Por Enrique Peña Nieto

Hoy tuve el enorme gusto de estar nuevamente en Guachochi, que significa lugar de garzas, en el estado de Chihuahua. Aquí, en abril de 2012, casi iniciando mi campaña, hice un compromiso nacional: erradicar la pobreza alimentaria del país que sufrían 7 millones de mexicanos.

A poco más de un año de arrancar la Cruzada Nacional Sin Hambre, más de 3 millones de personas ya comen mejor y existen avances concretos en los 400 municipios prioritarios que fueron seleccionados en la primera etapa.

Además, este año, la Cruzada dispone de 346 mil 364 millones de pesos, en 70 programas de beneficio social. Y para generar conciencia sobre el problema del hambre en México y dar a conocer los avances en su lucha, junio será el Mes de esta gran Cruzada.

Sin embargo, tenemos que ir más allá: en 2014, la meta es subir de 3 a 5.5 millones de personas beneficiadas por la Cruzada, prácticamente el 80% de la población objetivo. Así, desde Guachochi, el Gobierno de la República refrendó su compromiso de mantener un combate frontal, contra el hambre y la pobreza en México.