según datos de INEGI, en julio, nuestras exportaciones totales crecieron 4.5 por ciento a tasa anual, y las exportaciones no petroleras mostraron un incremento de 8.2 por ciento.

Estas cifras nos alientan a seguir impulsando al sector exportador, importante y fundamental motor de la economía, así lo hemos hecho desde el primer día de esta Administración, trabajando en tres grandes frentes.

Primero. El de las Reformas Transformadoras, cuyo propósito es elevar la productividad de los negocios y empresas del país.

El éxito de nuestros exportadores depende de su competitividad, de sus costos de financiamiento, producción y distribución.

Con la seis reformas económicas que hemos impulsado: la Laboral, la Hacendaria, la de Competencia Económica, la Financiera, la de Telecomunicaciones y la Energética, los exportadores, especialmente pequeños y medianos, podrán ofrecer productos y servicios de mayor calidad y a menores precios, volviéndose más competitivos en los mercados internacionales.

El segundo frente en favor de los exportadores es la ampliación de mercados y la facilitación comercial.

Estamos consolidando a México como un actor central del comercio global.

Al Norte con Canadá y Estados Unidos, hemos acordado adoptar mejores estándares para el comercio, priorizando un tema esencial para los exportadores, como es la facilitación del comercio a partir del desarrollo de infraestructura fronteriza y la simplificación aduanera.

El objetivo es que América del Norte se consolide como la región económica más competitiva del mundo.

Al Sur, firmamos un Tratado de Libre Comercio con Panamá, Nación que va a estar creciendo a tasas superiores del 6 por ciento anual, según los analistas.

En el marco de la Alianza del Pacífico con Chile, Colombia y Perú, acordamos desgravar 92 por ciento del universo arancelario de manera inmediata, lo que aumentará el flujo comercial entre estas cuatro naciones de América Latina.

Al Este, con Europa, región de importantes socios comerciales e inversionistas para México, ya se trabaja y se ha venido avanzando, en la modernización de los Tratados de Libre Comercio con la Unión Europea y con la Asociación Europea de Libre Comercio.

Asimismo, comenzamos negociaciones para suscribir Tratados similares con Jordania y Turquía, que juntos suman un mercado de más de 80 millones de consumidores.

Al Oeste, México impulsa la concreción del Acuerdo de Asociación Transpacífico, el TPP, para que más productos mexicanos lleguen a la dinámica región Asia-Pacífico.

Además, hemos intensificado nuestros acercamientos con China y Japón, a fin de lograr mayor presencia de productos y empresas mexicanas en esos países, lo cual ya está empezando a ocurrir.

Y tercer frente. Ampliar y mejorar la infraestructura que une a México con el mundo.

Con el Programa Nacional de Infraestructura, estamos consolidando a México como un centro logístico global de alto valor agregado, aprovechando nuestra posición geográfica privilegiada.

Durante esta Administración, como recientemente lo informé y hemos venido avanzando ya en la materialización de estos proyectos, se construyen 46 nuevas autopistas, con una longitud aproximada de tres mil kilómetros, para conectar más eficientemente al Sur con el Centro y Norte del país, y a las costas del Pacífico mexicano con el Atlántico.

Ejemplo de ellas, son la conclusión de la Autopista Mazatlán-Durango y la modernización integral de la Autopista Estación Don-Nogales que, además de ser principal eje carretero de Sonora, es una vía de gran beneficio para los exportadores de Sinaloa hacia los Estados Unidos.

En materia de infraestructura, los trenes de carga son, también, fundamentales para las empresas exportadoras. Prueba de ello, es que el año pasado el sistema ferroviario transportó 50.3 millones de toneladas de mercancía para el comercio internacional, con un valor cercano a los 83 mil millones de dólares.

Por ello, el Gobierno de la República desarrolla 24 proyectos ferroviarios y multimodales, que permitirán incrementar la velocidad del sistema ferroviario y disminuir los costos logísticos.

Permítanme de manera breve hacer enunciación de algunos de estos proyectos:

En el Norte, la conclusión del puente y libramiento ferroviario Matamoros-Brownsville, en Tamaulipas, que facilita el transporte de mercancías hacia Estados Unidos.

En la región Sur de México, la modernización de las vías Chiapas y Mayab en los Estados de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Veracruz y Yucatán, para fortalecer la conectividad de México con Centroamérica, así como de la región Sur-Sureste con las cadenas de suministro del resto del país.

Y para mejorar la conectividad entre el Océano Pacífico y el Golfo de México, se construyen proyectos de libramientos y acortamientos ferroviarios, como el de Aguascalientes-Guadalajara, que potenciará los flujos de mercancías entre el Puerto de Manzanillo y el Puerto de Altamira.

Precisamente, para aprovechar la ventaja de tener costas en dos océanos, el Programa Nacional de Infraestructura incluye proyectos que prácticamente duplicarán la capacidad de nuestros puertos.

De manejar 280 millones de toneladas al año, se ampliará su operación a 500 millones de toneladas.

Aquí, en Sinaloa, modernizaremos y ampliaremos el Puerto de Mazatlán, con una inversión pública de más de mil 300 millones de pesos que, junto con la carretera Mazatlán-Durango, consolidarán el corredor económico del norte de México.

E, igualmente, en el Golfo de México ya inició la construcción del nuevo puerto de Veracruz, la obra portuaria más importante de México en las últimas décadas, con una inversión público-privada de más de 27 mil 500 millones de pesos.

Para concluir, el mayor proyecto de infraestructura de la Administración, también beneficiará a los exportadores de México, y me refiero al recientemente anunciado nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que movilizará a millones de pasajeros y miles de millones de dólares en mercancías.

Así, el Gobierno de la República abre la puerta para que las exportaciones del país lleguen al mundo con mayor seguridad y velocidad, y a un menor costo.

Como lo he dicho en el momento de su presentación, el Aeropuerto de la Ciudad de México no sólo tiene un importante beneficio para esta Zona Metropolitana, la más grande del país, sino será el gran aeropuerto de México, que será punto de encuentro de las distintas regiones de México con la capital del país, y de ahí la puerta de México al mundo a través de este aeropuerto.

Señoras y señores:

Estamos trabajando con decisión para poner los cimientos de un México más fuerte, próspero y dinámico que triunfe a nivel mundial.

Literalmente, estamos construyendo una amplia plataforma logística para que los productos mexicanos lleguen más lejos.

El Gobierno de la República está haciendo su parte, y estoy seguro que los integrantes del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, y todos los exportadores del país, harán lo que les corresponde.

Celebro que en Congresos como el que hoy concluye, se compartan experiencias y mejores prácticas para que los productos y servicios mexicanos sigan teniendo éxito en los mercados internacionales del Siglo XXI.

Y, finalmente, y lo más importante, aquí ha concluido el mensaje y espero que todos disfruten de la comida que nos ha invitado el Gobernador del estado.

Muchísimas gracias.

Perdón si había dicho que era lo último, pero en la formalidad y atendiendo a la invitación que amablemente COMCE me ha hecho, como ha sido hasta ahora cada año, o es éste el segundo año para estar con ustedes.

Procedo a la declaratoria de clausura de este 21 Congreso de Comercio Exterior Mexicano.

Aquí, en Mazatlán, hoy 5 de septiembre de 2014, declaro clausurado el Vigésimo Primer Congreso de Comercio Exterior Mexicano, seguro de que sus trabajos contribuirán a que las exportaciones de México sigan conquistando nuevos mercados y generando mejores condiciones para la vida de los mexicanos.

Felicidades y deseo, a todos ustedes, el mayor de los éxitos.