Con fundamento en lo dispuesto en el artículo 72, fracción B, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, me permito devolver por su digno conducto, a ese Honrable Congreso de la Unión, el DECRETO POR EL QUE SE EXPIDE LA LEY GENERAL DEL SISTEMA NACIONAL ANTICORRUPCIÓN, LA LEY GENERAL DE RESPONSABILIDADES ADMINISTRATIVAS Y LA LEY ORGÁNICA DEL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA ADMINISTRATIVA.