El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó hoy en la Reserva de la Biósfera “El Pinacate”, en el Gran Desierto de Altar, la conmemoración en México del Día Internacional de la Madre Tierra, donde resaltó la responsabilidad que esta generación tiene en la contribución para cuidar el planeta y “procurar mejores condiciones, tomar acciones y medidas que permitan que ésta y futuras generaciones tengan espacios óptimos de vida digna”.

Señaló que este día es ocasión también para “generar conciencia social sobre el deber que todo mexicano tiene para aportar su granito de arena en el cuidado de nuestro medio ambiente, la tierra y el país en que vivimos”.

Exhortó a la sociedad a hacer su contribución para que México y el mundo entero sean “una mejor casa para las futuras generaciones”.

El Presidente Peña Nieto reafirmó el compromiso del Gobierno de la República con la preservación y el cuidado del medio ambiente, tarea a la que invitó “a los gobiernos estatales y municipales a hacer la parte que nos corresponde”.

Destacó que, entre otras acciones, el Gobierno de la República ha trabajado para evitar la sobreexplotación de los mantos acuíferos; se ha creado una Comisión Intersecretarial para tomar medidas oportunas en la prevención de sequías e inundaciones, y dar atención a la población que eventualmente esté en riesgo o sea víctima de algún evento de la naturaleza. Añadió que también se han tomado acciones para cuidar las zonas forestales del país.

En el evento, el Primer Mandatario inauguró de manera simbólica seis centros regionales de Manejo de Fuegos; entregó llaves de cinco patrullas para el combate de incendios, de un total de 70, y cinco Constancias de Pago del Programa de Restauración Integral y Reforestación, al que se destinan este año más de 700 millones de pesos.

Expresó su reconocimiento “a la labor callada que realizan más de 15 mil brigadistas que arriesgan su vida para combatir los incendios forestales”, e hizo un llamado a toda la sociedad para tomar conciencia de que estos incendios se pueden evitar. “Noventa y siete por ciento de ellos son ocasionados por el hombre; no ocurren de manera fortuita”, precisó.

El Titular del Ejecutivo Federal reafirmó también el compromiso del Gobierno de la República para seguir trabajando y destinando mayores recursos y más inversión pública al estado de Sonora, así como construir con el Gobierno del Estado “una relación de mayor coordinación, de atención conjunta a distintos problemas, y que podamos, en esta unidad de esfuerzos, lograr en este tiempo de responsabilidad que el estado de Sonora tenga mejores condiciones”.

Informó que el Gobierno de la República “estará destinando del orden de 20 mil millones de pesos en varias obras y acciones que desde ahora y en los próximos años durante esta gestión se estarán realizando aquí en Sonora”.

LA PRIORIDAD ES COMBATIR LA POBREZA EXPLOTANDO Y APROVECHANDO RACIONALMENTE LAS ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS: GUERRA ABUD

El Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud, afirmó que México ha asumido el compromiso ante la Organización de las Naciones Unidas para que en el 2020, el 17 por ciento de la superficie terrestre y el 10 por ciento de las aguas territoriales del país, sean áreas naturales protegidas.

Tras explicar que hoy en México se tiene apenas el 10 por ciento de la superficie y el dos por ciento de las aguas en esta condición, informó que la presente Administración asumió el compromiso de alcanzar esta meta con una mística muy particular, “que en esta ocasión las áreas naturales protegidas van a servir no solamente para cuidar el medio ambiente, sino también para propiciar y fomentar actividades productivas”.

Dijo que la prioridad para el Gobierno de la República es combatir la pobreza explotando y aprovechando racionalmente las áreas naturales protegidas, lo que “sin duda, nos va a ayudar a mejorar la condición de vida de la población”.

Recordó que fue el 26 de junio del año pasado cuando se expidió por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el registro a “El Pinacate” y Gran Desierto de Altar como Patrimonio de la Humanidad, una región que cuenta con poco más de 400 cráteres y con más de mil especies tanto de flora y de fauna, muchas de ellas endémicas de la región.

Guerra Abud informó que con los seis centros regionales para el manejo del fuego que hoy inician operaciones, suman ya 32 oficinas estatales existentes. Precisó que este año se afectaron por incendios poco más de 30 mil hectáreas, contra 150 mil hectáreas que se habían afectado en esta misma fecha el año pasado.

Aseguró que, sin duda, El Pinacate “es el prototipo de una Reserva que debe ser cuidada y que tiene que ser guardada no solamente para los mexicanos de esta generación, sino para toda la humanidad en el futuro. Es una riqueza que los mexicanos tenemos que cuidar”.

LA RESERVA DE LA BIÓSFERA EL PINACATE Y EL GRAN DESIERTO DE ALTAR, NUNCA MÁS SERÁN ZONA DE OLVIDO: MANLIO FABIO BELTRONES

Por su parte, el Diputado Manlio Fabio Beltrones Rivera señaló que el reconocimiento a la Reserva de la Biósfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar, como Patrimonio de la Humanidad, se debe al esfuerzo de todos los sonorenses y al acompañamiento del Gobierno de la República.

Destacó la importancia de reconocer y conservar las riquezas naturales de México, ya que con el estatus de Patrimonio de la Humanidad, esta zona “nunca más vendrá a ser una zona de olvido”.

LA RESERVA DE LA BIÓSFERA EL PINACATE Y GRAN DESIERTO DE ALTAR ALBERGA EL GRAN ORGULLO DE SER MEXICANO: GUILLERMO PADRÉS

El Gobernador del estado de Sonora, Guillermo Padrés Elías, expresó que las 250 mil hectáreas en “El Pinacate” y alrededor de 500 mil hectáreas en el Gran Desierto de Altar, “albergan tradición, historia y el gran orgullo de ser sonorense y de ser mexicano”.

Dijo que tanto para los sonorenses como para la etnia Tohono O'odham, que habita estas tierras, es un centro sagrado y religioso, “es el centro del universo para todos”.

En el evento, el Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano de México, Jorge Carlos Ramírez Marín, informó al Presidente Peña Nieto que con la entrega de 149 mil 549 hectáreas que se entregaron en el evento, “en los primeros dos años de su Administración usted habrá entregado como áreas naturales protegidas un millón y medio de hectáreas, lo cual nos acerca mucho a la meta planteada por el Gobierno”.