Por Enrique Peña Nieto

Ha sido un gusto recibir, hoy, en Palacio Nacional a un importante luchador social; a un promotor de la democracia y de la paz; a un gran amigo de México, el Presidente de El Salvador.

El Salvador y México son naciones con un intenso diálogo político, económico y de cooperación bilateral; y este día comenzamos a construir una nueva alianza estratégica.

"Agradezco la voluntad manifiesta del gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén para relanzar nuestra relación bilateral. Ése es también nuestro más firme deseo. Los documentos signados este día son el mejor ejemplo de esta voluntad compartida."

Acordamos fortalecer los intercambios bilaterales en materia de comercio e inversión en beneficio de ambas sociedades, y además, hemos ampliado nuestro marco jurídico bilateral en temas de desarrollo social, cooperación y de seguridad.

Reitero al Presidente Salvador Sánchez Cerén, mi amplio reconocimiento por su liderazgo y mis mejores deseos para su administración. Será un gusto recibirlo nuevamente en diciembre, durante la Cumbre Iberoamericana, en Veracruz.