Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Jóvenes deportistas de nuestro país que habrán de representarnos en estos Juegos Centroamericanos:

Me da mucho gusto recibirles en esta Residencia Oficial de Los Pinos, y tener el gran honor de abanderar a esta Delegación que, estoy seguro, pondrá muy en alto el nombre de México.

Quiero saludar a las autoridades aquí presentes.

Al Gobernador del Estado de Veracruz; estado sede de estos Juegos Centroamericanos.

Al Secretario de Educación Pública.

A los Presidentes de las Comisiones del Deporte, tanto en el Senado de la República, como en la Cámara de Diputados.

A las distintas autoridades deportivas que aquí nos acompañan.

A los entrenadores, a sus familiares.

Y muy especialmente a las y los deportistas integrantes de esta Delegación Mexicana.

Les saludo con gran afecto y con respeto.

Señoras y señores.

Señores representantes de los medios de comunicación:

El objetivo de todo atleta es obtener la victoria. Sin embargo, sólo los mejores pueden aspirar a ganar en nombre de toda una Nación.

Ustedes, jóvenes deportistas, se han ganado ese honor, al integrar la Delegación Mexicana que participará en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014.

Han valido la pena los entrenamientos, como lo decía Juan René hace un momento, los sacrificios personales y las duras pruebas que superaron para llegar hasta este punto.

Lo que sigue ahora, es poner en práctica los consejos de sus entrenadores y la experiencia que han adquirido durante su ardua preparación.

En pocas palabras: es tiempo de salir a ganar y poner en alto el nombre de nuestro país.

Deben llegar a Veracruz con mentalidad ganadora, porque todos ustedes, y de eso estoy convencido, están listos para triunfar.

En la cancha, en la alberca, en la pista y en cualquier prueba, los mexicanos queremos que, al concluir la competencia, ondee la Bandera tricolor y se escuche nuestro Himno Nacional.

Cada vez es más frecuente que las delegaciones mexicanas destaquen por su entrega, por su pasión y sus resultados.

Nuestros deportistas compiten seguros de sí mismos; sin complejos, ni temores, porque saben que el éxito está a su alcance.

Esta Delegación también refleja la diversidad del talento mexicano. Lo mismo hay jóvenes promesas, que mujeres y hombres de amplia experiencia en sus disciplinas.

Y, además, a partir del 14 de noviembre nuestra delegación nacional se verá reforzada por miles de aficionados mexicanos, que los estaremos apoyando directamente en cada una de las 26 sedes deportivas.

Como país anfitrión, los 22 Juegos Centroamericanos y del Caribe no sólo permitirán demostrar la grandeza de nuestros deportistas, sino también la hospitalidad y calidez que nos distinguen como mexicanos.

Estoy convencido de que los veracruzanos harán sentir como en casa a los cerca de cinco mil atletas que nos visitarán de 30 naciones hermanas.

El Puerto de Veracruz y los municipios de Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Tuxpan y Xalapa, están listos para recibirlos con los brazos abiertos.

Muy estimadas y estimados atletas:

México es un país de gente apasionada, talentosa, preparada para competir y triunfar en el mundo.

Ustedes, los integrantes de esta delegación, son un claro ejemplo de ello.

México tiene en sus jóvenes una gran fortaleza como Nación. Cada deportista, estudiante, artista o emprendedor es, sin duda, un agente de cambio, un agente de transformación.

Ustedes representan a una generación de mexicanos comprometida con un mejor futuro. Tienen los conocimientos, las capacidades y la determinación para contribuir activamente a la transformación y al progreso de nuestro país.

Especialmente ustedes, como deportistas, son ejemplo de la grandeza y el potencial que hay en cada mexicano.

Paola Longoria, quien será la abanderada de esta delegación nacional, es el rostro del triunfo y la confianza que distinguen a las nuevas generaciones del país.

Todos ustedes son mujeres y hombres que van hacia adelante, que se proponen elevadas metas y se esfuerzan al máximo para alcanzar todo aquello que se han propuesto.

Saben que el verdadero éxito no es cuestión de suerte, sino de dedicación, constancia, sacrificio y disciplina.

Al recibir la Bandera Nacional asumen, y quiero dejarlo claro ante ustedes, y creo que así lo están asumiendo, están asumiendo un elevado compromiso con México.

Quiero convocarles para que porten con orgullo y con dignidad los colores patrios. Compitan con inteligencia, pero lo más importante: con pasión y con todo el corazón.

Tengan siempre presente que cada victoria que obtengan será un triunfo para ustedes, un gran orgullo para sus familias y para todo México.

Muchas gracias, y les deseo el mayor de los éxitos.

-MODERADOR: Enseguida, el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos procederá a abanderar a la Escolta de la Delegación Mexicana que participará en los 22 Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Éste, sin duda, es un momento emblemático.

Es el momento en que el Presidente de la República, en nombre de toda la Nación, viene a confiar a sus manos, a su talento, a su capacidad, a su inteligencia y a su entrega en cada una de las disciplinas deportivas en las que ustedes habrán de participar, esta Bandera, los colores de nuestra Bandera, que habrán de portar con orgullo y con gran dignidad, y que les deseo el mayor de los éxitos.

Esta escolta, su abanderada, habrán de recibirla en nombre de toda la delegación y, estoy seguro, que con entrega, con pasión y corazón habrán de poner muy en alto el nombre de México.

Por eso, integrantes de la delegación mexicana que participará en los 22 Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014, en nombre de México encomiendo a su patriotismo esta Bandera, que simboliza su independencia, su honor, sus instituciones e integridad, protestan honrarla y defenderla con lealtad y constancia.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Al concederles el honor de portarla en sus manos, la Patria confía en que como buenos y leales mexicanos sabrán cumplir su protesta.

Muchas felicidades.

Que tengan, de verdad, mucho éxito.