Permítanme, sólo por un momento, hacer referencia a información que el día de hoy se ha hecho pública, antes de abordar el tema que hoy nos convoca.

La Comunidad Iberoamericana ha sido muy solidaria con México ante los hechos ocurridos recientemente, de los que el mundo ha conocido, ante la muy lamentable desaparición de jóvenes estudiantes en nuestro país, en la región del Estado de Guerrero, en Iguala.

Todos y todas, ustedes han estado más que al tanto de estos hechos, y hoy, la Procuraduría General de la República, quien es la responsable de la investigación de este caso, ha confirmado que lamentablemente una de los piezas que fueron encontradas en el lugar en el que se presume fueron ultimadas personas o un grupo de personas, fue identificada plenamente perteneciente a uno de los jóvenes estudiantes, Alexander Mora Venancio.

Por eso, permítanme en este espacio y desde aquí, expresar mi más sentido pésame y acompañar, como lo hemos venido haciendo como autoridad, a todas las familias que pasan por este momento de dolor; particularmente a los padres de Alexander Mora, a quien expresamos solidaridad, nuestro más sentido pésame y el acompañamiento que la autoridad tendrá para con quienes son víctimas de esta lamentable tragedia.

Dicho esto y agradezco aquí, nuevamente las muestras varias de solidaridad para con México, precisamente de la Comunidad Iberoamericana, que nos ha acompañado en este momento, en esta etapa, en la que México ha estado inmerso en los últimos meses.