-MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado Mario López Valdez, Gobernador del Estado de Sinaloa.

-GOBERNADOR MARIO LÓPEZ VALDEZ: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Don Valentín Diez Morodo, Presidente del COMCE.

Señores Secretarios del Gabinete Federal.

Señores representantes de los organismos empresariales.

Señor David López Gutiérrez, paisano

Excelentísimos señores Embajadores.

Distinguido Diputado Presidente del Poder Legislativo del estado, y Magistrado Presidente del Poder Judicial.

Estimados Senadores; Diputados Federales y Diputados locales; licenciado Carlos Felton, Presidente Municipal de Mazatlán, y Alcaldes de toda la entidad.

Distinguidos representantes de las Fuerzas Armadas.

Señores empresarios nacionales y extranjeros; estimados ex gobernadores.

Amigas y amigos:

En primer, lugar quiero expresar mi profunda satisfacción, por la oportunidad de recibir una vez más en Sinaloa a nuestro Presidente, el licenciado Enrique Peña Nieto.

Sea usted bienvenido a este bello puerto, señor Presidente.

Su presencia es motivo de orgullo, de esperanza y de confianza para nosotros, los sinaloenses.

Sabemos que cada una de sus visitas a esta tierra ha contribuido a revitalizar nuestra perspectiva de progreso, y a fortalecer un federalismo democrático y cooperativo.

Es un gran honor para los sinaloenses que nuestro amigo nos trajera este gran evento a la Perla del Pacífico, con el deseo sincero de que hayan disfrutado de la calidez y hospitalidad de nuestro pueblo.

Y que sus reflexiones sobre la evolución del comercio exterior mexicano ante un mercado global, se traduzcan en una renovación de los desafíos de un sector clave para el futuro de la economía de nuestro país.

Nos sentimos muy orgullosos de que hayan elegido al Puerto de Mazatlán para la realización de este 21 Congreso del COMCE.

Es, para nosotros, una nueva oportunidad de mostrar el verdadero rostro de Sinaloa; el de sus mujeres y hombres que trabajan cotidianamente para consolidar un proceso de transformación que se inscribe en la estrategia nacional para mover al país y consolidarlo como un actor con responsabilidad global.

Cómo.

Llevando al mundo lo mejor de México, y trayendo a México lo mejor del mundo.

En los mexicanos hoy, hay un anhelo de superación cuyo mejor símbolo son las Reformas Constitucionales y el nuevo entramado de leyes secundarias que dan viabilidad y certeza a los cambios en materia laboral, energética, económica, fiscal, financiera, y de telecomunicaciones, entre otras.

No son Reformas superficiales, ni buscan sólo maquillar la eficacia directiva del Gobierno. Son reformas que tocan núcleos sensibles y vitales para atender los desafíos que tenemos en materia de pobreza y desigualdad social.

Se ha logrado el ciclo reformista más importante en la historia del México contemporáneo, lo cual es un patrimonio de todos; de la sociedad, de las instituciones, del Gobierno, de los partidos. Pero ese legado se logró gracias a un líder que decidió asumir los costos de la acción por un sentido de Estado, por encima de intereses particulares o de grupo.

Gracias, señor Presidente, por darnos a los mexicanos la oportunidad de ponerlos en el umbral del desarrollo.

Una vez concretado este gran impulso reformista, las autoridades Federales, estatales y municipales, así como el empresariado, no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando ver sus resultados.

No es, ésta, una estación terminal, sino un nuevo punto de partida para concretar nuestras transformaciones y que los beneficios de esas reformas lleguen pronto a todos los mexicanos. Ese es el espíritu que hoy se respira en México.

Es, también, el ánimo que se advierte en este Congreso, donde los empresarios se reúnen para definir nuevas políticas y estrategias que consoliden el lugar de México en el mundo.

Contribuyen a afianzar su posición como un actor con responsabilidad global, y haciendo del comercio exterior una de nuestras formidables palancas de desarrollo.

Para todos, es motivo de orgullo que México sea la 14 economía del mundo, que ocupe el lugar 15 por el valor de sus exportaciones, y que sea uno de los principales receptores de los flujos de inversión extranjera directa.

Ya lo decía usted, señor Presidente, hace unos días: Una de las economías más abiertas del mundo, es la nuestra.

Es por eso que nuestro comercio exterior representa el 60 por ciento de nuestro Producto Interno Bruto y, con 45 tratados de Libre Comercio, tenemos acceso preferente a un mercado potencial de, nada más y nada menos, de mil millones de consumidores.

En ello radica nuestra fortaleza y capacidad para encarar con éxito los desafíos de futuro, y alcanzar nuestras expectativas de bienestar y progreso.

Los empresarios están llamados a aprovechar las oportunidades que ofrece una economía abierta, mejorando su productividad y competitividad, que son, precisamente, objetivos prioritarios de las reformas económicas.

Y a la política le corresponde consolidar el imperio de la legalidad, el Estado de Derecho, y ampliar nuestro régimen de libertades.

Señores empresarios:

Aquí estamos, haciendo equipo con nuestro Presidente, para mejorar y diversificar la estructura productiva de Sinaloa; para incrementar nuestra aportación al Producto Interno Bruto del país, y para conquistar y ampliar nuestra presencia en los mercados globales.

En esta perspectiva, estamos avanzando. Tenemos más de 30 empresas sinaloenses afiliadas al COMCE, y hoy, tenemos el orgullo de contar con cuatro convocadas a ser premiadas este día.

Nuestras exportaciones, el año pasado, alcanzaron un valor de mil 800 millones de dólares, que es una cifra histórica para el estado, lo que nos permitió tener un superávit mayor a 400 millones de dólares.

Sabemos que es necesario modificar la estructura de nuestro aparato productivo, ya que los principales productos de exportación de nuestra entidad proceden del sector primario.

En ese propósito, y gracias al apoyo de su Gobierno, señor Presidente, hemos impulsado proyectos estratégicos para garantizar un crecimiento sostenido, para atender viejos problemas estructurales que detienen nuestro desarrollo y, también, para integrar a las regiones más pobres del estado y, así, mejorar la capacidad de atracción de inversiones, y prepararnos para ir a la conquista de nuevos mercados.

Pero, también, para recibir nuevas inversiones, como la de más de mil millones de dólares para construir una planta de fertilizantes en el municipio de Ahome.

Esto no fuera posible, o sólo es posible gracias al gasoducto Norte-Noroeste, que permitirá disponer de energía a bajo costo para el desarrollo e impulso de la agroindustria e industria pesada.

También, a la reciente puesta en marcha de la súper carretera Mazatlán-Durango, a los ejes carreteros Topolobampo-Chihuahua y Badiraguato-Parral que, con el apoyo suyo, señor Presidente, sacaremos adelante, al igual que la Presa Santa María.

Así como la modernización de los Puertos de Mazatlán y Topolobampo, que serán la puerta de entrada del Corredor Económico del Norte, que une a ocho estados del país, y que se servirá para consolidar nuestra ubicación entre dos de los bloques económicos de mayor dinamismo y capacidad de consumo en el mundo, como lo son Asia y la parte Este de Estados Unidos.

Estos son, entre otros, los grandes proyectos estratégicos que hoy tenemos en marcha, y para los cuales contamos con el invaluable apoyo de su Gobierno, señor Presidente.

Todos estos cambios que están modificando de manera acelerada el rostro de Sinaloa, se verán consolidados en estos años con muchas más obras que están consideradas en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018.

Señor Presidente.

Señores empresarios.

Dirigentes.

Miembros del COMCE.

Señores Embajadores.

Secretarios.

Amigos todos:

He querido dar a ustedes una rápida visión de lo que hoy estamos haciendo en Sinaloa, en apoyo a la estrategia puesta en marcha por el Gobierno de la República para transformar a México.

Hoy, somos una entidad mucho más moderna y abierta y más preparada para competir.

En México hay liderazgo, hay rumbo, hay vocación, hay compromiso y talento para romper viejas inercias y trabajar en la construcción de un México próspero y en paz.

Somos un país que mira con confianza hacia el porvenir.

No podemos, ni queremos, ni debemos quedar anclados al pasado.

El futuro de México se construye hoy, y está en nuestras manos. No renunciemos al llamado histórico que nos hace nuestra Patria.

Recordemos que transformar y mover a México, es tarea de todos.

Muchas gracias por su atención.

-MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado Ildefonso Guajardo Villareal, Secretario de Economía.

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLAREAL: Con su permiso, señor Presidente, don Enrique Peña Nieto.

Saludo con afecto al licenciado Mario López Valdez, Gobernador del Estado de Sinaloa.

Y sin duda, a mi querido amigo Valentín Diez Morodo, Presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, y un gran aliado del comercio exterior mexicano desde que este país inició su apertura comercial, hace más de 20 años.

Saludo con afecto a mis amigos legisladores federales y locales que este día se encuentran con nosotros.

A mis compañeros del Gabinete que acompañamos el día de hoy al señor Presidente.

Y en nombre de Gerardo Gutiérrez Candiani, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial, saludo a todos los presidentes de organismos empresariales mexicanos que están con nosotros en el presídium.

Saludo al Presidente Municipal de Mazatlán, el ingeniero Carlos Eduardo Felton.

Y también, saludo a los organismos que, junto con COMCE, han integrado la Fundación Premio Nacional de Exportación. Entre ellos; la Confederación de Cámaras Industriales de México, CONCAMIN; el Consejo Nacional Agropecuario, CNA; y la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana.

Saludo, también, a los dirigentes empresariales aquí, presentes. A los miembros regionales de los COMCE´s en toda la República Mexicana, y a los funcionarios federales y estatales que nos acompañan este día.

La creación del Premio Nacional de Exportación, en abril de 1993, acompañó ese mismo año la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Ésta fue una señal clara de que México había decidido apostarle a la apertura y al libre comercio.

Y para ello, era necesario reconocer la capacidad y el talento del sector productivo mexicano, que se preparaba para enfrentar la competencia global.

En ese entonces, muchos empresarios mexicanos, algunos que saludé el día de hoy, y aquí están presentes, dudaban de la capacidad de nuestros sectores productivos de competir.

Hoy, a sólo 21 años de distancia, ustedes mismos han sido capaces de transformarse y transformar esas dudas en historias de éxito.

Las empresas mexicanas fueron capaces de enfrentar las nuevas condiciones de una economía abierta. Esto no sólo se demuestra con el crecimiento de sus exportaciones, sino también se demuestra con la internacionalización de sus empresas.

Esta realidad que se vio reflejada en diferentes sectores apoyó a que diferentes empresas, orgullosamente mexicanas, se convirtieran en líderes mundiales en sus sectores.

Basta ver cómo en materia de exportaciones, desde el 93 al 13, hemos podido multiplicar por siete las ventas que hacemos al mundo, hasta llegar el año pasado a 380 mil millones de dólares, una cifra récord en la historia del comercio exterior mexicano.

Este éxito permitió que el sector exportador se convirtiera en un motor de transformación económica. Así, pasamos de ser un país exportador de materias primas, fundamentalmente petróleo y minería, a convertirnos en una potencia mundial manufacturera.

En el 85, recordemos que el 60 por ciento de lo que exportábamos era petróleo, y sólo el 38 por ciento era manufactura.

Hoy, a 21 años de distancia, le hemos cambiado la historia a México en materia de comercio exterior: 83 por ciento de lo que exportamos es manufactura, y no sólo manufactura de ensamble, como ocurrió hace 30 años, cuando iniciamos el esfuerzo maquilador, sino manufactura de alta sofisticación.

En el G20 estamos clasificados como el país que, en proporción a su Producto Interno Bruto, es el tercero más sofisticado en producción de manufacturas.

El comercio exterior también nos ha ayudado a incrementar la capacidad de México para afrontar desajustes económicos internos y externos, como lo fueron la crisis del 94 y la del 2009.

En el 95, el PIB cayó seis por ciento. Un año después, fuimos capaces de volver a crecer en 6 por ciento. Pero dos terceras partes de ese crecimiento, fue gracias al sector exportador mexicano.

Más tarde, en la crisis del 2009, volvimos a caer menos 4.7 por ciento. Lo relevante, es que al año siguiente pudimos recuperarnos con un crecimiento del 5.1, cien por ciento gracias al sector exportador mexicano.

Ustedes, empresarios exportadores de México, que con una gran visión competitiva han sabido conquistar mercados, han contribuido a que el comercio exterior sea uno de los pilares fundamentales de la economía mexicana, contribuyendo con el 60 por ciento del Producto Interno Bruto Nacional.

Detrás de cada empresa exportadora hay una cadena productiva, socios y proveedores que constituyen las miles de historias de éxito asociadas a este sector, en donde, tan sólo en manufacturas, trabajan más de dos millones de mexicanos.

Aquí, en Sinaloa, hay algunas de esas historias de éxito asociadas al sector agropecuario, como la empresa Maz Industrial, aquí, en Mazatlán, que ganó el año pasado el Premio Nacional de Exportación; y Agrícola Chaparral, que lo ganó en el 2010.

Sinaloa es el líder nacional y, estoy casi seguro, mundial, de la industria del tomate. Una actividad que le da empleo a 350 mil mexicanos.

Señor Presidente:

Como usted sabe, en el comercio exterior no todo es miel sobre hojuelas. Y le tocó a usted, como Presidente Electo, recibir en nuestra visita a Washington a un grupo de tomateros nacionales, encabezados y liderados por empresarios del tomate de Sinaloa.

En ese entonces, usted se comprometió a revertir el problema y la situación que enfrentábamos, de que se volviera a iniciar la investigación de dumping en contra del tomate.

Nos instruyó a trabajar de la mano con los empresarios del tomate sinaloense, y logramos un acuerdo a cuatro meses de haber iniciado su Gobierno, y hoy, reconozco a los empresarios del tomate de Sinaloa por su estratégico trabajo en esa negociación.

Hoy, me es grato informarle, señor Presidente, que 12 meses después de haber concluido el acuerdo, las exportaciones mexicanos de tomate, se incrementaron en valor un 43 por ciento, y en volumen un cuatro por ciento. Eso, gracias al trabajo que conjuntamente hicimos Gobierno y empresarios.

Por todo ello, es justo reconocer a muchas empresas que han sabido conquistar los mercados internacionales y, con ello, han contribuido a ampliar y a diversificar, y a hacer más competitiva la oferta exportable mexicana.

Este año, entregamos el Premio Nacional de Exportación en once categorías; a once empresas y a una institución educativa.

Entre ellos, quiero destacar el caso de dos PyMES; una del sector moda, y otra del sector calzado, sectores que en los últimos años han recibido una gran presión debido al aumento de las importaciones de sus productos de manera desleal.

Su éxito exportador demuestra que en México existe el talento y la creatividad necesaria para competir y ganar mercados, apoyándose en la innovación y el diseño.

Ustedes son un gran ejemplo para todas las PyMES de México, pero especialmente para las PyMES de su sector.

Todos ustedes, las empresas exportadoras del país, se la han jugado, y se la están jugando con México.

Juntos, y gracias al trabajo, a la creatividad, y al talento para innovar que caracteriza este sector exportador, estoy seguro que seguiremos abriendo más mercados y expandiendo el prestigio de los productos mexicanos en el mundo.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, el licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, hará entrega del Premio Nacional de Exportación, en compañía del ciudadano Gobernador de Sinaloa, del Presidente Nacional del COMCE, de los Secretarios de Economía, Relaciones Exteriores y SAGARPA, así como de la Secretaria de Turismo.

(ENTREGA DE PREMIO)

-MODERADOR: Hace uso de la palabra el licenciado Valentín Diez Morodo, Presidente de la Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, Asociación Civil.

-LIC. VALENTIN DIEZ MORODO: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Licenciado Mario López Valdez, Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa.

Señores Secretarios que hoy nos acompañan, y que realmente me da mucho gusto que acompañen al señor Presidente: José Antonio Meade Kuribreña; maestra Claudia Ruiz Massieu; Enrique Martínez y, lógicamente, la cabeza de Economía; el licenciado Ildefonso Guajardo Villareal.

Distinguidos convencionistas.

Funcionarios públicos.

Cuerpo Diplomático acreditado. Particularmente, deseo mencionarlos y agradecerles la forma tan efectiva en que han respondido a esta invitación, y sus contribuciones durante todo este Congreso.

Señores dirigentes y empresarios.

Participantes.

COMCES Nacionales e internacionales.

Amigos todos:

Me es muy grato dirigirme a ustedes, con objeto de presentarles un resumen de las conclusiones del 21 Congreso de Comercio Exterior Mexicano, que tuvo como tema principal: La evolución del comercio exterior mexicano ante un mercado global.

En primer lugar, quiero hacer referencia al extraordinario apoyo que hemos recibido de parte de las diversas autoridades del estado de Sinaloa, para la celebración de nuestro 21 Congreso.

Y no puedo dejar de mencionar de una manera muy especial al licenciado Mario López Valdez, Gobernador Constitucional del estado; así como al ingeniero Carlos Eduardo Felton González, Presidente Municipal de Mazatlán.

En ambos casos, su participación activa, su ayuda y atenciones, así como la de todo su equipo de trabajo, han permitido el desarrollo de un extraordinario de nuestro evento.

Al respecto, quiero señalar que en esta ocasión, por estar en Mazatlán, un centro turístico de primer orden, tuvimos el privilegio de iniciar nuestro congreso con la participación de un representante de la Secretaría de Turismo, quien nos ilustró sobre esta actividad tan relevante de la economía mundial, de nuestro país, y de este bello puerto, de manera particular. Sin duda, una presentación de enorme utilidad para todos los congresistas. Qué bueno que hoy nos acompaña la Secretaria, nos da mucho gusto, y ya te pasaremos posteriormente el reporte.

Asimismo, pudimos conocer el detalle de los aspectos estratégicos para el desarrollo económico del estado de Sinaloa, en los que juega un papel muy importante la infraestructura, misma que convertirá a Mazatlán en un puerto vital para el comercio de Asia, con la Costa Este de los Estados Unidos.

También, tuvimos oportunidad de conocer sobre las reformas estructurales que se implementarán, haciendo, también, especial énfasis en disponer de gas para potenciar la industria del estado, con una planta de producción de fertilizantes nitrogenados: urea, metanol y melanina.

Así como un lugar prominente que tiene Sinaloa en la producción agrícola y pesquera, pues con sólo dos por ciento de la población del país, aporta el 30 por ciento de su producción, destacando, entre otros productos, el maíz, el garbanzo, tal como lo mencionó el señor Secretario; el tomate, de manera muy especial; camarón, atún y berenjena, sólo por mencionar unos cuantos.

También, tuvimos oportunidad de tratar otros temas de enorme importancia para todos los que realizamos actividades relacionadas con el comercio exterior, habiendo empezado por la forma en que nuestro Gobierno ha actualizado nuestras aduanas, para que la aduana mexicana sea realmente una aduana acorde con el siglo que vivimos, buscando convertirse en un facilitador más que en un controlador del comercio exterior mexicano.

Asimismo, se realizó el tema de competitividad, en el que no habíamos avanzado grandemente debido a los múltiples elementos que incidieron en la imposibilidad de aprobar las reformas estructurales, lo que naturalmente provocó que hayamos registrado bajas tasas de crecimiento en nuestra economía, pero que ahora vemos con enorme esperanza que se hayan aprobado.

Parte importante de nuestras sesiones estuvo orientada al análisis de los tratados de Libre Comercio que México ha firmado, haciendo especial referencia a los retos que presenta el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; el TLCAN, todo lo relacionado con el tratado comercial con la Unión Europea.

Actualmente, y con la responsabilidad como COMCE, de presidir el acuerdo concreto de la Alianza del Pacífico, y las negociaciones del acuerdo estratégico Transpacífico; la asociación económica mejor conocido como TPP, al igual que tratados de Libre Comercio que estamos negociando con Jordania y con Turquía.

También, pudimos conocer los apoyos que se han establecido para internacionalizar las empresas mexicanas, con especial referencia y gran interés en las PyMES.

Es sumamente importante un detallado análisis de la evolución y las perspectivas de la economía mexicana, teniendo en cuenta los numerosos cambios que ha propiciado, señor Presidente, su Administración, con la concurrencia de las diversas fuerzas políticas de nuestro país.

Como conferencista destacado de nuestro congreso, tuvimos la oportunidad de escuchar al Subsecretario de Comunicaciones y Transportes, quien nos presentó el Plan Estratégico para el Desarrollo de la Infraestructura en México; al Director General adjunto de la Organización Mundial de Comercio, el doctor David Shark, quien nos informó sobre percepción tan positiva que se tiene de México ante el nuevo entorno mundial.

Sin duda, un panorama muy completo de la situación que vive la economía mexicana, su comercio exterior, así como los elementos que son necesarios para lograr mayor dinamismo de nuestras exportaciones.

Conviene señalar que en el año 2013, México logró avanzar un escalón como país exportador, para ubicarse en el 15 lugar mundial.

En el mismo año, nos constituimos como la décimo cuarta economía más grande, y que en materia de inversión extranjera directa nos ubicamos en la 11 posición como destino de los capitales, al captar más de 38 mil millones de dólares en los flujos mundiales.

Sin embargo, estamos conscientes de que podemos mejorar nuestra posición en estos elementos, pues la fortaleza de las principales variables económicas de nuestro país, que incluyen una deuda externa controlable, bajas tasas de interés, un déficit público reducido, y reservas internacionales que han llegado a ser las más altas en la historia de México.

Todas ellas, en su conjunto, constituyen una base muy sólida para poder lograrlo.

Al respecto, deseamos mencionar que muchas empresas han desarrollado un enorme esfuerzo superando numerosos obstáculos, con el fin de cumplir el objetivo de trabajar y dedicar parte de su producción al mercado externo.

Por eso, señor Presidente, mucho le agradecemos que nos haya concedido el honor de hacer entrega a las empresas e instituciones ganadoras del Premio Nacional de Exportación en sus diversas categorías, mismo que fue establecido en 1995 como un reconocimiento a los logros alcanzados en materia de comercio exterior.

Señor Presidente:

Importante es señalar que desde el inicio de su Administración, usted ha introducido elementos muy importantes, para lograr los objetivos de generación de empleos y mayor prosperidad de nuestros ciudadanos.

Sin duda, el Pacto por México que usted promovió haciendo caso omiso de los costos políticos, fue determinante para sentar las bases que nos dieron la posibilidad de conciliar y avanzar en la concreción de las reformas estructurales que durante largo tiempo estuvimos deseando realizar.

Hoy, vemos con agrado que 11 reformas estructurales han sido aprobadas gracias a su esfuerzo y al de las diversas fuerzas políticas de nuestro país.

Hoy, también, vemos con enorme optimismo que estamos en el proceso de implementación de esas reformas para hacer cada día más competitivo a nuestro país, buscando crear un ambiente adecuado para la convivencia de todos los mexicanos y para la adecuada realización de los negocios, a fin de que las generaciones futuras vivan en mejores condiciones y con mayor certidumbre hacia el futuro.

Señor Presidente Enrique Peña Nieto:

Mucho agradecemos el esfuerzo realizado por su Administración, y por las diversas fuerzas políticas, para la construcción de un México mejor.

Y de manera muy especial, su presencia en esta Ceremonia de Clausura del 21 Congreso de Comercio Exterior Mexicano.

Amigos convencionistas:

Mucho agradecemos su entusiasta participación en nuestro Congreso.

Y hacemos votos porque las acciones del Gobierno Federal, de los gobiernos estatales y municipales, y las acciones de los Diputados y Senadores, que deben hacer a un lado sus preferencias partidistas a fin de que redunden en la creación de condiciones adecuadas para lograr un mayor desarrollo económico en la creación de empresas y empleos, y un mayor bienestar para todos los habitantes de nuestro país.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, el ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos hará entrega de la Presea a la institución educativa ganadora del 5 Maratón Nacional del Conocimiento en Comercio Exterior y Logística.

Institución ganadora: Plantel Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, Nuevo León.

(ENTREGA DE PRESEA)

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)