-MODERADOR: Hace uso de la palabra el licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador del Estado de Nuevo León.

-GOBERNADOR RODRIGO MEDINA DE LA CRUZ: Muchas gracias y muy buenas tardes a todos.

Señor Presidente de la República:

Sea usted bienvenido nuevamente al Estado de Nuevo León.

Saludo a todos los asistentes a este gran evento histórico para nuestro estado.

A los Secretarios de Estado, que le acompañan en su Comitiva; al señor Presidente del Tribunal Superior de Justicia; a los Legisladores Federales y locales; a los directivos del deporte; al señor exgobernador; al señor Gobernador electo del Estado de Nuevo León; señora Alcaldesa del Municipio de Monterrey; señor Alcalde del Municipio de Guadalupe.

A todos ustedes:

Sean bienvenidos.

Señor Presidente:

Sea bienvenido una vez más a Nuevo León. Lo recibimos con buenas noticias, como es, sin duda, la inauguración de esta obra monumental pero, sobre todo, lo recibimos agradecidos del apoyo que le ha brindado a nuestro estado.

Reconocemos en su Gobierno la fortaleza y la serenidad que se requieren para conducir a nuestro país hacia un mejor destino, en tiempos particularmente complejos.

Nos ha demostrado, usted y su Gobierno, capacidad política, visión de Estado al haber logrado lo que muchos no habían imaginado posible hace apenas algunos años, con la promulgación y puesta en marcha de las reformas estructurales.

Ha sido paciente, tolerante, pero jamás distrae la marcha de un Gobierno eficaz, que sabe hacia dónde tiene que transitar y que construye los caminos para lograrlo.

Reconocemos, también, señor Presidente, que ha habido avances notables en muchos de los frentes de su Gobierno, pero también que, como hombre de Estado, está dispuesto a hacer a un lado los beneficios políticos inmediatos y asumir el desgaste de la implementación de cambios profundos y necesarios, con tal de legarnos a los mexicanos las bases para tener mejores condiciones a mediano y largo plazos.

Esa determinación, señor Presidente, requiere mucho valor, generosidad y un profundo amor por México, que muchos no olvidaremos.

Sea bienvenido a Nuevo León, señor Presidente.

Hemos llegado al inicio de una nueva era en el deporte local.

Después de años de diseño, de planeación y de ejecución, llegamos a este momento histórico en el que inauguramos oficialmente lo que desde hoy es ya un ícono de la configuración urbana de nuestro estado: el nuevo Estadio de Futbol de los Rayados de Monterrey.

Me atrevo a decir, a nombre de todos los que de alguna forma colaboramos en este proyecto, que nos sentimos agradecidos y orgullosos.

Nos sentimos agradecidos y orgullosos de haber sido parte de los eslabones que unieron una gran cadena de esfuerzos para lograr edificar este monumento al deporte, que representa también en buena medida la magnitud, el tamaño y la fortaleza de nuestra gente.

Siempre le he compartido a los nuevoleoneses que cuando sociedad y Gobierno nos unimos en un propósito común, cosas extraordinarias suceden.

Lo hemos hecho para superar la inseguridad o para reconstruir nuestra ciudad después de la devastación provocada por fenómenos naturales, entre muchos otros casos a lo largo de nuestra historia.

Hoy, aquí, al pie del Cerro de la Silla, lo hemos vuelto a hacer.

Con la suma del esfuerzo del gobierno del estado, al aportar los terrenos en donde hoy nos encontramos y, por supuesto, la idea, la gran inversión, la planeación y ejecución de esta obra por parte de FEMSA, se construyó algo extraordinario.

Me atrevo a decir que en buena medida el tamaño de este esfuerzo es el tamaño de lo que representa la gente de Nuevo León y, lo que juntos hemos logrado a lo largo de nuestra historia.

Somos un pueblo forjado en el trabajo de mujeres y hombres comprometidos con el progreso y con la productividad.

Juntos, hemos construido el estado con los mejores indicadores económicos, de seguridad y de desarrollo social del país.

Ahora, arriba a la escena un legado más de los nuevoleoneses para el mundo con esta magna obra, este maravilloso estadio, que no deja de sorprendernos cada vez que lo vemos o que nos encontramos en él.

Este lugar en el que se vivirán momentos de alegría, de diversión, de grandes retos, de euforia, de pasión y, estoy seguro, muchos momentos de gloria.

Aquí se construirán historias entre familias y amigos que serán recordadas por generaciones.

Se ha hecho teniendo como inspiración lo más valioso que tendrá este estadio, que son los seguidores rayados.

Hoy confirmo lo que le comentaba a Carlos Salazar y a Pepe González Ornelas en relación al reto que significó ejecutar esta obra en una de estas visitas de supervisión, valió la pena.

Valió la pena haber logrado este diseño y pasar por las complejidades de ejecutar el ensamble de una estructura retadora en su forma, y exacta en cada una de sus partes, pero, al final, imponente y única.

Valió la pena no conformarse con la construcción de un estadio ordinario, normal como los que muchos conocemos, sino al contrario, haber logrado una obra de arte arquitectónica desde ahora está inscrita en el patrimonio de los mexicanos, y que es ya orgullo nacional.

Pero, sobre todo, valió la pena porque significa el tamaño del cariño y del agradecimiento del equipo de los Rayados de Monterrey a sus fieles aficionados y seguidores.

Aquí hago una pausa para reconocer a FEMSA, particularmente al ingeniero José Antonio Fernández, a su apreciable familia y a su equipo de trabajo.

Ustedes hicieron una inversión mayúscula para todos nosotros, pensando en su casa, pensando en su equipo, pensando en su afición, pero, sobre todo, pensando en el orgullo que este enorme esfuerzo representa ahora para Nuevo León y para México.

También agradezco a Carlos Salazar, a Pepe González Ornelas, a Tonatiuh Mejía, a todo el equipo de trabajo con quienes nos tocó compartir este gran esfuerzo y la construcción de esta obra.

Por todo lo que ha representado el camino recorrido para llegar a este momento, a todo FEMSA, a todo el equipo de Los Rayados, les expreso mi respeto y mi reconocimiento.

Asimismo, es justo reconocer a personas, empresas e instituciones que también hicieron esto posible, al Gobierno de la República por su acompañamiento y facilidades otorgadas a través de sus dependencias Federales.

A los gobiernos del Municipio de Guadalupe, particularmente, a las administraciones de Cristina Díaz, Ivonne Álvarez y César Garza, que pusieron todo de su parte para facilitar y encauzar el proyecto, además de llevar a cabo obras complementarias junto con el gobierno del estado.

A los Diputados del Congreso de la antepasada y la pasada Legislatura, que aprobaron la propuesta del gobierno del estado para la desafectación de este inmueble, sin la cual hubiera sido imposible haber aportado el terreno.

A los integrantes de mi equipo de trabajo que, me consta, trabajaron dura y de manera muy comprometida con el proyecto; a las empresas constructoras, contratistas, proveedores y trabajadores, que una vez más nos demostraron de lo que son capaces al construir obras de esta magnitud para México y el mundo.

Al equipo de los Rayados de Monterrey, y de manera reiterada, a sus seguidores y aficionados, porque es para y por cada uno de ellos que se ha logrado este propósito.

Finalmente, señor Presidente, señoras y señores, les reitero mi compromiso de seguir aportando mi máximo esfuerzo para que este gran Estado de Nuevo León siga por la senda del progreso y la generación de oportunidades para todos.

Muchas gracias.

-MODERADORA: A continuación se proyectará el video: La Nueva Casa Rayada.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADORA: Invitamos respetuosamente al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos a develar la placa inaugural de Estadio del Club de Futbol Monterrey, en compañía por supuesto de nuestras autoridades: de nuestro gobernador del Estado de Nuevo León, del Presidente Ejecutivo del Consejo de Administración de FEMSA, del Secretario de Economía, del Secretario del Trabajo y Previsión Social, y por supuesto del Presidente Municipal de Guadalupe Nuevo León.

(DEVELACIÓN DE PLACA INAUGURAL)

-MODERADORA: En este momento, hace uso de la palabra el ingeniero José Antonio Fernández Carbajal, Presidente Ejecutivo del Consejo de Administración de FEMSA.

-ING. JOSÉ ANTONIO FERNÁNDEZ CARBAJAL: Señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Señor licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León.

Señor ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, Gobernador electo del Estado de Nuevo León.

Distinguidos integrantes del presídium.

Señoras y señores:

Bienvenidos al gran Parque Río La Silla y al Estadio del Club de Futbol Monterrey.

Bienvenidos a la nueva casa de los Rayados, la nueva casa de todos.

En FEMSA tenemos el compromiso de generar valor económico, social y ambiental en las comunidades donde trabajamos y este compromiso es aún mayor en la tierra que nos vio nacer en 1890, hace ya 125 años.

Como muestra de agradecimiento y reconociendo a la ciudad y a la mejor afición de México, nos propusimos impulsar la construcción de un estadio que estuviera a la altura de los mejores del mundo.

Recibimos con gratitud la confianza del gobierno del estado, del Municipio y, de toda la comunidad en general para encabezar un proyecto integral que ha sido promovido por los propios ciudadanos.

Hoy, todos juntos, podemos decir que estamos cumpliendo con este compromiso.

Esta obra no hubiera sido posible sin la intensa participación de distintos actores.

Quisiera reconocer, como ya lo hizo el señor Gobernador, en primer lugar, el excelente trabajo en equipo que hemos realizado junto con las autoridades a nivel estatal, municipal y Federal.

De manera particular, quiero resaltar el apoyo del Gobierno del estado y de sus titulares desde 2008, cuando comenzamos a soñar e imaginarnos este gran proyecto, y a identificar desafíos y oportunidades.

Trabajando juntos logramos diseñar un sueño y alcanzar un objetivo común. Hoy lo tenemos aquí atrás; lo tienen ustedes enfrente.

Este ambicioso proyecto se compone de dos partes complementarias, por un lado, el del Gran Parque Río La Silla, que consiste en la restauración y recuperación de un espacio natural de gran importancia para Monterrey, y por el que fluye el único río vivo de la ciudad.

FEMSA y el Club de Futbol Monterrey adquirimos el compromiso, y esto fue lo más importante y lo que más llena de orgullo a nosotros, el de rehabilitar este Parque público respetando, plenamente, el entorno natural y su estructura original.

La primera etapa de este parque fue entregada a la comunidad en diciembre del 2013 y desde entonces miles de familias disfrutan este bello parque todos los días sin costo alguno.

A su conclusión, el gran Parque Río La Silla será un espacio ecológico de más de 130 hectáreas de superficie, a lo largo de 13 kilómetros que además unirá a cinco parques públicos del Municipio de Guadalupe: el Parque de La Silla, La Pastora, Tolteca, el Parque Pipo y el Parque Ciudad Despierta.

Quienes trabajamos en FEMSA nos sentimos muy orgullosos de haber concretado un proyecto armónico y de convivencia social para la zona metropolitana de Monterrey.

Se han respetado las áreas habitacionales, se ha mejorado la infraestructura urbana en los alrededores y se ha fortalecido la seguridad ciudadana y, sobre todo, se ha preservado el cuidado del medio ambiente.

Por otro lado, el Estadio del Club de Futbol Monterrey es un espacio de convivencia familiar que impulsa el deporte y la recreación en áreas verdes y que además tiene un diseño arquitectónico de vanguardia, como ustedes lo pueden ver.

El espectáculo en la cancha podrá ser disfrutado y visto, perfectamente, desde cada una de sus 51 mil localidades.

Cuenta con la más alta tecnología y con instalaciones muy cómodas, accesibles para todas las personas, incluyendo a aquellas con discapacidad en beneficio de todos: aficionados, periodistas y, desde luego, de los jugadores, árbitros y cuerpo técnico.

Comprometidos con la sostenibilidad, estamos por conseguir la Certificación LEED para el estadio, al haber sido éste construido con los más modernos estándares en materia sustentable, tanto en protección del medio ambiente, como en ahorro de energía.

Hemos utilizado materiales y luminarias ecológicas; toda el agua residual es tratada y más de la tercera parte del predio es de área verde.

La inversión privada de todo este proyecto integral asciende a más de tres mil millones de pesos, adicionalmente el Club de Futbol Monterrey tiene el compromiso de mantener las instalaciones del parque durante los próximos 60 años.

Esta inversión ya generó más de cinco mil empleos directos en la fase de construcción y generará otros mil 500 para la operación.

Estamos muy reconocidos por el trabajo de las miles de personas que participaron en la construcción, desde los arquitectos hasta cada uno de los trabajadores.

También, estamos muy agradecidos con las empresas de Nuevo León y de México, y de otras partes del mundo que aportaron su esfuerzo y dedicación.

Desde luego nuestra gratitud a los socios y a todos los patrocinadores de Rayados, especialmente a nuestros amigos de Cuauhtémoc Moctezuma Heineken y de BBVA Bancomer, así como a las autoridades de la Federación Mexicana de Futbol y de manera especial agradecemos profundamente el respaldo y el apoyo de los nuevoleoneses y de nuestros vecinos guadalupenses.

Hoy queda demostrado que si todos trabajamos juntos podemos hacer mucho bien a la sociedad.

A nuestra empresa le tocó el privilegio de actuar como detonador, pero ha sido la sociedad la que ha emprendido este proyecto.

Nos han dado su confianza para impulsarlo, pero es la gente, los aficionados de rayados, quienes finalmente compraron sus boletos para los próximos 15 años, los que lo han financiado.

Mi conclusión, señor Presidente, es que este parque y este estadio, son ejemplos de éxito que debemos valorar en su justa dimensión.

Nos demuestran que generando confianza y unión en la comunidad, se puede lograr todo lo que nos propongamos y todos ganamos como sociedad.

Nos sentimos muy honrados con la presencia de todos ustedes y en particular con la suya, señor Presidente, y ante usted reiteramos nuestro compromiso de trascender y de seguir transformando positivamente nuestras comunidades.

Hacemos votos porque el Gran Parque Río La Silla y el Estadio del Club de Futbol Monterrey, sean un valioso legado que los ciudadanos, todos los ciudadanos de Nuevo León, dejamos para las siguientes generaciones.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)