Fuente: SEP

Los requisitos de revalidación de estudios a niños y jóvenes migrantes se modificaron a fin de que sus documentos de identidad y académicos no requieran apostille, con el fin de facilitarles el acceso al Sistema Educativo Nacional.

Con ello, niños y jóvenes podrán ingresar a los niveles Básico y Medio Superior sin que se requiera el apostille.

Uno de los principales problemas que encuentran los migrantes al intentar acceder a los servicios escolares, es resultado de la falta de documentación y, en su caso, el requisito de apostille de la misma; lo anterior, debido al desconocimiento de la normatividad antes de su ingreso al país, o por cuestiones de expatriación.

Además también se eliminó el requisito de que los documentos debían ser acompañados de una traducción por perito, dada la inaccesibilidad que dicho requisito tenía para los migrantes expatriados.