Muy buenos días a todas y a todos ustedes.

Excelentísimo señor Presidente de la República de Portugal, Aníbal Cavaco Silva.

Muy apreciados funcionarios del Gobierno de Portugal.

Señores funcionarios del Gobierno de México.

Y, sobre todo, quiero saludar gran con respeto y reconocimiento a esta gran participación de hombres de empresa, tanto de Portugal y de México, que acreditan realmente el gran interés que las empresas mexicanas tienen por ensanchar la relación y presencia aquí, en Portugal.

En esta importante Delegación de más de 40 hombres de empresa de nuestro país que se han reunido con sus pares de este país, bello y hospitalario de Portugal.

Señor Presidente:

En primer lugar quiero reiterarle mi gratitud a las muestras de hospitalidad, amables y generosas que han tenido para con nosotros, para la Delegación empresarial, para la Delegación Oficial y para con un servidor.

Nos sentimos plenamente atendidos con una gran calidez y con grandes muestras de afecto que, sin duda, se inscriben en esta histórica relación que nuestros países han tenido durante 150 años, pero que ahora, precisamente en el marco de esta Visita de Estado que realizamos a su país, queremos realmente darle un nuevo impulso y revitalizar la relación entre ambas naciones.

Queremos realmente que la relación entre los emprendedores y empresarios de nuestros países pueda generar empleo, pueda generar desarrollo económico y pueda lograr que ambos países tengan un crecimiento económico acelerado y sostenido en los próximos años.

Compartimos este propósito de crecer para generar condiciones de bienestar en nuestras naciones.

Y la mejor forma y única forma de hacerlo es, precisamente, acelerando las inversiones productivas, que generen empleo y que generen derrama económica en ambas naciones.

En esta visita, señor Presidente, me resulta muy grato constatar el trabajo que los organismos empresariales, COMCE por parte de México, que preside Valentín Diez, de quien hemos escuchado un reporte muy puntual de los trabajos que aquí han realizado, sin duda estoy convencido que en lo que se ha reportado y en el trabajo que estos organismos empresariales de promoción al comercio exterior han realizado, facilitará y permitirá abrir camino y oportunidades para que empresas mexicanas participen en este mercado de Portugal, como empresas portuguesas vean en México un destino confiable, un destino seguro y un destino al cual realmente dedicar sus inversiones para crecer, y teniendo éxito empresarial puedan contribuir al desarrollo económico, también, de nuestro país.

México, debo compartirles, es un país abierto al mundo. Es un intenso y permanente promotor de libre comercio. Tenemos Acuerdos de Libre Comercio celebrados, que nos dan acceso a 43 países y a un mercado consumidor de más de mil 200 millones de habitantes.

Tenemos una ubicación geográfica privilegiada que nos permite tener acceso al mercado consumidor más importante de América del Norte; que tenemos mares tanto en el Golfo hacia el Atlántico, como en el Pacífico; y que hoy estamos ensanchando nuestra relación con todos los países, particularmente con aquellos que tenemos identificación cultural.

Con Portugal, somos parte de este bloque de países de la región iberoamericana que, sin duda, nos acercan aún más en estos puntos de encuentro y de identificación; y que favorecen para que la relación entre ambas naciones sea más intensa y sea mayor.

En los últimos 10 años, el comercio entre las dos naciones ha duplicado el nivel de intercambio comercial; sin embargo, coincidimos, señor Presidente, que este nivel es todavía muy bajo con relación al gran potencial que hoy tenemos por delante.

Ambos países hemos emprendido reformas estructurales que, sin duda, permitirán que ambas naciones crezcan y tengan mayor desarrollo en los próximos años.

México precisamente ha tenido un impulso y ha logrado materializar reformas estructurales que ahora estamos en la etapa de implementación, las cuales permitirán que México pueda realmente tener una mayor apertura hacia el mundo, pueda crecer económicamente y detonar bienestar para nuestros habitantes.

Ese es el gran reto que tenemos por delante, pero al mismo tiempo la gran oportunidad que México abre al mundo para que inversiones y alianzas estratégicas en distintos sectores puedan concretarse con nuestro país.

Por eso estamos aquí, señor Presidente, para reafirmar esta voluntad política que hay del Gobierno de México, para acercarnos con Portugal y que este acercamiento de dos gobiernos, de dos pueblos, facilite el intercambio comercial y económico que se dé entre los emprendedores de nuestros países.

Sin duda, resulta grato constatar el interés que hay en México por Portugal, como el interés de empresarios portugueses por invertir y por asentarse en México.

Yo estoy convencido que los trabajos de este seminario, que congrega a este nutrido grupo de emprendedores de ambas naciones, sin duda, resulta muy alentador y un buen augurio de cómo estaremos ensanchando la relación entre Portugal y México.

Yo deseo que Portugal, a partir de los importantes ajustes que ha tenido que hacer para construir una plataforma que le asegure crecimiento sostenido hacia los próximos años y confiamos que desde este año, del 2014, se empiecen a ver crecimientos positivos para este país hermano.

También, por igual, en México, pueda tener el resultado a partir de los cambios estructurales que se han experimentado, igual, un mayor crecimiento sostenido en este común propósito que ambas naciones tenemos y ello acerque aún más a nuestros pueblos.

Señor Presidente:

Muchas gracias por distinguirnos con su presencia en este seminario empresarial, sin duda, también acredita y evidencia el interés que hay del Gobierno de Portugal para que nuestros hombres de empresa se acerquen y estén teniendo esta mayor relación y explorando oportunidades de negocio y de inversión en ambas naciones.

Le agradezco su presencia en este acto, agradezco la participación de los empresarios de Portugal, que resultan anfitriones de esta importante Delegación empresarial que visita su país desde México.

Y que espero las oportunidades que hubiesen explorado y que estarán explorando para generar inversiones recíprocas, acerquen más a Portugal y a México.

Y, señor Presidente:

Como ya lo decíamos el día de ayer, en este encuentro de dos países, de dos naciones, en esta reafirmación de amistad y de fraternidad entre Portugal y México, hoy también se habrá de evidenciar en un partido amistoso que se estará celebrando entre México y Portugal allá, en los Estados Unidos, preparatorio del Mundial de 2014.

Que les vaya muy bien a los dos equipos y muchas gracias, señor Presidente, por su hospitalidad.

Felicidades a todos.