Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH comenzarán con la puesta en valor del Templo de Santa Mónica, el recinto religioso más visitado de Puebla, y de los bienes culturales del siglo XVIII que resultaron afectados en incendio.

Las obras que serán intervenidas son: el óleo "Alegoría de la Fundación del Convento de Santa Mónica", ocho pinturas de caballete y los acabados arquitectónicos del inmueble que se vieron afectados. El cromo de la serie "El Santo Viacrusis" será sustituido con una reproducción.

Serán doce restauradores del INAH, divididos en dos equipos los que desmontarán las obras, e intervendrán de manera paralela el óleo de gran formato, las pinturas de caballete y los detalles arquitectónicos.

Fuente: INAH